¡Bienvenido!

Puedes sentarte a leer lo que tenemos para ofrecerte, ¡o bien hacerte una cuenta y empezar a participar desde ahora! No cobramos comisiones y damos hermosos regalos.

¡Registrate!

Oneshot +18 Un buen examen

Darknesswolf88

Dios Rey lobo
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
75
Puntos por reacción
119
Awards
0
Hola criaturitas quiero aprovechar esto para agredecerle a Gao Gao su apoyo desde que comencé a escribir hace ya tantos años, bueno sin mas los dejo con la historia esperando como siempre sea de su agrado


Un buen examen


Jeremy un joven lobo de 24 años murmuró en voz baja para sí mismo mientras se sentaba en la sala de espera de la clínica, esperando que lo llamaran. El lupino apenas había prestado atención hasta ahora al interior de la clínica, en su mayoría vacío, pero por lo demás limpio. Sus helados ojos azules se vieron atraídos por la pantalla de su teléfono mientras recorría la lista de videos de YouTube en un esfuerzo por encontrar algo entretenido para pasar el rato. Llegó un poco temprano, pero no debería tardar en pasar. La enfermera se lo había dicho y él quería creerlo.

“¡Jeremy Carter!” gritó una voz

El lobo se quitó los auriculares de la oreja guardó el teléfono en el bolsillo. La enfermera que lo llamaba era un glotón, y ella llevaba una bata blanca y parecía muy profesional. Estaba un poco sorprendido de que ella estuviera sosteniendo una tableta en sus patas, que probablemente era donde había leído su nombre.

“Ese soy yo” dijo el lobo

"El doctor Murray lo verá ahora” dijo la enfermera “Sígame por favor”

El joven lobo siguió a la enfermera con pasos cortos para no adelantarle. La enfermera una puerta que daba a otra habitación e hizo un gesto para que Jeremy entrara primero. El canino miró alrededor de la habitación No se veía diferente de ninguna sala de exámenes médicos que había visto antes. Escritorio, silla, libros y folletos médicos, carteles de plástico sobre anatomía, una mesa de examen y una pantalla plegable para la privacidad en caso de ser necesario. Incluso el olor era el mismo, un jabón súper poderoso que usaban para mantener las cosas más limpias.

“Traigo a su cita doctor” dijo la enfermera

"¡Ah, sí!" dijo un oso quien se levantó de su escritorio para estrechar la pata al lupino “Soy el doctor Murray”

“Mucho gusto, yo soy Jeremy Carter” dijo el lobo estrechando la pata del ursino

"Por favor, siéntese en esa silla" dijo el Dr. Murray haciendo un gesto hacia el escritorio "simplemente me lavaré las patas y comenzaremos. ¡No te necesitare de momento Caytlin!”

“Entendido doctor. Estaré en la oficina". dijo la enfermera

"Gracias, Caitlyn" murmuró el oso

Jeremy se sentó en la silla de plástico azul mientras observaba distraídamente al Dr. Murray irse a lavar bien las patas en el fregadero antes de secarse. Se inclinó un poco hacia adelante para hacerlo, lo que significaba que el lupino podía ver el contorno de su trasero y su cola debajo del dobladillo del abrigo que, por lo tanto, estaba más apretado contra él. Los profundos ojos verdes del oso se arrugaron cuando sonrió al joven lobo mientras sacaba toallas de papel de un dispensador de pared.

"Entonces, ¿cómo estás, Jeremy?” el médico le preguntó mientras se sentaba en la silla tras el escritorio

“Bueno he estado bien hasta ahora” respondió el lupino

“Esa es una declaración muy amplia, pero puedo ver que eres un joven en su mejor momento” dijo el oso

"Uhm ... ¿gracias?" dijo Jeremy, no estaba seguro de cómo tomar el comentario del médico

"¡Considéralo una opinión experta!" dijo el Dr. Murray sonriendo “También tengo algunas otras preguntas para empezar. ¿Comes y duermes bien? ¿Has estado enfermo recientemente?

"Bueno, trato de mantener mi comida, ejercicio y tiempos de descanso equilibrados todos los días ... y no creo que haya tenido ningún resfriado o algo así últimamente" respondió Jeremy

“Eso es bueno, ha habido muchos casos de resfriado últimamente ” dijo el oso

“Supongo que tengo suerte de no haber pescado uno entonces” reflexiono el lobo

"Dejando de lado ese mocoso negocio, me complace saber que te sientes bien” dijo el Dr. Murray “¿Qué tal si te quitas la camisa? Será mejor que empecemos con unas pruebas básicas, no tomar mucho tiempo

"Claro" dijo Jeremy, moviendo sus patas al dobladillo de su camiseta y sacándola de su cuerpo. Colocó la camisa en la silla vacía a su lado, doblándola un poco descuidadamente

"Bien, bien. Pareces ser el tipo que hace mucho ejercicio" dijo el Dr. Murray con un murmullo, luego hizo un gesto hacia la mesa de examen al otro lado de la pequeña habitación "Quizás puedas sentarte allí"

Jeremy asintió y se subió a la mesa de examen forrada de cuero y se sentó en el borde, observando cómo el doctor Murray sacaba un estetoscopio y se lo acomodaba en las orejas.

"Solo escucharé tu corazón y pulmones brevemente. Dudo que haya sorpresas desagradables, pero es el procedimiento estándar" dijo el oso con una sonrisa "Esto puede sentirse un poco frío"

El oso no bromeaba esta vez, el extremo del estetoscopio realmente se sentía frío.

"Solo relájate y respira dentro...y fuera" dijo el ursino

Jeremy hizo lo que le ordenaron. El oso movió el estetoscopio sobre su pecho y lo presionó en algunos lugares, luego sobre su espalda mientras continuaba respirando profundamente según las instrucciones,

"Por favor guarda silencio en lo que escucho tu corazón" dijo el oso

El doctor Murray pasó algún tiempo con su estetoscopio sobre el pectoral izquierdo de Jeremy. El joven lobo no estaba seguro de cuánto tiempo tenía que escuchar a su corazón para hacer un diagnóstico, pero finalmente, el doctor apartó el estetoscopio y lo volvió a guardar en el bolsillo de su bata blanca.

"Todo bien" dijo el Dr. Murray "¿Podrías por favor volver a la silla ahora? Revisaré tus glándulas y tu garganta a continuación"

Las cejas del lupino se fruncieron en una ligera confusión. Recordaba por sus clases de biología en la preparatoria que habían varias glándulas en su cuerpo. Sin embargo obedeció la instrucción del médico y se volvió a sentar en la silla de plástico azul, volviéndose hacia el oso, expectante.

"Solo mírame ... y quédate quieto " dijo el ursino

El oso colocó sus patas alrededor del cuello del lupino, se sentían cálidas y sorprendentemente ligeras en su tacto. El Dr. Murray puso sus patas bajo la mandíbula de Jeremy y presionó en varios lugares. Chasqueó su lengua cuando apartó sus patas.

"No hay nada notable allí" dijo el médico "Dudo que tengas alguna infeccion, creo que sabes lo que sigue"

El oso alcanzó una lata de acero inoxidable de la que sobresalían muchos trozos de madera, como palitos de helado. Esos Jeremy los reconoció entre los implementos médicos en el escritorio. Había algunas otras cosas familiares allí también, y muchas otras extrañas también. El Dr. Murray y tomó uno de los palos en su pata y puso una pequeña linterna en la otra, la forma y el tamaño de una pluma gorda.

"¡Ahora abre y di ¡aaah!" instruyó el médico

El joven lobo de sentía tonto mientras lo hacía, pero obedeció de cualquier manera. Jeremy pudo sentir el palo presionando su lengua mientras el oso miraba por su boca y la parte posterior de su garganta con la linterna. El Dr. Murray retiró el palo antes de que pudiera sentirse incómodo, y rápidamente lo arrojó en un bote de basura amarillo etiquetado con el símbolo de desechos biológicos.

"Bueno, todo parece estar bien allí, sin inflamaciones ni nada" comentó el doctor con una sonrisa

"Gracias" dijo Jeremy sonriendo

"Dientes de aspecto perfectamente sano, también. Ahora, me gustaría que te pusieras de pie y te alejes de mí. Solo párate con los brazos a los lados, por favor" dijo el oso

Jeremy asintió, se puso de pie y se volvió hacia la pared opuesta al médico y estiró los brazos a los lados. No pudo evitar flexionar los hombros un poco. A decir verdad, estaba empezando a sentirse un poco frío en la habitación, pero sentía que era un asunto trivial, así que se mantuvo en silencio. Podía sentir los agudos ojos del doctor sobre él mientras el oso se alejaba.

"Nada parece estar mal a primera vista ... ¿te inclinarías hacia delante, como si tratara de tocar tus dedos de los pies por mí? Inspeccionaré la curvatura de tu columna vertebral" dijo el Dr. Murray

"Por supuesto" dijo Jeremy obedeciendo la instrucción del médico

El lupino sintió los dedos del oso en su espina. Le dio un poco de pausa. No había esperado que la inspección implicara un contacto físico real. Los dedos del oso presionaron bastante firmemente y se movieron a lo largo de ambos lados de su columna vertebral. Tiró de sus patas lentamente hasta el punto donde la columna vertebral se estrechó en la base de su cola.

"Todo está perfectamente" dijo el médico

"Hmmhmm..." fue todo lo que Jeremy pudo decir mientras se levantaba lentamente de su posición doblada. Hizo un pequeño estiramiento. "Entonces, ¿qué más, doctor?"

El oso se frotaba las grandes patas cuando el lobo lo miró por encima del hombro y luego se volvió para mirarlo, con la cara llena de curiosidad.

"Ahora debes quitarte el resto de la ropa" dijo el médico de manera práctuca

"Espera... ¿qué?" dijo Jeremy

"Lo siento si salió de la nada. Bueno en tu archivo dice que te vas a someter a un examen físico de todo el cuerpo" dijo el oso con una sonrisa "Es hora de un examen más completo, estoy seguro de que lo entiendes"

El joven lobo se sonrojo. No se imagino que un examen completo significaria que estaría desnudo.

"No te preocupes, tu secreto se queda conmigo, Jeremy" dijo el oso

"Jaja... está bien, entonces" dijo el lupino riendo nerviosamente mientras ponía sus patas en el elástico de sus pantalones cortos "Entonces, debería sentarme para esto o ..."

"Oh, deberías seguir de pie por ahora" dijo el Dr. Murray "Puedes poner tu ropa en la silla. Están a salvo allí. El examen no durará mucho"

"Esta bien..." dijo Jeremy

El joven lobo se quitó los zapatos y se bajó los pantalones cortos. Se detuvo vacilante cuando sus dedos bajaron su bóxer, pero con un suspiro casi inaudible, el joven lobo se quitó la última pieza de tela de su cuerpo. Casi instintivamente, sus patas fueron a cubrir sus partes privadas justo cuando colocaba su ropa en la silla vacía. El doctor Murray simplemente sonrió profesionalmente mientras estudiaba al macho canino que tenía delante. Sus ojos verdes vagaban por toda la musculatura firme del lupino de arriba a abajo.

"Tienes una figura bonita y robusta. Realmente te cuidas bien, Jeremy" el Dr. Murray comentó con un gesto de aprobación

"Supongo" dijo Jeremy, realmente no había esperado que el examen se redujera a comentarios sobre su cuerpo de esa manera

"Ahora... este es un viejo favorito ... al menos en el Ejército" dijo el oso "Pero te aseguro que no tienes nada de que preocuparte, tendré que agarrar tus testículos y tocar tu muslo interno para asegurarme que todo funciona"

"Oh..." dijo Jeremy sonrojado

"No te preocupes, no soy famoso por mis patas frías" dijo el Dr. Murray "Estarás a salvo conmigo a cargo"

"Está bien, si debes..." dijo Jeremy

El oso se acercó un poco más antes de colocar su pata en su lugar. Jeremy se retorció un poco cuando los dedos del médico tocaron sus bolas. No era como si el oso los estuviera acariciando o algo, pero ciertamente se sentía extraño.

"Ahora solo relájate...mientras toco aquí" dijo el médico

Los dedos del oso le tocaban el muslo. Sólo un momento después, la pata en sus bolas se apartó Independientemente de lo que había estado buscando, obviamente lo había encontrado, aunque Jeremy no estaba seguro de si realmente había sucedido algo.

"Ahora eso no fue tan malo, ¿verdad?" el oso señaló

Jeremy no estaba segura de qué sentir, o decir, exactamente. Se sentía extraño.

"Ahora dime, Jeremy" dijo el oso con un tono profesional "¿te examinas los testículos con regularidad?"

"Erm ... ¿Q- qué quieres decir?" preguntó Jeremy

"Seguramente has oído hablar de la recomendación de que todos los machos examinen sus testículos una vez a la semana en busca de bultos, hinchazones y cosas similares, ¿signos de problemas ahí abajo?" preguntó el oso

"Ah ... podría haber oído hablar de eso ..." respondió Jeremy "¿Supongo que va a realizar ese examen?"

"No solo buscamos problemas aquí, también intentamos evitar que sucedan en primer lugar" declaró el oso

Jeremy se estremeció ante la idea misma de "problemas" en esa parte de su cuerpo.

"Por lo tanto se recomienda todos los jóvenes examinarse una vez por semana, deberías acostarte en la cama boca arriba para que demuestre el procedimiento" dijo el médico

"Está bien, está bien ..." dijo Jeremy

Con resignación el lobo desnudo, volvió a la mesa de examen, esforzándose por no sentirse demasiado nervioso mientras esperaba a que el doctor Murray comenzará el procedimiento.

"Relájate, esto no dolerá" le aseguró el oso con una sonrisa

A pesar de las palabras del médico el lobo estaba nervioso. Volvió la cabeza para ver al doctor Murray ponerse unos guantes de goma sobre las patas y se quedó cerca del extremo de la cama de examen.Hasta ahora, no se veían dispositivos de apariencia intrusiva, lo que para Jeremy fue un alivio. Realmente no quería que sus bolas fueran tocadas por algún instrumento.

"Solo trata de relajarte, Jeremy" murmuró el oso mientras flexionaba sus gruesos dedos. Estaba mirando al lobo con total indiferencia, como si estuviera a punto de tomar su temperatura y no otra cosa "Esto ciertamente no dolerá. Sé muy bien cuán sensibles pueden ser esas partes"

La cola de Jeremy se movió nerviosa. Las palabras del médico no ayudaban a calmarlo, de eso estaba seguro.

"Ahora levanta las rodillas un poco hacia tu pecho y doblalas" ordeno el oso

El médico uso sus patas para hacer un pequeño ajuste para colocar las patas del lobo a su gusto. Jeremy nía las rodillas levantadas y las patas planas apoyadas contra la superficie de la cama de reconocimiento. Se sentía como una posición altamente expuesta, considerando donde estaba ahora el oso, tenía una vista perfecta tanto de su funda como de sus bolas.

"Esto es bastante simple, en realidad, Jeremy" dijo el oso "uno simplemente agarra el saco escrotal de esta manera..."

Jeremy casi se quedó sin aliento cuando el oso rápidamente tomó sus bolas en su pata. Los dedos se sentían exactamente tan grandes como antes, pero afortunadamente cálidos. Ni siquiera se atrevió a pensar cómo se habría sentido tener unos dedos fríos alrededor de sus bolas. Dejó escapar un suspiro cuando sintió que los dedos del doctor apretaban ligeramente, haciendo rodar sus bolas suavemente en su palma. Los movimientos de apretar y rodar continuaron por un tiempo, y el lupino tuvo que morderse el labio para evitar soltar el gemido que había amenazado con salir de su hocico. No era como si pudiera evitarlo. La sensación no era tan diferente de tener sus pelotas acariciadas ... de una manera totalmente no clínica. El joven lobo podía sentir su funda volverse más gruesa a medida que sus partes eran estimuladas, trato de distraer su mente para evitar que su miembro saliera. Eso si sería algo vergonzoso, tener una erección durante el examen, de seguro sería la burla de sus compañeros en la oficina si se enteraran. Afortunadamente para el lupino todo termino antes de que algo sucediera.

¡Todo listo!" el oso anunció "¡Y no se ha encontrado nada inusual, también puedo decir!"

Jeremy dejó escapar un suspiro, tanto por el alivio de que el médico no había encontrado ningún problema como por el hecho de que las patas habían dejado sus testículos. No estaba seguro de cuánto tiempo podría aguantarlo más. Con eso, se sentó, levantando las rodillas y la cola alrededor de sí mismo de una manera un tanto protectora.

"¿Algo más, doctor?" preguntó Jeremy mirando hacia la ropa en la silla

"Sólo una cosa más" dijo el Dr. Murray "También tendré que examinar tu glándula prostática"

"Mi próstata..." murmuró Jeremy

"Bueno si, no queremos que haya alguna complicación ahora ¿Verdad?" dijo el oso

"¿Es realmente necesario...?" preguntó Jeremy

"Es importante controlar y detectar cualquier anomalía en la próstata más temprano que tarde" declaró el oso con naturalidad "Después de todo, el cáncer de próstata es la forma más común de cáncer entre los hombres. Además, por supuesto, hay otros problemas que pueden manifestarse a una edad más temprana, que son menos graves pero que pueden ser molestos"

"Yo ... bueno, está bien, cuando lo pones así" dijo Jeremy con las orejas acostadas en su cabeza

"Perdóname si sonó brusco. No tenía la intención de asustarte, Jeremy" dijo el oso sonriendo

"Entonces, si debes ..." murmuró el lupino

"Acuéstate sobre tu costado derecho de cara a la pared" dijo el oso "Voy a buscar un par de guantes nuevos y un poco de lubricante quirúrgico, para facilitar las cosas"

"Esta bien..." dijo Jeremy

El joven lobo instintivamente tragó mientras se giraba hacia la pared. Su cola se movió nerviosamente mientras trataba de no pensar en la próxima ronda de pruebas. Esperaba que no fuera demasiado incómodo ... principalmente para él. El médico probablemente lo había hecho cientos de veces, eso no lo hizo sentir mejor, había escuchado todos los chistes sobre tales exámenes antes, incluso de su padre, que probablemente tenía la edad suficiente para necesitar uno de verdad. De repente escuchó el sonido del lubricante siendo aplicado en las patas del médico, eso no alivió sus preocupaciones.

"Está bien, solo insertaré un dedo a través de recto, buscaré y sentiré la próstata por cualquier cosa inusual" explicó el doctor oso

"E-eh ... uh ... está bien" respondió Jeremy sintiendo su corazón golpear su pecho con fuerza

El joven canino intentó no pensar en nada en particular cuando sintió los dedos enguantados y lubricados del médico presionando contra la hendidura de su culo. Se sacudió ligeramente cuando sintió que el lubricante frío hacía contacto con la piel sensible de su parte posterior. Mordiéndose los labios, Jeremy sintió como el dedo del oso entraba en su interior, subiendo con un movimiento circular. El ursino sostenía la cola del joven lobo mientras él movía más de su dedo en las profundidades del canino hasta encontrar su destino. Jeremy no tenía dudas de que el médico había encontrado lo que buscaba. El golpe del dedo enguantado en su próstata hizo que su interior se sacudiera. Se preguntó qué pensaba el doctor al respecto, si era una reacción normal al sentir algo así. Sus esperanzas de que el procedimiento terminara tan rápido como comenzó se desvanecieron lentamente cuando el doctor Murray continuó masajeando su próstata. Jeremy trató desesperadamente de pensar en momentos vergonzosos de su vida, pero cada vez que el médico le hacía cosquillas en la próstata, sus pensamientos se desviaban hacia más ... recuerdos indecentes. Irritado se dio cuenta de que su funda estaba bastante gruesa, retenida solo por los muslos que le sujetaban la entrepierna. Si separaba sus piernas, su miembro seguramente saldría de su funda. Jeremy intentó no pensar en esa situación potencialmente embarazosa mientras contenía otro gemido cuando el doctor Murray presionó su dedo contra su próstata, contaba los segundos que faltaban para que la prueba terminará. Finalmente para su comodidad el médico sacó su dedo de su interior, había sido peor de lo que había escuchado, no había esperado que el oso hurgara en su interior tanto tiempo, aunque fue extrañamente placentero.

“¿Qué… ha encontrado?” preguntó Jeremy sonrojado

El joven lobo escuchó como el oso se quitaba los guantes y los tiraba en la basura, se sintió extrañamente feliz por eso también. No se atrevió a moverse, ya que su funda y sus piernas eran prácticamente lo
único que impedía su erección. Esperaba que el doctor le diera más tiempo para ... calmarse antes de decirle que se moviera, igual que fuera el último examen

“Hmmmm” murmuró el oso

"¿Sí?" cuestionó Jeremy mientras se acomodaba con su cola entre las piernas para cubrir su entrepierna y de esa manera poder ver al médico, no le agradó que tardará en responder

"No detecté nada alarmante, pero, creo que hay un indicio de congestión vesicular allí, creo, por lo que sentí durante el examen” respondió el oso

"¿Qué ... qué es esta congestión vesicular?" preguntó Jeremy tragando saliva, no le agradaba el sonido de eso

"No es nada serio, pero podría afectar tu función reproductiva más adelante” respondió el ursino “Tendré que hacer algunas pruebas más, naturalmente, por supuesto no doleran”

El joven lobo no estaba contento de escuchar que tenía que pasar por otra prueba. Sin embargo por lo dicho por el médico era algo que se tenía que hacer. Los problemas en ese departamento no eran algo que quisiera sufrir.

"Está bien, doctor. ¿De qué se trata esta prueba?" cuestionó el lupino

"Oh, es bastante simple" dijo el oso con una sonrisa “Tendré que tomar una muestra de tu semen”

A Jeremy le tomó un tiempo procesar lo que el médico ursino acababa de decir. Sintió que su cara se volvía completamente roja.

“¿Mi...qué?” preguntó Jeremy

"Es posible que exista un bloqueo estructural que cause la congestión vesicular", explicó el médico mientras buscaba el equipo que iba a usar "una eyaculación fuerte suele ser suficiente para aclararlo"

Las fauces de Jeremy se abrieron ante la palabra "eyaculación". Esta no era de ninguna manera el tipo de conversación que había imaginado que tendría con el médico durante su examen físico.

“Tú próstata produce y almacena líquido seminal, Jeremy” dijo el oso . "A veces las cosas pueden llegar a bloquearse un poco , por así decirlo. Una eyaculación enérgica generalmente aclara esta condición”

Jeremy tuvo la extraña sensación de que escuchaba y entendía cada palabra que el oso decía, pero su cerebro se negaba a comprender lo que el médico realmente quería decir con todo esto en estas circunstancias.

"Se requiere una eyaculación para eliminar la congestión de las vesículas" dijo el oso, de nuevo como una cuestión de hecho

El ursino abrió una pequeña caja de cartón en su escritorio y sacó algo, lo suficientemente pequeño como para que caber en su pata e impedir que el canino viera que era.

“Bueno, pero…. ¿cómo dices que funcionaría realmente?” preguntó Jeremy . "Tú ... dijiste que ni siquiera tengo nada malo pasando ... ahí …¿y todavía crees necesitar tomar una muestra?”

"Es tanto el examen como la cura para cualquier problema potencial" respondió el Dr. Murray “Si pudieras acomodarte en la mesa con tus patas y rodillas sobre ella, por favor”

“¿Di-disculpa?” cuestionó Jeremy

"Necesito que te acomodes sobre tus patas y rodillas sobre la mesa” respondió el oso

"Solo una pregunta ... ¿cómo va esto a… no importa” dijo Jeremy agitando su cabeza, mientras se subía a la cama de examen, sintiéndose extremadamente avergonzado. Su cola se agitaba nerviosamente ed. Internamente, se dio cuenta de que se había colocado en una posición terriblemente expuesta, y familiar de una manera no clínica "Todavía no sé cómo voy a ... ¿no me vas a dar la taza?"

"Ah ...si estás pensando en cómo se hacen en la clínica de fertilidad ... no es así como lo hacemos aquí. Sin taza ni revista” dijo el oso

“Entonces...como…” dijo Jeremy tragando saliva cuando vio al oso ponerse otro par de guantes

“Solo trata de relajarte”dijo el oso mientras jugueteaba con lo que había sacado de su escritorio

Desde su posición, era un poco difícil de ver, pero Jeremy finalmente pudo distinguir un pequeño envase cuadrado. Su boca se abrió de nuevo cuando reconoció la forma de un condón.

“¿Espera para que es eso?” preguntó el canino

"Para la recogida de lo eyaculado” respondió el médico

"Ejem ... ¿Tiene que seguir repitiendo esa palabra, doctoe?" Jeremy dijo con un suspiro

"No le veo ningún problema" replicó el oso desconcertado Es un término descriptivo, como ... epistaxis, o ... vagina"

Jeremy no tenía idea de lo que significaba "epistaxis” , sonaba terrible, fuera lo que fuera, pero "vagina" era bastante directa, incluso si era sorprendente escuchar que el médico lo decía tan fuerte. Se puso rígido cuando sintió al médico deslizar su pata y agarrar su funda. El oso comenzó a masajearlo suavemente, sacando a su miembro de su cubierta protectora carnosa.

"¿No puedo hacer eso...yo?” preguntó Jeremy

El joven lobo podía sentir como su miembro iba saliendo de su funda, no tomó mucho tiempo ya que las pruebas anteriores lo habían estado excitando, pero aun así se sentía avergonzado de estar completamente expuesto, entonces sintió cómo le ponía el condón en su miembro rodandolo para cubrirlo por completo. Jeremy intento no gemir, a pesar de lo raro de la situación se sintió mejor de lo que debería.

¿Realmente no hay… otra forma de hacerlo?” preguntó Jeremy

"No, a menos que quieras que inyecte un anestésico local en tus testiculos y polla e inserte un tubo en tu uretra para la toma de la muestra” respondió el ursino

Jeremy se estremeció ante la idea.

"Está bien, está bien ... mmh ... solo haz lo que debes ... ah ..." jadeó Jeremy

“Solo mantente relajado” dijo el Dr.. Murray mientras continuaba bajando el condón y apretaba el nudo sensible del lupino

La cola del lobo se movía de un lado a otro mostrando lo nervioso que estaba su dueño.

“Jeremy, si pudieras mantener la calma” dijo el oso

“L-lo siento...realmente no estoy acostumbrado a algo como esto” dijo el lobo

“No muchos lo están, no te preocupes, pero necesitas mantener la calma” dijo el oso esquivando la cola del lobo "Creo que necesito un poco de ayuda aquí ..."

El joven lobo frunció el ceño de asombro al sentir que la pata del oso se alejaba de su miembro y volteó a ver al médico. El lupino vio al oso buscar algo debajo de la mesa de examen. Jeremy se preguntó qué estaba haciendo el oso. Tal vez estaba ajustando la cama de examen, de alguna manera. En cambio, vio que el oso sacaba varias tiras largas de algún material de debajo de la cama.

"¿Qué es eso?" preguntó Jeremy

“Algo que nos va a ayudar a mantenerte quieto durante el procedimiento” respondió el Dr. Murray sosteniendo varias tiras gruesas y acolchadas de tela azul en sus patas

“Eso parecen cinturones….” dijo Jeremy

"¡En efecto!" dijo el oso alegremente “Esto nos ayudará para que pueda tomar la muestra”

"¿De verdad quieres decir que tengo que estar atado?” preguntó el lupino con el ceño fruncido

“Bueno sí, es la única manera en que pueda tomar una muestra de tu semen sin tener que lidiar con tu cola, Jeremy” respondió el médico

“L-lo siento por eso…” dijo Jeremy sonrojado

"No te preocupes, no te preocupes” dijo el oso amablemente “Esto no dolerá, pero realmente necesito que estés quieto Jeremy”

Jeremy ciertamente no quería estar atado, pero parecía no tener elección.El oso actuaba como si no fuera un problema, pero Jeremy no estaba tan seguro, el ursino no era quien tenía el culo al descubierto ni quien se sometería a un procedimiento que el lupino no había esperado cuando llegó para su examen físico.

“¿Es la única manera?” preguntó Jeremy

“Es la manera más segura” respondió el médico

“Bueno.. si tiene que hacerlo” dijo Jeremy resignado

El joven lobo vio al médico atando las correas acolchonadas alrededor de sus patas, muñecas y tobillos. Para su vergüenza, las correas alrededor de su tobillo llegaban hasta las piernas y hasta la cintura, donde una correa rodeaba su cola para sostenerla para que no se interpusiera en el camino. Le recordaba a un tiempo pasado con un amigo. Por supuesto, dicho amigo no era médico y las actividades no tenían nada que ver con un chequeo clínico, Jeremy sintió que su polla palpitaba ante el pensamiento.

"Creo que ya estás listo ..." dijo el oso. Comprobó las ataduras alrededor de la muñeca derecha de Jeremy antes de regresar detras del lupino

Jeremy se sentía realmente muy expuesto, la forma en que estaba a cuatro patas y ahora apenas podía ajustar su posición, con sus piernas y brazos asegurados a la mesa de examen Su cola estaba atada, y eso significaba que el oso estaba mirando directamente a su culo. En cierto modo, era peor que el examen de próstata

“Eso espero… no quiero estar mucho tiempo así” gruño Jeremy

“Esto por lo general no toma mucho tiempo” dijo el doctor

El doctor Murray deslizó de nuevo una pata entre las piernas del lobo agarrando el trozo de carne color rojo: Jeremy suspiró cuando sintió que el médico bajaba su miembro para hacer que apuntara a la mesa de examen, esto hizo que su miembro palpitara en el agarre del oso. Los suaves gemidos y jadeos de Jeremy eran el único sonido que se podía escuchar en toda la pequeña habitación durante los siguientes minutos. Las restricciones impidieron movimientos innecesarios, mientras el doctor seguía estimulando el miembro del lobo. El lupino estaba empezando a sudar por mantener la posición, así como también por las constantes caricias que su miembro estaba recibiendo. Jeremy se preguntó cuánto duraría esta prueba, ya que estaba empezando a sentirse adolorido de estar en la misma posición, incluso más que eso no estaba cerca de eyacular. En cualquier otro escenario, podría encontrar la actividad sexualmente estimulante pero en este momento, el impulso simplemente no estaba allí. El médico se percató de ello y apartó la pata del miembro de su paciente

“¿Q-qué sucede doctor?”preguntó Jeremy mirando hacia el oso

“Bueno Jeremy, supongo que eres más resistente en comparación con otros” respondió el médico

Jeremy no estaba seguro de que decir al respecto.

"La mayoría de mis pacientes ya habrían proporcionado la muestra requerida” dijo el oso . "O esto significa que tienes una cantidad inusual de resistencia sexual, o que de hecho la congestión vesicular lo está causando ..."

"¿Es ... es eso realmente malo?” preguntó Jeremy

"Me temo que sí" respondió el oso "Es justo lo que me preocupaba. La congestión puede causar dificultades para alcanzar un orgasmo y la eyaculación"

“Doctor, ¿Está seguro que no son por la circunstancias? quiero decir estas no son las mejores para ello” dijo Jeremy

“Puedes tener cierta razón, pero no te preocupes tengo una manera de solucionarlo” dijo el oso

“¿Cómo qué?” cuestiono Jeremy

“Tendré que estimular tu próstata” respondió el médico "Para liberar la congestión y promover la eyaculación"

“¿Está seguro de que no necesito más tiempo ... para usted sabe?” preguntó Jeremy

"No me gustaría causar rozaduras” respondió el Dr. Murray

“Oh… por supuesto” dijo Jeremy resignado

“No te preocupes Jeremy, me asegurare que no experimentes ninguna molestia” dijo el oso

"Sí, bueno, ya estoy bastante incómodo" pensó Jeremy

El lupino se mordió el labio cuando escucho el sonido del lubricante cayendo en la pata del oso. Jeremy dejó escapar un suave jadeo cuando sintió el dedo del ursino presionar contra su ano expuesto y su otra pata sostenia su miembro erecto. Casi se sentía como si el oso hiciera cosquillas en su agujero para hacer que los músculos cedieran y lo dejaran hundirse profundamente… lo que sucedió.

“Ves, no es tan malo” dijo el oso

Jeremy trató de relajarse, lo que encontró difícil, el dedo del oso en su interior ya había ido lo suficientemente profundo como para encontrar su próstata, y la presión sobre la glándula le hizo contraer su culo apretando el grueso dedo del ursino. Su cuerpo se estremeció cuando el médico masajeó lentamente el punto sensible en las profundidades de su culo mientras simultáneamente lo masturbaba. Distraído o no, su hocico se abrió en un gran O cuando sintió que otro dedo entraba en su interior. Un gemido bastante fuerte escapó de sus labios, y Jeremy se sonrojo al escuchar la suave risa del oso.

"Una respuesta perfectamente natural, Jeremy, nada de qué avergonzarse” dijo el médico mientras apretaba el nudo de su paciente para estimularlo “Esperemos que con este masaje obtengamos la respuesta deseada”

“Ngh…” jadeó Jeremy

"Por supuesto, si hay alguna molestia, debes decirme Jeremy” dijo el oso mientras continuaba el masaje tanto externo como interno

“P-por supuesto” exclamó el joven canino

Jeremy visiblemente se agitó y se movió bajo los cuidados del médico. Los gemidos de placer salieron un poco más libremente del hocico del canino mientras sentía como el médico masajeaba su próstata y acariciaba su miembro apretando su nudo de vez en cuando. El efecto de la estimulación adicional pronto se hizo evidente, a medida que las respiraciones del lupino se hicieron más irregulares y su culo apretó los dedos del oso con fuerza. De repente, la presión sobre su próstata desapareció, así como los dedos alrededor de su polla, por segunda vez. Jeremy espiró hondo para calmarse, preguntándose por qué el médico se había detenido otra vez.

“¿Q-qué sucede?” preguntó el lupino

"Bueno, ciertamente eres resistente ..." respondió el oso

El lobo volteó a ver al médico y vio que el oso buscaba algo en los cajones de su escritorio.

"Parece que ahora es el momento de estimular adecuadamente Jeremy” dijo el Dr. Murray “No te preocupes, no dolerá ya que te he estado preparando bien para la sonda”

Jeremy solo podía mirar incrédulo lo que el médico había dicho que era la sonda, era más bien un juguete sexual pintado de blanco. Definitivamente era un consolador. Los ojos del canino se desviaron hacia el otro artículo en las patas del doctor. La forma era igualmente sospechosa. Una cosa corta, gomosa, negra ... sujeta por una banda elástica con un cierre en cada extremo. A Jeremy le tomó un momento reconocer eso.

“Doctor… ¿Es realmente necesario?” preguntó Jeremy nervioso

"Puede parecer un juguete sexual, pero te aseguro que no lo es, en cuanto a esto” dijo el médico alzando la mordaza “Te ayudará a relajarte ya que ... el sondeo podría ser demasiado intenso”

"P-pero seguramente ..." dijo Jeremy

"Oh créeme, Jeremy” dijo el oso caminando de nuevo hacia donde estaba el lobo atado . "He visto que algunos casos difíciles tienen un gran problema para alcanzar un orgasmo, pero una vez que tienen esto en sus fauces, ¡todo va muy bien! Algo sobre canalizar lo físico y tensión mental, creo, y dándoles a tus dientes algo que hacer también, según me han dicho”

"¿Qué quiere decir con intenso?” preguntó Jeremy

"Bueno, como te habrás dado cuenta he usado mucha fuerza para estimular tu próstata y aun no has eyaculado” dijo el oso “La sonda será mucho más intensa”

Jeremy no podía ver la llamada sonda en este momento, pero sí recordaba cómo era, hasta su tamaño amenazador.

“H-hace que parezca que no podré caminar justo después, doctor” dijo Jeremy

"Oh, estoy seguro de que la experiencia será bastante relajante" dijo el oso r. "¿Debemos proceder ahora? Odiaría tener que empezar todo de nuevo, por así decirlo ..."

"Ugh ... está bien, entonces, solo haga lo que tenga que hacer , ¿eh?" exigió el lobo “No crea que puedo aguantar esto mucho más”

"¡Entonces es mejor que sigamos adelante!" exclamó el oso Voy a deslizar esto en su lugar ..."

El doctor Murray levantó la mordaza y la presionó contra los labios de Jeremy. El joven lobo separó sus fauces para aceptar el extraño objeto oblongo de goma en su hocico. No le dolía, pero morderlo se sintió extraño. El médico tiró de las correas alrededor de su cabeza y las apretó en el extremo antes de tirar de la correa para apretarla alrededor de su cabeza.

“¿Está muy apretado?” preguntó el médico

Jeremy negó con la cabeza. Satisfecho de que su paciente estaba cómodo, el doctor Murray, una vez más, centró su atención en la firme parte trasera del lupino. Él lubricó la sonda, asegurándose de que cada pulgada de la superficie estuviera cubierta por el líquido viscoso y resbaladizo. El oso también aplicó generosamente más lubricante a la superficie de la hendidura anal de su paciente, haciendo que el lobo murmura y gimiera.

“Respira hondo Jeremy” instruyó el oso, empujando el consolador en el interior del lobo

El joven lupino se contrajo y sus extremidades se movieron en sus restricciones cuando sintió que su culo se abría de par en par. Si bien tenía cierta experiencia con juguetes exóticos de gran tamaño, la repentina intrusión de la sonda fría y gomosa se sentía incómoda.

"Respiraciones profundas, Jeremy, respiraciones profundas” murmuró el doctor Murray, mientras empujaba unos centímetros más de la sonda en el culo del canino

El oso procedió a deslizar la sonda un poco hacia atrás, antes de empujar de nuevo. El médico no esperó antes de repetir el movimiento. Si no fuera por la mordaza que rodeaba su hocico, los fuertes y agradables gruñidos y gemidos de Jeremy seguramente se hubieran escuchado en toda la clínica. El grosor de la sonda ejerció una fuerte presión sobre su próstata e hizo que la polla del lobo palpitara. . El oso lo había dejado de lado por el momento, necesitando dos patas para la inserción inicial de la sonda, lo que significaba que su polla latía intacta, aunque muy rígida, entre las piernas de Jeremy,

“Creo que se está logrando la respuesta de la próstata” dijo el oso

El oso pellizcó la punta del miembro de Jeremy, lo que hizo que el lupino se estremeciera.

“Bien ya excreta algo de líquido preseminal” dijo el médico

Jeremy gimió mientras el doctor continuaba metiendo y sacando la sonda mientras apretaba su nudo, las olas de placer se acumulaban en el cuerpo del lupin, su pelaje brillaba a causa del sudor que el esfuerzo físico pasivo había producido.

“Sigue respirando Jeremy, no hay prisa” dijo el oso

Jeremy sintió ganas de mirar al médico. ¿Cómo podía mantener la calma cuando un gran consolador gordo entraba y salía de su culo mientras su polla era estimulada sin piedad? Jadeó y gimió en su lugar, provocando un pequeño grito cuando el doctor Murray empujó cada vez más de la sonda en las profundidades de su culo.

“¡Pensé que esto iba a acelerar las cosas!” pensó el lupino

"Estoy absolutamente seguro de que si ha habido algún problema con tu próstata, ¡esto lo resolverá de inmediato!" dijo el oso

El canino todavía dudaba sobre si existía alguno en primer lugar, pero no había duda de que algo estaba pasando. La pata del oso, que se movía constantemente, le produjo la inquietante sensación de ser una vaca lechera, ordeñada por su producto. La sonda en su interior era otra cosa. Para eso no encontró comparación. Sus piernas se estremecieron y temblaron y una extraña presión se mezcló con el calor que irradiaba desde lo profundo de su interior. Jeremy tuvo la clara sensación de que su glándula prostática no estaba realmente destinada a experimentar algo así. El lobo gruñó sintiendo como su clímax se acercaba, El oso pareció sentir la cercanía del orgasmo de su paciente, susurraba palabras alentadoras mientras amplificaba los movimientos de la sonda y apretaba fuerte el nudo de Jeremy. Los resoplidos y gemidos del lobo se hicieron más fuertes y desesperados. Y luego, con un aullido fuerte, pero silenciado por la mordaza Jeremy llegó a su clímax Ráfagas de semen blanco salieron disparados del miembro del lobo llenando rápidamente la punta del condón. El canino se estremeció y gimió mientras seguía eyaculando , jadeando como si acabara de terminar el entrenamiento más riguroso de su vida. Sus codos y rodillas apenas podían sostener el peso del lobo fornido cuando se desplomó hacia adelante. Su semilla continuó saliendo de él, sus entrañas apretaron la sonda en su interior.

"Solo unos momentos más, Jeremy” dijo el oso “Estoy seguro que estás produciendo una prodigiosa muestra”

La mente de Jeremy se sentía tan pesada como su cuerpo. Su polla palpito un poco más en la pata del ursino. La barbilla del lobo se sintió húmeda con toda la saliva que había salido de sus fauces. Su lengua, en comparación, estaba seca.

“Una vez haya obtenido la muestras te quitare las restricciones” dijo el médico

Jeremy esperaba con todo su corazón que lo que había hecho el médico había sido suficiente. No estaba seguro de poder manejar más ... procedimientos ... por el momento, especialmente cuando se trataba de sus partes inferiores. El oso soltó la sonda en su trasero, por lo que ahora solo sobresalía obscenamente del trasero del lupino. Al parecer, el médico necesitaba sus dos patas, para agarrar primero la base del miembro del lobo y luego usar la otra pata para retirar el condón con cuidado. Jeremy mordió la mordaza al sentir el látex rozar su miembro sensible. Se sintió aliviado cuando el condón fue retirado.

“Un color saludable, y una cantidad saludable Jeremy” dijo el oso “Llevaré esto al laboratorio rápidamente, luego te dejaré ir”

Jeremy decidió que la libertad no podía llegar lo suficientemente rápido. Se alegró de escuchar el regreso del oso después de solo un minuto más o menos. La sonda de plástico en su culo se sentía cada vez más grande con cada momento que pasaba, ahora que la tensión sexual en su cuerpo estaba menguando. Sentir que le quitaban la sonda, la mordaza y las ataduras se sintió tan bien como el masaje.

"Puedes volver a ponerte la ropa" dijo el Dr. Murray

Jeremy sonrojado comenzó a vestirse mientras el oso escribía en su computadora.

"Espero que esto haya sido todo" dijo Jeremy una vez se abrochó el cinturón de sus pantalones cortos

"Sí, esto es todo" dijo el oso “Estás completamente sano”

“Supongo que solo … me iré entonces” dijo Jeremy

“Sí, puedes irte Jeremy” dijo el oso

“Está bien… tenga un buen día” dijo Jeremy

“Igualmente” dijo el médico ursino

Jeremy se dio la vuelta y estaba casi en la puerta, con la pata alcanzando el pomo cuando la voz del oso lo detuvo nuevamente.

“Saludame a Lucian por favor” dijo el oso “Debes recordarle a tu padre que se acerca su cita mensual para checar su próstata”

El joven lobo se congeló. Una especie de realización le vino a la mente cuando volvió a mirar al médico, su boca se abría y se cerraba, tratando de formular palabras y fallando.

"¿Sí? ¿Hay algo que te gustaría decir Jeremy?” preguntó el Dr. Murray con una sonrisa, mientras con las yemas de los dedos frotaba algo de emen entre ellos de manera espontánea

Sonrojado cerró su hocico. Se dio la vuelta enérgicamente y cruzó la puerta. Él estaba fuera de la clínica y en su coche en tiempo record. Aún podía escuchar al oso reírse. Una cosa era segura, él iba a tener una larga, larga conversación con su padre en casa.

AlexCoon AlexCoon Haydenwolf Haydenwolf DigeTokyoBear6 DigeTokyoBear6 Gao Gao EMERY EMERY KitzuneHaru KitzuneHaru Lian wolf 16 (lucifer) Lian wolf 16 (lucifer) KOPAKING27 KOPAKING27 SleepyKing SleepyKing Grizzly Chubby :3 Grizzly Chubby :3
 
Última edición:

KitzuneHaru

El zorro naturista
Registrado
7 Mar 2019
Mensajes
29
Puntos por reacción
55
Awards
0
Uffff me tome mi tiempo, pero valio la pena ya que pude leer todo este oneshot, el cual me parecio demasiado bueno en mi opinion jejejeje 7w7

Esta encarnacion de Jeremy, no se porque, pero me parecio algo asi como una version de Haru, adulto y lobo, ya que era bastante timido y nervioso a la hora de realizar el examen medico, no como los otros jeremys que has escrito en el pasado jejeje

El examen estuvo muy bueno, como siempre tu y tu fetiche por el bondage se demuestran en tus escritos jiji pobrecito del lobito, cada vez mas intentos los procedimientos para su suplicio, desde desnudarse completamente (obvio disfrute de esa parte x///3) hasta dejarse ser tocado y masajeado por las gruesas manos de un oso 7u7

Me preocupo lo del problema que seguramente pudo haber tenido en su glandula, y como eso llevo al climax de la visita medica 7////w/////7 ese si que fue un momento bien intenso para el joven lupino jejeje atado, con un condon, una mordaza en la boca y una "sonda" en su trasero jejejeje si hubiese sido otro Jeremy, seguramente lo hubiese disfrutado en silencio jijiji

Como siempre, me gustan tus escritos onichan, todos bien escritos, redactados, y con cada detalle que te hace imaginarte la trama en tu cabeza, hasta el mas pequeño y sensual jijiji felicidades por este nuevo oneshot tuyo, sigue asi, y que bueno que se lo dedicaras a Gao, otro veterado como tu jeje sin ofender claro nwnU

Te quiere, admira y apoya, tu zorrito hermanito fan chileno ;) :p :D

PD: Jajajaja la que le espera al padre de Jeremy XD
 

Haydenwolf

Dios Emperador Lobo naturista
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
424
Puntos por reacción
218
Awards
0
Opinó lo mismo que el zorro bonito y chileno con el que me shippeaste me sonrojo y no lo niego somos tiernos los dos, además de que te quiero pedir en serío en serío en serío que intentes escribir un oneshot con el papá de Jeremy como protagonista, estoy soñando un poquito con eso
 
Arriba