¡Bienvenido!

Puedes sentarte a leer lo que tenemos para ofrecerte, ¡o bien hacerte una cuenta y empezar a participar desde ahora! No cobramos comisiones y damos hermosos regalos.

¡Registrate!

Fanfic +18 Serenity Woods

Darknesswolf88

Dios Rey lobo
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
100
Reacciones
168
Puntos
0
Shibecoins
$449
Buenos días, tardes o noches les habla su amigo Darknesswolf88 aquí les dejo un nuevo tema que espero sea de su agrado

Las nubes se sentaban alrededor del cielo de la madrugada como masas de masa gris, letárgicas y despreocupadas. Abajo dormía Serenity Woods, donde las calles permanecían inmóviles, pero tensas y temerosas del ajetreo del día por venir. El sol se escabulló detrás de las nubes en busca de un espacio para deslizarse, pero la barrera de niebla acuosa se mantuvo y el amanecer trajo sombras. En los suburbios, la vida comenzó a despertarse cuando los viajeros pusieron café para filtrarse, se abrieron las persianas y se realizaron las rutinas matutinas La alarma sonó sobre una mesa de noche siendo silenciada por una gran pata que golpeó el molesto reloj despertador que se atrevió a perturbar el sueño de su dueño. El brazo de pelo marrón se retrajo de nuevo bajo las sábanas mientras el canino se giraba para mirar al techo. El lobo suspiró suavemente y se incorporó, rascándose metódicamente la parte posterior de la cabeza, se sentó allí como un Buda peludo, tomando su tiempo para orientarse. Su dormitorio estaba iluminado por el resplandor opaco de la nublada mañana. La habitación estaba casi ordenada con trozos de muebles que se alineaban en su perímetro. En una esquina había un algunos trofeos y medallas.. Algunas pinturas más colgaban de las paredes, proporcionando los únicos toques de color en las paredes de otro modo pálido. Estos detalles fueron pasados por alto mientras el canino caminaba hacia el pequeño baño anexo a su dormitorio y encendió la luz a la vez que cerraba la puerta. Se miró en el espejo mientras pensaba un poco comprobandose, se permitió una sonrisa engreída. Un alto lobo le devolvía la mirada su físico musculoso acentuado por su suave pelaje marrón, cambiando a blanco en la parte de su baja de su hocico, que fluía por su pecho, sobre su entrepierna y por sus muslos.

Después de un momento, miró hacia la bañera y caminó sobre ella para ponerse cómodo. Abrió un poco las cortinas para abrir la llave. Esperó un minuto y puso la pata bajo el agua. Asintió hacia sí mismo mientras sentía el calor en su pata y entró. Suspiró feliz cuando sintió que el agua se lavaba sobre la parte delantera de su cuerpo y su pelaje. Cerró los ojos y levantó la cabeza para dejar que el agua lo relajara cuando entró por completo. Se quedó así durante unos minutos antes de que abriera los ojos y mirara alrededor de la ducha en busca del champú. Lo encontró justo donde estaba normalmente y se lo aplicó a la pata. Se enjabonó en su piel y comenzó a limpiar su cuerpo. El lobo sonrió mientras dejaba que la ducha lavara sus preocupaciones mientras se enjuagaba el pelo. Luego buscó el acondicionador y se aplicó un poco a su pata y se aseguró de que toda su piel también estuviera cubierta con él. Se hizo a un lado para dejar que el acondicionador se asentara en su pelaje durante unos minutos mientras se apoyaba contra la pared, se alejó de la pared y comenzó a enjuagarse de todo el acondicionador asegurándose de quitarse todo. Luego cerró el agua, se puso a cuatro patas y se sacudió la mayor cantidad de agua que pudo. Se puso de pie y salió de la ducha, sacó la toalla del estante y se envolvió alrededor de sí mismo. El lobo se dirigió al espejo y limpió el vapor que se acumulaba en él mientras se miraba a sí mismo de nuevo. Inclinó la cabeza mientras miraba su cuerpo otra vez, pero con el pelo mojado. Él asintió un poco cuando terminó de mirarse a sí mismo y salió del baño apagando la luz. Jeremy regresó a su habitación y al cerrar la puerta comenzó a secarse. Se aseguró de que su cabello estuviera seco y peinado antes de ponerse la ropa. Después de ponerse un bóxer, fue a su armario y encontró fácilmente un par de pantalones oscuros y una camisa negra y carmesí que se ajustaba a su cuerpo muy bien. Miró de nuevo a su habitación y pensó un minuto pensando si tenía todo para la escuela hoy. El lobo asintió para sí mismo sabiendo que él tenía todo.

Bajando las escaleras, encontró la cocina tranquila y vacía. Él no estaba sorprendido; era demasiado temprano para que su madre estuviera despierta, era algo tan común en la vida del joven lobo que ya no le molestaba. Puso un plato en la mesa y lo empezó a llenar con cereal. Cuando termino de desayunar lavó el plato y se dirigió a la habitación de su madre para despedirse. Al abrir la puerta un olor que por desgracia le era familiar llenó las fosas nasales del lupino, era el aroma del alcohol, sobre la cama yacía su progenitora con un macho que el lobo no conocía, otra cosa que era común en la vida del lobo, alrededor de la cama habían varias latas de cerveza, con un suspiro Jeremy cerró la puerta y miró una foto vieja que estaba sobre una pared.

"Padre, ¿Por qué tenías que irte?, las cosas no son las mismas desde que te fuiste" sollozo Jeremy

Sabiendo que lo mejor era no hacer nada más por el momento Jeremy se dirigió nuevamente a su habitación cerrándola con seguro por si era necesario, puesto que, el tiempo con su madre en ese estado le había enseñado que lo mejor era esto y así evitar cualquier roce con el hombre que había traído tan descuidadamente su madre. Con algo de peso Jeremy limpio sus lágrimas de sus mejillas y poniéndose los auriculares sobre las orejas. Buscó la canción perfecta de REM y sonrió mientras la música fluía a través de él, inevitablemente pensando en cómo había llegado su madre a casa tan tarde y metido a ese hombre si hacer el ruido necesario para que el despertara, realmente no le importaba mucho, pero aun así el pensamiento rondaba en su cabeza y tardó un rato en alejarse de él mientras caminaba a su escuela, después de todo, no era una gran travesía la que tenía que hacer, no eran más de quince minutos caminando para llegar allí. La escuela estaba llena de actividad cuando Jeremy llegó, el joven lobo se dirigió al edificio entró con los otros estudiante. De repente, mientras caminaba por los escalones de piedra, alguien retiró su auricular, causando que Jeremy saltara un poco y casi se tropezara con el suelo. Afortunadamente, recuperó el equilibrio y no se cayó de bruces. Se volvió enojado y se detuvo en quien lo hizo. Junto a los escalones había un tigre musculoso de su altura llamado Jason Williams, con rayas negras y naranjas junto con dos penetrantes ojos azules que parecían más distantes que carismáticos. Si él no estuviera en el equipo de fútbol con Jeremy, Jason probablemente sería el típico estudiante rebelde.

"¡Hijo de puta!" Jeremy gruñó molesto, mirando al tigre descaradamente levantando sus patas en defensa "¡Podrías haberme matado!”

“¡No pude resistirme!" dijo Jason riendo "No te he visto en todo el verano, ¿cómo has estado?"

“Estoy bien, ¿Qué hay de ti, Jason?” preguntó Jeremy

“No me puedo quejar. Aunque mis padres me presionan para sacar buenas notas” respondió Jason

"Oh, eso tiene que ser duro" dijo Jeremy colocando un brazo alrededor del cuello del tigre"No te preocupes demasiado, te ayudaré con eso"

"No voy a obligarte a hacer nada que no quieras hace, lo sabes" dijo Jason

"No hay ningún problema en absoluto" dijo Jeremy

Jason asintió mientras empezaban a entrar en la escuela. Para Jeremy todo era relativamente normal, lo mismo de siempre, los mismos compañeros dirigiéndose de un lado a otro por el inicio del día y como siempre su félido amigo tratando de desconcentrarlo de su miserable vida, aunque ambos supieran que esto no resultaba bastante bien y que eso era solo un remedio temporal para sus problemas, sin embargo esto no molestaba al joven lobo sino que por el contrario, lo mantenía tranquilo, nada más de que preocuparse, ninguna sorpresa desagradable que pudiera perturbar su paz, a excepción de los grupos sociales que separaban a la escuela, realmente a él no le molestaban, siempre y cuando no se metieran con él, era más que típico poder verlos y darse cuenta fácilmente de cómo se distribuían y separaban unos de otros aun con todo el movimiento que existía a su alrededor.

“Por cierto, Jeremy, ¿ya escuchaste lo que dicen por ahí?” preguntó Jason

“No tengo idea de a qué te refieres amigo” respondió Jeremy

“Pues tal parece a Valeria le estás interesando” dijo Jasón

“No puede ser posible, ella está saliendo con André” dijo Jeremy

“Lo sé, pero, tú también deberías de sab-er cómo es ella, tienes suerte amigo” dijo Jason

“No lo creo, ella no es de mi gusto” dijo Jeremy

“¡¿Qué quieres decir con eso?! ¿Es una de las chicas más sexys de la escuela y no quieres algo con ella?” exclamó Jason”

“Escucha, sé que es bastante atractiva, pero no creo que ella valga la pena, si es capaz de hacer esto durante una relación con alguien como André, entonces no me puedo imaginar a mí con ella, yo busco algo…” respondió Jeremy

“… Más serio, lo sé, te he escuchado decirlo como un millón de veces, no tienes que repetírmelo” interrumpió Jason

“¿Y entonces porque insistes?” preguntó Jeremy

“Pues… lo hago porque si tú la rechazas, podrías comentarle sobre mi ¿no?, a mí no me importaría ser su juguete si me deja estar con ella de esa manera” respondió Jason

“Como siempre tu estupidez sale a flote gato tonto” dijo Jeremy suspirando

“¡Oye!” exclamó el tigre

“Sabes que tengo la razón” dijo Jeremy sonriendo

“Como sea, en fin, creo que debemos de irnos” dijo Jason

“¿Porque lo dices tan de repente? Es raro que tu hagas eso, ni con la campana de clases te pones así” dijo el lupino confundido

“No es por mí, ahí viene la pareja arcoiris” respondió el tigre haciendo un gesto hacia una pareja a la distancia

“Pareja arcoiris… No deberías de hablar así de ellos, también tienen nombres ¿sabes eso no?” le reclamo Jeremy

“Mira, yo puedo aceptar que ellos sean lo que quieran, solo me siento incomodo cerca de ellos, ¿entiendes?” dijo Jason

“No, realmente no puedo entender, esa es una conducta muy tonta de tu parte” dijo Jeremy

“Pues como sea, ya debemos de irnos” dijo Jason

“Si quieres puedes irte adelantando, yo aún tengo que recoger unas cosas” dijo Jeremy

“Tch, como sea, date prisa” dijo Jason

Y con eso el tigre dejó solo al lobo, Jeremy no podía comprender a su amigo o mejor dicho no entendía el pensamiento colectivo de rechazo a otros solo por su orientación sexual y dando excusas absurdas. Después de todo hasta donde sabía Jeremy, Carlos y Dalí no eran malos sujetos, no hablaba mucho con ellos pero lo sabía, eran la única pareja abiertamente gay en la escuela, aun así a ellos no les importaba en lo más mínimo, aunque estuvieran solos en la escuela eso no los molestaba, pues, sabían muy bien que nadie se metería con ellos directamente por su bien, Dalí es un toro de libia un año mayor que Jeremy y su novio Carlos su pelaje es de color negro con algunos toque blancos que suele teñirse de diversos colores pastel haciendo una clase de tatuajes que se perdían con el pasar de las semanas, uno de los mejores que había puesto en su cuerpo fue un gran mural en su espalda con árboles, un lago, vegetación, colinas y un cielo estrellado que había captado la atención de todos cuando lo mostró por primera vez, aunque lo regañaron también por usar una camisa tan reveladora con su espalda, él es alguien más bien atlético, orgulloso y bastante extrovertido aunque sin llegar a ser muy emotivo con todos, por su parte Carlos es un joven pastor belga de complexión más delgada pero con algo de musculatura, la suficiente para no ser considerado un debilucho a simple vista, él es quien se encarga de pintar el pelaje de su novio apreciando mucho que su amado lo dejará usar su pelaje para poder expresar sus emociones al mundo, también a diferencia de su toro Carlos tiene un carácter bastante reservado, hablando solo lo necesario y no más, esto no era por miedo o timidez, sino más bien porque a él no le importaba lo que los demás dijeran, o al menos eso aparentaba frente a todos quienes lo conocen. Al comienzo de su relación ambos tuvieron bastantes problemas puesto que por ejemplo Dalí al igual que Jeremy y Jason forma parte del equipo de americano así que cuando reveló su verdadera sexualidad al hacer público su amor por el can todos empezaron a aborrecerlos, desde ignorarlos hasta agredirlos, sin embargo, ellos no les dejaron nada fáciles las cosas, sabían que si dejaban que sus prejuicios los marcaban no habría vuelta atrás por lo que solo basto con dejar en el hospital a unos cuantos agresores para que todos entendieran el mensaje con claridad, a pesar de todo esto aún ahí quienes los ignoran y desprecian solo por ser ellos mismos.

“Ser uno mismo ” susurró Jeremy suspirando ¿Realmente podré ser yo mismo algún día?”

Realmente el joven lobo no tuvo tiempo para responderse aquella pregunta pues la campana del inicio de clases sonó y eso solo significaba que debía de correr a clases si no quería tener otro reporte más en su archivo. Mientras que Jeremy corría a su clase junto con la mayoría de los demás estudiantes que aún quedaban en los corredores Dalí y Carlos solo se quedaron en el pasillo, analizando lo que pasaba con suma cautela.

"Realmente no creo que Jeremy llegue a ser alguien malo Dalí guau" dijo Carlos

"Uno nunca lo sabe y lo tienes claro cachorro" dijo Dalí

"Yo creo que no debemos precipitar nada, él debe de hacer lo que deba a su tiempo, sin presiones guau" dijo Carlos

"Pues yo no pienso así, el lobo solo necesita un empujón" dijo Dalí"

"Amor, tus empujones son más bien embestidas para la mayoría guau" dijo Carlos

"Eso es cierto, pero Jeremy no es como la mayoría" dijo Dalí con una sonrisa

"En eso tienes razón… ¿te gusta guau?" dijo Carlos mostrandole a su novio un dibujo en lápiz que tenía en su cuaderno, este mostraba a un lobo quitándose una máscara de joker mostrando realmente una expresión verdaderamente triste bajo de ella, el dibujo era realmente bueno cosa que alegro un poco al toro

"Me parece que es perfecto, ¿lo hiciste por él?" preguntó Dalí

"No realmente, pero creo que encaja perfectamente con la situación, por cierto, ¿porque debemos de esperarlo guau?" respondió Carlos

"Eso es más que obvio amor, él es nuestro amigo, además no tendremos problemas ni tu ni yo si llegamos tarde a clases hoy" contestó Dalí

"Jeje, es cierto, es bueno saber que podemos manejar al profesor Lance todo lo que queramos por ahora guau" dijo Carlos sonriendo

Mientras el can terminaba con sus palabras Dalí lo tomo por sus brazos, cargándolo como a un bebe en sus firmes pectorales, cosa que siempre hacia sonrojar a su joven novio, aunque tampoco es que se quejara a decir verdad puesto que a Carlos le encantaba estar en esa posición, solo que lo avergonzaba en lugares públicos.

"Jeje, es verdad, después de todo ese profesor es todo un loquillo" dijo Dalí

"Yo diría que más que eso, meterse con una estudiante en martes para después ir a un antro gay el jueves y tirarse a un menor de edad es cosa seria guau" dijo Carlos

"Ni yo pude haberlo dicho mejor" dijo Dalí

"Es verdad, aunque a veces siento que tú y yo somos los verdaderos loquillos por ver esas cosas guau" dijo Carlo

"No es como que queramos realmente, es solo que tenemos esa fortuna" dijo Dalí

"Tienen razón, pero los tres sabemos que el más loquillo soy yo jeje" dijo una voz

La voz a sus espaldas solo los hizo suspirar a ambos puesto que quien se encontraba detrás suyo no era nadie más que su mencionado amigo, él era Ryan, una joven cebra macho de la misma edad del bovino y al igual que este era miembro del equipo de americano. al que le encantaba el hecho de que Carlos se encargara de teñir su pelaje, ya que el equino era fan de un guepardo que jugaba para los firebirds , aunque con menos esfuerzo que a su novio, además de que Carlos solo usaba su muletilla de “guau” cuando estaba a solas con el toro.

"¿Porque llegas tan tarde Ryan?, sabes que a mi cachorrito no le gusta esperar por nadie" preguntó Dalí

"Eso está fuera de mi alcance, hubo un problema con mi transporte" respondió Ryan

"Traducción, te quedaste dormido en casa y no alcanzaste a tomar el transporte escolar lo cual te obligo a tener que venir corriendo ¿no es así?" dijo Carlos

"Ouch, bastante bien Carlos, pobre de tu torito si quiere serte infiel" dijo Ryan

"Yo jamás haría eso, ¿para que quiero a alguien más si con el tengo todo lo que quiero y más?" dijo Dalí

"Tú no te preocupes por eso Ryan, si él se atreve a hacerme eso yo le haré lo mismo multiplicado por diez, a ver a quien le duele mas" dijo Carlos

Al terminar su palabras la expresión en el rostro de Dalí era una de molestia cosa que hizo reír a Carlos y Ryan aunque no le pareciera nada divertido a su toro por lo que este mordió levemente la oreja de Carlos para expresar su molestia haciendo ladrar de dolor al can.

"¡Tu no deberías de decir estas cosas!" dijo Dalí

"¡Pues tu sabes que es verdad!" dijo Carlos mordiendo la oreja de su novio haciéndolo mugir de dolor.

"¡El que se lleva se aguanta!" dijo Dalí

"¡Que no!" se quejo Carlos al ser mordido de nuevo

Realmente paso un buen rato hasta que la pareja se calmó y dejo de repartirse mordidas, con ambos descansando en el piso, riendo al igual que Ryan quien se limitó a solo observar puesto que tenía bien claro que el separarlos solo significaría que él estaba de lado de uno de ellos y eso solo le traería problemas con ambos.

"Jajaja, había pasado un tiempo desde que ustedes no hacían algo como eso" dijo Ryan

"jeje, lo sé, pero fue divertido ganar" dijo Dalí

"¿De que hablas? Yo gane Dalí" dijo Carlos

"Mentira, tu no terminaste cuando caímos ambos por lo que perdiste" dijo Dalí

"¡Que no!" dijo Carlos

"¡Que sí!" dijo Dalpi

"Chicos, creo que será mejor que se calmen" dijo Ryan

"Dinos Ryan, ¿quien perdió?" preguntó Dalí

"¡Si! ¡Estoy seguro de que el toro perdió!" dijo Carlos

Ahora verdaderamente Ryan estaba en problemas, si le decía que si a cualquiera de los dos eso terminaría en desastre por lo cual la cebra tomo la mejor postura posible para esta situación.

"¿Quieren la verdad?" preguntó Ryan

"¡SÍ!" respondió la pareja a la vez

-SÍ!

"Pues, la verdad, la verdad, yo estaba comprando este refresco en la máquina expendedora de haya cuando terminaron, así que no podría decirles" dijo Ryan

"Bruto" dijo Carlos

" Bobo" dijo Dalí

"¿No pueden dejar de pelear?" dijo Ryan

"¡Te lo decíamos a ti!" exclamo la pareja

Con el dilema por fin resuelto los tres jóvenes dejaron el tema de lado, solo para darse cuenta de que su próxima clase ya estaba por empezar por lo que los tres se separaron a sus respectivas clases, realmente para Carlos el tema de los estudios era más complejo que para los otros dos puesto que él era el estudiante más joven del instituto, siendo dos años menor que cualquiera de primer curso y estando en segundo grado, esto era debido a que él era bastante inteligente y había logrado entrar al instituto con dos años de adelanto lo cual causaba que muchos lo subestimaran por su juventud, aunque la cosa no iba por ese camino. Para Carlos las cosas eran sencillas pero complejas a la vez, pasas o no pasas, eres alguien en la vida o no, no tenía más opciones realmente y esto era debido al hecho de que sabía de ante mano que por su sexualidad tendría miles de trabas en la vida que sin los recursos necesarios lo harían terminar mal, aun con el apoyo de Dalí él seguía sintiéndose inseguro de cierta manera, después de todo Dalí ya tenía los 19 años cumplidos y sentía que de alguna forma su presencia terminaría arruinando cualquier oportunidad que su novio tuviera de ir a las grandes ligas del americano, por el simple hecho de ser gay… Sin embargo, este no era el momento de auto lamentarse y lo sabía por lo que tomo lugar en su salón, esperando a que todos sus compañeros se mataran por lugares con forme fueran llegando, para él era normal ver como los machos escogían los lugares más alejados de él mientras que, por su parte las chicas no se molestaban por esto, ya que a ellas les parecía bastante tierno que alguien tan joven como él se encontrara con ellos en clases incluso el simple hecho de ser gay lo hacía más popular con ellas, después de todo Dalí no le decía a Carlos cachorro por nada, puesto que a pesar de que su raza era bastante bien constituida y proporcionada, debido a la ropa holgada que usaba y su pelaje suave y esponjoso (demasiado para su especie) además del hecho de que sus orejas nunca había crecido paradas como el resto de su familia lo hacían tener rasgos de cachorro muy difíciles de ignorar para las chicas a quienes les encantaba consentirlo como a un hermano menor que no se quejaba porque lo abrazaran, mimaran o jugará con ellas, él incluso era capaz de hablar con ellas sobre chicos sin problemas y darles consejos de corazón sin buscar nada más a cambio por lo que en efecto, la popularidad de Carlos y su cercanía con las chicas más lindas del instituto lo hacían blanco del odio de muchos varones, aunque por el momento lo único que le preocupaba a Carlos (aparte del asunto de Jeremy) era que una joven leona junto con un grupo de féminas se acercaban rápidamente a él.

"¡Carlos!" grito la felina

"¡Oh!, hola Verónica, hola chicas, ¿cómo están hoy?" dijo Carlos

"Bien cachorrito, ¿y tú como te encuentras?, no llegaste a tiempo a la clase de inglés y no te vi en la mañana por los pasillos, creímos que estabas enfermo o algo así y que no nos habías avisado para no preocuparnos" respondió Verónica

"Okey, admito que eso sí sería algo que haría, sin embargo, ese no es el caso hoy, lo siento, pero tuve asuntos que arreglar temprano y me tuve que saltar esa clase" dijo Carlos

"Entiendo" dijo Verónica

"¿Entonces estabas con Dalí verdad?" preguntó esta vez una joven coneja que lo veía junto con la leona

"Sí...." respondió Carlos sonrojándose por lo que todas las chicas empezaron a abrazarlo intentando confortarlo, ignorando que eso solo avergonzaba aún más al can "N-no deberían hacer eso, si llega el profesor Tomson nos regañara como la última vez"

"Es verdad, pero sabes que es inevitable contigo" Le respondió alegremente Verónica

"Oigan, ¿no se supone que el perdió la apuesta?" interrumpió repentinamente una joven mapache haciendo a todas las demás mostrar una sonrisa maliciosa
"¿D-de que hablan?" preguntó Carlos nervioso

"No te hagas tonto Carlos, bien sabes que la última ves apostamos que si llegabas tarde o faltabas a clases por estar con Dalí entonces tendrías que hacer algo que nosotras dijéramos" dijo Verónica

"Sí, no te escaparas de esta" dijo la coneja

"P-pero…" dijo Carlos

" ¿Es acaso que no tienes palabra?" dijo Verónica

Carlos no respondió, después de todo él tenía que cumplir su palabra.

"Eso pensamos, asume tus consecuencias cachorrito" dijo Verónica

Mientras ellas decían esto Carlos solo se arrincono de manera exagerada en su asiento, sabiendo que estaba rodeado de chicas que lo veían como a un hermano menor y que podrían obligarlo a hacer cualquier cosa, incluso maquillarlo si querían.

"¿Entonces que debemos de hacer?" preguntó Verónica seriamente

"No lo sé, ¿qué tal si lo llevamos al centro comercial y que cargue todas nuestras cosas?" propuso la coneja

"Eso sería un poco pasado de nuestra parte… ¿qué tal si mejor lo maquillamos y vestimos como chica? ¡Apuesto a que se vería súper lindo!" propuso ahora la mapache mientras varias de las demás chicas asentían en aprobación causándole pánico al pobre can quien oculto su cola rápidamente

"No chicas, eso es más que el anterior, aunque si no proponen nada mejor puede que si lo hagamos" Respondió rápidamente Verónica al notar el pánico de Carlos, aunque dejando en claro que si no había algo mejor eso se haría

"¿Puedo proponer algo yo mismo?.." preguntó Carlos

"No" Respondieron todas a la vez, desvaneciendo todas sus esperanzas

"Chicas, tengo una idea" soltó Verónica de golpe "No podemos obligarlo a hacer cosas físicas como eso, sería malo para él, tenemos que respetar eso…"

Ante las palabras de Verónica nuevamente la luz llego a él joven pastor belga relajándolo nuevamente, aunque esto no duraría mucho.

"¡Es por eso que lo mejor que podemos hacer es obligarlo a ser tierno!" dijo Verónica con tono de triunfo

"¿Espera, que?!" dijo Carlos sorprendido

!¡¡¡Si!!!" exclamaron todas a la vez

Mientras que todo era color de rosas para las chicas amontonadas frente a Carlos, los demás chicos solo observaban con recelo como era que Carlos disfrutaba de la constante compañía de las hembras, haciéndolos soltar suspiros amargos de coraje por el hecho de que él joven can por ser homosexual no apreciaba la gran cantidad de carne que había a su alrededor.

"Cómo es que ese niño puede tener tanta popularidad?, eso es molesto e injusto para chicos como nosotros" gruñó molesto un joven zorro mientras miraba de lejos la escena

"Tienes toda la razón, de no ser por él las chicas estarían a nuestro alrededor, admirándonos como los sementales que somos" respondió molesto un caballo mientras rascaba su mejilla, sin disimulo observando el trasero de las chicas frente suyo, pero tan lejos de él y su alcance.

"Eso es simple chicos" dijo un chico, captando la atención de todos los jóvenes en el lugar "¿El es gay verdad? Ellas no lo consideran a él como una amenaza a diferencia de nosotros, saben que somos cazadores y que es lo que buscamos, es por eso que nos evitan, si pudiéramos pasar por debajo de su radar y acércanos lo suficiente a ellas como para tocar su corazón, entonces no tendríamos problemas con obtener lo que queremos"

"Vaya, eso es un buen plan, solo que tiene un problema" respondió un oso rápidamente

"¿Cual?" Cuestiono el chico


"Como piensas que podremos pasar por debajo de su radar genio?" preguntó con una sonrisa el ursino

"Jeje, eso es fácil" respondió el joven coyote dejo a todos sorprendidos, esperando a saber que hacer "el problema es que ninguno de ustedes tiene las bolas como para hacer lo que se necesita"

"Si eso crees, entonces dinos que tenemos que hacer" dijo el caballo

"Bien, si tanto quieren saberlo, entonces se los diré, pero acérquense, no deben de oírnos" dijo el coyote, todos los chicos del salón se agruparon a su alrededor, esperando para saber el plan, imaginando todo lo que podrían obtener si lo hacían bien "La respuesta es simple, ellas no confían en nosotros por esta cosa, ¿Cómo se llama? Oh! Cierto, por nuestra heterosexualidad, entonces, si queremos pasar por debajo de su radar es necesario que nosotros…"

Ante la incógnita que dejaba todos entendieron a que se refería el coyote, la única manera de pasar por debajo del radar de las chicas era que ellas no sospecharan en lo más mínimo de sus intenciones, ¿y quienes no tendrían intenciones de ese tipo con hembras tan sexys como ellas?, fácil, los únicos así eran los homosexuales.

"Mierda, ¡tienes que estar bromeando!" respondió de inmediato el zorro indignado por la respuesta al problema

"¡Oye!, cálmate es solo una sugerencia del plan, es por eso que les decía que no tienen las bolas para esto, además, tendrían que asegurarse de que solo una de ellas lo sepa por cada uno de ustedes, y hacerlas jurar que no se lo dirán a nadie, ni a sus mejores amigas, invéntenles una historia súper trágica donde sufren por tener que ocultar su sexualidad o algo así, de ser necesario, incluso díganles que están interesados en otros chicos y que tienen miedo de decirle a ese chico lo que sienten por lo que podría pasarles" dijo el coyote

"¿Pero y que pasaría si uno de nosotros va con una de ellas y le dice que está interesado en otro chico, y ese otro chico ya le dijo a una de ellas que también es gay y entre las dos se dicen las cosas y deciden hacer algo para que se junten?, eso no es muy arriesgado?" cuestiono el oso con serias dudas

"Pues se joden y tendrán que ver que hacer, ese es el mayor riesgo del plan, si no tienen cuidado y descubren a uno, las demás empezaran a sospechar y eso será un desmadre total" respondió el coyote sin mas

"Tu plan apesta si lo pones de esa manera" respondió un Doberman suspirando pesadamente

WLo sé, pero sabes que si logras que todo se haga bien entonces tienes el sexo asegurado" le respondió el coyote tranquilamente "un sexo sin compromisos y con la excusa de que quieres experimentar, punto, cero problemas"

"Eso es verdad..." dijo el caballo

Mientras que todo esto pasaba una sonrisa siniestra se posaba en los labios del coyote sin que ningún otro de los chicos lo notara, puesto que, ahora podría empezar su juego, después de todo, ¿quién no querría jugar con chicos como ellos?

Por otra parte, Jeremy se encontraba totalmente aburrido en clases, él era así, no es que fuera mal estudiante ni mucho menos, simplemente le aburría tener que estar sentado cuando podría estar haciendo cosas más bien físicas, era uno de sus defectos, no le gustaba estar quieto por mucho tiempo, sin embargo, algo totalmente inesperado cambiaría su opinión ese día.

"Muy bien estudiantes, entes de empezar su clase de hoy quiero presentarles a alguien" dijo un halcón

Las simples palabras del profesor Lance habían captado la atención de todos, incluyendo al joven lobo quien sutilmente alzo sus orejas y fijo su mirada en dirección del halcón, este último movió su mano, invitando a alguien a entrar al aula de clases, todos se encontraban expectantes y se llenaron de sorpresa al ver que quien entraba era nada más que un joven panda rojo quien desviaba su mirada de todos sus compañeros, tomando lugar cerca de Lance.

"Muy bien, estudiantes él es Sergio, será su nuevo compañero por lo cual quiero que lo traten bien ¿entendieron bien todos?" dijo el profesor Lance

"¡si!" exclamaron todo a la vez

"¿Por qué no te presentas Sergio?"le cuestiono el halcón al joven panda rojo haciéndolo temblar de nervios

!Mi nombre es… Sergio, un gusto conocerlos" Fue todo lo que dijo el chico antes de ocultarse nuevamente detrás de la enorme ala del profesor

"¡Es un gusto!"respondieron muchas chicas a la vez, encantadas con la actitud tan tímida del panda rojo

"Esperamos llevarnos bien amigo" respondió un puma cerca del panda rojo

"Es bueno escuchar eso por parte suya alumnos, ¿quién tiene un lugar libre cerca donde pueda sentarse su nuevo compañero?" preguntó el profesor Lance

Al escuchar estas palabras Jeremy alzo su mano inmediatamente mostrando un asiento vacío cerca suyo e involuntariamente moviendo su cola, aunque de manera muy controlada sin poder evitar mostrar su interés y contento, para todos fue bastante sorpresivo ver a Jeremy tan entusiasmado, incluso para el mismo ya que estaba reprimiendo cualquier gemido de desesperación canina al ver como Lance no estaba convencido sobre dejar a Sergio cerca suyo, y para desgracia del lobo alguien más alzo también su mano, un joven zorro de nombre Dylan quien con una sonrisa presumida volteo a mirar a Jeremy, aunque había algo en su mirada que no concordaba con su sonrisa, era el odio, un odio especialmente dirigido a Jeremy, de eso no había duda, aunque nadie en el salón más que esos dos sabia el porqué de ello.

"Bien Dylan, me alegra ver que alguien que se sienta cerca de mi escritorio se haya ofrecido, no había notado que tenías ese lugar libre, en fin, espero que puedas ayudar a Sergio a acoplarse pronto y que este al corriente" dijo el profesor Lance

"No tiene que preocuparse profesor, conmigo Sergio estará más que bien acompañado, no como otros chicos que son bastante despreocupados con las materias" respondió vacilante el zorro mientras sonreía amablemente a su profesor

"No podría estar más de acuerdo contigo Dylan, si tienes algún problema con uno de tus compañeros solo tienes que decírmelo ¿entiendes Sergio? –Pregunto el halcón a Sergio mientras le sonreía amablemente, aunque en su mente solo podía imaginar que hacerle a un chico tan pequeño y lindo como él, para Lance los chicos como su nuevo alumno eran su debilidad, por lo que tuvo que retirarse a su escritorio para que nadie notara su creciente erección.

-Muy bien Sergio, mi nombre es Dylan como ya habrás escuchado, ¿de donde vienes?" preguntó Dylan

"Y-yo, soy de bastante lejos, no quería venir aquí…" respondió Sergio

"¿Y eso por qué?" preguntó Dylan

"Yo…" dijo Sergio

"Ya veo, también eres…" dijo Dylan, con un movimiento de manos y uno ademanes el zorro le dio a entender a su compañero lo que quería decir haciéndolo sonrojar enormemente "eso es un si, pero en ese caso yo te sugeriría que no te acerque mucho con ciertas personas, aquí pueden ser muy homofóbicos los chicos"

"¿E-enserio?" preguntó nervioso el joven panda rojo mientras volteaba a ver a sus compañeros, perdiéndose un momento en Jeremy, quien se encontraba molesto revisando sus apuntes para no pensar en nada por el momento, al verlo Sergio solo suspiro haciendo que el zorro lo mirara molesto

#Escucha Sergio, deberás tener cuidado con bastantes chicos, en especial con ese lobo" dijo Dyaln, la manera en que le dijo esto al panda lo había tomado completamente por sorpresa puesto que el zorro se había posicionado detrás de su oreja asustándole "yo en tu lugar me alejaría de él, ni siquiera le dirigiría la palabra"

"¿por qué? cuestiono Sergio

"Ese lobo es un bastardo, podría hacerte mucho daño si se entera de que eres homosexual también, antes el y yo éramos amigos… pero cuando le dije que era gay… el simplemente me golpeo y dijo que le daba asco… me amenazo con castrarme si me le volvía a acercar mientras sacaba una navaja de su bolsillo" dijo Dylan con unas pocas lágrimas en sus, ocultándolas de los demás y limpiándolas rápidamente "Créeme, no te acerques a él, podría hacerte daño, él está con los jugadores de americano, podrían hacerte daño todos ellos"

Mientras Dylan decía todo esto Sergio lo abrazo diciéndole que entendía y agradeciendo su advertencia, sin embargo, contrario a lo que el panda pudiera creer, Dylan no lagrimeaba mas, y solo sonreía de manera perversa mientras se ocultaba en el abrazo de Sergio, pensando en que finalmente podría vengarse del lobo por lo que le había hecho.

Grizzly Chubby :3 Grizzly Chubby :3 Gao Gao Lian wolf 16 (lucifer) Lian wolf 16 (lucifer) AlexCoon AlexCoon AlexMiller202 AlexMiller202 KitzuneHaru KitzuneHaru Haydenwolf Haydenwolf SleepyKing SleepyKing DigeTokyoBear6 DigeTokyoBear6
 

KitzuneHaru

El zorro naturista
Registrado
7 Mar 2019
Mensajes
43
Reacciones
68
Puntos
0
Shibecoins
$129
Ufff finalmente leido tu nuevo fic jejeje me gusto mucho todo nwn

Me dio penita esta encarnacion de Jeremy, y la dura vida que le toco al pobre lobo con una madre asi.

Y ese plan de los chicos para poder aparearse con las chicas, me parece de lo mas nefasto y estupido, es obvio ver que no les saldra para nada bien

Me callo bien esa pareja del toro y el can, soy tan tiernos juntos y a la vez tan diferentes jejeje x3

Y la relacion de Jeremy con ese zorro Dylan me dejo intranquilo, que sera lo que paso con ellos, y eso que le dijo a sergio, no me convence para nada, es obvio ver como el zorro estaba mintiendo con todos sus dientes, y lo peor es que estaba metiendo a un pobre pandita que acababa de conocer en su plan de venganza, osea ese Dylan no esta poniendo en verguenza a todos los zorros por todos los dioses :mad:

Jajaja y ese maestro, vaya que es un asaltacunas, mira que ponerse duro en plena clase nada mas tener a un pandita rojo a su lado jejejeje pajarito pillin que resulto ser jejeje (Pero es muy malo eso, a todos los mayores de edad que estan viendo este fic, no sigan su ejemplo, que los puede llevar a la carcel, y la vida no es un fic furry)

Y algo me dice que entre Jeremy y Sergio, nada mas verse, hubo un "click" jejejeje o eso me dice mi intuición de zorro jijiji

Felicidades por este fic el cual tiene cara de ser muy prospero, espero te vaya bien, cuidate mucho y te quiere y te apoya, tu zorrito hermanito menor y fan chileno x3 ;)
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Hola lobuco, me gusto mucho lo que traes hoy, es bueno ver que por fin algo nuevo traes entre patas, se que puedes hacer grandes cosas con este fic, desde armar una gran historia con la pareja inusual hasta una gran comedia con los chicos idiotas, solo espero poder leer mas pronto! te abrazo
 

Lian wolf 16 (lucifer)

Shibe intermedio
Registrado
16 Feb 2019
Mensajes
142
Reacciones
144
Puntos
0
Shibecoins
$222
Hay un panda rojo!!!!!!!!!!!!!!!!!! Me encantan los pandas rojos!!!!!! También hay mas equinos dentro del fic!!!

Espero con ansias nuevos capítulos
 

AlexCoon

I'm so proud of you
Registrado
3 Mar 2019
Mensajes
143
Reacciones
66
Puntos
0
Shibecoins
$193
Tenía pendiente leer esta historia. La teoría del Jeremyverse cada vez es mas real xD.. Otro lobo Jeremy mas a la ecuación. Veamos.. no has perdido el toque; la descripción del ambiente y la cantidad de detalles es algo que siempre me gusta leer en los fanfics. Buen trabajo aunque de nuevo noté un par de errores en palabras. Ahora bien, sobre los personajes pues muy curiosos, me han gustado sus personalidades, incluso el profesor L :p

Nótese la obvia pequeña referencia al universo de libros de Kyell Gold, igual lo que se menciona aquí sobre el asunto de la homosexualidad en el deporte, sobretodo en el futbol americano es algo que esa saga de libros aporta y que de cierta manera has incluido en tu fanfic, me intriga ver cómo manejaras esta historia. Y ya por último, el personaje de Sergio me pareció muy tierno, incluso mas que el joven Carlitos ^^

El plan de ese coyote a ver que tal resulta, igual ese asunto de ese otro chico que parece guardarle rencor a Jeremy por algo que sabremos mas adelante.
Felicidades por el comienzo de una obra mas, sigue escribiendo que lo haces muy bien y lo sabes.
Gracias por la mención, hasta la próxima entrega. ☺
 
Arriba