Oneshot Songfic [Vampire Diaries] Desire

Jandie

Junini-chan
Staff
Tiranía
Registrado
1 Feb 2019
Mensajes
1.058
Reacciones
913
Shibecoins
$10.031
Disclaimer: Ningún personaje de Vampire Diaries no me pertenece, salvo el OC femenino. Basado en la cancion Impossible de Shontelle
Nota: Esta historia es mia, publicada en Wattpad


Desire

Inclinó la cabeza, tan solo un poco..., tan solo una fracción de espacio para mirar hacia abajo. Los recuerdos eran, para su desgracia, de sus calamidades más hermosas.

Ya le habían advertido, se lo habían moldeado a un entendimiento en que su corazón pudiera descifrarlo pero...

¿Qué podía hacer ahora? ¿De qué valdría recordar todos esos comentarios? El daño ya estaba hecho y al final... Ellos habían ganado. Aquellos que siempre estuvieron en contra de esa extraña relación.

Y tú eras fuerte y yo no
Mi ilusión, mi error
Fui descuidada, lo olvidé
Lo hice

Apretó los puños sobre su vientre. Tenía que frenar las ganas de llorar, las desagradables palabras de insultos que estaban haciendo una fila en sus cuerdas vocales. Pero era imposible darle la mirada a ese hombre que escasos minutos era el ángel y el amor de su vida, y que ahora solo se manifestaba en el demonio que muchas personas le habían tildado.

Sí. Ella se cegó y se encaprichó. Todo había sido una ilusión. Una exquisita fantasía.

Y ahora cuando todo está terminado
No hay nada que decir
Te has ido y sin esfuerzo
Has ganado
Puedes seguir adelante.

El silencio se había prolongado en aquel lugar. Ninguno de los dos quería dar su brazo a torcer... Ambos eran tan orgullosos, definitivamente eran un peculiar complemento.

— Es lo único que puedo decirte— el hombre de cabellos negros por fin decidió hablar después del leve puñetazo que ella le había otorgado hace algunos minutos —. Tienes que marcharte, sólo eres una molestia.

Damon Salvatore no tenía la más mínima intención de girarse para ver a la pequeña mujer de cabellos negros quien le daba la espalda. Suspiró, miró la sala de su departamento que tras casi más de seis meses había accedido a alquilarla y desdichadamente con esa mujer que tuvo que aceptar solo por simple pago de una deuda, algo que siempre detesto a duras penas. Él hizo demasiadas cosas para sacarla de allí, a base de incomodos tratos porque no iba a permitir que ella lo cambiara, aun cuando pocos de su clase creyeron que irían a cambiarlo. Aun cuando muchos creyeron que era mejor olvidarse de Elena.

Su arrogancia y perseverancia lo volvió loco en un principio, su esencia aún de niña lo persiguió durante un tiempo hasta que el propio Elijah, su rival natural, posó los ojos en ella. Tal vez eso fue la razón que lo llevó a usarla. Un juego mudo entre vampiros le cautivó, esa diversión que terminó por destruir a esa joven mujer, esa simple humana que solo quería un poquito de amor, algo que perdió años atrás.

Diles que todo lo sé ahora
Grítalo desde las azoteas
Escríbelo en la línea del horizonte
Que todo lo que tuvimos se ha ido ahora

Ella se estaba despedazando por dentro. Quizás su enojo o la ira debían estar presentes pero no fue así. Lo único que sentía era decepción y por más hermoso que él llegó a ser con ella, ahora todo tenía más sentido. Esos vampiros no eran diferentes el uno con el otro. Estaban hechos a la misma medida...Que patética se sentía al pensar que por lo menos él sí era sincero, que sí estaba mostrándose como era en realidad. Así con todos sus demonios internos.

— Eres una humana estúpida, demasiado fantasiosa y tratas de creer que lo puedes hacer todo. No eres una superheroina— Damon fue tajante en su forma de expresar. La compasión era para los débiles —, las mujeres humanas tienen sus límites, y aun en tu especie, están debajo de los hombres. Son débiles y una completa distracción. Mírate que frágil eres, unas simples palabras que te he dicho y sólo te rompiste como una copa de cristal.

Diles que era feliz
Y que mi corazón está roto
Todas mis cicatrices están abiertas
Diles qué yo esperaba que fuera
Imposible, algo muy imposible

Andria apretó los puños sobre su vientre, su corazón estaba destrozado y completamente acelerado. Damon seguía dañándola sin tener reconsideración de que por su culpa se convirtió en un ser de frágil con sentimientos, quien vivió detrás de un muro de hielo que él mismo había destruido para... ¿Para qué?, ¿qué ganaba en hacerle ese daño a alguien como ella? Esa pequeña mujer que le había dado su tiempo, sus secretos, sus cariños, su virginidad..., su vida entera. Le había jurado la fidelidad y guardar su secreto vampírico.

Y muy a pesar de que Elijah le ofreció lo que toda mujer deseaba, ella siempre prefirió al nómada de Damon, ese vampiro que le gustaba andar de errante y alejarse de todos, el que no ofrecía un palacio ni una vida de riquezas, pero sí existir de manera divertida dentro de una aventura.

Cerró los ojos. Lo imposible se hizo posible y ahora ella podía comprender bien por qué él había cambiado radicalmente. Pero él era Damon Salvatore, el primogénito de Giusseppe Salvatore, ese hombre que lo crio de manera abusiva aunque ambos siempre se odiaron, pero el vampiro había adoptado una personalidad frívola y que sucumbió a ser siempre alguien que escupiera el romance. La propia vida lo convirtió en un ser cruel y escaso de tacto para hablar con las personas, y fue mayor cuando su amada Elena falleció. Y por más que quiso cambiar ese pasado... Al final eso se volvió su presente y ahora sería su futuro.

Pelearse con el amor es difícil
Enamorarse de la traición es peor
Confianza rota y corazones rotos

— Ahora toma tus cosas y márchate. Le comunicaré a Klauss que quisiste irte con tus hermanos, no sé, ya veré que cosa inventarle.

¿Cómo podía decirle eso cuando sabía bien que mataría de pena a esa chica? Pero Damon no tenía ningún atisbo de pensar en los sufrimientos de Andria. Ahora, su único problema era ocultar todo rastro de ella aunque muy en el fondo debía de admitir que era difícil, después de casi interactuar muy seguido con ella..., de pasar muchas lunas unidos...

— No mueras estúpidamente o serás mayor carga para mí— no tenía derecho en decirle eso. ¿Con qué confianza se atrevía a advertirle?—. Espero no verte cuando vuelva o no querrás soportar mi impaciencia, créeme que Elijah no está aquí para protegerte.

Él se dirigió hacia la entrada del departamento. Se detuvo unos segundos solo para voltear y ver por última vez a la pequeña mujer. Lo que contempló fue algo esperado. De pie sin darle la mirada para no demostrar el dolor; sin embargo, ella temblaba por la retención de los gritos y lloriqueos. Y no lo tolero más, abandonó su espacio con el fin de olvidarlo todo, de finalizar esa extraña relación, de quemar toda promesa que le hizo.

"Sé mi esposa entonces, y deja que vuelva a la mortalidad para vivir a tu lado, porque ya no quiero andar errante en el mundo. Quiero quedarme en un solo lugar, en tu hogar", fueron sus palabras hace ya un mes atrás, cuando ella lo acunó como un niño pequeño, aquella vez que perdió la cabeza y masacró a simples mortales.

Pensando que todo lo que necesitas está allí
Construyendo fe en amor y palabras
Promesas vacías se desgastarán
Lo sé por tu mirada.

Y ahora cuando todo se ha ido
No hay nada que decir
Si tú terminaste conmigo avergonzándome
Por tu cuenta tú puedes seguir adelante

Ella se mordió los labios hasta asegurarse oírlo salir de la entrada principal. Cuando ya Damon abandonó definitivamente el departamento, ella cayó de rodillas sobre el suelo.

Y se lo habían dicho: Hay que tener cuidado en amar a un vampiro salvaje, especialmente con Damon Salvatore.

Pero no hizo caso a ninguna advertencia. Se cerró a la razón cuando las cercanías de ambos se hicieron más concurrentes. Ella sí se había enamorado de una manera tan obsesiva e inocente, de una manera delicada y fuerte. Mas ahora, todo había terminado y ya no existía palabra que decir, porque todos lo que se opusieron armaron su infierno.

Damon creyó más en sus amigos que en ella. Damon aceptó que le fue infiel con un humano. Damon jamás oyó sus explicaciones. Damon solo dejó que las palabras de otros se convirtieran en su verdad.

Se marchó, Damon se fue de la misma manera en que llegó a su vida. Huyó de allí todo victorioso pues al final eso fue su propósito. Divertirse. Demostrar que su reputación de Demonio Nocturno no era puro chiste.

Diles que todo lo sé ahora
Grítalo desde las azoteas
Escríbelo en la línea del horizonte
Que todo lo que tuvimos se ha ido ahora

Y ella se inclinó aun tocándose el vientre...

Ya no pudo soportar toda la tensión. Explotó de llanto mientras golpeaba el suelo. Maldiciendo su nacimiento, insultando a Dios, maldiciendo a su suerte... Había entregado todo para que él fuera feliz, para que viera el mundo de otra manera, pero solo fue un juego, un entretenimiento y un divertido espectáculo.

Diles que era feliz
Y que mi corazón está roto
Todas mis cicatrices están abiertas
Diles que yo esperaba que fuera
Imposible, algo muy imposible

Pero por más que él fue cruel y malo, no lo maldijo ni habló mal, porque lo amaba, porque su corazón era bobo y esos sentimientos estaban arraigado en lo más profundo de su ser. Damon era su amor, su vida..., su fuerza. Él le había enseñado a vivir y no seguir huyendo del pasado pero ahora..., sí, todo era una falacia imposible de creer.

«Adiós para siempre... Ahora ya eres libre completamente», pensó, pero el recuerdo de aquel acontecimiento que apenas logró huir la destrozó más «Ya ni siquiera lo tengo... Ya no lo tenemos, Damon»

Su único interés era decirle la verdad al vampiro. De contarle lo que estaba pasando o sintiendo, de lo antinatural que estaba suscitándole. Y como lo dijo Klauss: "Esto no lo he visto hace ya muchos años"

Recuerdo que hace años
Alguien me dijo que debería tener
Cuidado cuando se trata del amor

Ella volvió a golpear el suelo. Una y otra vez. Eso era lo único que podía hacer, más ahora que también se alejó del ser que, antes de Damon, le ofreció vivir a su lado cuando obtuviera la edad madura. Elijah se marchó y Damon se fue, dejándola rota como una copa de cristal sin saber lo que en verdad había ocurrido.

Pero no lo culpaba porque al fin y acabo ella falló. Su debilidad fue causante de todo. Su falta de madurez la condujo a caer en ese hoyo.

«Ahora sí puedes promulgar que yo solo fui una más en tu lista. Diles que todo fue parte de un juego» su mente empezaba atormentarla. El dolor físico empezaba a surtir efecto pero ella se negaba a eso «Puedes irte y divulgar todo lo que te dije. Puedes ir y reírte de las cosas que planeamos».

Y no se percató que el dolor no era por el simple hecho de la ruptura sentimental. Sus ojos chocolates se quedaron enfocados en el charco de sangre debajo de sus piernas. Había olvidado lo que Davina le pidió...

... «Sangre», pensó, ya no existía más dolor que haber perdido al ser que amaba y...

— ¡Rayos! —gimió la mujer de cabellos castaños al entrar apresuradamente al departamento—¡Nicklaus! ¡Rebekah!— se agachó asustada al ver el estado en que Andria se encontraba.

La humana seguía abrazando su vientre mientras lloraba. Ahora no había nada allí adentro, nada de lo que pudiera consolarse tras la humillación que recibió por Damon. Ya sabía que era esa sensación de saberse dichosa de traer una vida al mundo.

— ¡Dense prisa! — la hermosa hechicera volvió a llamar. Los hermanos Mikaelson llegaron a toda prisa para encontrar la escena que les perturbó en demasía.

Recuerdo que hace años
Alguien me dijo que debería tener
Cuidado cuando se trata del amor
Lo hice...

— ¡Maldito Damon! ¡Le advertí que aún estaba afectada gravemente desde que vino de ese lugar! —Rebekah pasó su fría mano sobre la frente la menor, más Klauss la cargó hacia la salida siendo seguida por las dos mujeres—. Esto es su culpa.

— Vamos a tener que soportar una rabieta de Elijah cuando se entere —suspiró el Original, su mirada de lastima sobre esa humana era imposible no darse cuenta—; tal y como lo habías dicho Davina.

—¿A qué se refieren? —cuestionó Rebekah.

— Davina— susurró la chica con dificultad—, tarde o temprano lo sabrán si es que algunos ya lo han sospechado— sus ojos chocolates se enfocaron la mirada triste de Klauss, jamás pensó que todos los calificativos contra él fueran mentiras, ese ser sí tenía corazón—. Creo que ya tengo idea de lo que quiso decir Damon con respecto a que las mujeres tienen la capacidad de llevar una vida dentro y traerlo al mundo.

La hermosa vampira se quedó atónita. Su hermano solo cerró los ojos, muy apenado. Davina desvió la mirada.

— No es común que una humana conciba la semilla de un vampiro, es algo antinatural—explicó la bruja, se sentía muy culpable al ver que las manos de la chica estaban con sangre y a su vez enredó los dedos con los del primer Original—; hice todo lo que pude, lo juro.

—El miserable descarriado usó su astucia y seducción para esto. Elijah destruirá mitad de Denver por esto— Klauss apegó más a su pecho a la chica, podía oír lo débil que era los latidos de su corazón—. Rebekah, así como Hayley pudo traer a Hope a la vida, es así como Andria podría haberlo hecho, claro que su cuerpo es demasiado frágil siquiera para soportar al feto en su vientre.

—El señor Elijah tenía razón, traer una nueva vida al mundo era un problema especialmente cuando se es humana —ella comentó sin evitar llorar por eso. Le dolía mucho la pérdida de ese neonato y el rechazo de Damon—; por favor, no se lo digan. Y jamás se lo recriminen a Damon.

—Calla. No digas tonterías, ¿cómo quieres que esto quede así? — Rebekah se mordió el labio inferior, extrañamente, esa humana le agradaba o tal vez se veía en ella lo que alguna vez fue su juventud además de que poco a poco empezó amar a los niños, esos hermanos traviesos que la acompañaban.

—Será como ella lo pida, más ahora que estamos en un momento para no develar este suceso—Klauss acunó el cuerpo débil de la humana —. Si esas brujas o algún vampiro o perro sarnoso se entera de lo que ha ocurrido, tendremos un grave problemas en manos.

Pero para la ingenua chica no esperaba que algo así se ocultara, especialmente cuando Damon era odiado por muchos. Más no pudo ir contra esas ideas, por Dios que lo amaba intensamente, pero también una parte de su ser lo odiaba por no ayudarle a evitar la muerte de ese niño o niña; era penoso más cuando las cosas no estaban precisamente en buen camino. Y ahora que Salvatore le escupió al cariño que le profesó no había duda de que todo fue mentira por parte del vampiro.

«Volví a perder alguien amado. Es imposible amarrar a quienes amo en mi vida. Lo siento», fue lo único que llegó a pensar antes de caer en la inconsciencia. Dejando de oír las voces de Davina y Rebekah.

El amo destruyó la copa de cristal y no tenía intención de juntar las piezas. Esos fragmentos que serían arrojados al olvido, tal vez en algún hoyo de esa tierra.

.

.

.

Soy fan de estas series y pues amo a Damon Salvatore así que este OneShot es parte de un fic que he venido trabajando, espero les guste.