¡Bienvenido!

Puedes sentarte a leer lo que tenemos para ofrecerte, ¡o bien hacerte una cuenta y empezar a participar desde ahora! No cobramos comisiones y damos hermosos regalos.

¡Registrate!

Fanfic Miraculous: las aventuras de Nahual

¿Crees que si sigo este fanfic tendria exito y deba continuarlo o no?

  • -Claro que si

    Votos: 1 100,0%
  • -No, me parece que la historia no sera buena

    Votos: 0 0,0%
  • -No estoy ni a favor ni en contra

    Votos: 0 0,0%

  • Votantes totales
    1
  • Encuesta cerrada .

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Hola a todos, hace tiempo me surgio esta idea de un fic sobre un nuevo personaje para esta serie animada y que muchos conoceran, es por eso que decidi darles el prologo de lo que seria una historia con un personaje diferente, y con una tematica un poco mas seria, espero les guste.
INICIO DEL VIAJE:​
Saben, justo ahora es que pienso una y otra ves en ¿como es que llegue aqui?, ¿como es que yo estoy haciendo esto?, ¿porque lo hago?, estas preguntas invaden mi mente una y otra ves, sin embargo, al ver a mi alrededor me doy cuenta del porque, no estoy dispuesto a dejar que seres como ellos sigan haciendoles daño a las personas inocentes, ¿que mas de si pierdo la vida en ello? lo unico importante en ese caso seria dejarle mi Miraculous a alguien de mi confianza, son muy pocos quienes podrian ser candidatos y Xolotl lo sabe, y esta deacuerdo con ello, pero mientras tanto yo no puedo darme por vencido y menos en este momento, cada minuto que pasa es una victima potencial por ese monstruo, asi que debo de seguir peleando con mi macuahuitl, no puedo parar, debo de seguir adelante

"Eduardo, sabes que debes dejar esto por un momento, estas lastimado y Adrian esta lejos para sanarte"

'lo se Xolotl, pero no tengo mas opcion que seguir adelante y matar a ese ente'

"siempre piensas mas en salvar a los demas que a ti mismo, que remedio, no tengo mas opcion que hacerte caso, solo espero que podamos restaurar todo"

'sabes que podemos y que lo lograremos juntos'

"suspiro que remedio, solo terminemos rapido que tu madre nos debe de estar esperando ¿entiendes?"

'lo prometo xolotl'

Sin mas en que pensar regrese en mi y movi mi adolorido cuerpo, ese ultimo golpe que recibi me habia dejado literalmente pegado a un muro del impacto y por poco inconsciente, gracias a dios que no fue asi ya que ese ente venia hacia mi con fuerza y apenas pude evitarlo, pero el no contaba con que yo aprovecharia ese instante para contra atacar.

'¡te llego tu hora!, Corte... Funebre'

con esas ultimas palabras selle el destino de ese ser destruyendo su cuerpo por completo y dejando algo de daños colaterales tambien

'ojala pudiera controlar mejor mi poder, en fin ¡Restauracion!'

y con esa simple palabra lance mi macuahuitl al aire dejando que este lanzara una gran cantidad de cenizas al aire mientras que estas dejaban todo en su lugar, justo como deberia de ser.

|Debiste de esperarme, tambien me encargue de uno de estos|

'vaya... es bueno saber que estas bien Adrian, estaba por ir a ver si estabas bien'

|¿en ese estado?, realmente no dudo que lo harias, pero, sabes no puedes dar mas por hoy asi que descansa|

'jeje, esta bien, solo porque lo dices tu'

|Asi es, obedece a tu alfa|

'¿sabes que eso es grosero no?'

|eh?, ¿y porque?|

'Que tenga el miraculous del xoloitzcuintle no te da el derecho de decir eso, a xolotl le molesta mucho que digas esas cosas'

|y eso a mi que me importa?, tu eres mio y por ende el tambien|

'jeje, bobo, aun asi, debemos de irnos'

|lo se, pero tu debes de descansar|
No dije mas, realmente estaba cansado, estos meses de falta de sueño me pasan factura de una manera terrible, es bueno que el pueda ayudarme con eso, aunque, realmente lo que a ustedes les importa es saber como llegamos aqui no?, bueno, eso se puede contar mas adelante no les parece?
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Buenas!, realmente no se si continuar con esta historia o no, por ende decidí dejarles una encuesta para que voten si creen que sea una buena idea o no, sin mas que decir aparte de que espero sus votos con ansias me despido
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Hola!!! lamento la demora, el trabajo es demasiado últimamente pero aun así eso no me impedirá seguí con esta historia, gracias por el voto a favor para que continué mi historia, por eso aquí les dejo esto:
[

Ahora recuerdo cuando fue que comenzó todo esto, esto empezó hace aproximadamente unos dos años, yo siempre fui una persona bastante simple, james fui violento mas que cuando llegaban a mi limite de paciencia aunque no golpeaba, solo gritaba de ves en cuando por el coraje y me apartaba, buscando tranquilidad entre mis libros, en ese entonces tenia apenas 19 años, realmente no llevaba una buena relación con mi padre por serios conflictos con respecto a quien era yo, mis gustos, intereses las personas con las que me juntaba, el siempre fue muy controlador conmigo debido al hecho de que soy su primogénito, el se había casado anteriormente con otra mujer antes que con mi madre pero solo tuvo tres hijas, por lo que buscando preservar su sangre y apellido se separo de ella y se junto con mi madre, primero tuvo una hija con ella, mi hermana Alice, ella es mayor que yo por dos años, ademas de ser un poco mas baja que yo, tener la tez mas clara y ser algo robusta pero no mucho, después nací yo, mi padre se sentía orgulloso de al fin tener un hijo varón por lo que organizo una gran celebración cuando nací, pero su gusto no duro mucho puesto que tiempo después enferme gravemente con apenas unos meses de edad por lo que fui internado por mucho tiempo, por ese motivo mi madre siempre estuvo al pendiente mio cuidándome lo cual irritaba bastante a mi padre quien tuvo otro hijo dos años después de mi, el se llama Daniel, y a pesar de que no era su primogénito mi padre también se alegro enormemente por su llegada, a el lo formo como siempre quiso que yo fuera, aunque la mas grande diferencia entre el y yo es que el disfruta entrenar y el ejercicio, pero yo no, prefiero estar solo y leyendo, aunque eso no significa que no supiera pelear, mi padre me enseño a su manera, obligándome a hacerlo, con el pasar del tiempo me volví relativamente bueno pero sin exagerar, podría decirse que mi hermano menor y yo estamos a la par, el con fuerza y yo con estrategia, pero en fin, no les e dicho el nombre de mi padres, mi madre se llama Rocio y es mujer bastante hermosa, aunque el tiempo desgraciadamente le a pasado factura, mi padre es Omar, el es mayor que mi madre por casi quince años y realmente no se porque siguen juntos, siempre pelean y terminan discutiendo por cualquier cosa, tal ves sea por nosotros y se separen en cuanto nosotros nos vayamos de casa.

aparte de mis padres y hermanos la única familia en la que confiaba eran mis abuelos maternos, ellos vivían en otro estado de la república pero lo visitábamos cada ves que podíamos, asegurándonos de disfrutar cada momento con ellos, ellos eran ya bastante grandes, tendrían en ese entonces unos ochenta años cuando menos, ambos encajaban bastante bien en el típico estereotipo del abuelito mexicano, pero eso estaba bien, siempre estaría bien si eran ellos, nos querían bastante a mi y a mis hermanos, pero no a mi padre, y entiendo bastante bien el porque, pero, jamas fueron muy descorteces con el, o al menos eso intentaban, al igual que mi padre mi abuelo se sentía bastante orgulloso de que yo fuera su primer nieto varón, siempre me decía mi abuelo que yo estaba destinado a grandes cosas, yo jamas le creía, después de todo ¿quien pensaría eso de mi?, ni siquiera yo a decir verdad, pero ahora se que me encontraba lejos de entender a que se refería, fue ese ultimo verano que lo visite lo que me marco a mi y a muchas otras personas, era de noche en ese momento, lo recuerdo claramente, yo me encontraba solo afuera de la pequeña casa de mi abuelo, viendo aquella hermosa vista que me hacia olvidar cualquier pena que tuviera, esa simple vista era capaz de calmar una llama que ardía dentro de mi y que no entendía que significaba, el deseo de pelear, pero no solo por diversión, el deseo de hacerlo por un propósito, llevaba bastante tiempo sintiendo esto, pero no tenia idea de que significaba.

-Tal parece que tu corazón se encuentra agitado Eduardo

La repentina aparición de mi abuelo a mi espaldas me hizo sentir un escalofrió en mi espalda, puesto que a pensar de ser alguien tan viejo el podía tomar por sorpresa a cualquiera algo bastante curioso a lo que jamas preste mayor atención.

-uff, abuelo, no haga eso, me asusto por un momento -respondí yo recuperando mi compostura
-Jeje, los jóvenes de hoy en día, pero regresando al tema, Eduardo, llevas bastante tiempo aquí fuera y con tu corazón agitado -mientras decía esto el poso una mano en mi hombro calmándome un poco -¿Ya estas listo para hablarme de esto?
-Ni siquiera yo lo se abuelo, llevo mucho con este sentimiento, no se que hacer, siento... siento que quiero hacer algo, pero no creo tener la voluntad para seguirlo, jamas la tengo -Respondí apenado mientras bajaba mi mirada al suelo
-Eduardo, Lalo, tu puedes hacer mas de lo que tu podrías creer, solo es cosa de que tu mismo te lo propongas, por ejemplo, ¿que pasaría si te dijera que muchas de las cosas que ocurren en la mitología pasaron realmente?, solo que fueron deformadas las historias en mitos y después en leyendas hasta ser lo que todos conocen hoy en día
-No creo poder entenderte abuelo
-No es necesario que lo hagas, solo que escuches, hace muchos siglos, antes de que llegaran los extranjeros a este continente ya existía la magia y quienes se encargaban de mantener el equilibrio, los guardianes de este equilibrio eran tan poderosos que eran considerados por nuestros ancestros como dioses, así que algunos de ellos fueron corrompidos por el poder y terminaron convirtiéndose en aquello de lo que debían de defender a sus pueblos obligando a los no corrompidos a pelear contra ellos, aunque realmente cada uno de estos guardianes representaba un concepto del balance por lo que cada uno tenia cualidades especiales que los hacían a todos realmente peligrosos si se inclinaban por sus deseos egoístas, es por ello que a las familias de los clanes mas respetados y honorables se les encomendó el hecho de resguardar estos tesoros y solo usarlos en los momentos de mayor crisis...

Al terminar de narrar su historia el rostro de mi abuelo se torno serio mientras miraba el horizonte frente a el, en ese momento entendí que para el ese relato era algo realmente importante para el por alguna razón que desconocía.

-¿Porque me cuentas esto abuelo? -Pregunte ingenuamente
-Bueno, ya era momento de que esta historia fuera transmitida a la siguiente generación, al igual que nuestro tesoro

Mientras decía esto el alzo un poco su camisa mostrándome un hermoso cinturón de cuero color carmesí, el cual tenia una hebilla de metal representando la figura de un perro Xoloitzcuintle posando ante el paisaje de la luna y la noche enfrente suyo.

-Vaya abuelo, jamas había visto ese cinturón tuyo -Respondí yo maravillado por el diseño tan bien hecho de aquel objeto ajeno - Me encantaría tener uno así
-Eso es bueno, porque ahora este es tuyo -Me dijo con una sonrisa mirándome a los ojos
-No podría aceptarlo abuelo, es tuyo y estoy seguro de que debió de cortarte mucho dinero
-No realmente, esto es de nuestra familia y es momento de que sea tuyo, es por eso que reniego a el para dártelo a ti como su nuevo portador
-P-pero, abuelo, no puedo aceptar algo así -Respondí avergonzado
-Insisto, yo reniego a el para dártelo a ti, es lo único que quiero, que nuestro tesoro familiar quede en buenas manos antes de que sea tarde para poder dártelo yo mismo -Mientras decía esto el acerco nuevamente aquel cinturón a mi
-Esta bien abuelo, si esto te hace feliz esta bien, lo acepto
-No esperaba menos de ti Eduardo, quiero que seas el próximo en nuestra linea, la linea de nosotros los Castro
-Entonces espero estar a la altura para mantener nuestro apellido
-No Eduardo, yo se que tu no lo mantendrás, tu seras capaz de elevarlo aun mas
-Eso haré abuelo
-No podría estar mas orgulloso de ti Eduardo, cuídate bien

Esa fue la ultima ves que hable con el, pues al día siguiente el había fallecido, mi abuela fue quien recibió su testamento al igual que mi madre y un poco mi hermanos, aunque, en este dejo mas que claro que el deseaba que yo fuera quien se quedara con su cinturón y que lo cuidara bien, ademas de entregarme una daga con la forma de un lobo mexicano aullando, parecía estar hacha de plata por su simple brillo ademas de tener una funda con una temática compatible para ella, también me dejo con un anillo con el grabado de un ajolote en su centro al parecer hecho de cobre o bronce pero aun así bastante hermoso y con un buen detallado, por ultimo me dejo un libro bastante viejo y sellado, el notario que leyó su testamento me indico que mi abuelo había pedido que solo lo abriera cuando estuviera realmente solo, que era privado y eso hice, durante todo el transcurso del duelo por la muerte de mi abuelo no me atreví a tocar ese libro, había demasiada gente y solo yo, mis padres, hermanos y mi abuela sabíamos lo que mi abuelo había querido y nos había dejado por lo cual me reserve cualquier comentario sobre el tema de los demás, pasada una semana regresamos a casa, aunque no tan alegres como todos los veranos anteriores, esta ves teníamos un toque de nostalgia en nosotros que no podría irse tan fácilmente, después de todo se había ido una persona importante en nuestras vidas.

-Lalo, porque estas tan pensativo?
-No es de tu interés Alice
-Claro que si, eres mi hermano, ademas, se que la perdida de nuestro abuelo debió de haberte afectado mucho mas que a nosotros, el era mas cercano contigo que conmigo o Daniel, es por eso que se que te sigue doliendo
-Solo no quiero hablar del tema
-entiendo, aunque sabes que cualquier cosa somos tu familia
-lo se, solo quiero tener mis pensamientos claros, ni siquiera yo se que es lo que me pasa
-ya veo, en fin te vine a ver porque vamos a salir, estas seguro de que no quieres venir?
-Si Alice, solo quiero estar tranquilo
-ok, te quiero bye
-bye

a la ves que se retiro mi hermana instintivamente pose mi mano en la hebilla del cinturón que me había dejado mi abuelo, la daga y el anillo que me dio los deje guardados en un lugar seguro y a parte puesto que sabia que al ser valiosos no estarían tan seguros como el cinturón que tenia en ese momento, sin embargo un pensamiento paso a través de mi mente, después de todo, aun no había abierto el libro que me había dado mi abuelo, después de todo aun no sentía que fuese el momento, pero, ahora realmente estaba solo en casa, y era mas que obvio para mi que ellos no regresarían hasta tarde por lo que fuese lo que fuese que mi abuelo haya dejado en ese libro estaba a salvo conmigo por el momento.
Sin perder mas tiempo saque el libro de su escondite y lo desenvolví para darme cuenta de que tenia una empastadura de cuero bastante gruesa, ademas de que tenia una gran extencion, al abrirlo lo primero que note fue que había una parte en especifico de el que estaba marcado por una hoja que sobresalía, al llegar a ese punto me di cuenta de que tenia una gran cantidad de dibujos diferentes, pero que tenían un punto en común todos, eran hombres o mujeres que vestían diferentes trajes, algunos de estos dibujos eran bastante viejos, incluso mostrando figuras aztecas con su típica extencion de dibujo hasta el mas actual que mostraba un viejo dibujo a lápiz que mostraba a un hombre con traje de charro pero con toques bastante peculiares al igual que todos los demás, todos apuntaban a un mismo ser, el Xoloitzcuintle, de alguna u otra forma todos lo representaban, desde dibujos u adornos en su vestimenta hasta mascaras u cascos con la forma de su cabeza, todos tenían esa temática en común, no lo entendía hasta que leí el marcador que me indico la pagina.
Es el momento Eduardo, se que para este punto yo no estaré para guiarte como otros lo hicieron conmigo, el tiempo se me escurrió de entre los dedos tan de prisa que no pude hacerlos, sin embargo, lo que si puedo hacer es dejarte esto, se que te sera de mucha ayuda ya que tu eres el siguiente en nuestra linea, se que tu podrás con todo lo que venga mas adelante así que toma esto como parte de tu aleccionamiento, en este grimorio eh reunido toda la información posible que llegaras a necesitar, aunque por el momento varias de las paginas estarán bloqueadas hasta que las necesites o logres desbloquearlas por tu cuenta, recuerda lo que te dije, la magia existe incluso donde no lo esperas, así que lo ultimo que me queda por pedirte es que digas lo siguiente en voz alta: "Xolotl es hora de iniciar el ciclo"

-"Xolotl es hora de iniciar el ciclo"

Antes de darme cuenta una gran luz se hizo presente en el lugar y el cinturón que tenia de alguna forma que no podía entender se despego de mi cadera abrirse ni que yo lo moviera y una voz algo seria me tomo por sorpresa.

-Así que tu eres el sucesor eh?, esperemos que estés a la altura...

Y sin mas el cuero del cinturón desapareció dejando solo la hebilla flotando frente a mi mientras esta cambiaba de forma y aspecto, ahora era un poco mas grande y el grabado del Xoloitzcintle se había movido viendo al horizonte, observando lo que era el sol, la luna había desaparecido y el color del adorno metálico era distinto, ya no era mas de un color plateado, era mas bien una mezcla entre los colores dorado, verde y rojo que le daba un toque bastante increíble a la hebilla, súbitamente esta se abalanzo contra mi colocándose un poco mas arriba de mi cintura, a la altura de mi ombligo, repentinamente una gran cantidad de cristales me rodeo y perdí la noción de todo por un instante, lo único que sabia es que mi cuerpo estaba moviéndose de una manera automática a la ves que un resplandor recorría mi cuerpo hasta llegar al inicio de mi cuello, en ese momento entendí que es lo que pasaba, era mi turno en la linea después de todo, así que con calma pose una de mis manos sobre mi ojo izquierdo y con un movimiento descendente en forma de media luna baje mi mano hasta mi barbilla para posteriormente separarla para tocar dos partes de mi cabeza o alzar mis manos poco después, pude notar que estaba en lo correcto ya que ahora podía sentir la mascara que ocultaría mi identidad, el único problema es que aun no sabia de que tendría que ocultarla.
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Hola!!!
Se que no soy el mejor escritor al dejar en haitus este fic por el momento, pero, el trabajo y estudios no me dejan mucho tiempo libre por lo que decidi hacer este episodio lo mejor posible con un nuevo contexto y un giro inesperado que no muchos esperaran (aunque otros si jeje) pero, les prometo que este no es el fin ni esta historia esta muerta, sino todo lo contrario, los conceptos para nuevos personajes son increiblemente bastos como por ejemplo el poder, el control, el sigilo e incluso la enfermedad, que creen ustedes que pueda pasar ahora? quien creen que sea el primer oponente para la historia? por favor comentenlo ya que eso me ayudara bastante subiendo mis animos con esta historia y me dara mas inspiracion para seguir adelante, sin nada mas que decir los dejo con el cap.


Capitulo II: Una noche de sorpresas
Poco después de haber cambiado por completo mi aspecto con un atuendo bastante particular note que tenia un gran peso en la espalda, pero que casi no podía percibir, ¿Cómo lo note?, fácil, podía sentir ese objeto en mi espalda, pero no sabia que es lo que era por lo que no le di la importancia necesaria.
-Qué es esto? –me cuestione a mí mismo mientras quitaba de mi espalda un arma bastante rudimentaria de la cual no recordaba su nombre
- “Eres bastante ignorante de tus propios orígenes, eso es un Macuahuitl, un arma bastante poderosa si es que sabes usarla”

Ante aquella voz misteriosa sentí como un escalofrió recorría todo mi cuerpo, sabía que esa voz no era mi imaginación, sin embargo, también era consciente de que estaba totalmente solo en mi habitación por lo que escuchar aquello me provocaba un gran nerviosismo que no podía controlar haciéndome tomar una posición defensiva rápidamente sin pensarlo.

-“Eres alguien bastante peculiar, sin embargo, creo que lo mejor es que nos presentemos, pero, para eso, necesito que digas lo siguiente: Xólotl fin del ciclo”

Sin tener más remedio decidí obedecer a las palabras de aquella voz y en al instante de terminar de mencionar estas palabras sentí como aquel extraño manto se retiraba de mi cuerpo, sin embargo, ahora también había una nueva luz cegadora que me dejo confundido por unos instantes, hasta que esta se desvaneció, mostrando a un muy pequeño Xoloitzcuintle que por más raro que pareciera se encontraba flotando enfrente mío, la sorpresa para mí fue tal que simplemente no pude decir nada en ese momento.

-Ya era hora, dormir durante diez años es realmente agotador…
-Tu…
-Sí, yo soy Xólotl el dios perro que trajo del inframundo las cenizas para crear a la humanidad, pero perdiendo su forma por la de un can, no tienes que decir nada, lo sé, soy increíble
-P-pero… como… diablos!
-Ahora que te pico?
-Cómo es posible esto?, ¿que eres?, ¿de dónde vienes?, que está pasando aquí? ¡No entiendo nada!
-Espera, espera, espera, con más calma que no soy una grabadora
-Perdón… pero que está pasando aquí? Entiendo lo de mi abuelo y eso, pero sigo bastante confundido con todo esto
-Espera un momento… ¡¿él nunca te hablo sobre tu deber?!
-… No…
-ESE SOQUETE!!! ¡Le dije mil veces que tenía que hablar con el sucesor antes para poder estar preparado! ¿Ahora qué voy a hacer?, no puedes estar así no más, sé que tienes mucho potencial, pero esto es el colmo
-O-oye, deberías de calmarte un poco…
-Cómo quieres que me calme?... esto es malo
-Porque?
-Mmmm… suspiro veras, se supone que el debió de enseñarte todo sobre mi, sobre las verdades de este continente y entrenarte para poder manejar tus habilidades de la manera correcta, por lo que veo, tú debes de ser el más fuerte de toda la línea por lo que él te eligió a ti como sucesor del miraculous del Xoloitzcuintle
-El más fuerte?... debe ser una broma, en ese caso él hubiera elegido a mi hermano David, él es más fuerte que yo
-No lo entiendes, me refiero a mas fuerte espiritualmente, tú tienes un gran potencial, eso te lo puedo asegurar, dime, ¿tú tienes alguna experiencia con el tema de la magia o algo así?
-Magia?... ¿Cuenta la lectura de cartas y la mano?
-Sí, me sorprendió que me dijeras no tener entrenamiento con la magia ya que tienes un poco de tu poder liberado, ¿qué tan precisas son tus lecturas?
-Lo suficiente para saber cosas que jamás imagine de los demás y poder preverlos de algún peligro
-Me gusta escuchar eso, entonces esto será más fácil, aunque sería mejor si tuviéramos una guía
-De hecho, mi abuelo me dejo algo como eso, es un grimorio según lo que dice en el
-… José, si te encuentro en el mictlan te juro que te hare descender al menos dos pisos como castigo
-Porque harías eso?
-Por muchas razones, pero la principal es porque no te instruyo en lo más mínimo, en fin, supongo que él te conto un poco sobre la verdad de las leyendas, eso es lo mínimo que debió de haber hecho
-De hecho, si, me conto una historia, pero en ella él decía que seres como ustedes representaban conceptos de la naturaleza
-Así es, nosotros los kwamis representamos estos conceptos debido a que somos seres abstractos
-Seres abstractos?
-Sí, veras, a diferencia de ustedes que son seres tangibles nosotros somos seres que nacimos con los conceptos que representamos, como tal no tenemos forma física definida, pero cuando crearon estos objetos con los que pueden vernos tomamos las formas que ustedes quieren ver, en algún punto ustedes decidieron que lo mejor era que tuviéramos un tamaño y aspecto compacto y nos asignaron un perfil basado en los animales que ustedes conocen, no es que me moleste ser visto como un perro a decir verdad
-Entonces existen muchos de ustedes?
-Tantos como conceptos
-Vaya, eso es mucho, ¿qué concepto representas?
-Como debiste de haberte dado cuenta desde un inicio, yo represento los ciclos, el inicio y el fin incluyendo todo lo intermedio
-Wow, eso suena impresionante
-Lo sé, lo soy
-Y como mides el tiempo tú?
-El tiempo?, para nosotros eso es bastante relativo, aunque, el tiempo también es un concepto y su kwami es un conejo según su punto de vista así que es algo bastante curioso… ¿de que estábamos hablando?
-Sobre como mides el tiempo tu
-Cierto, para nosotros el tiempo es equivalente de diferente forma, lo que es un año para ti, para nosotros no es más que una mínima fracción, nuestro año son al menos unos dos mil suyos, jamás le prestó atención a ese tema, a decir verdad
-¡¿Entonces, cuanto tiempo de vida tienes?!
-El mismo que el universo, yo nací junto con el kwami de la creación, el tiempo y el espacio por lo que es bastante
-Entonces tu has visto de todo en el universo no es así?
-Sí, realmente nosotros vagábamos por el universo, hasta que un día un mago bastante antiguo averiguo nuestra existencia y creo los primeros miraculous, eso fue en china, con el tiempo en otros lugares también nos descubrieron y crearon sus propios miraculous, una de las primeras civilizaciones en crearlos fue la de los olmecas, con magia y materiales naturales nos crearon estos miraculous para poder comunicarnos
-Pero… si ustedes podían hablar con ellos, y yo te entiendo perfectamente, ¿cómo es eso posible?
-Fácil, nosotros podemos hablar cualquier lenguaje ya que este también es un concepto
-Grandioso
-En fin, ¿tienes comida?, tengo bastante hambre
-Claro sígueme, por cierto, ¿enserio dormiste por diez años?
-Sí, no he visto nada desde que empecé a dormir, así que no se cuanto haya cambiado el mundo… pero, esta es tu habitación ¿cierto?
-Así es
-Los tiempos han cambiado mucho, todo tiene color, y por lo que veo tienes cosas bastante interesantes, ¿acaso tu familia tiene mucho dinero actualmente?
-No, eso es ridículo, somos de clase media por poco, actualmente muchas personas tienen cosas incluso más impresionantes, mi habitación es bastante modesta, a decir verdad
-Lo sé, se nota a simple vista, tienes bastantes libros y bastante diferentes, tu ropa es bastante diferente a la última que vi hace años… ¿en qué año estamos actualmente?

La última pregunta del Xoloitzcuintle confundió bastante a Eduardo quien volteo a verlo mostrando su desconcierto

-Xólotl, estamos en el año dos mil diecinueve
-… Ok… tratare de no explotar en este momento…
-Ahora porque haces ese comentario?
-No dormir diez años… DORMI VEINTE MALDITOS AÑOS!!! ¡Definitivamente me las va a pagar, me he perdido de muchas cosas!
-No tienes que gritar, ¿no dijiste que tenías hambre?
-Cierto, hace tiempo que no cómo y tengo un apetito atroz en este momento
- “como puede pasar de un tema a otro con tanta facilidad?!!” … bueno, que te gusta comer?
-Realmente de todo, especialmente si tiene picante, ¡es tan delicioso!
-Bueno, ¿algo en específico?
-tendrás algo de pozole?
-No en esta época del año
-elotes asados?
-a menos de que salga a comprarlos
-Pollo al menos?
-Eso si
-Algo es algo
-Sí, ¿te gusta la salsa valentina?
-salsa valentina?, eso no estaba antes, ¿es buena?
-Digamos que sí, la de etiqueta amarilla es la que mejor se disfruta, pero la de etiqueta negra es mucho más picosa
-Suena bien para mi
-Espero que eso digas después de probarla
-acaso no te gusta a ti esa salsa?
-Bueno, te diré una cosa, a pesar de ser mexicano, no como mucha salsa, prefiero el dulce
-Hereje!
-No lo soy, solo tengo problemas con ella, me hace daño, a decir verdad
-Entiendo, pero, ¿qué me darás de comer?
-Bueno, tengo pollo y puedo hacer unas cuantas enchiladas si así lo quieres
-Suena bien, vayamos entonces

Mientras salían de la habitación de Eduardo Xólotl quedo bastante confundido con el exterior, jamás habría imaginado ver cosas tan avanzadas en un lapso de sueño tan corto, por lo que cuestiono a Eduardo durante un muy largo rato a cerca de cuanto habían cambiado las cosas desde la última vez que él había sido llamado por José el abuelo de su nuevo portador, con forme fue pasando el tiempo y ya habiendo comido hasta llenarse Xólotl miro de manera seria a Eduardo, poniendo nervioso a este último.

-Eduardo, siento que sería bueno que dejáramos las cosas claras de una vez, la razón de mi existencia junto con los demás kwamis gracias a los miraculous es el mantener el orden en este mundo, así que dime, cuanta violencia existe actualmente en este lugar?
-A decir verdad, una parte de mi temía que preguntaras esto, aunque sabía que lo harías de todas maneras, realmente no es raro escuchar sobre robos, secuestros o asesinatos, los periódicos amarillistas se mantienen a flote gracias a eso y los medios de comunicación siempre encuentran la manera de escandalizar aún más los problemas que existen dentro del país
-Entonces la situación es seria, recuerdo aun que hace unos dos años sentí una presencia familiar, una colisión impresionante entre dos fuerzas que termino afectando una gran área, ¿ocurrió algo como eso hace dos años?
-No puede ser… lo que dices, es que… ¿otro portador fue el responsable?
-Entonces no estaba equivocado, ¿que fue exactamente lo que sucedió?
-Hace dos años aproximadamente ocurrió un terremoto bastante fuerte de magnitud oscilante entre el grado 8 y 9 en escala de Richter, fue algo bastante serio
-Por lo que me dices, puede que haya sido Behemoth el responsable de eso
-Behemoth?
-Es el kwami del poder y con un buen golpe de su portador pudo haber causado eso, la última vez que supe de él fue con tu bisabuelo, el portador era una mujer que vivía en Mérida, actualmente desconozco en donde pueda estar… aunque también pudo haber sido una pelea entre portadores, no lo sé, es bastante confuso todo esto
-Si tu estas así siendo tú, imagina como m encuentro yo de confundido que no se nada del tema
-Como sea, el único punto aquí es que tú eres el nuevo portador del ciclo por lo cual es tu deber vigilar estos territorios y pelear por lo que es correcto
-Yo… no lo sé, no creo ser capaz
-Escucha, si no fueras capaz José no te habría elegido a ti, además, tienes una gran ventaja, puedes escucharme aun cuando estas usando el miraculous, algo que muy pocos en la historia han logrado por lo que, en efecto tu eres capaz de hacer mucho más de lo que imaginas
-Tú enserio lo crees?
-Si, José pudo haber sido un idiota en varios sentidos, pero jamás en un tema tan serio como este
-Lo entiendo, pero en ese caso, ¿que podría hacer yo?
-Bueno, conmigo tendrías al menos dos habilidades principales, el “corte fúnebre” con el cual puedes llevar a un ser u objeto al final de su ciclo existencial y también la habilidad de “restauración” con la cual tu puedes reparar todos los daños causados por tus agresores a una pelea, al igual que sanar tus heridas, solo tienes que desearlo
-Vaya, eso es asombroso
-Así es, pero, también tienes una habilidad mágica bastante alta por lo que aprender unos cuantos estigmas no te vendría nada mal
-Tú crees que haya problemas con más portadores?
-No lo sé, se supone que no debería de ser así, pero con lo anterior, no puedo tener una postura positiva
-Crees que sea realmente una buena idea salir a patrullar como tú lo dices?
-Eso no lo podremos saber hasta que lo hagamos
-Entiendo Xólotl, realmente tardaran horas en regresar mis familiares, así que, ¿porque no intentamos hacerlo hoy?
-Tu estas dispuesto?
-… Si, aún tengo mis dudas, pero uno nunca puede estar seguro de sus dudas hasta tenerlas enfrente
-Eso es bueno, pero tienes que saber algo antes y que debes de tener en cuenta
-Qué cosa?
-El hecho de que después de usar tu poder, sea cual sea, solo te quedaran cinco minutos como máximo antes de des transformarte, necesitare comer para poder transformarte nuevamente
-Entiendo, ¿es necesario que comas algo de comida normal?
-A que te refieres con eso?
-Bueno, existen los alimentos artificiales, pero no aportan muchas proteínas así que tengo la duda de si eso te bastara
-Siempre y cuando tenga algo comestible en el estómago me bastara
-Lo mejor entonces será que guarde algo bueno para ti, ¿será suficiente con un pan dulce?
-Por supuesto!
-Eso es mejor, en ese caso, ¿estás listo?
-Esto será divertido
-Tomare eso como un sí, Xólotl es hora de iniciar el ciclo

Con aquellas palabras dichas nuevamente paso lo que Eduardo esperaba y una gran cantidad de cristales rodeo su cuerpo solo que esta vez era totalmente consciente de lo que estaba pasando y el temor no rondaba en lo más mínimo sus pensamientos a la vez que observaba como aquel manto se hacía presente en su cuerpo, con movimientos suaves y calmados Eduardo movió su cuerpo, ajustando su traje a su gusto en forma y diseño, por ultimo al terminar con su traje este poso nuevamente su mano en su rostro y la paso en forma de media luna desde su ojo izquierdo al derecho finalizando en su mejilla para inmediatamente posar sus manos en su cabeza, tirando de ellas suavemente hacia arriba, marcando el lugar donde estarían sus adornos, mientras hacia esto noto como su cabello se reacomodaba, creciendo un poco mas largo para terminar formando una coleta algo larga y dejando un fleco de cabello en su rostro cubriendo su ojo izquierdo, pronto Eduardo noto como su cabello cambio de color pasando de un negro azabache a un tono bastante claro de castaño, posteriormente con un fuerte golpe rompió los cristales que lo rodeaban, dándose cuenta de que estos eran obsidiana y como los restos formaban su macuahuitl, para finalizar movió un poco sus caderas a la vez que un largo lazo rodeaba su cintura simulando ser una cola pelona tal como la de un Xoloitzcuintle, al terminar con su transformación quedo sorprendido por el cambio, no solo era la media mascara superior en forma de cabeza canina que ocultaba su mirada, sino también su cabello, el estilo del traje tan pegado a su cuerpo pero sin exagerar dándole una movilidad perfecta además de que su cuerpo se veía más entrenado aunque esto no lo molestaba en lo mas minimo.

-Vaya, esto es increíble… siento que no soy yo, pero, a la ves, siento que siempre espere para poder verme así
-“En cierta medida podría decirse que asi es, tu destino siempre fue ser esto, aunque aun falta algo importante”
-Oh! Lo olvidaba, puedo escucharte en mi cabeza
-“No es como que quieras ignorarme de todas maneras, en fin, lo que necesitas es un alias, un apodo con el cual puedan reconocerte”
-Por lo mismo de la identidad no es así?
-“Exactamente”
-Ya veo, bien, si ese es el caso, ya se como me conocerán
-“Quiero escucharlo”
-Bien, a partir de hoy mi nombre será Nahual
-“No suena tan mal, esta bien, puedes llamarte asi si quieres”
-No estaba pidiéndote permiso
-“Pues aun asi, no quiero que te conozcan por un nombre estúpido, eso afectaría mi reputacion enormemente”
-Como sea, creo que ya es hora de salir

Después de sus palabras Eduardo no cruzo palabras con Xólotl, simplemente se dispuso a cumplir con su deber, para el joven chico lo necesario por el momento solo sería patrullar entre las sombras, saltando en los techos de los edificios y casas del lugar, prestando bastante atención a los callejones de la ciudad, aunque, a decir verdad, a él le preocupaba bastante el perderse puesto que él no estaba acostumbrado a salir de casa cosa que noto Xólotl a la brevedad.

-“No te preocupes Eduardo, si no sabes en donde estas puedes usar tu macuahuitl para guiarte de regreso”
-Y como se supone que haga eso?
-“Lo primero es que tengas frente a ti tu macuahuitl, después, saca cuatro puntas de obsidiana de el y déjalos caer, inmediatamente estos flotaran y te mostraran un tipo de pantalla flotante, en ella podrás buscar lo que sea o comunicarte con otros portadores con los que estés asociado, sonara complejo, pero créeme cuando te digo que no es nada del otro mundo”
-Entiendo Xolotl, lo tendré en cuenta

Para Eduardo las horas pasaron rápidamente, aunque en todo ese tiempo, lo único que había hecho fue detener a un ladrón que asaltaba a una joven, justo después de haber retirado efectivo de un cajero automático, sin embargo, lejos de él había una presencia que ya estaba al tanto suyo.

-Lo siente, ¿no es así mi señor?
-Así es, un nuevo portador está presente, está lejos, pero sé que está ahí, despertó hace poco
-Cree que sea peligroso?
-No, acaba de despertar, estoy seguro de que es inexperto, cuando un miraculous es despertado después de un largo tiempo irradia una señal intensa y esta presencia que acabo de sentir es de ese tipo
-Entonces considera que sea una buena idea tenerlo con nosotros?
-No, al menos el no, encárgate de él y toma el miraculous, estoy seguro de que nos será útil
-Pero y si está acompañado?
-No lo está, sabría si fuera así
-Entiendo mi señor
-Una cosa más, no te confíes de su apariencia, recuerda nunca subestimar a tu oponente
-Si mi señor

Sin decir una palabra más, ambos seres se separaron, uno dirigiéndose hacia su objetivo, mientras que el otro permanecía oculto en su base, sostenía una fina copa de cristal mientras agitaba lentamente el líquido carmesí que permanecía dentro de esta, después de unos momentos de reflexión este opto por hacer un ademan de mano, indicándole a otra figura separada de él que se acercara.

-Que ocurre mi señor?
-Quiero que vigiles a kunohichi de lejos, síguela y de ser necesario interfiere
-No confía en sus habilidades?
-Sé que ella es más que capaz de muchas cosas, sin embargo, su exceso de confianza es un problema serio y lo sabes bien Abism
-Que más me gustaría que contradecirlo, pero tiene toda la razón
-Bien, ahora, síguela

Sin mayor problema Abism fue tras su aliada mientras que su titiritero mantenía su juego en equilibrio, esperando resultados efectivos de sus peones mientras tomaba un sorbo de su bebida, disfrutando del alcohol raspando lo profundo de su garganta al pasar, mirando su mano derecha y el guante grabado con la forma de un león en este, pronto una sonrisa se formó en su rostro pues, era totalmente consciente de que su objetivo no sería nada fácil de capturar debido a su aura, teniendo en cuenta que debía de mandar a dos de sus efectivos si es que quería obtener su poder

-Bien, bien, bien, ¿Realmente valdrás la pena de que haga este esfuerzo? Yo espero que si ya que estoy seguro de que hoy perderé al menos uno de mis peones

Mientras decía esto una risa malévola surgió de él, inundando todo el lugar con un sonido que podría helar los huesos de cualquiera que lo escuchara, sin embargo, lejos de allí, Eduardo se encontraba cansado y aburrido, realmente esperaba que algo más interesante pasara en aquel lugar mientras estaba sentado en el techo de un gran hospital, pero, pronto, una sensación de peligro se apodero de él por lo que con un salto bastante alto cambio de posición, solo para darse cuenta de que una figura femenina se encontraba ahora delante suyo, justo a las espaldas de donde se encontraba anteriormente.

-Vaya, eres bastante peculiar niño, no cualquiera se daría cuenta de mi presencia antes de matarlo
-Quien eres tú?
-Quien soy yo? Fácil, soy la última persona con la que vas a interactuar antes de morir

Con movimientos rápidos aquella mujer había desaparecido de la vista de Eduardo quien quedo sumamente confundido antes de sentir un fuerte golpe en su estómago el cual termino por dejarlo caer al vacío.

-“Rápido Eduardo!, Sabes surfear?!”
-Que tiene que ver eso ahora?
-“Escúchame bien si no quieres morir, párate sobre tu arma, esta actuara como un tabla de patinaje y te permitirá detener tu caída, date prisa!”

Sin tiempo para objetar Eduardo hizo lo que Xólotl le indico e inmediatamente se dio cuenta de cómo su caída había frenado, flotando en el aire gracias a su macuahuitl tal como se lo había dicho su kwami.

-Veo que eres resistente, ¡sin embargo, eso no te salvara!

Nuevamente aquella fémina se hacía presente, solo que esta ves estaba del otro lado del cristal, dentro del hospital observando a Eduardo mientras sacaba unas cosas de un estuche a sus espaldas, ahora Eduardo podía distinguirla completamente, su traje era de un color verde muy obscuro, casi negro mientras que tenía un pañuelo que cubría su nariz y boca, su cabello era negro mientras que unos adornos verdes lo mantenían amarrado, su calzado era un poco mas extravagante puesto que poseían en las puntas adornos que simulaban las patas de un anfibio.

-“Eduardo, será mejor que te alejes rápido”
-Porque Xólotl?
-“Ella también es una portadora, por lo que veo, ella representa a la rana y si mi memoria no me falla, su habilidad es el sigilo, eso la hace muy peligrosa”
-Entiendo

Sin embargo, Eduardo no tuvo el tiempo para reaccionar puesto que su agresora lanzo rápidamente unas cuchillas que rompieron el cristal que los separaba, el primer instinto de Eduardo fue esquivarlos, pero, para su sorpresa aquellas cuchillas regresaron con fuerza tomándolo por sorpresa mientras se incrustaban en su brazo derecho, confundido Eduardo solo pudo notar cuando su adversario ya estaba enfrente suyo golpeándolo fuertemente con una patada des enterrando sus cuchillas de su carne mientras hacia un ademan de manos. Con la fuerza del impacto Eduardo cayó sobre el techo de un edificio cercano mientras analizaba la situación.

-Cómo es eso posible… ni siquiera tuve tiempo de reaccionar
-“Te lo dije, lo mejor es que huyas por el momento, por lo que veo puede usar su habilidad sin límites a diferencia tuya, es por eso que no la detectaste en el techo cuando te acechaba y tampoco lograste hacerlo antes de que te golpeara”
-Sera muy difícil huir
-En eso tienes razón querido

Al escuchar aquellas palabras Eduardo solo pudo tomar rápidamente se arma para bloquear otro ataque de las cuchillas de su agresora mientras tomaba distancia, golpeándolas para alejarlas de el dando como resultado que estas quedaran incrustadas en el suelo

-¡¿Cómo puedes acercarte tanto a mi sin que me dé cuenta?!
-No lo sabes ya?, bien, yo soy Kunohichi la portadora del sigilo, no importa cuanto lo intentes, si yo así lo deseo puedo acercarme a ti para matarte, esto solo es una advertencia, entrégame tu miraculous voluntariamente y te dejare ir con vida de este sitio
-Jamás lo tendrás de mí, prefiero morir antes que entregártelo
-Eso se puede solucionar

Con un fuerte además de manos las cuchillas de Kunohichi lograron separarse del suelo y regresar nuevamente a sus manos, pronto Eduardo entendió lo que pasaba gracias a una mínima sombra que se proyectaba.

-Muy astuta, usas hilos delgados pero muy resistentes para manipular esas cuchillas ¿no es así?
-Bastante bien para ser un amateur como tú, sin embargo, saber eso no te ayudara con lo siguiente

Ante las palabras de Kunohichi Eduardo se puso en guardia, esperando cualquier movimiento que su adversario realizara, sin embargo, para sorpresa de este, ella saco de su estuche una especie de pergamino amarado con una serie de cintas rojas además de un pincel de madera el cual se notaba que tenía tinta negra en su punta, esto confundió bastante a Eduardo, sin embargo, sus instinto le gritaban que mantuviera la distancia y que no se descuidara en ningún momento, pronto Kunohichi tomo el pincel en su mano y escribió rápidamente una serie de símbolos en el suelo frente a ella, posteriormente coloco el pergamino sobre estos e hizo una serie de movimientos rápidos con sus manos que terminaron dejando símbolos extraños grabados en el aire lo cuales se integraron al pergamino, rompiendo las cintas que lo contenían, al instante esta tomo el pergamino, desdoblándolo completamente en el aire mientras que de este salía una gran cantidad de homo que termino formando la silueta de un gran tigre rodeando a Kunohichi.

-Te lo advertí niño, esta es la consecuencia de tus actos “Jutsu gyokusen, ráfaga desgarradora del tigre carmesí”

Una vez terminadas sus palabras Kunohichi apretó suavemente el pergamino en sus manos que termino convirtiéndose en una simple cuchilla de metal con una cinta atada en su agarradera la cual lanzo a Eduardo, este sin problemas logro esquivarla, sin embargo, pronto entendió lo peligrosa que era la técnica de su adversario puesto que, aquella cuchilla había logrado capturar su sombra, impidiéndole moverse de su sitio aunque, esto no era lo que más preocupaba a Eduardo, sino el hecho de que ahora se encontraba parado sobre una gran cantidad de símbolos como los que había escrito su adversaria anteriormente, para sorpresa y terror de Eduardo, de los símbolos debajo suyo surgieron una gran cantidad de agujas las cuales fueron cortando, golpeando y atravesando sus extremidades rápidamente y sin piedad aunque estas jamás tocaron ningún órgano vital del joven quien era consciente de cada estocada en su cuerpo por lo que dedujo que esto era intencional para causarle más dolor y suplicio, rápidamente la ráfaga de agujas ceso cosa que alivio a Eduardo, aunque, para su desgracia ahora debajo suyo se hallaban otra serie de símbolos.

-Escúchame bien, no tenía la intención de matarte en primer lugar así que hagamos lo siguiente, entrégame tu miraculous y te dejare huir de aquí, si te rehúsas, entonces me veré obligada a lanzar una ráfaga aún más dolorosa que la anterior y no tendré piedad contigo, la primera ráfaga son agujas, la segunda son shurikens de cinco puntas, la tercera son cunais de hierro y la cuarta con catanas, aunque te advierto que desde la segunda ráfaga lo más seguro es que mueras aun con la protección de nuestros trajes, debiste de darte cuenta rápidamente, las agujas atravesaron sin problemas tu carne, ¿qué esperas que hagan los demás? Decide rápido


La situacion era bastante clara, Eduardo estaba sin escapatoria aparente y sin poder moverse un movimiento en falso seria de lo mas imprudente, sin embargo, ante la situacion recordo una cosa, no estaba solo en este momento....
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
HI! jeje soy yo de nuevo, aqui va otro cap que espero les ayude a entender un poco mas sobre este mundo y las relaciones que existen, sin mas que decir espero que les guste este cap



Confusión:

-”Te encuentras bien Eduardo?!”

-”No quiero que sufras tú también Xolotl, creo que lo mejor es que acceda… Perdoname…”

-”Eduardo, no estás solo, no tienes que cargar siempre tu solo con el dolor ni con la carga, ahora yo estoy tambien aqui para ayudarte”

-”Pero si no lo hago tú también sufrirás… No quiero que tú también pagues por esto”

-”Enserio crees que no podemos hacer algo?”

-”Qué quieres decir con eso?”

-”Lo que te propongo hacer es algo arriesgado si fallamos”

-”En qué sentido lo dices Xolotl?”

-”Si haces algo mal, podrías terminar gravemente herido si esto falla”

-”... entiendo Xolotl, que debo de hacer?”

-”Estás dispuesto a asumir las consecuencias”

-”Así es Xolotl”

-”Es la primera vez que te veo así, me agrada tu decisión, escucha, sabes como manejar tu mana de una manera baja pero decente, así que no te será tan complicado, intenta tomar ese maná y dirigelo a tu mano izquierda en donde tienes tu macuahuitl, si logras acumular el suficiente maná en ese brazo entonces podrás moverlo un poco asi que asegurate de que tu macuahuitl toque el suelo, justo sobre los estigmas que Kunoichi está generando, despues de eso tendras que decir “corte fúnebre” y de esa manera tendremos la oportunidad de escapar”

-”Entiendo Xolotl, en ese caso solo debo de hacer tiempo no es así?”

-”Exacto, gana el tiempo que necesites, como portador y estando transformado liberar tu mana no debe de ser un problema muy grande, encargate de distraerla pero concentrate en lo que te dije, te ayudare lo mas que pueda con eso”

-”Gracias Xolotl”


Regresando a la escena del conflicto Eduardo se encontraba totalmente a merced de Kunoichi quien lo miraba con ojos inexpresivos aunque con cierto tono de superioridad debido a la alta estima de sus habilidades contra un novato.

-Responde niño, es acaso que quieres morir?

-Y-yo, yo no quiero morir…

-Entonces solo tienes que darme tu miraculous y esto habrá terminado

-... Como se que no vas a matarme después de dártelo?

-No puedes saberlo niño, lo único que te queda es confiar, aunque no tienes muchas opciones de todas maneras si te niegas tienes la muerte garantizado y si me lo das tienes una probabilidad de sobrevivir del 50%

-Eso quiere decir que es un sí o un no

-Eso es mejor que una muerte segura niño

-No deberías decirme solo niño, así como me refiero a ti con respeto llamandote con tu nombre deberias de hacer lo mismo tu


Mientras que Eduardo decía esto podía sentir como la movilidad en su brazo izquierdo estaba siendo recuperada aunque prefirió mantenerlo lo bajo el radar de Kunoichi viéndola directamente a sus ojos

-Aun puedo ver decisión en tus ojos, tal pareciera que aun te rehusas a perder no es así?

-No te equivocas

-Pero no puedes hacer nada por ahora, eso está más que claro para ti no es así?

-Puede ser, pero te diré un cosa, yo no pienso rendirme, ya que yo, soy Nahual!”


inmediatamente después de sus palabras Eduardo rápidamente clavó su macuahuitl en el suelo sobre uno de los estigmas que lo retenían sorprendiendo enormemente a su oponente quien no pudo reaccionar lo suficientemente a tiempo antes de que Eduardo gritara lo siguiente.

-Soy el representante de los ciclos, la representación del inicio y el fin, el alfa y el omega, la creación y su destrucción, ven ahora final mio “corte… fúnebre”


Una vez terminadas sus palabras todos los estigmas que rodeaban el cuerpo de Eduardo se rompieron en el aire como un vaso de vidrio cayendo al suelo, sin embargo, esto no era lo que preocupaba a Kunoichi sino el hecho de que ahora ella era incapaz de moverse mientras una serie de explosiones se acercaba rápidamente a ella quien esta vez sintió el terror que podía representar su oponente a pesar de su joven edad y falta de experiencia, posteriormente unos segundos después una gran cantidad de explosiones la cubrió por completo arrojándola varios metros hasta caer sobre un techo distinto, inconsciente mientras perdía su transformación.

-Rayos… esto se siente… pesado…

-”No estás acostumbrado a usar mana, es normal que te sientas así”

-Lo se, pero no me imagine que fuera algo tan extenuante

-”Mira el lado positivo, estamos a salvo y ella perdió la pelea por lo que podemos tomar su miraculous mientras ella se encuentra inconsciente”

-Tienes razón Xolotl, después de todo es mi deber resguardarlos no es así?

-”Lo es desde que aceptaste”

-Básicamente fui obligado

-”Aceptaste dije”

-Como sea, tienes alguna idea de cuál es su Miraculous?

-”Claro que si, lo mas probable es que su miraculous sea su bolso de cintura, lo tenia cuando nos atacó y aun esta ahi aun cuando está inconsciente”

-Eso es cierto, es hora de concluir con esto

Para Eduardo todo había terminado por esa noche con lo cual se dispuso a dirigirse a Kunoichi para tomar su miraculous, sin embargo, mientras él saltaba una extraña presencia se hizo presente sobre él dándole un fuerte golpe en la espalda que hizo a Eduardo caer hasta usar su macuahuitl para detener su caída poco antes de llegar al piso.

-Que demonios?!

-”Alerta Eduardo, tal parece que Kunoichi tenía compañia”

-Bien, en ese caso tenemos que retirarnos por ahora Xolotl, esto es más peligroso de lo que pude llegar a pensar

-”También estás en desventaja, al haber usado el corte fúnebre tu tiempo ya está corriendo, tienes diez minutos como máximo antes de perder tu transformación”

-Entonces es hora de irme

-Espera un momento, no sería divertido si te retiras tan rapido, aun falta que te haga pagar por lo que le hiciste a Kunoichi


Una vez más Eduardo estaba en una situación desventajosa puesto que ahora tenía un nuevo oponente del cual desconocia sus habilidades, aunque, estaba seguro de que él sí conocía las suyas de antemano por su combate con Kunoichi, en un intento por tomar distancia Eduardo bajó de su macuahuitl rápidamente para dar un salto en reversa evitando a su adversario, sin embargo, una restricción nuevamente le impidió esto, solo que esta vez no era una técnica como la de Kunoichi lo que lo retenía, sino más bien por un largo y grueso látigo negro que retenía por completo su cuerpo evitando su escape.

-Quien eres tu?...

-Yo?. simple, mi nombre es abism y te haré pagar por lo que le has hecho a Kunoichi como ya te lo e dicho antes

-Porque me están haciendo esto?, jamas me meti con ustedes

-Tienes razón, sin embargo, lo más probable es que termines haciéndolo de una u otra manera Nahual

Sin mas que decir, Abism dio un fuerte tirón a su látigo forzando a Eduardo a acercarse a él con suma velocidad solo para terminar recibiendo una fuerte patada en su estómago que sacó todo el aire de sus pulmones, posteriormente y con otro forcejeo a su látigo Abism hizo girar rápidamente a Eduardo en el aire quien trataba de recomponerse del golpe de su adversario, viéndose forzado a bloquear un fuerte golpe de este con su macuahuitl antes de que fuera muy tarde para el portador del xoloitzcuintle.

-Nada mal para un niño como tú, pero no tiene caso que sigas peleando, se que no tienes mucho tiempo antes de perder tu forma no es así?


Eduardo no quería aceptarlo aunque sabía que eso sería un problema grave al ser cierto, su tiempo estaba corriendo y según sus cuentas ya habían pasado como mínimo dos minutos desde que había usado sus poderes y no le quedaba mucho tiempo, tenía que pensar bastante en la situación y qué hacer.


-Xolotl, esto es grave, que debemos de hacer?

-”Esto es lo más peligroso que a pasado en mucho tiempo, si seguimos así no lo habremos derrotado antes de que termine el tiempo, mira nuestro emblema, el sol se está ocultando, si termina de ocultarse y llega la luna al tope… el perro del emblema aullara y tendras solo cinco segundos antes de que te destransformes

-Genial, porque hasta ahora me dices esto?

-”Te dije desde un inicio que después de usar tus poderes tendrías solo diez minutos como máximo antes de que te destransformes”

-Lo siento, solo estoy estresado, lamento si te digo estas estupideces

-”No tienes de qué disculparte y lo sabes, lo importante por ahora es nuestro rival, sus ataques han sido de corto y mediano alcance por el momento, no sabemos aún el alcance de su látigo por lo que es muy peligroso e imprudente el acercarnos sin cuidado”

-No tienes alguna idea de cual sea su miraculous Xolotl?

-”Lo siento, pero no cuento con esa información”

-Entiendo, en ese caso no queda más opción que intentar averiguarlo antes de destransformarme

-Estás resistiendo bien Nahual, veamos si puedes con lo siguiente, “endeble”

Nuevamente Abism se lanzó en contra de Eduardo aunque esta vez estaba preparado, en cuanto lo tuvo lo suficientemente cerca Eduardo lanzó un fuerte golpe en contra de su oponente aunque fue en vano ya que este simplemente giró su cuerpo de una manera irreal para Eduardo quien pronto recibió un fuerte golpe nuevamente en el estómago cosa que lo hizo arrodillarse en el piso, intentando recuperar el aliento mientras su oponente tomaba distancia nuevamente.

-Lo siento Nahual, pero mientras tenga activa mi habilidad de endeble no podrás tocarme en tu estado actual

-Desgraciado…

-Bien, es momento de terminar con esto



A la vez que decía esto Abism se acercaba a Eduardo zarandeando su látigo en clara amenaza hacia su adversario quien aún se encontraba recomponiendose del impacto anterior, sin posibilidad de hacer mucho más Eduardo se levantó torpemente en un intento por mantenerse en pie durante la batalla aunque el sabia muy bien que eso solo seria alargar su tormento sin muchas posibilidades de escapar, con un fuerte latigazo al suelo Abism se lanzó nuevamente en contra de Eduardo quien se dispuso a defenderse aunque, para sorpresa de ambos un fuerte impacto se hizo presente en el rostro de Abism quien terminó impactando estrepitosamente contra el suelo dejando un claro rastro de rupturas en el concreto.

-Je, tal parece que logre tomarte por sorpresa esta vez Abism

-TU! Creí que te habíamos dejado en claro que no volvieras a meterte en nuestro camino!

-Lo siento, sabes como soy, jamás vas a lograr apartar la ira del pensamiento de un toro

-Behemoth, no tientes tu suerte, acabaré contigo esta vez

-Puedes intentarlo si eso quieres, aunque te advierto que no solo ustedes han aumentado su poder desde que nos vimos por última vez

Al terminar sus palabras Abism lanzó un fuerte latigazo a Behemoth quien sin muchos problemas detuvo el impacto con una sola mano dejando sorprendidos tanto a Eduardo como a Abism, aunque para este último fue una sorpresa verlo puesto que Behemoth le era bastante llamativo, este tenía un atuendo bastante parecido a lo que sería un traje de negocios con unos guantes de cuero y un antifaz que simulaba a su vez parte de los cuernos de un toro, su vestimenta a pesar de verse elegante también resaltaba su musculatura dejando ver su cuerpo robusto y bastante varonil mientras la corbata que poseía su traje mantenía el estampado de toro al igual que sus zapatos de vestir mostraban este mismo signo solo que cocido en el cuero de estos, el enojo e impotencia se podía percibir a simple vista en la expresión de Abism quien intentaba forcejear para recuperar su arma aunque esto era en vano.

-Sabes bien que mientras yo tenga esto tu no podras quitarmelo Abism

-Maldito, no creas que si mi arma no puedo matarte

Rápidamente Abism tomó distancia extendiendo sus brazos para terminar formando un gran muro casi translúcido de color verde lleno de diferentes símbolos, rápidamente de estos emergieron una gran cantidad de destellos en dirección de Behemoth quien no se retiró de su posición recibiendo de lleno cada impacto lo cual preocupó bastante a Eduardo quien seguía bastante dañado por su breve encuentro solo siendo capaz de ver como una gran nube de polvo y humo se hacía presente en el lugar de impacto.

-Te lo dije Behemoth, no necesito un arma para matarte

Una sonrisa presumida se veía en el rostro de Abism quien permanecía detrás de su muro por precaución a Eduardo quien aún podía darle algunos problemas, sin embargo, pronto su sonrisa se borró con amargura al ver como del humo disipado energía Behemoth limpiando su traje del polvo levantado por el ataque de su rival mientras recargaba en su hombro un gran mazo de metal con el símbolo de toros tallado en ambos extremos de impacto.

-Realmente te has vuelto fuerte Abism, por poco sentí esos golpes ya que para desgracia tuya yo soy por mucho más fuerte

-Entonces no dejare que te acerque mas, “barrera de amnistia egoista”


Tras sus palabras la barrera que tenía Abism frente suyo se agrandó en tamaño cambiando de forma a un cubo que lo mantenía confinado dentro de una zona segura para él mientras nuevamente mostraba una sonrisa presumida de su parte retando a Behemoth claramente.

-Esta es una muralla que no podras destruir, mientras mas tiempo este aqui mas fuerte se volverá y mientras más la ataques más daño recibirás tu, no tiene caso que siquiera intentes continuar con esto Behemoth

-Tal vez así sería si estuviéramos dos años atrás, sin embargo, tienes que dejar de pensar en la ventaja que tenias antes y poner atención a lo que está pasando hoy

Al terminar sus palabras Behemoth tomó su mazo y sacó un objeto de uno de su bolsillos depositandolo dentro de su arma por un compartimiento que tenía en la unión entre la barra metálica que servía como mango y la unión a la cabeza de las zonas de impacto, posteriormente el compartimiento se cerró dando como resultado un sonido estremecedor similar al de un arma de fuego recargándose, con su objetivo cumplido Behemoth se lanzó en contra de Abism quien simplemente apoyó su mano en uno de los muros con total confianza en su defensa, sin embargo para este último el impacto por parte del mazo de Behemoth fue más que suficiente para destruir su barrera con su solo golpe, dejando la potencia suficiente como para impactar también en el pecho de Abism quien nuevamente terminó siendo lanzado una gran distancia para terminar siendo enterrado en un muro de concreto y terminando inconsciente, para este punto Behemoth suspiro aliviado recargando su mazo en el suelo mientras de este salia un cartucho al rojo vivo por el compartimiento que anteriormente había usado Behemoth.

-No tienes porque temer Nahual, no estoy en contra tuya

-Quien eres tu?

-No se si no escuchaste mi nombre o preferiste ignorarlo, pero esta bien, te lo repetiré, mi nombre es Behemoth y soy el portador del miraculous del poder con al signo del toro

-”Entonces el si fue el causante de ese terremoto”

-Bueno, yo soy Nahual y represento los ciclos

-Ya veo, aun eres muy joven para ser un portador, debes de entender que ahora, los miraculous están en peligro, es por eso que podría decirse que estamos en guerra dos bandos, el de ellos y el nuestro

-Porque están todos en guerra?

-Quieren el poder que estos dan, los miraculous son más poderosos que cualquier arma moderna y con conocimientos en la magia los portadores son aún más poderosos y peligrosos

-Pero porque quieren más poder? debe de haber una razón detrás de todo esto, no se supone que deba pasar esto, se supone que los miraculous deben de ser cuidados por nosotros para ser ocupados solo para proteger a otros

-Lo se Nahual, ese tambien es mi principio, sin embargo, no todos piensan así, toma, tu te lo ganaste

Sin previo aviso Behemoth arrojó un par de objetos a Eduardo quien logró atraparlos sin muchos problemas solo para quedar sorprendido por lo que eran.

-Tu derrotaste a Kunoichi así que por derecho ganaste el deber de cuidar ese miraculous, lo que tienes en esa pequeña caja es algo bastante valioso, son municiones creadas por un compañero mio con el miraculous del refuerzo, te ayudaran mas adelante, usalas solo si es verdaderamente necesario, espero podamos volver a vernos de buena manera como hoy

-A qué te refieres con eso Behemoth?

-Uno nunca sabe que puede llegar a pasar Nahual, puede que dentro de unos meses tengamos que estar en contra…

-Y porque estaría yo en contra tuya si me has ayudado?, realmente me pareces alguien agradable y… me gustaria pasar mas tiempo contigo, no acabas de decir tu mismo que tienes un compañero? porque yo no puedo estar con ustedes?... yo… aun no tengo nada de experiencia…

A pesar del campo de reciente batalla Eduardo se aferraba a la idea de tener a Behemoth con él, un sentimiento de protección y seguridad se hacía presente en el joven corazón de Eduardo mientras tomaba del brazo al portador del toro, rogando por más tiempo, sin embargo para Behemoth no era así, por el contrario sentia que debia de proteger a este nuevo portador como otros lo habían hecho con él antes, aunque tenía un sentimiento de controversia al no saber que hacer, por un lado quería tenerlo consigo mientras que por el otro se negaba a aceptarlo, para su desgracia pronto recuerdos de tormento, dolor y muerte se hicieron presentes en el pensamiento del mayor, él no estaba dispuesto a dejar que Nahual tuviera nada que ver con él, evitarle tener tantas penas con las cuales cargar seria lo mejor que podría hacer por el.

-lo siento… es demasiado peligroso que nos juntemos tantos portadores… que vengas conmigo solo sería condenarte al peligro constante, tanto para ti como para tus familiares y amigos más cercanos

-Creo… Creo que entiendo tu punto Behemoth, lamento si mi petición fue arrogante…

-No tienes de que preocuparte, solo cuidate y mantente lejos del peligro

-Lo tendré en cuenta, muchas gracias por ayudarme

-No es nada, espero que podamos vernos pronto y en buenos términos

-Oye, eso ya lo habías dicho antes

-Lo digo por si lo olvidaste, adios

Sin decir más Behemoth dio un gran salto cruzando de tejado en tejado hasta perderse de vista para Eduardo quien soltó un suspiro pesado señal clara de su desánimo por la negativa dada por Behemoth a su petición

-”No tienes porque preocuparte por eso Eduardo, aún quedan muchos toros en el corral jeje”

-De qué hablas Xolotl?

-”Nada, nada, en fin, tenemos que arreglar todo este desastre... “

-Como se supone que hagamos eso?, todo esto es un caos, hice explotar un maldito techo, la calle está totalmente destruida por los impactos, las ventanas del hospital están dañadas y mucho más

-”Recuerda que representó los ciclos y eso incluye el antes de que todo esto empezara, solo lanza el macuahuitl al cielo y grita: “restauración” de esa manera todo volvera a como estaba antes de que empezara nuestro conflicto

-Ya entiendo, entonces eso hare… Restauración!

Al terminar sus palabras del macuahuitl de Eduardo surgió una gran cantidad de cenizas que devolvieron todo a como estaba anteriormente, las ventanas se repararon, los techos regresaron a su estado actual y la calle volvió a la normalidad aunque, por ahora lo que le preocupaba a Eduardo era su tiempo restante, la luna estaba por entrar en apogeo dentro de su avilla por lo cual el con prisa de alejo de la escena solo para destransformarca en un callejón solitario cercano a su hogar.

-Xolotl fin del ciclo

-Uff, hoy fue una gran noche, muy buena para ser tu primer patrullaje

-Acaso estas loco?, casi muero hoy!

-Pero no lo hiciste o si?

-Mmmmmm…

-En fin, tengo hambre, trajiste el pan contigo verdad?

-Sabes que así es, no paraste de molestarme hasta que compre el que me pediste

-No pude evitarlo, como no querer comer un pan con la forma de una mazorca de maíz?

-Es acaso un capricho infantil aquello?

-Que tiene de malo que alguien como yo pida un capricho de vez en cuando?

-Jeje, a veces puedes ser alguien muy complejo y otras bastante simple no es así?

-Todo es parte de un ciclo Eduardo, yo soy quien tiene que estar al inicio de todo y tambien el ultimo en irse, me encargo de que todo tenga que ir como debe y hasta el momento nada a ido por mal camino, a pesar de eso, no lo se todo, no comprendo por completo el pensamiento lógico e irracional del ser humano, es por eso que lo intento experimentar por mi propia cuenta y qué mejor manera de hacerlo que estar cerca de uno constantemente? llevo haciendo esto por mucho tiempo humano, pero aun con todo eso, no siento que avance, no es algo que me moleste, pero si que me confunde

-Eso es bastante profundo para alguien como tu

-Eduardo, tu no me conoces en nada, pero eso no significa que yo no conozca nada de ti

-Eso ahora sonó algo escabroso

-Esa era mi intención

-jeje, como tu digas


Para Eduardo aquella breve conversación con Xolotl había sido son eso, una plática sin importancia, aunque, Xolotl sabía que pronto se daría cuenta de todo lo que podían significar sus simples palabras.
 
Última edición:

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Bien, ya esta listo un nuevo cap, aunque corto en comparación con el anterior este tendrá un poco menos de acción para dar paso a mas conocimiento de esta historia, espero que les guste:


El corazón de una bestia:



Varias preguntas se aglomeraban alrededor de la mente de Behemoth mientras se retiraba de la escena de su último encuentro, posteriormente noto una gran presencia detrás suyo, solo para terminar notando la gran cantidad de cenizas que recorrian toda la zona donde habían batallado él y Nahual cosa que lo hizo entender un poco más sobre las habilidades de Nahual a pesar de ser joven. Después de estar seguro de que nadie se encontraba detrás suyo Behemoth se ocultó dentro de un callejón cercano a una zona residencial.


-Elnath, es hora del descanso


Tras las palabras de Behemoth su cuerpo fue retirado de su traje formal dejando ver a un hombre grande y maduro, aproximadamente de treinta y cinco años de edad con un cuerpo muy bien definido, aunque, tampoco se podía negar el hecho de que tuviera una panza no muy grande aunque sí resaltaba su aspecto masculino junto con algunas canas en su cabello, su vestimenta civil era bastante común para cualquiera, solo un pantalón de mezclilla junto con una camisa sin mangas era su atuendo, aunque llevaba consigo una chamarra negra que cargaba en su hombro, no quiso prestar más atención al asunto y salió de aquel callejón aunque con protestas por parte de su kwami.



-Esas palabras a Nahual fueron algo duras


-Eso no es problema nuestro Elnath


-Como que no? Tienes que ser un hombre y tomar responsabilidad de tus acciones Adrian


-Tch, sabes porque es mejor que este lejos


-Tu y yo sabemos que esa no fue la forma correcta


-Eso no debería de importar ahora, obtuvimos el miraculous del pulpo no es así?


-Cierto, pero dejaste que el se quedara con el de la rana


-Él se lo gano, despues de todo el peleó solo contra ella y sabes cuan difícil es eso, no puedo imaginar lo cansado que debía de haber estado como para enfrentar a Abism poco tiempo después


-Te doy la razon en eso, pero crees que lo haya tomado bien?


-Porque lo dices Elnath?


-Adrian no tienes remedio, se ve que el tenia ojos de borrego triste esperando que lo dejaras venir con nosotros


-Y porque eso debería de importarme?


-Porque… olvidalo, puede que te des cuenta tu mismo del punto al que quiero llegar


-Como sea Elnath, tenemos que llegar con Armand


-Eso es cierto, puede que se sorprenda de vernos, aunque siendo sinceros lo más probable es que nos regañe enormemente por haber actuado por nuestra cuenta


-Mmmm, en eso tienes razón Elnath, aun así no podemos dejar esto en cualquier lado


Después de sus palabras tanto Adrian como Elnath se encontraron frente a un pequeño restaurante, su exterior se veía bastante decente además de encontrarse muy cerca de una zona residencial de clase media por lo que tenía un buen interior algo elegante pero sin perder el encanto de un lugar humilde, una cosa bastante difícil de expresar en un establecimiento en opinión de Elnath, aunque, en estos momentos eso no les importaba mucho a ambos puesto que tenían asuntos serios de los cuales encargarse por lo que a pesar de que un letrero de cerrado se posaba en la entrada mientras un trabajador limpiaba el interior del establecimiento Adrián entró en él, aquel hombre solo volteo a verlo de reojo y continuó con su trabajo.


-Samuel quiere verte Behemoth, no está muy contento que digamos


-Entonces si lo noto


-Bueno, al menos esta vez no creaste otro terremoto ni perdiste tu miraculous así que no estarás tan mal


-Eso es fácil de decir para ti, no querrán desplumarte a ti Omar


-Lo se, pero tambien eso me a pasado a mi Elnath, recuerdas la vez que por poco destruyo las runas que se encuentran dentro del centro histórico?


-Eso es verdad, debiste ver tu cara al salir de su oficina


-Cierto, pero, enserio creo que debes de hablar con el


-Porque lo dices…. está detrás de nosotros no es así?


Una simple afirmación por parte de Omar fue más que suficiente para que un escalofrío se hiciera presente en el cuerpo de Adrián, este no era por temor ni por una baja temperatura, sino por la sorpresa que siempre le daba el ver cómo es que alguien como Samuel siempre pudiera tomarlo por sorpresa, al verlo de frente no era la gran cosa, era alto pero no mucho, delgado pero no demasiado y sus rasgos faciales eran afilados sin llegar a ser desagradables, las canas en su cabello eran más notorias que las de Adrián además de que este último junto con su kwami le tenían un gran respeto a él por hechos pasados.


-Necesito hablar contigo Adrian


-Si



Sin más respuesta tanto Adrian como Elnath siguieron a Samuel hasta el fondo del establecimiento, bajando por unas largas escaleras hasta llegar a lo que parecía ser el sótano del lugar, terminando frente a una puerta que Samuel abrió rápidamente indicando a Adrian entrar, posteriormente, tanto Adrian como su kwami tomaron asiento, esperando por Samuel.


-Deben de saber el porqué están aquí no es así chicos?


-Lo sabemos Samuel, me gustaría tocar el tema lo antes posible por favor


-Entiendo, tu que opinas Armand?


-Creo que sería algo cruel jugar con ellos por mas tiempo, asi que lo mejor será que ustedes nos digan exactamente que paso


Esta vez quien hablaba era un pequeño armadillo que flotaba junto a Samuel mientras miraba de manera neutral tanto a Adrián como a Elnath mientras soltaba un suspiro.


-Estoy seguro de que tendrán al menos una excusa para lo que aconteció y espero que así sea


-Así es Samuel, veras, hubo más de un incidente hoy


-Qué quieren decir con eso Adrian?


-Veras, ocurrieron muchas cosas hoy, entre ellas el hecho de que ahora somos conscientes de un nuevo portador y que obtuvimos el miraculous del pulpo


Inmediatamente tras sus palabras Adrián puso sobre la mesa una cadena de cuello morada con un pequeño dige de pulpo en ella, mientras que tanto Samuel como Armand quedaron pensativos ante la situación


-Eso es algo serio, no pense que habrian mas miraculous dispersos


-Así es Samuel, sospechaba que algo como esto podria pasar, solo que no sabía que tan probable fuera, cuando un miraculous es guardado durante mucho tiempo, su presencia es casi indetectable, de es manera pudieron llegar a ser dejados hasta ahora sin que los descubrieramos


-Eso tiene sentido Armand, después de todo con quien nos topamos era un chico bastante joven y sin experiencia en combates, pero eso no le quita lo tenaz y peligroso que es cuando se lo propone


-Entonces ustedes pelearon con él? eso es lo que intentan decirme?


-No Armand, eso no es lo que pensaba decir, el ni siquiera tiene un bando


-Entonces lo mejor es adaptarlo al nuestro


-No creo que esa sea buena idea


La repentina actitud de Adrián desconcertó a Samuel y Armand quienes simplemente lo miraron con algo de controversia y molestia por su interrupción.


-Porque no deberíamos de hacerlo en tu opinión Adrian?


-El no tiene nada que ver con esto Samuel, preferiría que no metamos a más personas en esto, ya hemos tenido suficiente de sacrificios


-Adrian, sabes que lo ocurrido hace dos años no fue tu culpa


-Lo se Elnath, pero, no puedo evitar sentirme así, no quiero que algo como eso vuelva a ocurrir, por eso le pedí que no me siguiera y lo ayude


-Aque te refieres con que lo ayudaste?


-Bueno Samuel, él fue atacado por Kunoichi y Abism, es por eso que tengo el miraculous del pulpo conmigo


-Ya veo, entonces Kunoichi logró escapar


-De hecho no Armand, ese chico logró vencerla y de una manera que lo hizo ver como algo muy simple si soy sincero


-Y entonces porque no trajiste su miraculous?


-Eso es porque Adrián decidió que lo mejor sería entregarle ese miraculous a Nahual, después de todo fue él solo quien logró vencerla antes de que llegara Abism y lo dejara en mal estado


-Adrian! Cómo es posible que se te ocurriera entregarle el miraculous de la rana a un portador que no conocemos?! Eso a sido lo más irresponsable que has hecho en muchos años!


-Armand, sabes que el se gano el derecho de llevárselo, él la venció a ella y yo a Abism, es por eso que deje que se lo llevará, además, parece que el puede hablar con su kwami en cualquier momento, aun estando transformado


-Eso es interesante


-Demasiado Samuel


-Por favor Samuel, Armand, no intenten reclutarlo, aun es muy joven como para meterlo en este tipo de cuestiones


-Sabes que eso no depende tanto de nosotros, sino más bien de la situación, aun asi, dime, qué más hiciste? sabes que no puedes engañarme


-Bien, yo, le entregue una caja de municiones


-... Adrian, Adrian, Adrian, sabes que es lo que acabas de hacer?


-No, pero sé que él no hará nada estúpido


-Ese no es el problema, sabes que si él utiliza una de esas municiones liberara una buena cantidad de energía que puede ser rastreada por nuestro enemigo


-Como mínimo le dijiste eso?


-No pensé en eso al momento de entregárselas


-Normalmente solo piensas en el campo de batalla y el trabajo Adrian


-Esos son los únicos lugares donde lo necesito Elnath


-Tal ves, pero si usaras esa manera de pensar también en la vida diaria te habrías dado cuenta de que le pasaba a Nahual


-Olvidalo Adrian, solo dime cuantas municiones le diste


-Le di todas las que no use en la pelea


-Y eso fue?


-Solo use una munición en la pelea


-Le diste veintitrés municiones… Realmente no queda más que hacer, por el momento, pero no puedo dejarte ir sin más, lo que hiciste fue una falta grave a nuestras reglas, es por eso que ya tome una decisión Adrian


-Y cual es?


-En vista de todo el desastre potencial que has generado con tus acciones irresponsables, e decidido que lo mejor por el momento es confiscar tu miraculous hasta nuevo aviso


-Esto no puede ser!, Eso es ir más lejos de lo que yo fui


-No lo es, si una sola de las acciones que hiciste sale mal, todo terminara en desastre para todos, excediste el límite esta vez Adrián y no haré la vista gorda esta vez, después de todo tu sabes muy bien que ese miraculous no te pertenece, lo confié a ti por tus capacidades, pero esta vez me has demostrado que si no manejas tu temperamento y sentido comun sera un peligro dejarte conservarlo


-Yo…


-Adrian, no digas mas, sabes que el tiene razon, espero que podamos vernos pronto


-Yo… lo siento Elnath solo te cause problemas…


-No tienes de qué preocuparte, lo entiendo, además, en varios siglos que llevo haciendo esto, tu eres uno de los más divertidos y enérgicos portadores, recuerda, esto no es una decisión definitiva Adrian


-Gracias Elnath… Reniego de mi cargo…



Al instante de terminar sus palabras Elnath regreso a la cadena de cinturón que poseia Adrian dejando triste a este último mientras la retiraba de su vestimenta para entregarla a Samuel.


-Sabes que esto es consecuencia de tus actos Adrian


-Lo sé Samuel, pero eso no quita la tristeza de esto


-Bien, espero que aprendas tu leccion despues de esto, cuando creamos que eres capaz nuevamente de portar el miraculous del toro te será regresado


-Entiendo Armand, lamento mis acciones, pero eso no quita que yo pensara que eso fue lo correcto


Sin decir mas Adrian se retiró de la oficina de Samuel de manera amarga sin siquiera despedirse de Omar mientras se retiraba, una vez solo Samuel y Armand decidieron hablar de un tema serio en privado.


-Tu que opinas Armand?


-Yo pienso que fue lo correcto y Xólotl también debe de saberlo


-Asi que asi se llama el Kwami de ese tal Nahual no es así?


-Por lo que comento y otras cosas que se, todos los portadores del xoloitzcuintle han usado ese nombre por alguna razon, asi que estoy seguro de que esto es lo que pasó, es una lastima que Adrián no sea consciente de todo lo que depara a futuro


-Lo se Armand, de ser así le evitariamos muchas penas no te parece?


-Bueno, lo unico que puedo decir es que sus estrellas están, en su mejor posición



Así es como suceden las cosas para algunos, mientras que la gran parte de su vida es un misterio indefinido para otros cada acción ya estaba predefinida por el cauce natural de los ciclos y el destino, aunque eso no lo sabían ni Eduardo ni Adrián ya que su próximo encuentro sucedería más pronto de lo que cualquiera de ellos hubiera imaginado
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Nuevo cap OwO:

Joven cachorro:


Para fortuna de Eduardo logró llegar a casa poco antes de que su familia regresara por lo que no tuvo problema con recibirlos, aunque, para su familia era algo muy raro que este se encontrara de buen humor, especialmente después de que hace unas horas el aun se encontraba desanimado por la muerte de su abuelo, sin embargo, el solo comento que el tiempo a solas le ayudo a poner sus pensamientos en orden para poder seguir con su vida, una sorpresa más que todos encontraron fue el hecho de que Eduardo portaba el cinturón que le había dejado su abuelo, aunque él no respondió a ninguna de las preguntas sobre el porque de eso.


-Comieron fuera no es así?


-Así es hijo, por eso te dijimos que vinieras con nosotros


-Dejalo Rocio, si él no quiso venir es cosa suya, además, se ve que al menos esta mejor que antes no te parece?


-Eso es cierto Omar, pero aun así, tienes hambre lalo? podría prepararte algo si quieres


-No te preocupes por eso mamá, de hecho pensaba salir a comprar algo de pan para comer


-Entiendo, pero estas seguro?


-Claro ma, necesitan que vaya por algo de paso?


-No lo se hijo, pero creo que no, cualquier cosa te marcamos ok?


-Si ma, aun así, creo que me voy a tardar un rato, quiero salir por un rato a despejar mas mi mente


-Solo cuidadito con irte a ver a alguien eh!


-No creo que vaya a hacerlo, no es como que tenga el tiempo de todas maneras Omar


-Soy tu padre, deja de faltarme el respeto así!


-Lo siento, vengo en un rato


Sin esperar respuesta Eduardo se retiró nuevamente de su hogar, no quería escuchar más por parte de su padre y por ende decidió no darle más importancia al asunto cosa que noto Xólotl rápidamente.


-Vaya, conque problemas en casa eh?


-Eso no es de tu incumbencia Xólotl


-Lo es desde que somos compañeros, pero en serio querías salir a comprar pan o solo lo dijiste para poder irte y no hablar más con él?


-Un poco de ambas a decir verdad, además, todo este asunto me despertó el hambre y que mejor que un buen pan dulce para solucionarlo?


-En eso tienes razon, despues de todo el pan de mazorca estaba delicioso


-Sabía que te gustaria, después de todo es uno de los populares en esa panadería


-Con justa razón, sus panes son muy buenos


-Lo se, ademas, no puedo hablar contigo en casa sin que piensen que estoy enloqueciendo


-Eso es verdad, ademas ellos pueden verme también ya que el miraculous esta activo


-Vaya, eso no lo sabía, pensaba que solo te metiste dentro de mi chamarra porque tenias algo de frío


-Eso era aparte, en fin, cuantos panes serán para mi?


-Cuánto necesitas comer?


-Tengo que comer al menos tres veces al dia como tu, sin embargo, yo llevo años dentro del miraculous asi que aun tengo bastante hambre


-Con tres panes estarás bien?


-Yo diría que con unos cinco


-Lo mismo que hace rato o quieres probar otros panes?


-Me gustaria que sean variados, para saber cuales son buenos


-Jeje, ok


Sin mas que decir Eduardo entró en la panadería notando como estaban a poco tiempo de cerrar por lo que decidió que lo mejor sería darse prisa para tener una buena variedad de panes para que así Xólotl pudiera tener de donde escoger si asi lo queria por ello Eduardo se paseó por todo el lugar viendo y escogiendo todos los panes que considerara deliciosos para su compañero hasta que llegó a una parte que él esperaba con ansias y que ahí se encontraban los pastelillos rellenos de mermelada que a él tanto le gustaban, sin embargo, a punto de tomarlo un par más de tenazas se cruzó en su camino, al voltear Eduardo se encontró con un hombre grande y bastante bien definido aunque con una visible panza que no era muy grande, también era visiblemente mayor de los veinte años pero menor que los treinta y cinco años, tenía unas pocas canas en su cabello y su mirada no mostraba hostilidad sino amabilidad señalando el pastelillo.


-Lo lamento, estabas por tomar este pan?


-No, digo, no importa puedes quedártelo


-Estás seguro? se ve que tu tambien lo quieres, mejor quedatelo tu


-No se preocupe, yo estoy bien además creo que usted llegó antes para tomarlo, es suyo



Eduardo no quería decir más, a él le había parecido bastante atractivo aquel hombre y sabía que lo mejor sería dejar las cosas hasta ese punto para evitar posibles problemas con el por lo que se dirigio rapidamente a la caja y esperó su turno para pagar lo cual pronto hizo y se retiró del lugar, caminando lentamente a un parque cercano y sentarse en una banca, posteriormente suspiro cansado mientras observaba el cielo nocturno nublado por esa noche.


-Porque no aceptaste el pan Eduardo?


-Es por algo simple, no quería verme como un glotón, ademas, si el lo quería no iba a negarselo


-No sera porque te gusto el?


-E-espera, no digas esas cosas Xólotl!


-No es algo malo Eduardo, eso te hace aún más apto para mi


-Qué quieres decir con eso?


-Verás, en la antigua ciudad de tenochtitlan a los hombres que se sentian atraidos por otros hombre se les consideraba como sacerdotes, nahuales o brujos ya que sabían que eso era porque dentro de su cuerpo físico se encuentran realmente dos almas una masculina y una femenina que entraban en conflicto constante ya que mientras la masculina había formado el cuerpo a su gusto la femenina se hacía cargo de la orientación sexual del individuo, en pocas palabras la homosexualidad o bisexualidad no estaban mal vistas antes como lo están actualmente



-Eso no lo sabía


-Pues no te miento, así eran las cosas antes, tenían un aire por mucho más espiritual,aunque por ahora tengo que esconderme, solo guarda silencio un momento


-Que?...


Sin dejar preguntar nada a Eduardo Xólotl se ocultó dentro de las ropas de este confundiendo bastante al joven hasta que en un instante totalmente inesperado una mano se posó en su hombro asustando a Eduardo por la impresión.


-Lo siento chico, no quería asustarte


-N-no hay problema, solo me tomaste desprevenido… tu… eres ese mismo sugeto de la panadería, que ocurre?


-No tienes de qué preocuparte, y si, soy yo ese mismo


-Porque es que me buscaste?


-Bien, creí que lo mejor seria que no solo yo coma esto, se ve que ambos tuvimos un mal dia


Tras sus palabras aquel hombre sacó de una bolsa de papel aquel pastelillo por el cual se encontraron para posteriormente partirlo en dos pedazos de un tamaño muy similar y extender uno de ellos a Eduardo quien dudaba en tomarlo por lo extraño de la situación.


-Mira, yo se que esto puede sonar repentino y que debes de saber que uno no debe de confiarse de un desconocido, pero, al menos quisiera hablar con alguien hoy, no a sido mi mejor dia en mucho tiempo


-Entiendo, tampoco a sido mi mejor dia que digamos


Tras sus palabras Eduardo tomó una de las mitades del panecillo de la mano de quien se la ofrecía de manera suave intentando no ser tosco


-Por cierto, no me has mencionado tu nombre


-Oh! es cierto, lamento mis modales, fue algo que se me pasó de largo, me llamo Adrian y tu?


-Bueno, mi nombre es Eduardo un gusto en conocerte


-El gusto es mío Eduardo, que edad tienes?


-Yo?... tengo 18 años, y tu?


-Bueno, yo tengo 31 años


-Vaya, yo te calculaba un poco menos de edad si te soy sincero


-Enserio?


-Claro, después de todo te ves bastante bien y eres atractivo


-Vaya, gracias por el cumplido Eduardo


-No es nada, yo solo digo lo que pienso, aunque a veces eso me causa problemas


-es entendible, normalmente las personas no quieren escuchar los verdaderos pensamientos de los demás


-Así es, por cierto, te puedo preguntar algo?


-Claro


-En qué trabajas? se ve que eres alguien amable, pero algo serio, me dio curiosidad saber eso


-Ya veo, bueno, yo trabajo con abogado


-Wow, no imagine eso


-No muchos lo hacen, no me veo como el típico estereotipo de abogado cuando estoy fuera del trabajo


-Eso es cierto jeje


-Ves? ya logre hacerte reír un poco


-Cierto, eso se siente bien


-Lo se, para mi se siente bien hablar contigo


-Es lo mismo para mi



Sin más ambos siguieron hablando sobre temas sin importancia, este tipo de momentos y experiencias eran los que ambos disfrutaban plenamente, hablar sin compromisos ni miedos de dar su opinión con respecto a algo, sin embargo, lejos de ellos nuevamente aquella presencia oscura que se había encargado de juntarlos sin darse cuenta ahora pensaba en qué hacer con respecto a la situación.


-Veamos, perdimos a Kunoichi y Abism, no creo que nos sirvan por más tiempo, Afrodit necesito que te encargues de ellos antes de que me causen problemas


-Entendido mi señor


-Y en cuanto a ese chico, tengo un área en donde el activo su miraculous por primera vez así que, porque no mandarle unos cuantos juguetes por toda el área para ver que tan buen jugador es?, es más, porque no esparcir una gran cantidad por todo el estado para ver qué hacen los demás?... si, eso suena muy divertido en estos momentos


-Eso es lo que quiere mi señor?


-Si, encargense de darles a todos nuestros “amigos” juguetes con los cuales poder jugar libremente, apuesto a que les encantará


-Entendido señor


-Quiero que de eso se te encargues especialmente tu Gemis


-Entiendo mi señor, quiere que se enfrenten a algo en especifico?


-Sorpréndeme


-Entendido


-Vamos Nahual, estoy seguro de que no debes estar muy cansado aun, yo se que aun puedes jugar


-Mi señor Leonidas, quiere que hagamos algo al respecto con Nahual?


-No, aun no es tiempo, quiero ver hasta qué punto es capaz de llegar



Nadie más dijo nada en ese momento, la expresión delirante en la mirada de Leónidas les había dejado claro que es lo que él quería ver, no esperaba mas respuestas, no esperaba ni siquiera el éxito de obtener otro miraculous, solo deseaba poder apreciar las habilidades de su nuevo contrincante para saber en qué posición de su tablero debería de estar, poder experimentar algo de emoción nuevamente y con un reciente portador, todos los presentes en aquella recamara amplia y espaciosa sentían un escalofrío recorrer todo su cuerpo con la simple presencia de Leónidas, sabían que pronto habría una nueva confrontación y que lo más probable es que esta vez Leónidas no se contendría ni siquiera aun sabiendo que sus acciones pondrían en peligro toda una ciudad, su presencia fue tan abrumadora que incluso en un lugar tan alejado como lo era el sitio en el que se encontraban Samuel y Armand esa aura llegó de manera amenazante.


-Mierda, es enserio que nuevamente hará algo peligroso!


-Debe estar molesto por lo ocurrido con Abism y Kunoichi


-Armand, tu y yo sabemos que no es por eso, algo más debió de haber provocado esto… a menos que…


-... Nahual!


-Si, el debe de estar buscandolo, pero, si esta haciendo eso, entonces eso significa que pronto va a hacer algo a mediana escala


-Estoy seguro de que lo hará en el rango del área por la cual sintió a Nahual por primera vez, esa es la manera en la cual actúa él


-Eso es cierto, aunque, nosotros estamos en desventaja


-Si, el tiene una buena parte de los miraculous del zodiaco griego


-El marcador está bastante dispar aun


-Así es, pero aun así, si él está haciendo esto por encontrar a Nahual entonces no enviará a nadie más que a Gemis


-Lo cual es un problema serio


-Así es, vamos a necesitar la mayor cantidad de miembros activos en ese caso


-Armand, odio decirlo y más aún con el hecho de lo que acabamos de discutir con Adrián, pero vamos a tener que necesitarlo


-Samuel, no es realmente necesario, con los que tenemos nos bastará, solo sera cosa de advertirlo para que tenga precaución


-Esta bien Armand, entonces a quienes necesitaremos?


-Debemos de preparar a Jungle, Gin, Riforce, nosotros, Falcstar y Red P.


-Porque solo ellos cinco?


-Somos quienes tenemos una mejor oportunidad contra Gemis, aunque no podemos asegurar que logremos ganar, solo detener sus planes


-Si pudiéramos detenerlo… entonces tendríamos una gran ventaja contra Leónidas


-Sabes que eso seria muy dificil, Gemis siempre se asegura de que nadie se acerque mucho a él


-Lo se, pero ten en cuenta que así como nosotros aumentamos nuestro poder ellos también lo hicieron


-Es por eso que no podemos subestimarlo


-Bien, entonces es hora Armand


-Ya los demás están avisados


-Armand es tiempo de almacenar esta nueva oportunidad


Al terminar sus palabras Armand fue absorbido dentro de un broche que se encontraba en la camisa de Samuel con la forma de una pezuña que posteriormente pasó a tener la forma de una escama mientras que la ropa de Samuel cambio desgarrándose y volviéndose a unir de una manera diferente, cambiando por completo su forma a la de un traje bastante pegado a su cuerpo con una serie de placas color cafe en su espalda, unas botas militares cambiaban su calzado y una máscara de rostro completo café cubría sus expresiones mientras que su cabello cambiaba de color, de negro a castaño claro. Pronto sobre su mano se posó un bate de baseball negro con marcas blancas en forma de armadillo, al terminar, subió lentamente a el tejado del restaurante donde se encontraba solo para toparse con sus aliados quienes ya se encontraban listos para la situación.


-Entonces Samuel, cuál es la situación exactamente?


-Nuevamente Leónidas está empleando a Gemis, esa es la situación Riforce


-Entonces nos reuniste a nosotros porque somos los mas compatibles con la situación no es así Armball?


-Asi es Red P., esta situación puede salirse de control y lo peor es que Leónidas no nos está dando nada de descanso, hace poco un nuevo portador apareció y como no logró deshacerse de él está haciendo eso


-Con hace poco a cuánto tiempo te refieres Armball?


-Con unas horas


-Esta es una situación de lo peor y lo sabes Samuel


-Riforce, si tenga la decencia de llamarte por tu alias entonce tu has lo mismo


-Sabes que no me importan esas cosas, pero en fin, cuanto tiempo calculas antes de que empiecen con sus movimientos?


-No mucho, por eso debemos de prepararnos
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Nuevo cap!

EL ARTE DE LA GUERRA:


-Bien Gemis, tienes todo preparado?


-Asi es mi señor Leonidas, ya están todos los preparativos listos para empezar en cuanto de la orden


-Me alegra escuchar eso, pero antes quiero preguntarte algo bastante importante


-Sí mi señor?


-Tu crees que Armball ya tenga una idea de lo que va a ocurrir?


-Mi señor… no podría estar seguro, su presencia sin lugar a dudas impone respeto y soberanía, su aura es bastante fácil de sentir así que es probable que en efecto ellos ya hayan sentido su presencia


-Eso me basta, en diez minutos activa todo, en cuanto a ti Aracnia, quiero que mantengas todo vigilado, me gustaria poder ver todo en vivo


-A sus ordenes Leonidas


Sin mas que decir ambos siervos de Leónidas se retiraron del lugar dirigiéndose a una posición estratégica donde ningún otro portador los buscaría, vigilando una gran parte de la ciudad mientras tomaban sus posiciones, mientras que Gemis se encontraba vestido con un atuendo bastante llamativo con el lado derecho de su atuendo de un color negro profundo con adornos y bordados rojos como la sangre carmesí representando lo que era el infierno, sin embargo, por el contrario la parte izquierda de su traje era de un color blanco totalmente pulcro con adornos y bordados dorados que representaban el paraíso a la vez que en su espalda se encontraban los bordados de una ala blanca emplumada del lado derecho y una ala sin plumaje alguno de color negro en su lado izquierdo, portaba una máscara que ocultaba la parte superior de su rostro de color blanco y negro de manera intercalada a la vez que su cabello era largo y de un tono rubio bastante brillante, por su parte Aracnia tenía un atuendo totalmente distinto, este era muy parecido al de una sirvienta con bordados de un color blanco totalmente pulcro que resalta del tono morado del resto de sus ropajes, llevaba unos guantes largos de color hueso que llegaban hasta sus hombre junto con unas zapatillas de color verde muy oscuro casi negro mientras que una máscara blanca ocultaba totalmente su rostro a la vez que mostraba un tallado de una sonrisa, ambos miraban con algo de lastima toda la ciudad pensando en las consecuencias de lo que harían a continuación.


-Gemis, crees que esto vaya a ser muy peligroso?


-Lo será, sin embargo, no podemos evitarlo por nuestro propio bien


-Eso es cierto, como me gustaría que esto fuera de una manera diferente


-Lo sé, la habilidad de Leónidas es aterradora, aunque suene a que me estoy sobrevalorando, me sorprende mucho cómo es que él logró vencerme tan fácilmente y obligarme a servirle, pero eso no tiene importancia ahora, es momento de preparar su espectáculo, dejaste uno de tus visores en su recinto no es así?


-Así es Gemis, el podrá cambiar la perspectiva a su gusto en el campo de batalla si así lo desea


-Bien, entonces es hora de que yo empiece


Tras sus palabras Gemis tomó una gran arpa que se encontraba oculta en su espalda para posteriormente empezar a tocarla con una melodía triste y deprimente que llenaba los corazones de quien la escuchara de recuerdos pasados, pronto la música se esparció por el viento llegando a mas y mas personas quienes no podían evitar sentirse desolados por la melodia, preguntandose de donde provendría aquel sonido, al llegar a la última nota de la sonata Gemis tomo todos aquellos sentimientos negativos de quienes escucharon la melodía, dejándolos en un estado de paz mental y tranquilidad increíbles para todos, sin embargo, en la mano de Gemis apareció una bola de luz negra bastante densa que no parecía querer quedarse quieta en sus manos.


-Bien mis queridos sonetos, vuelen y extiendanse por todo el estado y atormenten a todos quienes los vean, causen caos y diviertan a Leónidas, aunque, obviamente con sus restricciones


-Siempre es hermoso ver como sueltas tus sonetos, sin importar el sentimiento u motivó que tengan, siempre es hermoso ver tus sonetos volar por el aire


Y realmente Aracnia tenía la razón, puesto que con un ligero soplido Gemis hizo que aquella masa negra se desintegrara en pequeños pedazos parecidos a las esporas de los hongos volando por todas partes, incluso flotando en contra de las corrientes de viento solo para llegar a cumplir con el objetivo fijado por su creador, sin querer arruinar el momento Aracnia unió sus manos para separarlas lentamente creando un círculo brillante de color morado que flotaba en el aire, posteriormente con un rápido movimiento de manos aquel círculo se separó en cientos más que rodeaban por completo el sitio en el que se encontraban ambos, con otro movimiento todos estos círculos salieron disparados siguiendo las esporas de Gemis mientras que uno de los círculos permaneció con ellos, rodeado de una niebla amarillenta y naranja.


-Listo, nuestro señor ya podrá disfrutar de este juego


-Me alegra escuchar esto Aracnia, pronto esto empezará con un gran espectáculo


Tras sus palabras Gemis chasqueo sus dedos de manera estridente dando paso a una gran luz que cubrió por completo la ciudad sorprendiendo a todos quienes pensaban que alguna explosión peligrosa había hecho acto de presencia, envolviendo a cada individuo que estuviera cerca de las esporas que caian al suelo, tomando formas diferentes dependiendo del sentimiento de quien fuese extraído, tomando la forma desde un hombre gigante rojo hasta la de un cerbero, todas estas figuras espectrales atacaban en todas direcciones prestando especial atención a las edificaciones aunque eso no significaba que no atacaran personas, a la distancia Gemis y Aracnia veían todo de manera neutral puesto que Gemis les había mandado órdenes a sus creaciones de no atacar ciertos lugares, personas o a los animales mientras que Leonidas observaba todo con fascinación, a él le encantaba poder ver el poder de las creaciones de Gemis y no esperaba menos del miraculous de géminis con el poder de la compañía, sin embargo, pronto un sonido familiar y molesto interrumpió su espectáculo, con una mala expresión en su rostro tomo su teléfono celular y contesto la llamada que tenía en curso.


-Qué es lo que quieren?


Pregunto en un evidente tono de molestia Leonidas mientras tomaba su teléfono viendo sin interés la pantalla del móvil puesto que no consideraba importante esto.


-Qué es lo que estás haciendo ahora Leonidas?! Porque demonios no nos avisaste antes de soltar esas mierdas por toda la capital?! Sabes que para eso tienes que avisarnos con anticipación!


-... Enserio crees que tengo algún tipo de responsabilidad como esa Sócrates? Tu y yo sabemos que si así yo lo deseo podría acabar contigo y con todos tus hombres en cuestión de horas, incluso minutos si así lo quiero, mas vale que asumas tu posición y no me irrites en estos momentos, esas criaturas no atacaran a tus altos mandos ni tus propiedades ni a ti o tus asociados, conformate con eso


-Tch!, no se porque te contrate en primer lugar


-Me contrataste? Que yo sepa tú no eres más que una pieza de mi tablero y no tienes ninguna autoridad sobre mi, lo que hago por ti son favores que estás obligado a pagarme si es que no quieres amanecer siendo una mas de mis preciosas marionetas, no hablare mas contigo, mi espectáculo está por comenzar


Sin decir nada más Leonidas corto la llamada sin dudar por un segundo regresando su atención a el portal que le había dejado Aracnia como medio de entretenimiento, por su parte en un lugar totalmente diferente se encontraba un hombre bastante robusto adulto, no muy alto midiendo poco más del metro con sesenta centímetros, su cabeza se encontraba llena de canas y una expresión molesta se posaba en su rostro mientras que con ira arrojaba su teléfono contra una pared dejándolo inutilizable, sin dudas estaba lleno de ira, sin embargo, sabía que tendría que tragarse este coraje como muchos otros en el pasado por culpa de Leónidas y sus planes alborotados, desordenados y estremecedores, soltó un suspiro intentando tranquilizarse y posteriormente tomó otro teléfono de las manos de un hombre enfrente suyo.


-Maldito bastardo…. me escuchas Abigail?... Si soy yo… no ahi tiempo de explicaciones! solo has que todos nuestros hombre vayan a las bases más importantes y escondan toda la mercancía… No! tenemos que ocultarnos, por eso debemos de recoger algunos civiles para aparentar mejor, por eso deben de esconder todo!... Así es… emite el anuncio, que todos los que se encuentren en las bases oculten la mercancía mientras que los que están fuera recojan a personas que necesiten un refugio y las metan dentro de las bases, esas cosas no se meteran ahí dentro… sabes que Leónidas será un bastardo pero nunca se mete en estas cosas, podemos confiar en que no harán nada a nuestras propiedades más importantes… si, es por eso que te digo que vayan a las bases más importantes, solo así podremos estar seguros de que no pasara nada malo… Bien, adios.



Nuevamente Sócrates dejó escapar un suspiro totalmente fastidiado mientras veía al trabajador enfrente suyo, le devolvió su dispositivo y volteo su mirada al horizonte, podía distinguir aquellas criaturas empezar con su trabajo por lo que sin mas le hablo a su trabajador.


-Necesito que oculten toda la mercancía lo mejor posible, dentro de diez minutos máximo empezaremos a recoger civiles asi que mas les vale que todo esté preparado


-A sus ordenes Sócrates


-... Una cosa mas Jaime… que todo el personal dentro de la base lleve armas de mano ocultas, nunca se sabe si una de esas cosas se meterá aquí dentro, solo recuerden mantenerlas ocultas, no queremos asustar a los civiles


-Es porque las bases están ocultas no es así?


-Sabes que la mejor manera de ocultarnos es mantenernos a la vista de todos, por eso las bases están disfrazadas como centros comunitarios en apoyo de la juventud


-Aun así, es verdad en parte que cumplimos con eso, incluso mejor que este gobierno de porqueria


-Así es Jaime, por eso mismo nos tienen confianza, nadie pensaría que aquí dentro hacemos este tipo de cosas, en fin, prepara todo por favor


Sin mas que decir ambos se separaron, Sócrates se retiró a su despacho, pensando en que medidas de seguridad tomar en casos de emergencia y cómo manejar a los civiles sin hacerlos sospechar nada, pensó un poco más e hizo una nueva llamada a la cocinera de las instalaciones pidiéndole preparar comida caliente y bebidas cálidas para aquellos que llegarian pronto a refugiarse, ella entendió y de inmediato se dispuso a cocinar preguntando si tambien deberia de abrir paquetes de galletas para los refugiados, sin dudarlo Sócrates le dio autorización y cortó la llamada momentos después, aunque no le gustara admitirlo Sócrates no era una mala persona, era bastante amable para ser un jefe de cartel oculto, siempre decia que tenia que mantener las apariencias, pero el mismo sabia que no era así, él era amable por naturaleza hasta cierto punto aunque no le gustara admitirlo, con un suspiro tomó lugar en su escritorio, pensando en todo lo que había hecho de su vida.


-Por estas cosas jamas tuve a nadie...


-Eso es comprensible


-Desde hace cuanto estas aqui Jaime?


-No mucho jefe, vine para informarle que ya hemos ocultado toda la mercancía y que empezaremos a recoger civiles


-Perfecto, quiero que empiecen de inmediato, y por favor, no quiero que vuelvas a espiarme de esa manera


-esa no era mi intención señor Sócrates


-Bien, espero que tengan todo listo, vayan a buscar civiles


-si Sócrates


Sin decir nada mas Jaime se retiró del lugar, dejando totalmente solo a su jefe mientras se preparaba para recoger a civiles, Sócrates se relajó lo más que pudo en su escritorio, prefiriendo ocupar su mente con algo más que el problema causado por Leonidas, sin embargo, este no tenía ni idea de que uno de los portales de vigilancia de Aracnia lo tenía en la mira, observando atentamente todos sus movimientos..


-Vaya, no deberías de ponerte tan serio Sócrates, es solo un poco de diversión, aunque, creo que esta vez si me pase un poco al no avisarle, en fin, eso ya no es mi problema si el plan ya está en marcha…


Sin decir más Leonidas manipulo la imagen con un movimiento de manos, viendo como los sonetos de Gemis causaban destrozos por todas partes, algo entretenido pero aun insatisfecho con los resultados Leonidas alzó su mano colocándola en su oído simulando un telefono para despues hablar


-Gemis puedes escucharme?


-Sí mi señor?


-Porque aún no han aparecido los jugadores?


-No lo se mi señor, puede que estén buscandonos en vez de prestar atención a los sonetos


-Entiendo, busquelos y haganlos jugar


-Sí mi señor


Al terminar de recibir las órdenes de Leonidas Gemis no tuvo más opción que obligar a sus sonetos a ser mas agresivos con todo aunque tambien hacerlos seguir las normas impuestas desde el inicio, pronto los daños era mas severos en todas partes y los civiles corrian peligro por lo que Samuel como Armball ya no podia ignorarlo mas, dandole una orden a todos sus aliados por medio de su herramienta dejaron la busqueda de Gemis y empezaron a pelear contra sus adversarios.
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Bien, el hiatus a terminado por ahora, con este episodio parte aguas para algunas cosas curiosas, sin mas que decir buena lectura chicos

War of Change:


A pocos minutos después de las órdenes de Leónidas se empezaron a escuchar y ver varias explosiones y alaridos por toda la ciudad, estos eran generados por los sonetos de Gemis mientras eran destruidos por el grupo de Armball quienes luchaban con ellos para poner a salva a los civiles y a las estructuras esperando que no se encontrara nadie dentro de ella conforme eran destruidas por los sonetos, aunque todavía estas criaturas no se esparcian por toda la ciudad por lo que mientras Riforce se dirigía a un lugar a apartado para buscar y atender civiles recordó las órdenes de Armball sobre avisar del peligro a Adrián esperando que este no haya tenido que enterarse de mala manera, rápidamente sacó de su bolsillo tres canicas para posteriormente lanzarlas al aire, estas formaron un triángulo y dentro de este triángulo se formó una especie de pantalla táctil con la cual Riforce optó por marcar al teléfono de Adrian esperando que contestara rápido, para suerte de ambos Adrián contestó rápidamente dejando a Eduardo comiendo su mitad del pastelillo mientras tanto.


-Que pasa Riforce?


-Situación roja, debes de ocultarte lo más pronto posible y usar tus habilidades en caso de ser realmente necesario, en dado caso protege a los civiles y oculta tu identidad


-Entonces necesitare mi miraculous y lo sabes Riforce


-No puedo dártelo, es orden del Samuel, lo siento…


-Espera, entonces cómo podré hacer esto?!... Riforce?....



Como Adrian sospechaba su compañero había colgado la llamada, no se encontraba molesto, solo estaba preocupado esperando que este no hubiera sido dañado por algún enemigo mientras hablaba con él, sin embargo, era consciente de que tener a Eduardo cerca seria algo malo y peligroso aunque, pronto sintió la presencia de un ser maligno cerca suyo al igual que Eduardo y Xolotl quienes entendieron de inmediato que algo malo estaba a punto de ocurrir, ambas partes se encontraban pensando en cómo podrían alejarse sin causar sospechas en el otro, para fortuna de Eduardo su teléfono pronto sono revelando que era su madre quien le marcaba con un evidente tono de preocupación en su voz


-Eduardo dondé estas?!


-Me encuentro en el parque cercano a la panadería


-Estas bien?


-Si, me tope con un amigo y estamos bien, sabes que está pasando?


-Nadie lo sabe hijo, tal parece que aparecieron esas cosas de la nada y empezaron a destruir cosas, estamos en un refugio improvisado que hicieron en el centro de la juventud, finalmente los militares están sirviendo de algo y están resguardando el lugar, tienes que venir corriendo!


-Voy enseguida, espero no tener problemas en el camino, como llegaron haya?


-Tratamos de esperarte en casa, pero una de esas cosas apareció, de no ser por un oficial que le disparó quién sabe qué habría pasado


-Entiendo, gracias a dios estas bien, voy para haya


-Con cuidado por favor, si encuentras otro lugar seguro escóndete allí


-Lo haré ma, te amo bye


Al terminar su llamada Eduardo vio a Adrián, no dijo nada, pero sabía que también era consciente de lo que estaba pasando de alguna manera, pronto una gran cantidad de gente corriendo se hizo presente solo para revelar de qué huían, una gran turba de seres de color carmesí se hacen presentes, estos eran bastante variados en cuanto a formas y tamaños siendo desde seres pequeños parecidos a duendes hasta seres de al menos unos tres metros de altura como orcos enormes o incluso serpientes, a estas alturas Eduardo entendía que lo mejor sería cambia a Nahual para poder ser de ayuda aun si eso significaba tener que alejarse permanentemente de Adrián por su seguridad, sin embargo para Eduardo algo totalmente inesperado ocurrió al ver como Adrián se lanzaba en contra de aquellas criaturas y con un golpe con su puño lleno de luz derribó a uno de los seres más grandes destruyendolo junto con todos lo que aplasto con su caída.


-Lo siento Eduardo, pero tal parece que en este punto es cuando debemos de separarnos, ve con el restos de personas y busca un lugar seguro, yo les daré el tiempo suficiente para escapar lo más que puedan


-Osea que tu…


-No hay tiempo para explicaciones, corre y busca refugio!


-Entonces yo también ayudare a los demás!



Sin escuchar más Eduardo fue corriendo con las demás personas, diciéndoles dónde estaba el refugio al que se había referido su madre, todos al escuchar la noticia corrieron en aquella dirección, con su labor como civil cumplida se dirigió a su hogar, esperando que no hubiera pasado el incidente a mayores.


-Qué piensas hacer Eduardo? para que regresamos?


-Solo algo nos puede ayudar ahora y eso el el grimorio que tenemos


-Cierto, aunque creo que ahora más que nunca antes necesitarás ayuda y mucha


-Lo se, pero estoy seguro de que Behemoth está trabajando en esto junto con sus camaradas, yo también debo de hacer algo


-Lo entiendo, por suerte tu casa no sufrió grandes daños


-Lo se, pero ahora necesitamos el Grimorio


Al momento de terminar su palabras Eduardo entró en su casa solitaria, para fortuna nadie habian intentado entrar en esta, el sabia muy bien que en estas situaciones los ladrones harian de las suyas por lo que eso le preocupaba, pronto este llegó a su habitación y le mando un mensaje a su madre diciéndole que el camino estaba obstruido y que se había logrado refugiarse sin dar mas detalles, despues de esto busco el grimorio y lo abrio, el momento se dio cuenta de como este con su marca hojas de tela intentaba decirle algo al moverse a una cierta hoja.


-esta es buena señal Xolotl?


-Conociendo a tu abuelo así es, abrelo


Eduardo no espero más y abrió el libro solo para toparse con algo inesperado, el libro marcaba el articulo justo en el que se encontraba la información sobre el miraculous del lobo por lo que finalmente dedujo que este era aquella daga que le había dejado su abuelo como herencia por lo que se apresuró a leer todo lo posible y después se retiró rápidamente a su escondite para sacar de él aquella daga y susurro a su lado una clave.


-Fenrir es hora de que despiertes


Inmediatamente después de sus palabras una gran luz se hizo presente para dejar ver posteriormente a un pequeño lobo de pelaje café muy parecido a Xolotl quien lo miraba de manera molesta aunque no arrogante


-No es divertido que me despierten, qué es lo que paso ahora?


El desinterés y molestia en la voz de aquel ser había molestado un poco a Eduardo aunque sabía que lo necesitaba por lo que suspiro y lo miró directamente a los ojos.


-Fenrir necesitamos de tu poder, tenemos una gran amenaza haciéndose presente


-Xolotl la pregunta no era tanto para ti, quien eres tu?


-Bien, yo soy Eduardo el heredero del deber de cuidar los miraculous de esta generación


-Entonces él ya no está en este mundo no es así?


-Yo… si te refieres a mi abuelo… si, él ya no está con nosotros


-Bien, por lo que puedo sentir tu no tienes tu mamá liberado y te ves tímido por lo que creo que es fácil suponer que tu labor fue o algo repentino o algo que no deseabas, en cualquiera de los dos caso tienes que entender que esta es una misión muy importante, en fin, transformemonos y arreglemos todo el asunto


-Fenrir el no sera tu compañero, el es mi compañero, tu será un apoyo esta vez


-Grrrrr, sabes que eso no es apropiado


-Siento que si lo es, quien se encargará de tu miraculous por ahora es alguien con un gran nivel mágico y con experiencia, solo alguien asi podria manejarte sin problemas, que Eduardo intente controlar sus habilidades contigo seria peligroso


-En eso tienes razón Xolotl este chico aun no esta listo para ser alfa, quien sera mi compañero?


-Tenemos que ir con el Fenrir, tienes que seguirnos no es así Xolotl?


-Eso es verdad, es tiempo Eduardo


-Así es, Xolotl es hora de que inicie el ciclo!


Nuevamente una gran cantidad de cristales se hizo presente rodeando a Eduardo para terminar transformándose en Náhuatl y posteriormente salir de su hogar con Fenrir detrás suyo mientras que Nahual traía consigo la daga, pronto llegaron cerca del área en la que se encontraba Adrián peleando solo contra una gran cantidad de aquellos seres, se veía algo cansado y que los más pequeños eran quienes más le daban problemas por su agilidad y velocidad, pronto una gran cantidad de estos diminutos seres lograron derribarlo aunque fueron destruidos rápidamente, a pesar de esto Adrián ya estaba cerca de recibir un impacto directo por parte de un gran garrote sostenido por un orco, se preparó para recibir el impacto, sin embargo, un sonido estruendoso se hizo presente en el lugar desconcertando a Adrián quien volteo a ver el origen de este, solo para darse cuenta de que aquel ser era destruido por una potente patada por parte de Nahual quien se daba el lujo de voltearlo a ver con una sonrisa y posteriormente arrojarle algo, Adrián se dio cuenta rápidamente de que era esto al ver una daga clavada en el suelo cerca suyo.


-Vaya, realmente te ves jodido debiste de estar peleando por un buen rato solo no es así?


Al voltear nuevamente Adrián se encontró con Fenrir quien lo miraba de manera seria analizandolo aunque posteriormente suspiro en la cara de Adrián quien de inmediato se sintió mejor dándose cuenta de que ahora se encontraba totalmente sanado de sus heridas y su maná restaurado.


-Yo soy Fenrir el kwami de la sanación, toma la daga rápido y dime quien eres


-Yo soy Adrian, supongo que es hora de pelear no es así?


-No te habría sanado de ser lo contrario Adrian, bien, es hora del espectáculo, ahora di “El cuerpo no se sanara solo Fenrir!”


-Tu mismo lo has dicho, El cuerpo no se sanara solo Fenrir!


Al terminar sus palabras Fenrir entró rápidamente dentro de la daga dejando a Adrian solo para mover ágilmente aquel arma puntiaguda mientras nuevamente una gran cantidad de esos seres se abalanzaba en contra suya, sin embargo para ellos Adrián se giró de manera violenta creando una gran zona a su alrededor de aire cortante que se expandía destruyendolos, pronto este viento atrajo una gran cantidad de hojas las cuales entraban dentro de este espacio sin problemas cubriendo el cuerpo de Adrian quien solo dio un suspiro satisfecho, posteriormente contrajo todos sus músculos haciendo que las hojas se retiraran de su cuerpo dejando ver su nuevo atuendo, esta vez se podía ver como en su rostro se posaba una especie de parche en su ojo izquierdo mientras que su cabello creció ligeramente dando una buena gama de tonos castaños en su cabeza empezando los más obscuros en la base de esta y aclarándose constantemente hasta llegar a ser realmente claras las puntas, en su boca ahora se hacía presente un bozal de cuero negro revestido con unas rejas de metal gris bastante brillante, su ropa también tuvo un cambió radicalmente mostrando ahora como su camisa cambio por una camiseta sin mangas de color gris claro mientras que un estampado de lobo se mostraba tanto en su pecho como en su espalda protegiendo su corazón, unos guantes de trabajo hechos de cuero se posaban en sus manos y una seria de tatuajes trivales se posaban en sus brazos resaltando aún más su musculatura, su parte inferior era protegida por un overol de color negro que encajaba con el atuendo de Adrián mientras que unas botas de casquillo de color café con marcas de lobo cubrían sus pies, rápidamente Adrian guardó la daga en una funda que se encontraba a su costado izquierdo y finalmente con un golpe bastante fuerte al suelo enterró su puño solo para sacar de entre la tierra una gran machete bastante afilado, al verlo Nahual quedó fascinado con su nueva apariencia distrayéndose un momento del combate para apreciarlo, momento que también aprovechó un soneto para atacar a Nahual por la espalda aunque este fue detenido rápidamente por un corte preciso de Adrián quien con una gran velocidad logró evitar que este tocara siquiera al joven portador del xoloitzcuintle


-Increible Adrian…


-Yo ahora po soy Adrian cachorro, mientras estoy así mi nombre es Alpha Stigma


-Entiendo alfa, pero aún tenemos que arreglar todo esto


-Yo me haré cargo de los de la derecha


-Claro, suerte



Sin decir más ambos se separaron peleando a una gran velocidad con su adversarios, en estos momentos Nahual se dio cuenta de cómo disfrutaba de la presencia de Adrián como su compañero teniendo un presentimiento singular en el cómo de conocerlo de antes, por su parte Alfa se sentía complacido de saber que Nahual lo tomo a él como primera opción para solicitar su ayuda aun sin saber quien era entregandole tal responsabilidad, aun asi, Alpha Stigma era consciente de que su sincronización aun sin haber peleado lado a lado nunca antes era sorprendente ya que ambos eran capaces de darse cuenta de cuando el otro estaba teniendo algún problema y como ayudarlo sin distraerse de sus propios problemas y pronto todos los sonetos que se encontraban en el área habían sido destruidos dejando a ambos relajarse por un momento.


-Eres increible Alpha, estuve batallando todo este tiempo más por seguirte el ritmo que por cuidarme de los enemigos…


-Tu no lo haces nada mal, es solo que tengo más experiencia con esto


-Por cierto, te ves bastante bien así, realmente te queda ese atuendo


-Lo se, no quieres verlo más?


-Q-que quieres decir?


Nahual se quedó sin habla cuando sin prisa alguna Alpha Stigma se acercó a èl, su mirada se veía confiada y dominante, aunque también era diferente a la mirada que tenía antes lo cual ponía bastante nervioso a Nahual quien quedó paralizado ante la cercanía de ambos, aunque las palabras de Alpha Stigma fue lo que lo sacó de su mundo.


-No podemos perder mucho tiempo cachorro, aun tenemos personas que salvar


-S-sí Alpha!


-Bien, ese es el espíritu que esperaba oír de ti cachorro


Sin decir nada Alpha tomo a Nahual en brazos dándole un fuerte apretón de cuerpos dejando aun mas nervioso al más joven quien no entendía mucho de lo que pasaba, pero, pronto se separaron ya que una presencia bastante desagradable se hizo presente ante ambos, los cuerpos destrozados de los sonetos de Gemis comenzaron a elevarse hasta convertirse en una especie de tinte negra que floto en el aire por unos instantes hasta que una serie de hojas apareció y todo es líquido espeso quedó atrapado dentro de ellas mostrando a su vez lo que Nahual podía distinguir como partituras musicales aunque no entendía bien el porqué de ese extraño evento siendo que toda esa gran cantidad de tinta había logrado colarse en un espacio tan pequeño, sin embargo, pronto sus dudas fueron aclaradas a la vez que Gemis se hacía presente tomando lugar desde las sobras de esas hojas para posteriormente tomarlas con delicadeza y mirar a los ojos a sus adversarios con un aire de superioridad.


-Vaya, así que lograron destrozar mis sonetos en tan solo unos minutos? lo admito eso es impresionante hasta cierto punto, pero eso no implica que me hayan derrotado, aún quedan muchos por todos lados, les recomiendo que se den prisa ya que cada minuto que pasa se harán más violentos


-Maldito…


-Eh?... siento que te conozco, ese aura tuya me es familiar Alpha Stigma, no se quien seas detrás de ese miraculous pero te dire una cosa, no podrás vencerme ni aunque tuvieras cinco miraculous a la vez


-Tal vez no, pero si puedo derrotarte con ayuda!


-Bien dicho Alpha, es hora de que luchemos juntos! “Xolotl, tu sabes muy bien qué es lo que pasa, necesito ayuda, tienes algún consejo rápido que puedas brindarme?”


-”Jaja! claro que si, solo esperaba a que lo pidieras, bien, es hora de que el ciclo de tu última lucha tome lugar, ahora di despues de mi: °All force recount aldabaresh° !”


-”Gracias Xolotl” All Force, Recount Aldabaresh!!


Para sorpresa tanto de Alpha como de Gemis un gran círculo mágico se hizo presente debajo de este último confundiendolo, pronto intentó escapar, sin embargo, no pudo moverse como quería, su cuerpo no reaccionaba en lo más mínimo ante sus ordenes dejándolo indefenso ante sus contrincantes.


-Puede que aún no lo sepas tu Gemis, pero yo soy el representante de los ciclos Nahual!


-Jaja, buen cachorro, yo soy el representante de la sanación Alpha Stigma!


-No puede ser! este círculo es….


-Así es! como te lo dije soy el representante de los ciclos y por ende tengo una facilidad para poder reiniciarlos o terminarlos, esta es una de las técnicas de tu camarada caída


-Eso es imposible! Sin un pergamino o un kunai de sello no deberías de poder hacer esto!


-No es imposible, solo demasiado complicado, esta técnica debes de conocerla


-Mierda!


-Asi es, es hora de que terminemos con esto!


Con una serie de posiciones de mano una gran cantidad de agujas surgió del círculo perforando por completo el cuerpo de Gemis quien solo podía gritar de dolor por las perforaciones en su cuerpo hasta dejarlo en un estado terrible incluso para Nahual y Alpha mientras veían como las partituras terminaban volando por todos lados


-En mi defensa es la primera vez que hago algo como esto y no sabia bien como hacer que desactivar el conjuro


-Aun así te excedi, solo espero que su miraculous esté intacto


- Vaya, eso habría sido realmente peligroso de haberme impactado


Aquellas palabras sonaron a espaldas de Nahual quien dio un gran salto apartándose del origen de este solo para toparse con Gemis quien lo miraba de manera neutral mientras las partituras regresaban a sus manos


-Realmente estuviste a punto de atraparme con eso, sin embargo, aún no tienes un total dominio de ese poder ya que logre hacer magia de sustitución


Ante sus palabras Nahual volteo rapidamente solo para darse cuenta de como lo que juraba era el cuerpo de Gemis era en realidad otro soneto que terminó siendo absorbido dentro de las partituras de Gemis quien nuevamente los miraba con desinterés


-Esto es interesante, no hubiera imaginado que esto pasara con alguien con un concepto tan simple, en fin si eso es todo lo que tienen que hacer me retiro


-No nos ignores de esa manera!


La voz de Alpha Stigma sonaba llena de coraje mientras que se lanzaba en contra de Gemis quien con un simple salto esquivo el corte del machete de su oponente


-Eso estuvo lejos de afectarme


-Enserio crees eso?


Antes de poder decir algo el brazo de Gemis comenzó a sangrar de manera estrepitosa salpicando el líquido carmesí en todas direcciones dejando totalmente confundido a Gemis quien se tambaleó por un momento ante tal hecho sintiendo un gran dolor de manera inmediata


-Enserio crees que este Miraculous solo puede sanar? Con este miraculous mi magia de transmisión es más poderosa


-Magia de transmisión?


-Es un tipo de magia muy compleja cachorro, con esta magia puedo transferir mis daños a un objetivo dado recuperando la salud de mi cuerpo o el de alguien más y acumularlo para posteriormente dárselo a mi oponente


-Eso es imposible, tu cuchilla no me tocó en ningún instante…


-No, pero el viento que repelió si lo hizo


-Esa magia es muy avanzada, seria un imbecil si no te detengo de una buena vez


-Tendrás que quedarte con esa sensación Gemis!



De manera inesperada para Gemis, Nahual se había posado detrás suyo para propinarle un potente golpe que apenas pudo ser bloqueado por el antebrazo de Gemis quien reprimió un grito de dolor al recibir el impacto en su zona blanda mandandolo unos cuantos pasos de reversa por el golpe.


-Maldito…


-Aún no acabamos!


Ahora era Alpha quien atacaba a Gemis por la espalda usando su machete de una manera bastante impresionante puesto que este se desensamblo en diferentes secciones simulando ser un látigo de metal bastante afilado con el cual atacó a Gemis aunque este último a duras penas logro esquivar sus ataques rápidos y precisos que ponían en riesgo su integridad física constantemente


-Es-esto no se quedara así....


-Como puedes hablar tu de eso si tu cuerpo esta tan dañado, lo mejor sera que te rindas


-Eso nunca, pero por ahora debo de retirarme


Con un chasquido de dedos bastante sonoro Gemis trajo una gran cantidad de sonetos al área transportandolos de un punto remoto con una sonrisa sádica en su rostro mientras daba un gran salto en el aire


-Entretenganse con mis juguetes por ahora, pronto sonará la canción de la guerra… jeje… porque es que estoy tan emocionado?! Creo que es el hecho de que finalmente encontré con quienes jugar de esta manera, en fin diviértanse!


Sin decir mas el cuerpo del portador de geminis se desvaneció en el aire dejando bastante confundidos a sus enemigos que ahora debían de enfrentar nuevamente una multitud de sonetos


-No te lamentes ahora cachorro, pronto lo haremos pagar


-Lo se Alpha, pero por ahora solo queda luchar
 

Gao

Shibe noob
Registrado
14 Abr 2019
Mensajes
37
Reacciones
33
Puntos
0
Shibecoins
$85
Ñam, hace tiempo que no posteo nada aqui limpio las telarañas sin embargo eso no implica que este tema este abandonado y para muestra de ello aqui esta la evidencia, disfrutenla!


Astral Concesión



Fuera de todo caso y lejos de Nahual y Alpha se encontraba Leónidas viendo todo desde lejos sentado en un trono rustico, una sonrisa tenebrosa se hizo presente en su rostro, quienes lo acompañaban guardaron silencio hacia su amo y mantuvieron su compostura hasta que su voz se alzó por todo el lugar



-No les parece tan divertido todo esto chicos?...

-Realmente lo es mi señor, mientras que dos de nuestros más competentes servidores se encargan de la pelea contra nuestros enemigos podemos ver sus destrezas y cuanto han aumentado sus niveles, de igual forma podemos ver el potencial de los nuevos portadores, jamás hubiéramos imaginado que aparecería un nuevo portador además de Nahual

-Me gusta cuando me entienden, especialmente tu Perséfone, eso es exactamente lo que pensaba, además, ese idiota de Gemís obtuvo un buen susto e un buen corte por dejarse llevar por sus tonterías, en fin, ya han arreglado el asunto con los perdedores?

-Así es mi señor, con mi poder borre todo recuerdo sobre nosotros de sus mentes

-Rellenaste los espacios vacíos de sus mentes?

-Así es mi señor, de no hacerlo conozco las consecuencias

-Me alegra que entiendas tus poderes Perséfone, eso es digno de la portadora del miraculous de virgo

-Gracias mi señor

-En fin, creo que sería más divertido seguir viendo que más harán nuestros amigo con los juguetes que tienen por ahora

-Mi señor, no cree que será un problema todo el desastre que causan esos juguetes?

-No tenemos de que preocuparnos ahora, el poder de Nahual puede anular la destrucción de Gemís, eso significa que ahora podemos jugar sin muchas restricciones, me pregunto si su poder será incluso capaz de contrarrestar las muerte



Al terminar sus palabras una nueva sonrisa se formó en el rostro de Leónidas causándole un ligero escalofrió a cada uno de los presentes pues entendían que eso significaba algo posiblemente peligroso tanto para el como para todos ellos, aunque tenían que resignarse a esto debido a todo lo que implicaba.



-Bien mis marionetas, es hora de que sigan bailando para mi



Sin más Leónidas dejo de prestar atención a eso y redirigió su mano a la pantalla de cristal que había dejado Aracnia para él, con un sutil movimiento de mano la imagen que la mostraba esta cambia dejándolo ver un panorama totalmente distinto, en este era capaz de ver a los demás portadores de miraculous peleando contra los sonetos de Gemis, sonrió para sí mismo con un simple pensamiento en su cabeza.

-Jajaja, tal parece que los nuevos portadores son incluso más capaces de pelear que los más experimentados

-Bueno mi señor, ellos aun con eso tienen menos oportunidades, tal vez por eso toman las cosas más enserio

-Eso es muy probablemente cierto, en fin, ahora pongamos atención a los demás chicos



Después de sus palabras todos en la sala terminaron en silencio, mientras que observaban en silencio como es que todo pasaba.



-Armball, esto es malo, son demasiados!

-FalcStar, esto no es nada comparado a otras cosas que hemos hecho, podemos con esto

-Eso es cierto, Riforce, puedes contener a la mayor cantidad posible?

-Sabes que tengo las bolas necesarias para eso

-Vulgar…

-Jajaja no me refería a esas bolas Red P., me refería a estas



Tras sus palabras Riforce saco de un pequeño costal de tela a un costado de su cadera para posteriormente abrirlo y sacar unas cuantas canicas de diferentes colores bastante llamativos



-Es momento chicos, “Retencion”



Tras sus palabras Riforce dejo sus canicas caer para de esta manera crear un campo de fuerza alrededor de los sonetos, aislándolos de cualquier estructura o ser.



-Bien chicos, ahora el problema es menor, puedes acabarlos con un solo golpe Armball?

-Sabes muy bien que si Riforce, solo necesito algo de su ayuda

-Típico amigo, en fin, están ustedes listos chicos?

-Sabes que si

-Porque no?

-Asi se habla chicos, listos?

-Lo sabes Armball

-Les tomó la palabra chicos, es hora, “Save charge!”



Tras sus palabras el bate de Armball se abrió por sus costados revelando un tipo de cañón que tenía un círculo mágico cargando energía, pronto todos sus aliados se pusieron frente a él y tomaron impulso



-Bien, ya que lo pides Armball esperemos que lo puedas tomar, “Comet Prosuncion!”

-Es hora de seguir delante… “Critical Art”!

-Si no me dejas más opción que más da? “Killer Xros”!

-Lo siento Armball, tú lo pediste, “Select Arrow”!



Todos los aliados juntaron sus ataques en uno solo dirigiéndolos al centro círculo mágico de Armball quien retrocedió unos cuantos metros por el impulso de los golpes hasta quedar arrinconado contra una pared, finalmente de una manera sorprendente todos los ataque aliados fueron absorbidos por su arma hasta desaparecer por completo.



-Es hora de que se vayan estos infelices! “Load Charge”!



Al terminar sus palabras una pequeña bola de Baseball surgió del mango de su arma para terminar volver a su estado normal de un bate, Armball noto el gran peso que esta tenia y sonrió para sí mismo, la lanzo en el aire sin preocupaciones y finalmente la golpeo con gran fuerza dirigiéndola hacia sus enemigos lo cuales fueron arrasados por una ola de mana enorme hasta quedar convertidos en nada más que simples charcos de aquella sustancia negra que habían visto ya más de una vez esa noche.



-Gran golpe Armball, acabamos con todos de sentón

-Sabes que esto no es todo FalcStar, pronto vendrá Gemis por las partituras

-Solo si no están alteradas Armball

-Que quieres decir con eso Red P.?

-Ya lo veras, “Corazón de tinta”!



Tras su palabras Red P. se lanzó hacia donde se encontraban aquellos charcos negros pasando por varias luces que revelaban muy bien su atuendo, ella era una joven no mayor a los veinte cinco años de edad, su rostro era ocultado por un antifaz de color vino claro con bordes de un tono más bien gris, su traje parecía más bien una túnica de color caramelo con costuras de un tono dorado obscuro que resaltaba con sus grabados de distintos tipos de letras de distintas partes del mundo, desde escrituras chinas hasta las árabes se encontraban en su ropa, unos guantes de algún tipo de tela muy parecida a la seda adornaban sus manos mientras que un calzado bastante ligero acompañado de unas largas medias cubrían su cuerpo, en su mano derecha se encontraba un pincel chino de gran tamaño con algo de tinta negra en la punta de sus finas cerdas, con un movimiento tajante apunto aquellas cerdas en dirección a los charcos los cuales fueron absorbidos a distancia por su herramienta.

-Con esto Gemis no podrá usar sus sonetos mas

-Pero estas segura Red P.?!

-… Si… lo siento, pero desde ahora no podré hacer mucho, mantener estos sonetos… es más complejo de lo que pensaba, creo que subestime a Gemis…

-No te preocupes, nosotros te cuidaremos

-Muchas gracias FalcStar… Aun así… Creo que necesitare tu ayuda Riforce…

-Lo entiendo, “Crystal Shield”

Tras las palabras de Riforce una gran cantidad de pequeños e intensos brillos brotaron de sus muñecas haciendo brillar con un gran resplandor las muñequeras de cuero gris que llevaba consigo aunque en estos momentos más bien parecían estar hechas de hierro brillante adornadas con pequeños cascabeles rojos, unos guantes sin dedos de color dorado adornaban sus manos mientras que un casco de metal con la forma de la cabeza de un rinoceronte protegía su cabeza, un pantalón de aparente mezclilla cubría sus piernas mientras que una playera de mangas largas junto con un chaleco de cuero gris cubría su torso y finalmente un parche bastante largo cubría su rostro, en su ojo izquierdo se podía ver una mirada de comprensión a las intenciones de Red P. por lo que termino de formar aquella barrera brillante sobre el cuerpo de su aliada, las palabras no salieron más de la boca de Riforce ya que en su interior una parte de él se desmoronaba al notar lo que implicaba aquella técnica de Red P. y el contener el poder de los sonetos de Gemis, una obscura realidad que intentaba negar con toda su fuerzas, aunque muy en su interior sabia la verdad, solo estaba retrasando la tragedia que sucedería.



-Porque Red P.?...

-Esto era algo que solo yo podría hacer… No se molesten por esto por favor…

-No me molesta que vayas a tener que aguantar esto… lo que me molesta es todo lo que están causando Leónidas y sus aliados… Esto es una vil mierda!!!

-Riforce, mantén la compostura, esto aún no ha acabado!

-Como puedo mantener la calma en esta situación Armball?!

-Siendo consiente del sacrificio que intenta hacer Red P.! Esto no es sobre ti o sobre mí, es sobre todos en general, esta ciudad, sus habitantes, no puedes ser tan egoísta!

-No soy egoísta… Cuantos más van a tener que sufrir por esto?!

-Aun no lo entiendes verdad?... Riforce… Esto no es solo nosotros… Es el bien común, no podría mirarme al espejo cada mañana si soy consciente de que no hice todo lo que estaba a mi alcance para poder salvar a más personas, tú mismo eres consciente de lo que significaría otra tonada del inframundo en este lugar… no podría simplemente perdonármelo… Porque no puedes entenderlo?!

-Porque no quiero perderte!... Ya soportamos demasiado… No quiero ver a nadie que aprecio morir por esta batalla nuevamente, entiendo que no es algo que podamos dejar simplemente pero eso tampoco significa que dejare que mueras como si nada, sabes que eres lo único que tengo…

-Riforce, no es momento para eso y lo sabes… es por eso que necesito que me ayudes, sin tus habilidades no podré hacer mucho y lo sabes…

-Lo se… pero me es imposible no pensar en esto…



Mientras de los ojos de Riforce brotaban ligeras lágrimas de dolor sentimental genuinos sus compañeros prefirieron apartar la mirada, la catástrofe sufrida hace unos años aún estaba presente en la mente de todos, sentían culpa por lo ocurrido, pensaban: “Que habría pasado si en vez de hacer esto… hubiera hecho aquello” tal vez tuvieran razón algunos y con esas medidas habrían evitado tantas bajas tanto civiles como de su grupo, sin embargo el tiempo y la partida estaba en su contra ya que todo eran conscientes de que quien realmente movía los hilos era Leónidas y su mente retorcida, impidiéndoles hacer algo más que observar y ser parte de su retorcidamente, aunque, aun nadie sabía, ni siquiera el mismísimo Leónidas que todos los eventos no dependían de el exactamente, sino de un factor externo que todos desconocían y había recientemente aparecido nuevamente… El placer…
Darknesswolf88 Darknesswolf88
 
Arriba