• Character Wars!

    ¡Las votaciones ya empezaron! ¡Vota por tus favoritos en las diferentes categorías!


    CLICK AQUÍ!

Ocio [Fanfic] El rey del juegos SOS

Axel

Escritor
Registrado
15 Feb 2019
Mensajes
1.505
Reacciones
713
Puntos
380
Shibecoins
$14.948
El sol del atardecer iluminaba todo ese lugar con una luz naranja, ese lugar que rodeado por un frondoso bosque denotaba que eran las ruinas de una enorme ciudad, pues por una gran extensión de tierra sólo se veían escombros de roca blanca que ya habían caído por el peso de los años y en los que ninguna hierba se animaba a crecer.

Sin embargo, algo rompía con ese melancólico escenario: una enorme torre que a diferencia de todo lo demás se alzaba sobre ese territorio destruido casi arañando los cielos, desafiando aquello que hubiera causado tal destrucción.

En la cima de la torre había un hombre de porte real y largo cabello plateado, cuya túnica de seda que le envolvía el cuerpo le delataba como alguien de alta alcurnia. Miró al atardecer, primero inexpresivo para después mirar al sol con cierta rabia, como si el astro rey fuera el culpable de todas sus desgracias y luego dijo una única frase:



Este mundo…



…está incompleto…



El rey de los juegos

SOS



El planeta Tybell, un mundo que según las antiguas leyendas fue creado por el benevolente dios Haou tras vencer en combate al maligno dios Glory. Este planeta donde todo puede pasar, se encuentra dividido en seis países:

Ignis, país de fuego y lava. Por sus condiciones climáticas, la agricultura es imposible, pero ha logrado prosperar principalmente debido a que su subsuelo es rico en minerales que son necesarios para la vida en el planeta.

Aqua, país de agua. Es un país conformado por un archipiélago de islas tropicales que ha encontrado la prosperidad principalmente a la industria del turismo.

Ventum, el país del viento. Un país conformado por bosques con árboles de casi todo tipo creciendo en él, incluso las raras sakuras y saras. Es el país más rico culturalmente hablando y hay leyendas y fabulas de todo tipo, desde aquellas que cuentan de grandes tesoros hasta de árboles mágicos que si te confiesas bajo su sombra, tu amor será correspondido.

Tellus, el país de tierra. Todo un paradigma, pues mientras la mitad de su territorio es árido y desértico, la otra mitad está sumida en un invierno perpetuo. Al igual que Ignis, lo duro de su clima no evitó que prosperara gracias a la minería, pero mientras que Ignis provee a Tybell de minerales, Tellus lo hace con piedras preciosas.

Lucís, el país de la luz. La primera nación de Tybell y todo ello se puede ver en sus construcciones que pese al avance tecnológico en el resto del mundo, se ha mantenido con un estilo antiguo.

Y al final y como buena contra parte de Lucís, se encuentra Atrum, el país de oscuridad. Con pocas horas de luz debido a su posición en el planeta, este país es el que en su infraestructura mejor representa el avance tecnológico del planeta. Como la meca de la tecnología, Atrum cuenta en su ciudad capital, Vert, con
la academia elemental, si bien no la única sí la más prestigiosa escuela especializada en entrenar duelistas, ya sea para convertirse en competidores profesionales u optar por convertirse en defensores de la paz en la venerada orden de Feliz.

En la primera semana de primavera, la academia elemental abre sus puertas para organizar los exámenes de admisión para la nueva generación de duelistas y justo ese día un joven destinado a cambiar el destino del mundo se dirigía hacia ese lugar…




Turno 01:

Una vida, nuevo duelista




¡No olvides! ¡La Academia Elemental! ¡Ahí nos veremos!



Abrió de golpe sus ojos café oscuro y sacudió su cabeza con lo que algunos mechones de su cabello castaño le dieron un par de latigazos en la frente, lo que ayudó a terminar de despertarlo. ¿Cómo podía haber sido tan estúpido para quedarse dormido en el taxi? No estaba en su casa en Ventum y tenía que ser más cuidadoso en ese lugar tan nuevo para él.

Miró por la ventana del vehículo y vio los grandes edificios de la ciudad de Vert así como los grandes caminos que le recorrían.

Se recostó en su asiento. En ese momento se dirigía hacia la academia elemental para presentar un examen de ingreso a tan prestigiosa escuela. Aunque su nivel académico era de los más altos de todo el mundo, la academia elemental se enfocaba en entrenar duelistas, ya fuera para entrar a las ligas profesionales o para formar parte de la orden de Feliz, los defensores de la paz del mundo y aunque él los admiraba, en especial a sus seis generales, y tenía algo de talento para los duelos, la verdad es que desde que tenía memoria nunca había considerado dedicarse a un juego de cartas de forma profesional, sin embargo…

—Y llegamos —anunció el taxista deteniendo el vehículo.

El muchacho miró por la ventana y se sorprendió al ver que ya habían quedado muy atrás los edificios de Vert y ahora se encontraba rodeado un prado de pasto verde y un camino hecho de ladrillos grises cuyo único vestigio de tecnología eran los otros vehículos de donde bajaban chicos de su edad, seguramente con la intención de así como él, presentar el examen de admisión a la academia.

Pagó la tarifa del viaje, bajó del taxi y mientras el vehículo se alejaba, miró a la distancia y lo que vio le sacó una expresión de sorpresa, pues era más impresionante verlo en vivo que por las fotografías.

Frente a él estaba un enorme castillo de piedras negras que se alzaba majestuoso sobre el lugar y aunque estaba rodeado de varios edificios que trataban de darle modernidad al lugar, la verdad es que continuaban palideciendo frente a castillo que se mantenía como un titán inmutable ante el avance del tiempo.

Sin embargo, una vez que la sorpresa inicial pasó torció los labios y recordó la frase que le había despertado en el taxi:



¡No olvides! ¡La Academia Elemental! ¡Ahí nos veremos!



No podía recordar quién le había dicho esas palabras, como tantas cosas de su pasado, pero algo dentro de él le decía que debía cumplir esa promesa de encontrarse en la academia elemental con esa persona. Sabía que no le reconocería, pero esperaba que esa persona le reconociera y le dijera porqué era tan importante que se volvieran a ver.

Comenzó a avanzar junto a otros chicos que iban a su examen por los terrenos del colegio hasta que entró al castillo. La verdad el lugar no decepcionaba: grandes pilares sostenían el techo, había estandartes de terciopelo rojo con el logo de la escuela en ellos colgados por todo el lugar y además tenía la parafernalia que se esperaría de cualquier otra escuela, como casilleros, un estante de trofeos, puertas que llevaban a oficinas y escaleras que llevaban a pisos superiores desde donde pudo ver que varios alumnos de la academia habían ido a “evaluar la carne fresca”. No pudo evitar pasar saliva de nervios al sentir tantas miradas sobre él, sin embargo, olvidó los nervios cuando en un pilar cercano a las escaleras vio una escena: al parecer uno de los alumnos había decidido no limitarse a “evaluar a la carne fresca” desde lejos.

Eran dos personas. La muchacha era linda: Tenía el cabello azul, una cara angelical y un cuerpo muy bien proporcionado para una chica de su misma edad (unos dieciséis años, más o menos). Estaba junto con un tipo de esos rompe corazones: de cabello negro largo y peinado hacia atrás, alto, moreno y fornido. El tipo de muchacho que podría poner a cualquier chica a sus pies… pero no a una chica como la peli azul y eso se notaba en que él la sostenía por la muñeca mientras ella intentaba zafarse.

—Vamos guapa —decía el muchacho con una sonrisa de príncipe encantador—, déjame mostrarte la escuela antes de tu examen.

—No, en serio… gracias pero no… —respondió la peli azul ya no sabiendo cómo quitarse a ese galán de encima.

—Anda —insistió de nuevo el muchacho—, dime una razón por la que no quieres ir a dar la vuelta conmigo.

—Porque… —comenzó la peli azul— ¡Porque tengo novio!

Esa respuesta hubiera bastado para arruinar las intenciones de cualquiera… pero se veía que ese galán no era cualquiera, pues rió y al fin soltó a la chica.

—¿Novio? —preguntó burlón—. ¿Y si tanto te quiere por qué dejó venir a una chica tan linda sola a su examen?

La muchacha estaba buscando una forma de salir de eso cuando sus ojos azules se toparon con los ojos cafés del muchacho. El rostro de esta se iluminó y fue corriendo con él.

—¡Oye! —exclamó el castaño, pero su intento se ahogó cuando esta lo tomó del brazo y lo abrazó, sintiendo la suavidad de ella y el dulce aroma de su perfume.

—No me dejó sola, aquí está —dijo la peli azul burlona—. Amor, te perdiste otra vez, ¿verdad? Anda, vamos al examen.

Al parecer el galán se tragó el cuento de que el muchacho era el novio de la peli azul, pero eso no significó que fuera a dejar las cosas hasta ahí.

—¿Ese es tu novio? —preguntó burlón mientras se alejaban—. Pues se ve como un pusilánime.

—¡¿Disculpa?! —exclamó el muchacho molesto olvidándose de la peli azul que le abrazaba.

—En esta academia nos tomamos muy en serio el duelo de monstruos —continuó el galán—, y no me parece que tú tengas lo que se necesita. Apuesto que tu deck es algo patético como no sé… ¿Mokey Mokey?

—Ya amor, déjalo —intentó decir la peli azul—. Vamos a llegar tarde al examen.

Pero el muchacho la ignoró.

—Si eso crees de mí, ¿por qué no me haces un examen pre examen de ingreso? Si me ganas, no presentaré mi examen de admisión.

—¡Oye, no, espera! —intentó argumentar la peli azul. El galán sonrió y respondió.

—Me parece perfecto. Te voy a humillar frente a tu novia. El estadio de duelo está ocupado por el examen, pero descuida, conozco un lugar perfecto para tu último duelo en la academia elemental.



***​



Los dos novatos siguieron al galán fuera del castillo, este los llevó a un pequeño parquecito cerca de la cafetería de la escuela el cual tenía el suficiente espacio para tener un duelo.

Mientras los dos contendientes preparaban sus discos de duelo para la batalla, el galán habló.

—Es de mala educación que dos duelistas se batan sin saber sus nombres. Soy Rictor Lazanti.

—Tsukune Aono —respondió el castaño y de inmediato, sin que él se diera cuenta, los ojos de la peli azul se abrieron por la sorpresa.

—¿Y tu novia? —preguntó Rictor sonriendo con burla.

—Eh… —se quedó congelado Tsukune, pero la muchacha vino a su rescate.

—Ku-Kurumu Kurono —dijo sin más.

—Bien Kurumu, prepárate porque vas a estar en la academia elemental sin tu novio —exclamó Rictor burlón.

En ese momento un grupo de chicas llegó al lugar y una pelirroja entre el grupo exclamó.

—¡Chicas! ¡Ya lo encontré!

Un grupo de muchachas se acercó al lugar del duelo y comenzaron a animar a Rictor.

—¡Vamos Rictor!

—¡Acabalo Ricky!

—¡Todas te apoyamos!

Tsukune y Kurumu sólo podían ver incrédulos la escena.

—El muy maldito ya tiene un harem y todavía se dio el lujo de coquetear conmigo —dijo Kurumu un poco molesta.

—Nunca es suficiente de algo bueno, supongo… —bromeó Tsukune.

—¡¿De qué lado estás tú?! —gruñó Kurumu, lo que le arrancó una sonrisa nerviosa al castaño.

—Gracias chicas, gracias —sonreía mientras tanto Rictor—. Prepárense, porque están a punto de presenciar otra victoria de su duelista favorito.

—¡El futuro rey de la academia elemental! —festejó la pelirroja.

—Bueno, no se diga más Aono —comenzó Rictor y tanto él como Tsukune gritaron al unísono mientras tomaban cinco cartas del tope de su deck.

—¡Duelo!



Rictor PV: 4000

Tsukune PV: 4000



—¡Yo comienzo! —declaró Rictor y tomó una carta de su deck—. Invoco a Masked Dragon en modo de ataque [1400] y será todo.

Frente a Rictor apareció un pequeño dragón de color rojo.



Mano de Rictor: 5



—¡Un dragón! —exclamó Kurumu mientras Tsukune tomaba la carta de su turno.

«Y no sólo eso —pensó Tsukune—, es un buscador. Rictor quiere que lo destruya por batalla para sacar a un dragón que de seguro apoyará su estrategia, por desgracia… no tengo nada en mi mano que pueda destruir por efectos, deberé ir por batalla»

—¡Invoco a Dash Warrior en modo de ataque! —declaró Tsukune mientras un guerrero rojo con una rueda por piernas aparecía frente a él [600].

—¿Guerrero? —preguntó Kurumu viendo al monstruo de Tsukune.

—¡Dash Warrior, ataca a Masked Dragon! —ordenó Tsukune.

—¡Pero tu monstruo es más débil! —exclamó Kurumu, pero Tsukune sólo sonrió.



Dash Warrior ATK 600 => 1800



—Efecto de Dash Warrior —explicó Tsukune—: cuando ataca, gana 1200 puntos de ataque.

Dash Warrior envistió a Masked Dragon y lo destruyó.



Rictor PV: 4000 => 3500



—Je, gracias Aono —se burló Rictor—, ahora que destruiste por batalla a mi Masked Dragon, puedo llamar a un dragón de mi baraja al campo con menos de 1500 puntos de ataque y quien yo llamo es a Armed Dragon LV 3.

Frente a Rictor apareció un pequeño dragón de color naranja claro [1200].

«Lo sabía», pensó Tsukune apretando los puños.

—Dejo una carta boca abajo y termina mi turno —declaró el castaño.



Dash Warrior ATK 1800 => 600

Mano de Tsukune: 4



—¡Ahora pégale con tu combo Rictor! —le animó la pelirroja. Rictor le levantó su pulgar y luego robó la carta de su turno.

—Ahora es mi fase de espera y como tal, se activa el efecto de mi Armed Dragon LV 3, dejándome llamar a un Armed Dragon LV 5 de mi deck en su lugar. Crecen tan rápido, ¿no te parece?

El Armed Dragon LV 3 fue rodeado por un pilar de luz y cuando este se deshizo, una versión más grande del dragón había tomado su lugar [2400].

—¡Ay no! —exclamó preocupada Kurumu.

—¡Ay sí! —respondió Rictor burlón—. ¡Armed Dragon LV 5, ataca a Dash Warrior!

—¡Revelo mi carta boca abajo! —declaró Tsukune—. ¡Hallowed Life Barrier! Descarto una carta de mi mano y durante este turno no recibo daños.

Armed Dragon LV 5 dio un potente puñetazo a Dash Warrior y lo destruyó.

—Sólo retrasas lo inevitable —se quejó Rictor—. Dejo estas dos cartas boca abajo y termina mi turno. Con eso se activa el efecto de Armed Dragon LV 5: Si durante este turno destruyó a un monstruo por batalla, puedo enviarlo al cementerio y en su lugar llamar a Armed Dragon LV 7.

Armed Dragon LV 5 volvió a ser rodeado por un pilar de luz y cuando este desapareció, Armed Dragon se había vuelto más fiero [2800].

—El LV 5 ya era malo, este es peor —se lamentó Kurumu.



Mano de Rictor: 4

Mano de Tsukune: 3



—¡Mi turno! —declaró Tsukune sin temor—. Lo único que puedo hacer es dejar a un monstruo en defensa boca abajo y dos cartas también boca abajo…

—¡No Aono! ¡Nada de defensas! ¡Arreglemos esto como hombres! —exclamó Rictor divertido—. ¡Revelo mi carta boca abajo! ¡Final Attack Orders! Ahora todos nuestros monstruos deben pasar a modo de ataque.

El monstruo boca bajo de Tsukune giró y se reveló una guerrera en traje de color verde [1100].

—Warrior Lady of the Wasteland —reconoció Rictor al monstruo—. Muy astuto Aono, dejarme destruir a ese monstruo y luego obtener algo ya fuera para defenderte o darle la vuelta al duelo, que mal que ahora que la pasé a ataque ya no te vaya a servir mucho como defensa.

Tsukune apretó los dientes.

—Termino mi turno.



Mano de Tsukune: 1



—¡Mi turno! —exclamó Rictor victorioso tomando la carta de su turno—. ¡Ahora viene lo bueno! ¡Sacrificaré a mi Armed Dragon LV 7 para desde mi mano llamar a mi más poderoso monstruo: aparece, Armed Dragon LV 10!

Esta vez Armed Dragon explotó, pero al disiparse el humo, se encontraba en su mismo lugar pero mucho más fiero que antes [3000].

—¡3000 puntos de ataque! —notó Kurumu preocupada.

—Y no te daré la oportunidad de usar la habilidad de tu monstruo —declaró Rictor descartando una carta de su mano—. Por haber descartado una carta, Armed Dragon LV 10 destruye a todos los monstruos boca arriba en el campo de mi oponente y como tu guerrera no fue destruida por batalla, no activará su efecto.

Armed Dragon dio un potente rugido que destruyó a la guerrera de Tsukune.

—¡Y ahora estás abierto a un ataque directo! ¡Adelante Armed Dragon, ataque directo! —declaró Rictor.

—¡Revelo mi carta boca abajo! —contra atacó Tsukune—. ¡Scrap Iron Scarecrow!

—¡Es inútil! —contestó Rictor—. ¡Contra trampa: Wiretap! Ahora tu trampa no sólo se niega, sino que además regresa a tu deck.

La carta de Tsukune se congeló a media activación y desapareció.

—¡Ay no! —dijo Kurumu mientras Tsukune era golpeado por el puño de Armed Dragon.



Tsukune PV: 4000 => 1000



—Ya sólo te quedan 1000 puntos de vida y tal vez creas que será más que suficiente para darle la vuelta al duelo —se burló Rictor—, pues piensa de nuevo: activo Diffusion Wave Cannon. En mi siguiente turno ganará un contador y podré destruir esta carta, con lo que te haré mil puntos de daño por cada contador que tenga, ¡ya perdiste!



Mano de Rictor: 2



—¡Eso es Rictor! —celebró una de las porristas del galán.

—¡El combo infernal de nuestro Rictor! —celebró la pelirroja.

—¡Rictor, Rictor! —animaba otra de las del grupo.

—No puede ser —se lamentó Kurumu. Que Tsukune se hubiera metido en esa situación en la que se jugaba su acceso a la escuela había sido su culpa y ahora… el muchacho iba a perder.

Mientras tanto Tsukune se recuperó del ataque del Armed Dragon y miró a Rictor. El tipo podía parecer un brabucón, pero sabía cómo pelear. En definitiva la reputación de la escuela no era sólo publicidad barata.

Miró su mano, sólo le quedaba una carta, un monstruo. En su campo tenía algo que podía ayudarle a hacer un combo con ese monstruo, pero si no sacaba algo para apoyar a su jugada… estaba perdido.

Tomó aire, sacó la carta de su turno, la miró… y sonrió.

—Diste buena pelea Rictor… pero me temo que ya perdiste —declaró Tsukune con confianza. Rictor levantó una ceja y respondió.

—Estás loco, no tienes nada.

—¡Esto es lo que tengo! —contestó Tsukune—. ¡Monstruo tuner: Tune Warrior!

Un guerrero robótico de color rojo apareció frente a Tsukune [1600].

—¡Un tuner! —exclamaron los presentes al unísono.

—Muy bonito —declaró Rictor—. Sí, un tuner te puede ayudar a traer un monstruo synchro, pero no sirve de nada solo y tu monstruo es normal, así que no tiene un efecto que te ayude a llamar algo más.

—¡Pero me queda una carta boca abajo! —contestó Tsukune sonriendo con la victoria en el rostro—. ¡Activo mi trampa Back to the front! La cual me deja llamar a un monstruo de mi cementerio. Por lo general llegaría en modo de defensa, pero gracias a tu Final Attack Orders cambia a modo de ataque.

Dash Warrior apareció junto a Tune Warrior.

—Ambos tienen tres estrellas, traerá a un synchro de nivel seis… —razonó la pelirroja tras Rictor mientras este trataba de pensar en un monstruo synchro de nivel seis que pudiera arrancarle la victoria de las manos, Tsukune comenzó:

—¡Tune Warrior, Dash Warrior: sintonícense!

Tune Warrior se convirtió en tres aros de luz que rodearon a Dash Warrior quien se convirtió en tres estrellas que se alinearon para crear un pilar de luz.

—¡Aparece mi carta favorita: Mighty Warrior! —exclamó Tsukune mientras que del pilar de luz salía un guerrero de color blanco con un enorme brazo derecho [2200].

—¿Su carta favorita? —se preguntó Kurumu al ver al monstruo.

Rictor mientras tanto pareció respirar tranquilo.

—Menos mal, esperaba algo peor —dijo rascándose la nuca—. Tiene un buen efecto, sí… pero no le llega ni en broma a mi Armed Dragon LV 10.

Tsukune sonrió y dijo.

—Es por eso que voy a apoyarlo con esta carta mágica: ¡Riryoku!

Un sudor frío recorrió la frente de Rictor.

—¡Esa no!

—Ahora la mitad de los puntos de ataque de tu monstruo se pasan al ataque del mío —explicó Tsukune esta vez siendo él el burlón.



Armed Dragon LV 10 ATK 3000 => 1500

Mighty Warrior ATK 2200 => 3700



—Mighty Warrior, ¡ataca! —ordenó Tsukune.

Juntando toda la fuerza que tenía en su brazo derecho, Mighty Warrior arremetió contra Armed Dragon y lo destruyó sólo con un potente puñetazo.

Rictor sólo podía ver furioso como su monstruo era destruido y sus puntos bajaban.



Rictor PV: 3500 => 1300



—Y dado que eres estudiantes de esta prestigiosa escuela de duelo, supongo que sabes qué va a pasar ahora, ¿verdad? —se burló Tsukune.

—Entra el efecto de Mighty Warrior… —comenzó Rictor— Cuando destruye a un monstruo en batalla, le hace daño al oponente en una cantidad igual a la mitad del ataque del monstruo destruido.

—¡Correcto! —exclamó Tsukune sonriendo—. ¡Mighty Warrior: termínalo!

Mighty Warrior apuntó su puño a Rictor y lo disparó contra este.

—¡Aaaaagh! —exclamó el galán al ser golpeado.



Rictor PV: 1300 => 0



Terminado el duelo, las imágenes creadas por el solid vision desaparecieron y Rictor cayó de rodillas.

—No puede ser… ¡perdí! —exclamó el muchacho en frustración.

—Parece que seremos compañeros de curso —dijo Tsukune con una sonrisa de satisfacción, dándose media vuelta y regresando al castillo para retomar donde se había quedado.

Mientras Tsukune se iba y las porristas iban a ayudar a Rictor, Kurumu miró al muchacho castaño y mientras mil cosas pasaban por su cabeza, sólo dos palabras pasaron por su boca.

—Tsukune… Aono…



+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++



El autor habla:



¡Hola! Aquí su user favorito. Vaya, han pasado como 7 años desde que me puse a trabajar en un fanfic de Yugioh, pero luego de trabajar como loco en tres proyectos originales sentí que necesitaba regresar a una época más sencilla. Tal vez algunos digan que es un paso atrás en mi carrera de escritor volver a fanfics, ¡pero hey! Tenía ganas de hacer esto y yo le tengo más miedo a quedarme con las ganas que al qué dirán, así que aquí está: ¡un nuevo fanfic de YGO!

En fin, este no es un trabajo 100% original, como podrán haberse dado cuenta y si no se habían dado cuenta ahora se los digo, este es un remake del que considero mi fanfic favorito: Seasons of Sakura (sigo insistiendo que el título está mal escrito). Pero entre que ese fic tenía MUCHOS errores y que su autor nunca lo terminó, al pegarme la nostalgia por esta historia decidí dejar de esperar que el autor escuchara mis ruegos de regresar a terminar la historia y tomar yo mismo el toro por los cuernos.

Si leyeron el fic original, notarán que esta versión trae muchos cambios, pues le voy a quitar cosas que en el argumento original nunca me convencieron, como personajes que me parece estaban de más y los decks de los personajes que muchos me parecía que estaban construidos a la ahí se va (incluso para duelistas que se decían ser la elite), ahora voy a tratar de darles decks temáticos. No voy a crear cartas nuevas para el fic a menos que sea extremadamente necesario, para mantener el espíritu de la historia original donde Haou les dio a todos los personajes cartas existentes y tampoco habrá invocaciones de extra deck más allá del synchro tanto para, de nuevo, mantener el espíritu del fic original como que también quiero dejar las cosas un poco simples y no quiero liarme con las reglas en extremo confusas que tiene el TCG hoy en día (para que se den una idea: todavía no entiendo bien cómo funcionan ni los péndulo ni los link).

La historia original tampoco estaba terminada y la verdad en base a lo que dejó el autor original estaba cabrón adivinar hacia dónde quería llevar la trama, por lo que en lugar de jugar a las adivinanzas, tomé lo que dejó y cree una historia totalmente nueva en la que pudiera encajar lo que se mostró en el original, aunque con un pequeño guiño que se revelará rumbo al final que espero le saque una sonrisa a todos.

También pretendo que esta sea una historia corta, ya que aunque esta es una historia que quiero hacer, no deseo que me quite mucho tiempo de mi carrera de escritor profesional. En la lista de capítulos que hice creo que rondaban los 32 capítulos, pero no descarto que se puedan sacar más capítulos mientras escribo… siempre me pasa, pero no tengo la intención de que la historia llegue a los ciento y pico capítulos que fueron con FF, así que vamos a dejar esto en sólo dos arcos argumentales y espero tener la bendición de George Martin para que esta cosa no pase de los 52 capítulos (o sea, un año de publicación).

En fin, esta nota de autor ya me quedó un poco larga, pero había mucho que explicar… así que aquí le dejamos y espero que hayan disfrutado este primer capítulo.
 

E_HeroGlasiar

Eidolon Summoning Magic!
Registrado
3 Abr 2019
Mensajes
363
Reacciones
189
Puntos
300
Shibecoins
$2.410
Citando al Thanates en End Game: "Voy a disfrutar esto como no lo puedes imaginar".
Me da mucha nostalgia poder leer de nuevo a Tsukune y compañía, aun si no es el propio Haou quien los trae de vuelta.
Me gustó mucho la introducción, describiendo de forma corta pero precisa como es Tybell. La verdad si me sentí un poco como si estuviera en dicho mundo XD.
Ya en el duelo, Aono dandole una paliza a Ricktor, como debe de ser, y por lo visto es un tanto menos inocenton que el original. También, un buen extra es que use Synchros del manga, que el original se limitaba mucho con los del anime.
El planeta Tybell, un mundo que según las antiguas leyendas fue creado por el benevolente dios Haou tras vencer en combate al maligno dios Glory. Este planeta donde todo puede pasar, se encuentra dividido en seis países:
Wow, su batalla debió ser legendaria XD.
En fin, este no es un trabajo 100% original, como podrán haberse dado cuenta y si no se habían dado cuenta ahora se los digo, este es un remake del que considero mi fanfic favorito: Seasons of Sakura (sigo insistiendo que el título está mal escrito).
Si no mal recuerdo, el título original era Sakura's Season.
 

Universal

Avanzado
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
678
Reacciones
370
Puntos
300
Shibecoins
$8.483
El capítulo es algo básico, pero cumple como primer capítulo. Nos cuenta un poco del mundo, el prota llega y se enfrentas al abusón de turno. Falta ver como seguirá para ir conociendo más el prota y ver que personajes más aparecen.

Sobre aquel fic, nunca lo leí. Ya has dicho que no vas a inventar cartas nuevas a no ser que sea necesario, y que no habrá más invocaciones más allá de os synchros (como en el fic de Ult). Supongo que en la versión original también era Mighty Warrior, pero a ese podrias haberlo cambiado, que es algo feote, y haber puest a otro monstruo en su lugar XD No sé, al Gaia synchro, y cambiar algunas cartas para que gane con él XD

Se cumple con la tradición de que el oponente del primer duelo tiene que hacer que su boss tenga 3000 ATK.

y no quiero liarme con las reglas en extremo confusas que tiene el TCG hoy en día (para que se den una idea: todavía no entiendo bien cómo funcionan ni los péndulo ni los link).
Aun así, creo que hay un par de fallos con Ordenes de ataque Final y la Hallowed Life Barrier XD Creo que pasó a un monstruo bocabajo al ataque cuando solo afecta a monstruos boca arriba, y la barrera actua como waboku, protegiendo a los monstruos de la destrucción por batalla según al ruling XD

También pretendo que esta sea una historia corta, ya que aunque esta es una historia que quiero hacer, no deseo que me quite mucho tiempo de mi carrera de escritor profesional. En la lista de capítulos que hice creo que rondaban los 32 capítulos, pero no descarto que se puedan sacar más capítulos mientras escribo… siempre me pasa, pero no tengo la intención de que la historia llegue a los ciento y pico capítulos que fueron con FF, así que vamos a dejar esto en sólo dos arcos argumentales y espero tener la bendición de George Martin para que esta cosa no pase de los 52 capítulos (o sea, un año de publicación).
Sabes que se te alargará XD Yo el Tercero quería que durase alrededor de 100, pero puede que quizá llegue a superar a closer Soul (130). Creo que todo dependerá de como organice la tercera temporada, pero si la segunda va a durar 50, no creo que la tercera sea menos.
 

Haydenwolf

Dios Emperador Lobo naturista
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
793
Reacciones
423
Puntos
300
Shibecoins
$10.095
Aunque no leí el original creo que estoy seguro de que me gustará bastante este fic
 

E_HeroGlasiar

Eidolon Summoning Magic!
Registrado
3 Abr 2019
Mensajes
363
Reacciones
189
Puntos
300
Shibecoins
$2.410
Supongo que en la versión original también era Mighty Warrior, pero a ese podrias haberlo cambiado, que es algo feote, y haber puest a otro monstruo en su lugar XD No sé, al Gaia synchro, y cambiar algunas cartas para que gane con él XD
En el original, gana con Junk Warrior, y el prota usaba también a Gaia Synchro y Colossal Fighter, o sea, el starter deck 2008 XD.
 

Axel

Escritor
Registrado
15 Feb 2019
Mensajes
1.505
Reacciones
713
Puntos
380
Shibecoins
$14.948
Turno 02:

¡Esfuérzate en tu examen, Tsukune!




Luego de su duelo contra Rictor, Tsukune continuó con su camino para regresar al castillo. Sacó su Smartphone para ver el mapa del lugar y saber a dónde tenía que dirigirse para iniciar con su examen, cuando…

—¡Tsukune! —le llamó alguien. El muchacho se giró y vio que Kurumu se le acercaba.

Cuando la muchacha llegó con él, sonrió un poco apenada y dijo.

—Este… quería decirte que gracias por ayudarme con Rictor y… que perdón por haberte metido en ese problema, por mi culpa casi pierdes tu oportunidad de entrar a la academia.

Tsukune regresó la vista a su teléfono y dijo.

—No fue nada. De cualquier forma odio a los tipos como ese, así que por una o por otra no podía perder contra él.

Kurumu vio que Tsukune no estaba molesto con ella por haberlo metido en ese problema, así que ya más tranquila comenzaron a caminar juntos hacia los salones donde tomarían sus clases.

—Y dime, ¿de dónde vienes? —preguntó Kurumu mirando al muchacho.

Tsukune se sintió un poco incómodo tanto por la pregunta como por la mirada que le lanzaba la muchacha, pero aún así contestó.

—Vengo de Ventum.

—Oh, ya veo —respondió la muchacha un poco desanimada. Tsukune notó esto aunque no comprendió porque ella se mostraba así, por lo que preguntó por cortesía.

—¿Y tú?

El rostro de la muchacha se iluminó y respondió.

—¡Vengo de Aqua! Un paraíso en la tierra con largas playas tropicales y un ambiente muy romántico. ¡¿Has estado en Aqua alguna vez, Tsukune?!

Esta vez fue Tsukune quien se mostró desanimado.

—Una vez… —respondió el muchacho.

Kurumu perdió su sonrisa en ese momento. Se veía que lo que hubiera pasado en esa única visita en Aqua, no había sido grato para él.

Continuaron el resto del camino sin hablar hasta que se detuvieron frente a un aula.

—Aula 2 – 1 —anunció Tsukune —, aquí es mi examen.

—El mío es el aula 2 – 7 —anunció Kurumu revisando la información de su Smartphone —, supongo que te veré después.

—Claro, buena suerte en tu examen —se despidió Tsukune.

—¡Igual! —respondió Kurumu y comenzó a dirigirse a su aula.

Tsukune sonrió al ver a la muchacha alejarse y entró a su aula. Dentro no vio nada fuera del otro mundo. Parecía un aula normal con una pizarra monitor y las bancas con una computadora integrada para tomar notas y otras necesidades estudiantiles. Varios alumnos ya habían tomado lugares y se encontraban conversando entre ellos. Los miró y no vio nada destacable, tal vez un muchacho hasta el fondo del aula en cuya expresión Tsukune pudo adivinar que se encontraba aburrido y una chica de cabello dorado domado en dos coletas que hasta adelante del aula parecía lista para saltar a una batalla.

No le dio más importancia a ninguno de ellos, tomó un asiento vacío y se loggeó en ella con las credenciales que le habían enviado.

El examen comenzó casi de inmediato, primero vinieron preguntas de español, después fueron preguntas de matemáticas, ciencias básicas y al final lo que más interesaba en la academia: sobre las reglas del duelo de monstruos.

Una vez que Tsukune terminó con todas las respuesta del examen, recibió un mensaje en su computadora que le indicaba que mientras se procesaban sus resultados del examen teórico, pasaría ahora a su examen práctico de duelo por lo que ahora debería ir al estadio de la academia. Sin esperar nada más, se puso de pie, salió del aula y se dirigió hacia allá.

El estadio se encontraba en la parte posterior de los terrenos del castillo y no tenía nada que envidiarle a cualquier otro estadio deportivo en el mundo: de varios metros de altura, de estructura redonda, lo bastante grande para que cupieran un centenar de personas…

—¡Tsukune! —escuchó que le llamaban, se dio media vuelta y vio que Kurumu se acercaba a él.

—Ah, Kurumu —saludó él—, ¿cómo te fue en el examen teórico?

La peli azul rió un poco nerviosa.

—Creo que me fue bastante mal en matemáticas, pero creo que en las otras lo hice bastante decente —dijo un poco apenada, Tsukune sólo pudo reírle el chiste.

—Pues bueno, ahora viene el examen práctico de duelos. Espero que lo hagas mejor que bastante decente.

—¡No te preocupes! —respondió Kurumu animada—. Tengo plena confianza en mis habilidades: tuve un excelente maestro cuando era niña.

Tsukune apenas iba a preguntar por ese maestro, cuando algo les interrumpió.

—Ji, ji, ji… que bueno es ser joven.

Los dos muchachos se giraron y vieron que se acercaba a ellos alguien… ¿o era algo?

Era una persona baja de estatura y bastante delgada, tenía el cabello gris y además usaba maquillaje y aretes. Tsukune no sabía si eso era un hombre, una mujer… o un payaso.

La cosa miró a Tsukune y con una sonrisa burlona preguntó:

—¿Tú eres Tsukune Aono, quien luchó contra Rictor Lazanti hace unas horas?

Tsukune pasó saliva sin saber que esperar.

—Eh… ¿sí?

—Ji, ji, ji… —rió el payaso— Mediocre.

—¡¿Qué?! —exclamaron al unísono tanto Tsukune como Kurumu.

—Vi su duelo, Aono —se explicó el payaso—. Y debo decirle que su estrategia es mediocre. Si durante su examen le toca alguien como yo, lo más probable es que no sólo lo derrote, sino que también lo reprueben en su examen.

—¿Ah sí? ¿Y quién es usted? —preguntó Kurumu desafiante.

—Ji, ji, ji. Jeager Lazar, vice director de esta honorable institución.

El valor de Kurumu se esfumó al ver que estaba hablando con la segunda persona más importante de la escuela.

—Como sea, esfuércense en su examen chico. Es lo único que les queda a unos mediocres como ustedes. Ji, ji, ji.

Terminó y se dirigió hacia el interior del estadio. Kurumu mientras tanto gruñó.

—¿Cómo es posible que pongan a un elitista como ese en un puesto tan importante en este lugar? —preguntó molesta.

—No le hagas caso. Al final del día tiene razón: lo único que nos queda por hacer es esforzarnos para ganarnos nuestro lugar —respondió Tsukune.

—Me sorprende que estés tan tranquilo luego de que te llamó mediocre a ti y a tu estilo de duelo —se quejó Kurumu. Tsukune sólo se encogió de hombros.

Entraron al estadio y se formaron frente a una de las mesas de recepción. Según les explicaron, el estadio de duelo se había dividido en cuatro secciones para agilizar el proceso de evaluación. A cada aspirante se le asignaría un turno y una sección, donde deberían dirigirse.

—Me tocó en el área 4 —dijo Tsukune mirando el ticket que le habían dado.

—Yo en el área 2 —dijo Kurumu también mirando su ticket—. Otra vez no nos tocó juntos.

—Estaremos bien —dijo Tsukune preparando su disco de duelo, pero se sorprendió cuando Kurumu lo apuntó con el puño.

—¡Prométeme que ganarás y le cerrarás el pico a Lazar! —pidió la muchacha.

Tsukune sonrió y chocó su puño con el de la muchacha.

—Lo haré.



***​



El turno de Tsukune finalmente llegó. El muchacho avanzó a la arena de duelo y se sorprendió al ver quién sería su examinador.

—Vaya, vaya… pero qué sorpresas tiene la vida. Ji, ji, ji.

Lazar sería su oponente. Más que sentirse intimidado, Tsukune sonrió y dijo envalentonado:

—Ahora tendrá la oportunidad de ver que tan mediocre soy.

Lazar rió con burla y retiró el deck que llevaba en su disco de duelo.

—Para un mediocre como usted no necesitaré usar mi deck de verdad —guardó el deck en uno de los bolsillos de su largo abrigo y de otro sacó otro deck—. Me bastará con este deck fun: mi deck de carnaval infernal.

—¡Use el deck que quiera profesor! —le retó Tsukune—. ¡Pero cuando lo derrote no quiero excusas, ¿de acuerdo?!

—Se vale soñar —se burló el profesor.

Ambos tomaron sus cinco cartas iníciales y…

—¡Duelo! —gritaron ambos.



Lazar PV: 4000

Tsukune PV: 4000



—Yo comenzaré —declaró Lazar tomando la carta de su turno—. Invocaré a Peten the Dark Clown en modo de defensa [1200] y eso será todo.

Un arlequín de pinta algo siniestra apareció frente a Lazar en una posición defensiva.



Mano de Lazar: 5



—¿Sólo eso? ¡Y yo soy el mediocre! —se burló Tsukune.

—No espero que un mediocre como usted comprenda la profundidad de mi estrategia —respondió Lazar.

—Ya veremos, ¡mi turno! —exclamó Tsukune robando la carta de su turno.

—¡Tsukune! —dijo alguien. Tsukune se giró y vio entrar a la arena a Kurumu.

—Kurumu, ¿ya terminaste? —preguntó Tsukune.

—Así es, me fue bien —respondió Kurumu y luego miró al oponente del muchacho—. Vaya, que coincidencia: tu oponente fue Lazar.

—Supongo que el destino no quiere Aono entre a esta prestigiosa institución —se burló el profesor encogiéndose de hombros.

—Descuida Kurumu —dijo Tsukune sonriendo—. Tú sólo observa y ve como gano este duelo.

—Bien, ¡da lo mejor Tsukune! —le animó la peli azul.

—Era mi turno así que lo primero que haré será jugar con Enemy Controller para cambiar a su monstruo a modo de ataque —declaró Tsukune.

Un control apareció frente al castaño, el cable de este se conectó a Peten y lo hizo cambiar a modo de ataque [500].

—Ahora voy a remover a Enemy Controller en mi cementerio para llamar a este monstruo de mi mano de forma especial: ¡Spell Striker!

Frente a Tsukune apareció un pequeño guerrero [600].

—¡Pero ahí no acaba la cosa, porque ahora llamo a Tune Warrior de mi mano!

—¡Yahoo! ¡Aquí viene! —celebró Kurumu.

—¡Sintonización! —ordenó Tsukune y a la orden Tune Warrior se convirtió en tres aros de luz que rodearon a Spell Striker, convirtiéndolo en tres estrellas de luz que formaron un pilar de luz—. ¡Invocación synchro, aparece Mighty Warrior!

Del pilar de luz salió el poderoso guerrero que había podido acabar con Armed Dragon LV 10 [2200].

—¡Mighty Warrior, ataca a ese Peten! —ordenó Tsukune y acto seguido, el guerrero golpeó al siniestro payaso con su enorme puño mientras Lazar sólo gruñía molesto.



Lazar PV: 4000 => 2300



—Y ahí no acaba la cosa —continuó Tsukune—: ahora que Mighty Warrior destruyó a uno de tus monstruos, la mitad del ataque de este se resta a tus puntos de vida.

Mighty Warrior lanzó un nuevo ataque, esta vez contra Lazar.



Lazar PV: 2300 => 2050



—¡Sí! ¡Tome eso! —celebró Kurumu.

Lazar se puso de pie y dijo.

—Efecto de mi Peten: cuando toca el cementerio, puedo llamar de inmediato a otro de mi deck.

—¡Saque a todos los monstruos que quiera! —se burló Kurumu mientras un segundo Peten aparecía frente a Lazar—. Sólo se dañara a usted mismo gracias al afecto de Mighty Warrior.

—Y con eso termino con mi turno —declaró Tsukune.



Mano de Tsukune: 3



Lazar se sacudió su abrigo y dijo.

—Está bien, me confié, admitiré eso… ¡pero se acabó el tiempo de jugar! Ahora te tomaré en serio y te voy a aplastar, ¡mi turno! —tomó la carta de su turno, la miró y sonrió con malicia—. Llamo a un monstruo en modo de defensa y dejo una carta boca abajo. Es todo.



Mano de Lazar: 4



—¡¿Defendiéndose?! ¡¿Quién es el mediocre ahora?! —se burló Kurumu, pero Lazar se mantuvo estoico.

«Lazar ahora tiene un aura diferente —pensó Tsukune—, algo trama con ese monstruo boca abajo, por desgracia de momento no tengo nada para saltear un posible efecto flip o su carta boca abajo… intentaré jugar a la segura este turno»

Tsukune tomó la carta de su turno y dijo.

—¡Mighty Warrior! ¡Ataca a su Peten!

Con un gran puñetazo, Tsukune destruyó sin problemas al Peten de Lazar.

—Ahora entra el efecto de Mighty Warrior —declaró Tsukune.

Mighty Warrior volvió a prepararse para atacar, esta vez a Lazar pero…

—Revelo mi trampa —declaró Lazar—: Damage Poralizer. Niego un efecto de daño y robo una carta y además, un tercer Peten llega a mi campo.

Tanto Tsukune como Kurumu vieron con sospecha a la carta… pero no dijeron nada.

—Dejaré esta carta boca abajo y termino mi turno —declaró Tsukune.



Mano de Tsukune: 3

Mano de Lazar: 5



—Mi turno —declaró Lazar tomando la carta de su turno —. Aono, va a lamentar no haber atacado a mi monstruo boca abajo… ¡llamo por flip a Djinn Cursenchanter of Rituals!

Un genio obeso apareció frente a Lazar [1700].

—¡Y eso no es todo! Activo mi carta ritual Curse of the masked beast. Ahora tribute a Cursenchanter y a Djinn Presider of Rituals en mi mano para invocar por ritual a The Masked Beast.

Una enorme bestia enmascarada apareció frente a Lazar [3200].

—¡3200 puntos de ataque! —exclamó Kurumu al ver dicha bestialidad.

—Y no sólo sus puntos de ataque están fuera de las gráficas —continuó Lazar—: Gracias a los djinn que usé para llamarlo ha ganado dos efectos. El primero, si destruye a un monstruo en batalla robo una carta y mientras este monstruo ritual esté boca arriba en el campo… los efectos de los monstruo synchro son negados.

Eso fue suficiente para Kurumu.

—¡Un momento! ¡Primero una carta contra un efecto de daño como el de Mighty Warrior y ahora un efecto que niega a los monstruos synchro!

—Ese no es un deck fun —terminó Tsukune—, usted preparó ese deck especialmente contra mí, ¿no es así?

Lazar sonrió con malicia.

—Un duelista debe estar preparado para todo por adelantado jóvenes, es una de las lecciones que aprenderán aquí, claro: suponiendo que logren ser aceptados —dijo burlón el profesor—. Pero como sea… ¡ahora sacrifico a Peten para invocar a Memory Crush King!

Peten desapareció y en su lugar apareció un demonio morado con el cerebro expuesto [2000].

—¡Otra carta anti synchro! —exclamó Kurumu.

—Así es —asintió Lazar—. Cuando este monstruo inflige daño directo a los puntos de vida de mi oponente, puedo remover a todos los monstruos synchro del cementerio oponente y por cada uno, causar 1000 puntos de daño.

Kurumu sacó cuentas de cómo sería si la jugada de Lazar surtía efecto… y se dio cuenta de que Tsukune perdería.

—¡Masked Beast! ¡Destruye a Mighty Warrior!

La bestia enmascarada preparó su porra y con un fuerte golpe de esta destruyó al guerrero de Tsukune.



Tsukune PV: 4000 => 3000



—Y ahora se activa uno de los efectos de mi monstruo ritual: puedo robar una carta —Lazar cumplió el efecto—. Ahora, espero que su carta boca abajo sea algo para evitar un ataque directo joven o estaré muy decepcionado de su desempeño. ¡Memory Crush King, ataca directo!

—¡Tsukune! —gritó Kurumu preocupada.

Memory Crush King lanzó una bola de energía oscura contra Tsukune.



Tsukune PV: 3000 => 1000



—¡El ataque conectó! —celebró Lazar—. ¡Eso significa que se activa su efecto! Ahora, selecciono a Mighty Warrior…

—¡En respuesta activo mi trampa! —declaró Tsukune de pronto—. Lost Star Descent, la cual me deja revivir a un monstruo synchro de mi cementerio en modo de defensa, pero con este valor vuelto cero y su nivel baja en uno.

Frente a Tsukune apareció Mighty Warrior, pero en defensa [0, LV 6 => 5].

—Se salvó —respiró Kurumu aliviada.

Lazar sólo frunció el cejo.

«Con la habilidad que tiene Aono, lo primero que debo hacer es forjar una buena defensa —pensó el maquiavélico profesor—. Mi Masked Beast es formidable, pero Memory Crush King es un hueco en mi estrategia así que debo solucionarlo».

—Activaré mi carta mágica Downbeat —declaró Lazar—. Tributo a un monstruo en mi campo y a cambio puedo llamar de mi deck a un monstruo cuyo tipo y atributo sea igual al de monstruo tributado, siempre y cuando su nivel sea menor. Así que voy a tributar a Memory Crush King para llamar en defensa desde mi deck en defensa a Duke Shade, The Sinester Shadow Lord.

El monstruo de Lazar desapareció en su lugar apareció un demonio sentado de forma prepotente en un trono negro [2000].

—¡Ahora se activa el efecto de Duke Shade! —continuó Lazar—. Al ser invocado al campo me permite seleccionar a un monstruo de oscuridad de nivel 5 o mayor en mi cementerio y añadirlo a mi mano y el elegido es Memory Crush King.

Lazar cumplió su efecto.

«Listo, el agujero en mi defensa fue cubierto —pensó Lazar sonriendo con malicia—. Sin embargo, si algo aprendí de ver su duelo contra Lazanti, es que con su invocación synchro y cartas como Riryoku en su baraja puede darle la vuelta al duelo por lo que, dejaré a Magic Cylinder boca abajo. Si intenta atacar a Duke Shade o se las arregla para llamar algo más fuerte que Masked Beast… habrá cavado su tumba».

—Dejo esta boca abajo y termino con mi turno —declaró Lazar.



Mano de Lazar: 2



—¡Tsukune! ¡Aguanta! —le animó Kurumu—. Encontrarás una forma de darle la vuelta a esto.

—Sí, sí, muy bonito —se burló Lazar—. Ahora si gusta darse prisa Aono, tengo otros aspirantes más prometedores que evaluar.

Tsukune no contestó, en lugar de eso tomó la carta de su turno, la vio y sonrió.

—Descuide profesor, ya podrá continuar con sus exanimaciones. Todo terminar en este turno.

Tanto Lazar como Kurumu mostraron sorpresa.

—Invoco al monstruo tuner, Torapart —declaró Tsukune y frente a él apareció una especie de dos muñecos amarrados por la mitad de sus cuerpos—. ¡Ahora, Torapart de nivel 2 y Mighty Warrior de nivel 5, sintonícense!

Torapart se convirtió en dos aros de luz verde que rodearon a Mighty Warrior, convirtiéndolo en un pilar de luz.

—¡Invocación synchro: Lightning Warrior!

Del pilar de luz apareció un guerrero enfundando en una armadura blanca y con una larga cabellera rubia [2400].

—¿2400 puntos de ataque? —se burló Lazar—. ¿Qué pretende? ¿Atacar a Duke Shade?

—No —contestó Tsukune sonriendo—. ¡Voy a atacar a Masked Beast!

Para sorpresa de Kurumu y Lazar, Lightning Warrior se lanzó a atacar a Masked Beast.

—¡No sé qué trame Aono, pero no funcionará! ¡Activo mi carta trampa: Magic Cylinder! —declaró Lazar, pero se sorprendió al ver que la carta no se activaba—. ¡¿Pero qué…?!

—Así como sus djinns, mi Torapart le da un efecto al monstruo synchro que llama —explicó Tsukune—. Cuando el monstruo synchro ataca, el oponente no puede activar trampas hasta el final de la fase de daño. Y al no ser un efecto propio de mi monstruo synchro, no es negado por el efecto de su djinn, profesor.

—¡Aún así los puntos de Lightning Warrior no están a la altura! —respondió Lazar.

—Lo sé… ¡por eso desde mi mano activo el efecto de Rush Warrior! Al descartarlo en una batalla que involucre a un synchro con Warrior en su nombre, ese monstruo Warrior dobla su ataque!

—¡Oh no! —exclamó Lazar.



Lightning Warrior ATK 2400 => 4800



Lightning Warrior lanzó una descarga eléctrica sobre Masked Beast, destruyéndolo al acto.



Lazar PV: 2050 => 450



—Esto todavía no termina Aono —rezongó Lazar.

—Me temó que ya terminó —sonrió Tsukune. —Ahora que su Masked Beast con los efectos de tus djinns se fue, Lightning Warrior puede activar su efecto: cuando destruye a un monstruo en batalla, daña los puntos de vida de mi adversario en 300 por cada carta en su mano y como tiene dos…

—¡Son 600 puntos de daño! —celebró Kurumu.

Lightning Warrior mientras tanto lanzó una descarga eléctrica contra Lazar, quien sólo pudo cubrirse del ataque con sus brazos.



Lazar PV: 450 => 0



—Y ahí está el poder de un mediocre —se burló Tsukune guiñándole en burla un ojo al profesor—. Espero que haya un par de puntos extras, considerando que derroté a un deck pensado para derrotar al mío.

Y rió. Kurumu no pudo evitar sonreír también. Mientras tanto Lazar con la rodilla apoyada en el suelo miró a Tsukune y sonriendo con malicia dijo por lo bajo.

—Tsukune Aono… claro que te daré lo que te mereces.



***​



Una vez todos los exámenes prácticos terminaron, se hicieron públicos los resultados en las pantallas del estadio. Kurumu tuvo una calificación muy baja, pero bastó para lograr que fuera admitida en la academia. Mientras tanto Tsukune quedó muy alto, segundo lugar general, sólo superado por un tal Kazuki Hitotose.

Los muchachos entonces regresaron a la entrada de los terrenos de la academia para pedir un taxi para que los llevara de regreso a sus hoteles para prepararse para regresar a sus lugares de procedencia. Como Tsukune y Kurumu se habían hospedado en hoteles de diferentes lugares de la ciudad, no pudieron compartir un taxi.

—¿Seguro que no quieres ni ir a algún lado a celebrar que pasamos el examen? —le preguntó la peli azul ya con un pie a bordo del taxi.

—Me gustaría —respondió Tsukune con una sonrisa—, pero en serio debo regresar lo más pronto posible o mi tía se volverá loca de preocupación.

—¿Tía? —preguntó lo muchacha.

—Larga historia —respondió Tsukune evadiendo la pregunta—. Lo importante es que ambos ya somos alumnos de la academia elemental y nos veremos de nuevo en agosto.

Kurumu sonrió y dijo.

—Sí, es una promesa. Hasta vernos de nuevo.

Kurumu abordó el taxi y se alejó en este mientras Tsukune se despedía con la mano.

—¿Una promesa… eh? —dijo Tsukune sonriendo y mirando su mano, luego se giró para ver el enorme castillo de la academia bajo aquel cielo que pese a la hora, ya comenzaba a volverse oscuro—. Me pregunto si ahora que logré ser admitido aquí podré encontrar a esa persona.

Y mientras Tsukune se preguntaba eso, en el taxi Kurumu recargó la cabeza en el asiento y aunque estaba feliz no pudo evitar decir un poco triste:

—Supongo que “él” no es “él”.



++++++++++++++++++



El autor habla:



Y listo, llegamos al capítulo dos… no pensé que llegaría tan lejos jajajaja.



Hablando en serio, retomando esta sección creo que voy a usarla, para aparte de contestar comentarios (cuando haya), dar algunas trivias de los capítulos para que vean qué se diferencia de la versión original.

A ver, para comenzar me gustaría hablar de los personajes. Desde que empecé con fanfics no me gusta trabajar con personajes de otros y prefiero crear personajes originales. Intenté esto con este fic y dado que mucho del setting de esta historia está con nombres en latín, decidí irme por ahí y renombrar a los personajes tanto para que combinaran con los nombres originales como para intentar reflejar algo en sus personalidades. Fracaso total: los nombres en latín sonaban horribles y preferí rendirme y dejar los nombres originales. El único que recuerdo era el nombre que iba a tener Tsukune, que era Ludus Argentum.

Sobre Rictor, el personaje se mantiene sustancialmente igual a la versión anterior salvo su deck. En la versión de Haou tenía una suerte de deck beatdown vainilla que no me convencía mucho, así que decidí darle un deck más enfocado. Me decanté por Armed Dragon porque antaño un lector de FF me decía que Armed Dragon LV 10 era su carta favorita y pues nunca encontré la forma de meterlo en la historia de Gaby, así que pues aquí estará Armed Dragon dando un poco de lata. También me gustó que con él logré evitar el cliché de “te reto a duelo por tu novia trofeo” y simplemente Tsukune peleó con él sin darle demasiada bola a lo que le pasara a Kurumu.

Lazar igual, en su personaje se mantiene relativamente igual a la versión original salvo un detalle que justificará un poco sus acciones más allá de ser un culero porque sí, ¡esperen este plot point ya que también arregla a otro personaje! Del deck usado en este capítulo, me gustó en la versión original la aparición de Masked Beast e intenté mantenerlo tratando de que en verdad Lazar jugara un deck de Hell Carnival, pero al final no encontré muchas cartas que pudieran ir con el tema y preferí irme a que el deck fuera un disfraz para un deck anti synchro.

Sobre el deck de Tsukune, decidí cambiarlo porque como creo que comenté antes, el deck que le dio Haou no me gustaba del todo: no sólo era una copia del deck de Yusei sino que estaba plagado de cartas bastante situacionales que rompían la mecánica del deck. En esta versión intento darle un deck más uniforme tirándome otra cana al aire y dándole en su mayoría los synchros de Yusei en el manga: No porque ahora quiera copiar al manga, sino porque esos synchros me gustaron mucho (de hecho quería hacer un deck en la vida real con ellos) y ya que me estoy dando gustos, pues vamos a usarlos.

Creo que sería todo como nota de autor, vamos ahora a responder los comentarios que me dejaron:

Me da mucha nostalgia poder leer de nuevo a Tsukune y compañía, aun si no es el propio Haou quien los trae de vuelta.
¡Yay!

Me gustó mucho la introducción, describiendo de forma corta pero precisa como es Tybell. La verdad si me sentí un poco como si estuviera en dicho mundo XD.
Así es mi estilo: diciendo sólo lo que el lector necesita saber. Da gusto saber que todavía sé hacer esto :3

y por lo visto es un tanto menos inocenton que el original
No me salió hacerlo inocentón como en el original. O no se me da hacer personajes así... o no iba con el nuevo backstory que le di.

Wow, su batalla debió ser legendaria XD.
Más legendaria que la batalla final de Endgame B)

Si no mal recuerdo, el título original era Sakura's Season.
Ahora que lo pienso creo que sí, supongo que por eso tengo la idea de que debería escribirse Sakura's Season.

El capítulo es algo básico, pero cumple como primer capítulo. Nos cuenta un poco del mundo, el prota llega y se enfrentas al abusón de turno.
Soy un hombre de costumbres, hay que respetar las bases del yugiverso B)

Supongo que en la versión original también era Mighty Warrior, pero a ese podrias haberlo cambiado, que es algo feote,
Como ya te respondió Glasiar, en el original Tsukune usa los synchros de Yusei en el anime... aunque como este fic en su momento iba casi a la par de 5D's, llegó un momento en el que salvo por un par Tsukune parecía tener todos los synchros disponibles hasta el momento y aparte casi no había otros usuarios del synchro summon. Si bien en esta versión intenté que el synchro summon no fuera algo tan ¡Wow! como en la versión original, al tratar de apegarme a lo que dejó Haou sí arrastré el problema de que casi no hubiera otros usuarios de synchro invocación... aunque bueno: mejor le voy a echar la culpa a que me quedé muy acostumbrado a escribir duelos sin estos durante FF.

Ahora, sobre Mighty Warrior: ¡Hey! Ese es de mis synchros favoritos, es casi como un Flame Wingman sin un método de invocación extremadamente pendejo y sin la restricción de que si toca cementerio jamás lo volverás a ver =D

Aun así, creo que hay un par de fallos con Ordenes de ataque Final y la Hallowed Life Barrier XD Creo que pasó a un monstruo bocabajo al ataque cuando solo afecta a monstruos boca arriba, y la barrera actua como waboku, protegiendo a los monstruos de la destrucción por batalla según al ruling XD
-Final Attack Orders: Sí, ahí la regué, mea culpa ^^u
-Hallowed Life Barrier: A menos que Konami san haya cambiado las reglas por sus huevos, según yo esta y Waboku funcionan diferente. Esto lo sé porque cuando salió la carta, yo y mis amigos discutiamos sobre cual era mejor: ¿evitar todo el daño de batalla o ya de una vez evitar daño por efecto? O sea, Hallowed sólo niega el daño a los puntos, más no la destrucción en batalla.

Aunque no leí el original creo que estoy seguro de que me gustará bastante este fic
Sé que te gustará ;)

¿Esto es un nuevo fic? ¿Con relación con el anterior?
Sí. ¿Por anterior a cual te refieres? ¿A FF o al de Haou? De todas maneras, supongo que no tendrá relación con ninguno de los dos, no veo cómo.
 

Haydenwolf

Dios Emperador Lobo naturista
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
793
Reacciones
423
Puntos
300
Shibecoins
$10.095
Definitivamente no me voy a cansar de este fic, lo seguire leyendo
 

Universal

Avanzado
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
678
Reacciones
370
Puntos
300
Shibecoins
$8.483
Ahora, sobre Mighty Warrior: ¡Hey! Ese es de mis synchros favoritos, es casi como un Flame Wingman sin un método de invocación extremadamente pendejo y sin la restricción de que si toca cementerio jamás lo volverás a ver =D
Pero Flame Wingman tiene un diseño molón. Mighty Warrior me parece algo feo xD De hecho, de todos los synchros del manga de Yusei, creo que es el que menos me gusta o de de los que menos. Por ejemplo, Seven Sword Warrior molaba más.

Por cierto, podrías hacer que salga Stardust Warrior, Jet Warrior, Junk Speeder o Accel Synchron, ya que aunque son como si fueran de Yusei, al ser originales del OCG/TCG, no son estrictamente suyas.

-Hallowed Life Barrier: A menos que Konami san haya cambiado las reglas por sus huevos, según yo esta y Waboku funcionan diferente. Esto lo sé porque cuando salió la carta, yo y mis amigos discutiamos sobre cual era mejor: ¿evitar todo el daño de batalla o ya de una vez evitar daño por efecto? O sea, Hallowed sólo niega el daño a los puntos, más no la destrucción en batalla.
yo creo que me enteré por el Duel links, no sé si toda la vida fue así, pero yo me acuerdo que en su época tambien me debatia sobre ello como tú xD


Sobre el capítulo, ¿Lazar viene a ser Yeager, no? Ya no solo porque parte de su nombre es Yeager, sino porque Lazar, si no recuerdo mal, es el nombre yanki que le dieron XD Yo creia que tendría Jesters. Bueno, parece que aquí le ha tocado hacer el papel de Chronos: enfrentarse al prota en el examen y jurar venganza por la humillación tras perder.
Me pregunto si Kazuki Hitotose es el Kaiser del fic, aunque en teoria sea tambien nuevo estudiante. el caso es que su nombre empieza por K, por lo que suena a rival.
 

Axel

Escritor
Registrado
15 Feb 2019
Mensajes
1.505
Reacciones
713
Puntos
380
Shibecoins
$14.948
Turno 03:
El emperador caído


Pasó el tiempo. Tsukune se graduó de la escuela secundaria, pasó unas vacaciones de verano tranquilas y cuando se dio cuenta, ya era el momento de hacer las maletas para mudarse a Vert en el país de Atrum para asistir a las clases de la academia elemental.
En los últimos días que estuvo en casa, su tía no parecía muy decidida a dejarlo ir, pero una vez que recordó la razón por la que lo había dejado ir a hacer el examen de admisión, que sin importar lo que hubiera ocurrido en el pasado Tsukune tenía que continuar haciendo su vida, lo despidió con una sonrisa.
Tsukune regresó a Vert y así como el día de su examen de admisión, llegó en taxi hasta los terrenos de la academia sólo que esta vez con una maleta más grande.
Era domingo y aún así los terrenos de la escuela ya se veían llenos de actividad y no era para menos: no sólo los de primer ingreso llegaban para instalarse en sus nuevos dormitorios, sino también los de los otros dos grados superiores.
Tsukune avanzó mirando al castillo levantarse imponente sobre el terreno, pero no entró a él, en su lugar se dirigió hacia las instalaciones al este de los terrenos escolares. Iba revisando el mapa en su Smartphone para llegar a su dormitorio, cuando escuchó algo.
—¡Tsukune, hola!
El castaño levantó la mirada y vio a Kurumu quien se acercaba a él con una gran sonrisa.
—Kurumu, hola —saludó Tsukune.
La muchacha llegó con él.
—Nos volvemos a ver, ¿eh? —sonrió ella —¿Qué tal el verano? ¿Ya listo para nuestra nueva vida?
Tsukune sólo pudo reír ante el entusiasmo de la muchacha.
—¿Y tus cosas? —preguntó Tsukune.
—Las dejé en mi dormitorio hace una hora —respondió la muchacha —. Deberías ver mi dormitorio, es un pequeño departamento para una persona.
—¡¿Las chicas tienen dormitorio individual?! —exclamó Tsukune molesto —. Los chicos compartimos dormitorio con otros dos.
Kurumu rió y luego respondió.
—Supongo que la directiva de la academia comprende que las chicas necesitamos más privacidad.
Tsukune suspiró con envidia. Por lo menos esperaba que sus compañeros de cuarto no fueran a ser molestos.
Los dos muchachos continuaron avanzando hacia los dormitorios de los chicos, pero sin saberlo eran vigilados desde lejos por alguien.
—Ji, ji, ji… Pronto llegaras a tu dormitorio Tsukune Aono y entonces te encontrarás con el más fuerte de los monarcas ¡y él no tolera mediocres como tú! ¡Ji, ji, ji! —se reía Lazar.

***​



Luego de unos minutos, Tsukune y Kurumu llegaron hasta un grupo de tres altos edificios de departamentos pintados de azul marino.
—Vaya, nada mal —exclamó impresionado Tsukune por el lujo en el que iba a estar viviendo durante los siguientes meses.
—Bueno, ahora ve y deja tus cosas, luego podemos ir por ahí hasta que sea la hora de la cena de bienvenida —dijo Kurumu.
Era verdad. Aparte de ser el día en que los alumnos se instalarían en sus dormitorios, la academia les daría una cena de bienvenida.
—¿No quieres venir a ver cómo es mi dormitorio por dentro? —sugirió Tsukune. La cara de Kurumu se puso roja ante la proposición.
—¡¿Estás loco?! —exclamó —¡Es el dormitorio de hombres! Si entro me podría meter en problemas.
Tsukune vio la lógica en esas palabras.
—Está bien, voy a dejar mis cosas y regreso.
Tsukune avanzó cargando su maleta hasta el edificio, tomó el elevador hasta el piso en el que estaba su dormitorio y de ahí se dirigió a la primera puerta a la derecha. Pasó la tarjeta de identificación que le habían dado cuando aprobó el examen en la placa identificadora al lado de la puerta y entró. Dentro su sorpresa no hizo más que crecer.
Estaba dentro de lo que bien podría parecer un pequeño departamento de lujo. Ahí en la entrada estaba en una pequeña sala con dos sillones frente a una pantalla plana, un poco más adelante estaba un comedor redondo con tres sillas, al fondo estaba un pequeño pasillo en el que estaba la cocina con su estufa, refrigerador y alacenas, mientras que al fondo se podía ver un pequeño patio que de seguro serviría como cuarto de lavado. A mano derecha había una puerta que llevaba al baño y a su lado tres puertas más que de seguro llevaban a los dormitorios.
Tsukune apenas iba a acercarse a ver cuál era su habitación de esas tres, cuando la puerta al lado del baño se abrió.
—¿Quién está ahí? —preguntó quien salió de la puerta que se abrió. Era un muchacho alto y de complexión fornida, con el cabello azul oscuro largo y unos ojos que denotaban una fuerza inigualable.
Tsukune se sintió un poco intimidado por la mirada de aquel tipo, pero aún así respondió.
—Soy-soy Tsukune Aono. Supongo que seré tu nuevo compañero de cuarto.
El muchacho endureció la mirada y dijo con desprecio.
—Tsukune Aono… otra basura como ese Lazanti.
—¡¿Qué?! —exclamó Tsukune un poco molesto porque lo compararán con Rictor.
—Odio a los tipos que sólo usan los duelos para lucirse ante las mujeres —continuó el muchacho —. No compartiré dormitorio con alguien como tú.
—¡Espera! —respondió Tsukune —¿De dónde vino eso?
El muchacho sonrió con burla.
—Escuché lo que pasó el día del examen de admisión. ¿A caso no tuviste aquel duelo con Lazanti para lucirte con aquella chica tan mona?
La cara de Tsukune se sonrojó.
—¡Tienes toda la idea mal!
La sonrisa del muchacho se ensanchó.
—¿En serio? ¡Entonces pruébame que eres un verdadero duelista! Luchemos, si ganas te dejaré que te quedes en el dormitorio, pero si gano te buscas otro lugar para dormir.
—¿Quieres un duelo? —preguntó Tsukune —¡Pues ya lo tienes!
Mientras tanto en la planta baja Kurumu continuaba esperando a Tsukune cuando escuchó que la puerta del elevador se abrió. Se giró y dijo.
—¡Ah, Tsukune! —pero su sonrisa se apagó al ver al muchacho no sólo con su disco de duelo sino también en compañía de otro joven… que ella reconoció —No puede ser… ¡Zane Truesdale!
Tsukune y Zane se acercaron a la muchacha y Tsukune preguntó.
—¿Lo conoces?
—Bueno, sólo he escuchado cosas sobre él —respondió Kurumu —. He escuchado que es uno de los duelistas más poderosos de la academia… pero por alguna razón no se ha coronado como uno de los tres reyes de la academia, por eso le llaman “el emperador caído”.
«Los tres reyes», pensó Tsukune, los tres estudiantes más fuertes de la escuela, básicamente su símbolo.
Mientras tanto, Zane sonrió con petulancia y dijo:
—¿Quién necesita títulos cuando tienes poder verdadero?
Esas palabras hicieron enojar a Tsukune y preocuparon a Kurumu.
Tanto Tsukune como Zane tomaron distancia frente al edificio del dormitorio, estaban preparando sus discos cuando…
—¡Chicas! ¡Zane va a pelear! —se escuchó que gritó una chica que pasaba por ahí y en un par de segundos, de sólo tener a Kurumu como espectadora ahora estaban rodeadas de un grupo no tan despreciable de chicas que le gritaban tanto palabras de ánimo como piropos a Zane.
—¿De dónde salieron estas? —se preguntó Kurumu sorprendida por la concurrencia.
Mientras tanto, Tsukune se burló:
—¿Quién era el que hacía duelos sólo para lucirse con las damas?
—Cállate —respondió el emperador —. Sólo es público.
Los dos duelistas tomaron sus cinco cartas iníciales y dijeron el unísono.
—¡Duelo!

Zane PV: 4000
Tsukune PV: 4000

—¡Yo comienzo! —declaró Tsukune y tomó la carta de su turno —¡Invoco a Necro Gardna en modo de defensa!
Un guerrero de piel oscura y armadura roja apareció frente a Tsukune [1300].
—Termina mi turno.

Mano de Tsukune: 5

—Mi turno —declaró Zane tomando la carta de su turno —. Invoco de forma especial a Cyber Dragon.
Una enorme serpiente robótica apareció junto a Zane [2100].
—¡¿Un monstruo tan fuerte en el primer turno?! —exclamó Kurumu.
—Cyber Dragon puede ser invocado si el oponente controla monstruos y yo no —explicó Zane —. Ahora de forma normal invoco a Proto Cyber Dragon.
Una serpiente robótica más pequeña que Cyber Dragon apareció al lado de Zane [1100].
—¡Cyber Dragon! ¡Ataca a Necro Gardna! —ordenó Zane y al acto de su boca Cyber Dragon lanzó una ráfaga de energía contra el guerrero, destruyéndolo —¡Ahora Proto Cyber Dragon, ataque directo!
El Proto Cyber Dragon lanzó también una ráfaga de su boca que dio contra Tsukune.
—Ugh… —se quejó el agredido.

Tsukune PV: 4000 => 2900

—¡Tsukune! —exclamó Kurumu preocupada.
—¡Animo Zane! —animó una de las espectadoras.
—¡Te vas tan sexy cuando vas ganando! —dijo otra.
—Dejo dos boca abajo y termino —declaró Zane ignorando a sus fans.

Mano de Zane: 2

—Veo que tu reputación te precede —admitió Tsukune —. Si me descuido me acabarás, ¡mi turno!
Tsukune tomó la carta de su turno, la miró, sonrió y declaró:
—Activo mi carta mágica Monster Reborn para revivir a un monstruo de mi cementerio y ese será Necro Garda.
Necro Gardna regresó al campo.
—¡Ahora de mi mano invoco a monstruo tuner: Tune Warrior! ¡Sintonícense!
—¡Aquí viene! —exclamó Kurumu mientras que Tune Warrior se convertía en tres aros de luz que rodeaban a Necro Gardna y lo convertían en un pilar de luz.
—¡Aparece mi monstruo favorito! ¡Mighty Warrior!
Frente a Tsukune, apareció el guerrero blanco de enorme puño [2200].
—¡Mighty Warrior, ataca a Proto Cyber Dragon!
Mighty Warrior golpeó a Proto Cyber Dragon con su enorme puño.
—¡Revelo mi carta boca abajo! —contestó Zane —¡Power Wall! Ahora por cada 100 puntos de daño que fuera a recibir, descarto una carta de del tope de mi deck para reducirlo, como debería recibir 1100 puntos de daño con ese ataque, descartaré 11 cartas.
Zane tomó las 11 cartas del tope de su deck y las envió a su cementerio.
—No puede ser… —exclamó Tsukune sorprendido —¡Trataste a tus cartas como basura!
Zane sonrió.
—Son sólo sacrificios para asegurar mi victoria —respondió divertido.
Tsukune apretó los dientes y dijo:
—¡De todas formas todavía está el efecto de Mighty Warrior! Al destruir a un monstruo en batalla, mi oponente recibe daño igual a la mitad de su ataque.
Mighty Warrior se preparó para atacar esta vez a Zane, pero…
—¡Revelo mi otra carta trampa! ¡Fusion Guard! Ahora por enviar a un monstruo de fusión de mi extra deck al cementerio, niego ese daño y el monstruo que se va… —una carta salió del slot en el disco de duelo para el extra deck —¡Es Five Headed Dragon!
—Otra vez descartó una carta como si nada —se quejó Tsukune —. Termino mi turno.

Mano de Tsukune: 4

—¡Mi turno! —declaró Zane tomando la carta de su turno y sonriendo con malicia —Perfecto… ¡Juego con mi carta mágica Cyberdark Impact! Ahora, regreso a Cyberdark Horn, Cyberdark Kneel y Cyberdark Edge de mi cementerio a mi deck para activarla.
—¿Cómo llegaron esos tres monstruos a su cementerio? —preguntó Kurumu.
—Power Wall —respondió Tsukune.
—Ahora que cumplí el requisito —continuó Zane —, puedo invocar desde mi extra deck a esto: Cyberdark Dragon.
Una enorme serpiente mecánica de color negro apareció sobre Zane [1000].
—Tal vez no se ve muy fuerte, pero espera —anunció Zane —: cuando Cyberdark Dragon es invocado, puedo tomar a un dragón de mi cementerio y equipárselo y entonces, mi monstruo gana ataque igual al ataque original de su equipo y como envié a Five Headed Dragon…
—¡Oh no! —exclamó Tsukune comprendiendo lo que iba a pasar.
Five Headed Dragon apareció bajó Cyberdark Dragon y una serie de cables de estos se conectaron a él.

Cyberdark Dragon ATK 1000 => 6000

—¡Y eso no es todo! —continuó Zane —Mi monstruo también gana 100 puntos por cada monstruo en mi cementerio y yo cuento cinco.
—Esos son 6500 puntos de ataque —avisó Kurumu preocupada —. ¡Si el ataque da no hay forma de que Tsukune sobreviva!
—¡Cyberdark Dragon, termina con este duelo! —ordenó Zane.
—¡Activo el efecto de Necro Gardna en mi cementerio! —respondió Tsukune —Por removerlo del juego, niego el siguiente ataque.
El ataque no dio contra Mighty Warrior y Zane pudo ver porqué: el fantasma de Necro Gardna lo estaba defendiendo.
Zane apretó los dientes y dijo:
—Termina mi turno.

Mano de Zane: 2

Tsukune se limpió un poco de sudor del cuello con el dorso de la mano.
—Mi siguiente jugada tendrá que ser espectacular si quiero salir de esta. ¡Mi turno!
Tomó la carta de su turno, la miró y sonrió.
—¡Invoco a mi monstruo tuner: Attack Gainer!
Un pequeño guerrero apareció al lado de Mighty Warrior [0].
—Ahora mis monstruos, Attack Gainer de nivel uno y Mighty Warrior de nivel seis, ¡sintonícense!
Una vez más, los dos materiales en el campo de Tsukune se unieron para crear un pilar de luz del que salió el nuevo monstruo synchro del castaño.
—¡Invocación synchro! ¡Seven Swords Warrior!
Un guerrero de armadura amarilla portando varias espadas apareció frente a Tsukune [2300].
—¡Un nuevo synchro! —celebró Kurumu —. Pero me pregunto si bastará para darle la vuelta al duelo!
—Lo primero es lo primero —declaró Tsukune —Efecto de Attack Gainer: si es usado como material synchro, un monstruo oponente pierde 1000 puntos de ataque… ¡y ese será Cyber Dragon!

Cyber Dragon ATK 2100 => 1100

—¿Quieres dañarme en una gran cantidad atacando a Cyber Dragon? —se burló Zane —Adelante: en mi siguiente turno Cyberdark Dragon te va a destruir.
——Todavía no termino —se burló Tsukune —¡Ahora activo la carta de equipo Malevolent Nuzzler sobre Seven Swords Warrior lo que le da un boost de 700 puntos de ataque!

Seven Swords Warrior ATK 2300 => 3000

—¡Ahora se activa la habilidad de Seven Swords Warrior! Una vez por turno, al ser equipado, le inflige 800 puntos de daño a mi oponente.
Seven Swords Warrior tomó su espada y con esta lanzó un rayo de energía a Zane.
—¡Argh! —se quejó Zane y sus rodillas se doblaron.
—¿Eh? —Notó Kurumu. Si bien el solid vision podía llegar a lastimar un poco, la reacción de Zane se le hizo un tanto dramática por ese daño.

Zane PV: 4000 => 3200

—¡Pero continúa! Ahora por el efecto de Seven Swords Warrior, envío una carta de equipo equipada a él al cementerio.
—¡¿Eh?! —exclamó Kurumu —¿Por qué debilitas a tu propio monstruo?
—Porque así activo el otro efecto de mi monstruo —explicó Tsukune —: cada vez que una carta de equipo equipada a él es enviada al cementerio, puedo destruir a un monstruo oponente.
—¡Ah! —exclamaron todos los espectadores.
—¡Seven Swords Warrior! ¡Destruye a Cyberdark Dragon!
Seven Swords Warrior preparó su espada y se lanzó contra Cyberdark Dragon, dio un certero espadazo y destruyó a la máquina con una gran explosión.

Seven Swords Warrior ATK 3000 => 2300

—¡Y ahora que se fue esa cosa! —prosiguió Tsukune —¡Activaré el efecto de mi equipo en el cementerio: pago 500 puntos de vida para regresarla a mi mano y después imagino que sabes qué pasará!

Tsukune PV: 2900 => 2400

—Volverás a equipar a Seven Swords Warrior —inquirió Zane.
—Exacto —respondió Tsukune guiñando el ojo.

Seven Swords Warrior ATK 2300 => 3000

—Suerte para ti que el efecto de dañar tu vida sólo sirva una vez, pero aún así... ¡todavía me queda la batalla! ¡Seven Swords Warrior: ataca a Cyber Dragon!
Como lo hiciera con Cyberdark Dragon, el guerrero de Tsukune atacó a Cyber Dragon, esta vez dañando los puntos de vida de Zane.

Zane PV: 3200 => 1300

—¡Zane! —exclamaron preocupadas las admiradoras del emperador.
—¡¿Qué tal eso?! —exclamó Tsukune —Y prepárate porque planeo ganar en mi siguiente turno. Termino.

Mano de Tsukune: 3

Zane recuperó su posición, sonrió de forma algo tétrica y dijo:
—¡No hay futuro para un hombre muerto! ¡Mi turno!
Zane robó la carta de su turno y…
—¡Perdiste Aono! —declaró —¡Jugaré con…!
—¡Suficiente! —dijo una voz chillona.
Todos los presentes se giraron y vieron a…
—¡Lazar! —exclamaron Tsukune y Kurumu al unísono.
El profesor payaso se acercó a Zane y le dijo:
—Truesdale, usted está en tercer año. Ya debería saber que aunque los duelos en nuestra honorable academia son lo principal, en el primer día están prohibidos.
Zane sonrió culpable y respondió:
—Sólo le estaba dando la bienvenida a mi nuevo compañero de cuarto —dijo el emperador desactivando su disco y guardando su baraja.
Lazar no le dijo nada, miró a los demás alumnos y dijo:
—Por estar aquí perdiendo el tiempo ya van tarde a la cena de bienvenida. ¡Largo de aquí!
Y tras decir eso, todos los alumnos prefirieron salir de ahí ahora que tenían a Lazar en su lado bueno.
Una vez se quedaron solos, Lazar miró a Zane y preguntó:
—¿Cómo viste a Aono?
Zane se ajustó su chaqueta y dijo sonriendo con malicia.
—Está muy verde para mi gusto. Pero si se entrena lo suficiente… tal vez él sea quien me dé el duelo que deseo. Me retiro profesor, yo también quiero ir a la cena de bienvenida.
Lazar vio alejarse a Zane, luego miró al cielo estrellado de Atrum y dijo:
—No hay nada más hermoso en este mundo, que un hombre dispuesto a morir por una meta.

***​

—Estúpido Lazar —se quejaba Tsukune mientras iban al estadio que era donde se había preparado una serie de mesas para la cena de bienvenida —, estuve a nada de ganarle a ese presumido de Truesdale.
—No lo sé Tsukune —pensó Kurumu —, se veía muy confiado de poder ganar.
—Por favor —exclamó Tsukune haciendo un ademán con la mano —, yo tenía ventaja de campo.
—Lo resuelves cuando vuelvan a pelear —dijo Kurumu dando por terminado ese tema —. Ahora quiero comer.
Llegaron al estadio y se introdujeron a la arena principal donde varias mesas ya habían sido preparadas para que los alumnos se sentaran, había otra donde varios chefs terminaban de preparar la comida que servirían esa noche y una más donde el cuerpo de docentes ya estaban sentados.
Kurumu y Tsukune tomaron asiento y comenzaron a charlar sobre el reciente duelo de Tsukune hasta que oyeron que en la mesa de profesores Lazar golpeaba una copa con una cuchara en un intento de llamar la atención de los alumnos.
—Muy bien jóvenes —comenzó el vicedirector —. Me gustaría darles la bienvenida a este inicio de curso, pero creo que el honor se lo dejaré a la persona más indicada: nuestro honorable director. Recíbanlo con un fuerte aplauso.
Tsukune abrió los ojos sorprendidos. Sabía que ese hombre podría estar en la academia elemental… pero no esperaba verlo ahí tan pronto.
Entonces frente a la mesa de profesores apareció una luz y esta poco a poco comenzó a formar la figura de un hombre alto y de cabello plateado, vistiendo una túnica y pese a todo, inspiraba un aura real que intimidaba un poco a todos los presentes.
—¿Solid Vision? —preguntó Kurumu.
—Recuerda que el rey no tiene permitido salir de la torre del génesis —explicó Tsukune—, así que supongo que así se muestra en público: usando proyecciones de Solid Vision.
Y así era: el rey de todo Tybell debía pasar su vida confinado en la torre del génesis, en el centro de la ciudad olvidada en Lucis, y gobernar el mundo desde ahí, para siempre recordarle que pese a ostentar el título de rey su deber era servir a su pueblo y no ser reverenciado por este.
El hombre mientras tanto miró a los alumnos y con una voz grave dijo:
—¡Estudiantes de la academia elemental! Sean bienvenidos. Mi nombre es Gregorius Galcian, Líder de la familia Real de Lucis, rey de todo Tybell y director de esta honorable academia. En este lugar aprenderán todo sobre duelo de monstruos pero hay cosas que sólo se aprenden en el calor del duelo, como esto: Un duelo no sólo se gana con monstruos, magias y trampas, se requiere algo mas —el director llevo su puño a su pecho y continuó—: ¡Corazón! Crean en sus cartas y en ustedes y así tendrán lazos valiosos e irremplazables! ¡Cada carta que se juega, cada carta que se va, todas tiene su significado, cuando lo hallen la victoria será suya! ¡Les deseo todo el éxito en este nuevo año escolar!
Terminó su discurso y con eso, los estudiantes y profesores estallaron en aplausos. Se notaba que el discurso, aunque pequeño, los había motivado.
Galcian se dio media vuelta, miró a Lazar y dijo:
—Los dejo en tus manos. Tengo otros asuntos que atender.
—A su orden señor —respondió Lazar con una reverencia.
Y entonces la imagen solida de Galcian desapareció. De vuelta en su oficina en la torre del génesis, el hombre se sentó en su silla y apoyó su rostro en su puño.
«Si las cuentas no me fallan —pensó—, el último de esos fracasos debería estar en la generación de este año. Bueno, no importa: demostró ser inútil para mi plan. Ahora debo enfocarme y continuar con el plan actual»

+++++++

El autor habla:

En la versión original este capítulo tenía un par de problemas. Para empezar, la asignación de dormitorio de los alumnos pasaba inmediatamente después del examen de admisión… ¿Cómo qué por qué? ¿Y si un alumno reprobaba el examen y ya traía sus tiliches? Aparte, Haou manejaba un sistema de clasificaciones de alumnos que nunca me pareció ni muy bien explicado ni de utilidad para la trama, por ejemplo, primero dice que te categorizan por tus conocimientos en el juego, luego que por el tipo de tu deck, luego que por tu lugar de procedencia, luego que por tu lugar en el examen… y a diferencia del sistema de casas en Harry Potter o el de dormitorios en GX, nunca vi que sirviera de algo, por eso yo los eliminé de tajo (aparte que desde Harry Potter clasificar a los alumnos por un sistema arbitrario se me hace una pendejada).
Aquí ya pudimos ver lo que comentaba de que esperaba darle más trasfondo a Lazar, ya que en la versión de Haou el vice director enviaba a Tsukune con Zane nada más por joder mientras que en mi versión tanto Lazar como el emperador caído están tramando “algo”.
En su versión, el Zane que Haou usaba era el mismo de GX, pero de una era posterior a su recuperación tras la graduación del grupo protagonista. En mi versión decidí ahorrarme todo ese plot y Zane sí es originario de Tybell… ahora que lo pienso, ¿qué hacía un tipo ya graduado de preparatoria otra vez en la preparatoria? Bueno… las edades que manejaba Haou también eran un desmadre así que meh.
Bueno, ya dicho lo que tenía que decir, vamos a responder comentarios:


¿Debo leer el original o no hace falta?
Como ya te contestó Glaciar, al ser este un remake no es necesario pues voy a abarcar la historia principal mostrada por el original. Igual y nada más para entender algunos guiños, pero no te morirías si no los entiendes.

Por cierto, podrías hacer que salga Stardust Warrior, Jet Warrior, Junk Speeder o Accel Synchron, ya que aunque son como si fueran de Yusei, al ser originales del OCG/TCG, no son estrictamente suyas.
Pensé usarlos, pero había muchos problemas: Stardust Warrior se me hace con un efecto bien meh para ser un accel synchro mientras que los otros son synchros con tuner especifico o no van con la estrategia de Tsukune.

Sobre el capítulo, ¿Lazar viene a ser Yeager, no? Ya no solo porque parte de su nombre es Yeager, sino porque Lazar, si no recuerdo mal, es el nombre yanki que le dieron XD
Sí.

Yo creia que tendría Jesters.
Pensé en darselos para hacer lo del hell carnival deck... pero no quería repetir el deck y como dije, estaba de necio en usar a Masked Beast. Más adelante usa su deck real, tampoco es de Jesters y pues fui un poco vago para cambiarselo respecto al que le dio Haou.

Me pregunto si Kazuki Hitotose es el Kaiser del fic, aunque en teoria sea tambien nuevo estudiante. el caso es que su nombre empieza por K, por lo que suena a rival.
Yo lo veo más como el Crow de este universo... me siento sucio.
 

Universal

Avanzado
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
678
Reacciones
370
Puntos
300
Shibecoins
$8.483
Leído el capítulo. No ha estado mal, aunque personalmente no me convence del todo lo de usar personajes como Kaiser (yeager vale, pero Kaiser ya es como otro nivel). Aparte de eso, el capítulo estuvo bien.

A ver cual será el plan de Glacian.
 

Haydenwolf

Dios Emperador Lobo naturista
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
793
Reacciones
423
Puntos
300
Shibecoins
$10.095
AAAAAAAAAAAH ZANE MI PERSONAJE FAVORITO DE TODO GX AAAAAAAAAAAH

Ejem... Perdón, cuando ponen a mi idolo y compañero favorito en los Tag Force del 1 al 3 y el Special, me pongo pues muy emocionado, además me gustos mucho el capítulo, me gusto ver a Zane pero todo el capítulo en sí, impecable
 

Axel

Escritor
Registrado
15 Feb 2019
Mensajes
1.505
Reacciones
713
Puntos
380
Shibecoins
$14.948
Turno 04:

El increíble poder de la tierra




¡No olvides! ¡La Academia Elemental! ¡Ahí nos veremos!



Tsukune abrió los ojos de golpe. El lugar estaba a oscuras y le era imposible ubicarse, pero tras unos segundos sus ojos se acostumbraron a la oscuridad y reconoció su habitación en la academia elemental.

Se llevó la mano a la frente y reflexionó. Otra vez había soñado con esas palabras, la promesa de volver a encontrarse en la academia elemental. Bueno, ya estaba ahí, ahora la pregunta era: ¿podría encontrar a esa persona con quién se había prometido encontrarse? Y más importante: ¿sabría por qué le era tan importante cumplir dicha promesa?

La puerta de la habitación se abrió de golpe, una gran cantidad de luz artificial de la sala del dormitorio entró calándole en los ojos.

—¡Tsukune! —rugió el emperador —Oh, ya estás despierto.

El castaño se protegió los ojos de tanta luz que le dio de lleno y luego comenzó a parpadear. Cuando los ojos ya no le dolían, vio a Zane: Ya llevaba puesto el uniforme de la academia, el saco negro con rayas rojas y doradas, a corbata a juego, la camisa blanca y los pantalones negros. Todo muy pulcro y planchado.

—¿Zane? —balbuceó un poco Tsukune —¿Qué pasa?

—A levantarse —ordenó el emperador. Tsukune miró el reloj en su mesa de noche y se sorprendió.

—¡Falta hora y media para entrar a clases! —exclamó Tsukune.

—Si vas a ser mi compañero de cuarto, la excelencia es lo menos que pido y madrugar es uno de los elementos de la excelencia —exclamó Zane encogiéndose de hombros.

—Si serás… —gruñó Tsukune.

—Además… —dijo Zane sonriendo con malicia dándose media vuelta —No olvides que estás en la lista negra de Lazar, no querrás darle motivos para que te dé castigos, como el llegar tarde.

Y diciendo eso, Zane salió de ahí.

Tsukune gruñó. No iba a admitirlo, pero Zane tenía razón. Además, ahora que ya lo habían despertado así le sería imposible volver a dormir, por lo que se resignó y comenzó a arreglarse para ir a clases.



***​



Ya vestido con el mismo uniforme que Zane, Tsukune avanzó por los terrenos de la escuela, con el frío y el sonido de los grillos siendo su única compañía. El muchacho miró el cielo estrellado y se hizo a la idea de que vería ese cielo bastante seguido, después de todo, por su ubicación geografía en Atrum el sol no saldría hasta poco después de las nueve de la mañana.

El muchacho entró al castillo, se separó de Zane en la escalera principal y buscó la que sería su aula. Llegó a ella y como se lo esperaba, la encontró vacía. Todavía faltaba un buen rato para que llegaran los demás compañeros, por lo menos había algo bueno: podría elegir su asiento. Eligió uno de los de hasta atrás al lado de la ventana que daba al patio y se sentó ahí.

Tenía todavía tiempo. Podría ver algunos videos, leer, modificar su deck o… Tsukune se apoyó en su mesa sobre sus brazos, cerró los ojos y decidió recuperar un poco del sueño que había perdido por culpa de Zane.



***​



En la entrada de un hotel cercano a los terrenos de la academia elemental, algo pasaba: un muchacho de largo cabello negro y una cara de aburrimiento salía de este y se estiraba para eliminar los últimos resquicios de sueño en su cuerpo. Sin embargo, había algo que llamaba la atención en él: llevaba puesto el mismo uniforme que Tsukune y Zane.

Así como Tsukune, ese era el primer día en la academia de ese joven… pero había preferido no ir ni a la cena de bienvenida ni se había instalado en su dormitorio.

Con paso desganado, el muchacho comenzó a caminar por las oscuras calles de la ciudad que llevaban a los terrenos de la academia, entreteniéndose abriendo un sobre de duelo de monstruos que sacó de su bolsillo, sacó las cartas del paquete y las miró con desgano, nada que le sirviera para su bajara. Guardó las cartas en su bolsillo y continuó caminando hasta que al fin divisó al gran castillo a lo lejos. El joven bostezó, poco impresionado por lo que veía.

Todavía era temprano y eso se evidenciaba en que había pocos alumnos. El joven era muy madrugador, pero no porque fuera fanático de la puntualidad como Zane sino porque… así tendría más tiempo para cocinar y caminar temprano le aseguraba no toparse con gente molesta, aunque ese no sería su día de suerte: había otra gente que también había madrugado… y le observaban.

—Así que ese es Kazuki Hitotose —dijo con una sonrisa maliciosa la pelirroja que había visto el duelo de Tsukune contra Rictor.

—Este… —comenzó una muchacha de largo cabello negro que estaba junto a ella —Señorita Mikae, ¿qué estamos haciendo?

—Rictor ha estado un poco deprimido desde que le ganó ese simplón de Tsukune Aono —explicó la pelirroja sin dejar de ver con malicia a Kazuki —, así que si lo ayudamos a que le gane a alguien que según las listas de ingreso es muy superior a Tsukune, su espíritu se levantará de nuevo así que… Chiemi, ve y consigue información de la baraja de ese tipo.

—¡¿Eh?! —exclamó sorprendida la inocente Chiemi —¡¿Pe-pero por qué yo?!

—Porque tienes una carita inocente que ningún chico resistiría —explicó la malévola pelirroja —¡Ahora ve! Es un sacrificio por Rictor.

Chiemi suspiró abatida y comenzó a caminar hacia Kazuki.

Kazuki continuaba caminando por los pasillos del castillo, aunque era imposible adivinar si se había perdido o estaba haciendo tiempo antes de llegar a su salón, de cualquier forma, al doblar una esquina se encontró con…

—Hola.

Frente a él estaba Chiemi, saludándole con una sonrisa que pondría a cualquier muchacho a babear… pero que para Kazuki fue indiferente. Sin embargo, empezó a mirar en todas direcciones hasta que se apuntó a sí mismo.

—¿Yo?

—¿Quién más? —preguntó ella guiñando un ojo… pero ese ataque fue inefectivo.

—¿Qué se te ofrece? —preguntó Kazuki un poco cortante.

Chiemi se quedó como piedra. ¿A caso no sería tan bonita como Mikae le había sugerido? Sin embargo, no podía rendirse: ¡Por Rictor!

—Disculpa, ¿eres Kazuki Hitotose? —preguntó ella retomando su sonrisa encantadora.

—Sólo los fines de semana —respondió el chico con sarcasmo.

—¿Eh? —preguntó Chiemi confundida.

—Nada. Sí, soy yo. ¿En qué te puedo ayudar? —preguntó un poco cansado el muchacho.

Tratando de controlar sus nervios, Chiemi dijo.

—Bueno… es que verás: Mi nombre es Chiemi Fujimoto, vi que fuiste el alumno más alto en el examen de ingreso y yo quiero pelear con duelistas fuertes así que… ¡Ten un duelo conmigo! ¡Por favor!

Kazuki miró a Chiemi con algo de sospecha, pero al final dijo.

—Claro, por qué no.

Los dos muchachos salieron del castillo y se dirigieron a uno de los parques de la academia, activaron sus discos de duelo y…

—¡Duelo! —exclamaron los dos muchachos.



Chiemi PV: 4000

Kazuki PV: 4000



—Damas primero —pidió Kazuki.

—Ah, gracias —respondió Chiemi tomando su carta de turno —¡Invoco a Gellenduo en modo de ataque!

Dos monstruos adorables aparecieron frente a Chiemi [1700].

—¡Oh no! —se quejó Kazuki —¡Empezaste muy fuerte!

—Eh… supongo —dijo Chiemi —Dejo esta carta boca abajo y será todo.



Mano de Chiemi: 4



—¡Vamos deck, dame algo bueno! —pidió Kazuki tomando la carta de su turno —Bueno, al menos me servirá de defensa: ¡Invoco a Batteryman D en modo de defensa!

Frente a Kazuki apareció un enorme hombre pila [1900].

—Dejo una boca abajo y será todo —concluyó Kazuki.



Mano de Kazuki: 4



—¡Mi turno! —declaró Chiemi tomando la carta de su turno —Antes que nada, activo mi carta mágica Mystical Space Typhoon para destruir tu carta boca abajo.

—¡Oh no! —se lamentó Kazuki.

—Acto seguido —continuó Chiemi —, sacrifico a Gellenduo que vale por dos tributos para un monstruo de luz para invocar a Guardian Angel Joan.

Frente a Chiemi apareció una ángel de apariencia imponente [2800].

—¡Estoy en problemas! —se quejó Kazuki preocupado.

—Ahora: ¡Fissure! Para destruir a tu monstruo.

La tierra se partió y Batteryman cayó a la hendidura.

—¡Estoy desprotegido!

—¡Es un OTK! —anunció Chiemi —¡Activo mi carta boca abajo: Call of the Haunted para revivir a Gellenduo!

Las dos adorables criaturas volvieron al campo.

—¡Es suficiente para derrotarme! —exclamó Kazuki.

—¡Mis monstruos, ataque directo! —ordenó Chiemi y los dos monstruos arremetieron contra Kazuki.

—¡Aaaaah! —se quejó el agredido.



Kazuki PV: 4000 => 0



—Diablos… perdí —se lamentó Kazuki.

—¿Esa es la fuerza del primer lugar de la nueva generación? —preguntó Chiemi acercándose a Kazuki.

—¿Qué te digo? —exclamó Kazuki sin darle más importancia —. Tuve suerte: me salió el FTK de mi deck contra mi examinador y eso me dio muchos puntos extras.

—Ya veo… —respondió Chiemi.

—Bueno, debo irme. Nos estamos viendo por ahí.

—Sí, claro adiós —se despidió Chiemi y mientras el joven se alejaba la muchacha tomó su teléfono y marcó —. ¿Señorita Mikae? Ya tengo la información de la baraja de Hitotose.

Chiemi le pasó la información a Mikae y después colgó el teléfono. Miró en dirección hacia donde se había ido Kazuki y no pudo evitar sentirse mal. Se veía que él no era un mal tipo.



***​



Kazuki continuó vagando por los pasillos del castillo hasta que encontró un baño, entró, hizo lo que tenía que hacer y salió, pero nada más salir se topó con un chico alto y apuesto de cabello negro.

—Hola novato.

—Eh… ¿hola? —preguntó Kazuki sin entender las intenciones del joven.

—Permíteme que me presente —comenzó el galán —. Mi nombre es Rictor Lazanti. Escuché que fuiste el primero en los exámenes de la nueva generación y pues quería darte la bienvenida con un duelo.

Kazuki sonrió con malicia y luego dijo.

—¡Vaya! ¡Me estoy volviendo popular! Claro que sí mi buen amigo, tengamos ese duelo.



***​



—Estúpido Tsukune —se quejaba Kurumu avanzando desde el dormitorio de los chicos hasta el castillo —. Todavía que madrugué para que pudiera verme con mi uniforme puesto y o se quedó dormido o salió antes. Pero sea cual sea la razón me las va a pagar cuando lo vea.

Sin embargo, su berrinche se detuvo cuando vio algo a la distancia: Rictor salía del castillo y detrás de él iba uno de sus compañeros de nuevo ingreso.

—¿Rictor? ¿Y ese chico que les sigue? No puede ser nada bueno, ¡espero que Tsukune esté en el aula!

El aula de los de primer año ya estaba comenzando a llenarse de alumnos, pero el barullo no hacía mella en Tsukune quien continuaba durmiendo sobre su mesa hasta que…

—¡Tsukune! —exclamó Kurumu entrando de golpe al aula.

—¡Despierten por favor! —exclamó Tsukune despertando de golpe, luego miró a Kurumu que se acercaba a él —Ah, Kurumu… buenos días.

—¡Nada de buenos días! —exclamó la muchacha —¡Vi a Rictor llevándose a uno de nuestros compañeros! ¡No debe tramar nada bueno!

—Y me dices esto por… —preguntó Tsukune adormilado.

—¡Luego del mal rato que nos hizo pasar, debemos ayudar a nuestro compañero! ¡Vamos! —dijo Kurumu y comenzó a jalar a Tsukune por el brazo.



***​



De vuelta al parque donde Kazuki y Chiemi había peleado tan sólo unos momentos atrás, Rictor y Kazuki habían llegado, pero ahora no estaban solos: el resto de las fans de Rictor estaban ahí… incluyendo a Mikae y a Chiemi.

—Espero que no te molestara que trajera algo de público —dijo Rictor sonriendo con arrogancia.

Kazuki miró a Chiemi, pero no lo hizo enojado.

—No, para nada. Mientras más gente vea esto mejor. Entonces, ¿comenzamos? Creo que ya casi comienza la clase.

—Claro, claro novato. Será rápido.

Los dos contendientes tomaron las cinco cartas de su turno y…

—¡Duelo! —gritaron al unísono.



Rictor PV: 4000

Kazuki PV: 4000



En ese momento, también hicieron acto de presencia en el lugar Kurumu y Tsukune.

—¡Ay no! —se lamentó Kurumu —¡Llegamos tarde!

Sin embargo, Tsukune miró a Kazuki y vio algo en él.

—¿Ese es el chico del que debemos preocuparnos? —preguntó él.

—¡Sí! —contestó Kurumu molesta.

—Pero… ¿por qué? —preguntó Tsukune —Él va a ganar.

—¿Eh? —preguntó Kurumu confundida.

—¡Yo comienzo! —declaró Rictor tomando la carta de su turno —¡Invoco a Masked Dragon en modo de ataque!

Frente a Rictor apareció un dragón rojo [1400].

—Dejo una boca abajo y termino mi turno.



Mano de Rictor: 4



Tsukune vio el brillo en los ojos de Rictor. Tramaba algo.

—Bien, mi turno —declaró Kazuki y tomó la carta de su turno.

—¡Con eso ahora revelo mi carta boca abajo! —anunció Rictor —¡Light Imprisioning Mirror! Ahora con esto, los efectos de todos los monstruos de luz en campo y cementerio serán negados.

—¡¿Qué?! —exclamó Tsukune.

—Oye, una carta como esa desde el principio… ¡Rictor ya debía saber de antemano el deck de su oponente! —se quejó Kurumu.

Kazuki mientras tanto puso una cara de terror.

—¡Maldita sea! ¡Ahora la mitad de mi deck es inútil! —se lamentó el muchacho —Lo único que puedo hacer… es dejar a este monstruo boca abajo colocar dos cartas boca abajo y activar mi carta de campo Mausoleum of the Empereor.

Acto seguido el solid visión recreó la ilusión de estar en un templo antiguo, con un pozo lleno de estatuas antiguas.

—Y termino mi turno.



Mano de Kazuki: 2



Rictor mientras tanto miró el escenario y dijo.

—Es bastante raro que un jugador de Batteryman tenga esta carta en su deck… ¡¿Pero quién soy yo para juzgar?! ¡Mi turno!

Rictor tomó la carta de su turno.

—¡Voy a aprovechar tu carta de campo! —declaró —Pago 1000 puntos de vida para usar un sacrificio y así poder invocar desde mi mano a Armed Dragon LV 5.

Una de las estatuas en pozo se elevó y desapareció, para luego dar paso a Armed Dragon LV 5 [2400].



Rictor PV: 4000 => 3000



Por lo bajo, Kazuki sonrió con malicia.

—Ahora juego con mi cara mágica: Level Copy para invocar desde mi deck a otro Armed Dragon LV 5.

Junto al primer Armed Dragon LV 5, apareció otro.

—¡Dos monstruos de 2400 en un turno! —se impresionó Kurumu.

—Pero la cosa se pone mejor —continuó Rictor —¡Ahora equiparé a uno de mis Armed Dragon con Megamorph! Si tengo menos puntos de vida que el rival, el ataque del monstruo equipado se duplica.



Armed Dragon LV 5 ATK 2400 => 4800



—¡Si lo golpea se hará un OTK! —exclamó Kurumu viendo que todo se ponía en contra de Kazuki.

—¡Eso es Rictor! —festejó Mikae.

—¡Rictor! ¡Rictor! —festejaban las otras fanáticas, menos Chiemi, sintiéndose mal porque ella había provocado esa paliza.

—¡Ahora Armed Dragon LV 5 sin equipar! ¡Ataca a su monstruo boca abajo!

Armed Dragon tiró un poderoso zarpazo contra el monstruo de Kazuki y entonces… el muchacho mostró toda su sonrisa.

—¡Se activa el efecto de mi monstruo! —declaró el muchacho.

—¡¿Eres idiota?! —se burló Rictor —Gracias a mi espejo no puedes activar efectos de monstruos de luz ni en campo ni en cementerio.

—¿Y quién dijo que mi monstruo era de luz?

—¿Qué? —exclamó Rictor y luego lo vio: bajo la garra de Armed Dragon estaba una especie de ardilla.

—¡Efecto de Nimble Momonga! —declaró Kazuki —Cuando es destruida en batalla, no sólo me da 1000 puntos de vida sino que además: ¡puedo llamar a dos más del deck en modo de defensa boca abajo!



Kazuki PV: 4000 => 5000



—¡¿Un monstruo de tierra?! —gruñó Rictor —¡Pero me dijeron que usabas un deck de Batteryman!

—Y yo sabía que alguien estaba usando a esa linda chica para obtener información de mi baraja —se burló Kazuki sacando la carta de Batteryman D de su porta deck —, fue por eso que en nuestro duelo metí esta carta que obtuve de un sobre esta mañana para engañar a quien fuera que quería mi información.

—¡Vaya! —exclamó Kurumu impresionada —Es muy listo. No hay duda de porqué fue el primero de nuestra generación.

—Y no sólo eso —continuó Tsukune —. Al llamar a las momongas en defensa boca abajo, no son afectadas por el efecto de los Armed Dragon. Hasta parece que fue él quien se preparó para el deck de Rictor.

Rictor miró molesto a Chiemi, quien no pudo evitar sentirse intimidada. Luego regresó su vista a Kazuki.

—No importa, yo todavía tengo la ventaja. Tal vez tus momongas te den vida, pero no las dejaré en el campo para que tributes o las uses para sintonizar. ¡Masked Dragon! ¡Ataca a una de esas momongas!

—¡No tan rápido! —declaró Kazuki —¡Activo mi carta trampa! ¡Threatening Roar! Ahora tu fase de batalla es saltada.

—¿Por qué hizo eso? —preguntó Kurumu —Pudo haber activado esa carta desde el inicio y así no hubiera dejado que Armed Dragon evolucionara.

—Muy fácil —respondió Tsukune —¡Él quería a las momongas en el campo!

—Que fastidio —se quejó Rictor —Dejo esta carta boca abajo y termino mi turno. Ahora, al destruir a un monstruo en batalla mi Armed Dragon LV 5 sube hasta el nivel 7.

El Armed Dragon que atacó se convirtió en su siguiente nivel [2800].

«No sé qué planea este bobo —pensó Rictor rechinando los diente—, pero con mi Mirror Force boca abajo, podré defenderme de lo que sea que trame»

—¡Último turno! —declaró Kazuki tomando la carta de su turno —¡Activo mi carta boca abajo! ¡Call of the Haunted! Ahora mi momonga regresa al campo.

—¡Tres monstruos! —exclamó Kurumu.

—¿Qué irá a hacer? —preguntó Tsukune.

—Ahora sacrifico a estos tres monstruos para invocar a mi carta favorita —declaró Kazuki —¡Ruge sobre tu reino: Beast King Barbaros!

Las tres momongas desaparecieron y frente a Kazuki apareció una bestia con cuerpo de pantera, torso de humano hasta el cuello y una cabeza de león [3000].

—¡Es más fuerte que mi Armed Dragon LV 7! —se quejó Rictor, pero no se preocupó: todavía tenía Mirror Force boca abajo.

—¿Crees que tu carta boca abajo te salvará? —preguntó Kazuki burlón —¡Pues piensa otra vez! ¡Efecto de Barbaros! Al ser invocado con tres sacrificios, destruye todas las cartas en el campo de mi oponente. ¡Rugido del rey!

—¡Oh no! —exclamó Rictor sabiendo que iba a perder.

Barbaros dio un potente rugido y todas las cartas en el campo de Rictor fueron destruidas.

—¡Barbaros! ¡Ataque directo! —ordenó Barbaros y al acto, la gran bestia atacó a Rictor con su arma.

—¡Aaaaah! —gritó Rictor al ser derrotado.



Rictor PV: 3000 => 0



—¡Rictor! —gritaron las fanáticas del galán.

Derrotado, Rictor se dio media vuelta y comenzó a irse sin decir nada.

—¡Rictor espera! —dijo Mikae mientras ella y las demás fanáticas iban tras él… todas menos Chiemi.

Mientras tanto, Kurumu y Tsukune se acercaron a Kazuki.

—¡Estuviste increíble! —le festejó Kurumu.

—Gracias, lo sé —dijo él fingiendo falsa modestia.

—Tu nombre es… ¿Kazuki Hitotose, no? —preguntó Tsukune. El amo de Barbaros miró a Tsukune y sonriendo burlón respondió.

—Sí y el tuyo es Tsukune Aono, el tipo que derrotó a Lazar en el examen, ¿no? Vi tu duelo y por este deduzco que no eres mal duelista… pero te falta mucho para estar a mi nivel.

—¡¿Qué?! —preguntó Tsukune ofendido —¿Y eso por qué?

—Tienes cara de borrego asustado —se burló Kazuki —. Bueno, debo irme. Nos vemos en clase.

—Si será… —gruñó Tsukune.

Kazuki avanzó, pero se cruzó con Chiemi.

—Kazuki —le llamó ella.

—¿Mmm? —contestó él poco interesado.

—Este… —comenzó la muchacha —¡Perdón por haber sido participe en esa tetra!

Kazuki suspiró un poco cansado.

—Está bien, al final no pasó a mayores. Pero dime, ¿por qué te juntas con ese tipo?

Chiemi fue la que suspiró esta vez.

—Quiero ser más fuerte y aunque no lo parezca… Rictor y su grupo están rankeados arriba del nivel estándar de duelistas en la academia, sólo un nivel abajo del de los tres reyes. Pensé que juntándome con ellos yo… también podría ser fuerte.

Kazuki torció la boca y dijo.

—Tú ya eres fuerte, lo comprobé durante nuestro duelo. Sólo necesitas confiar más en ti y en tus habilidades y siempre apuntar ser mejor sin recurrir a trucos bajos como los de ellos.

Una luz de admiración brilló en los ojos de Chiemi.

—¡Sí! —dijo ella con una gran sonrisa.



***​



Las clases comenzaron y nada relevante ocurrió salvo presentarse entre los de nuevo ingreso y con los profesores.

Después de un día agotador de clases, Tsukune fue directo a su dormitorio con la esperanza de recuperar más horas de sueño que Zane le había hecho perder. Abrió la puerta y nada más asomarse, vio a alguien tumbado en el sofá de la sala.

—¡Tú! —exclamó Tsukune reconociendo al intruso.

—Ah, hola —saludó Kazuki indiferente.

—¡¿Qué haces tú aquí?! —exclamó Tsukune.

—Este… aquí vivo.

—¡¿Qué?!

En eso, la puerta volvió a abrirse y entró Zane. Él y Kazuki se vieron por un momento hasta que el emperador dijo.

—Genial… otro tipo listo.

—Demonios, ¿tenemos que ser las nanas de este abuelo? —exclamó Kazuki mirando a Tsukune.

—¡¿Qué dijiste?! —gruñó el emperador.

—Perdón abuelo, ¿quiere que le traiga su audífono? —continuó con la burla Kazuki.

—¡Se acabó! ¡Te largas de aquí! —gruñó Zane.

Mientras tanto Tsukune suspiró y dijo.

—Este va a ser un año escolar MUY largo.



+++++



El autor habla:



Y en este capítulo se presenta el que a mi consideración es el “Joey” de la historia… ¿o en este caso debería decir el “Crow”? Bueno, como sea. Kazuki fue de mis personajes favoritos de la historia original y traté de mantenerlo lo más fiel posible a esa versión, siendo el cambio más resaltable que se puede ver en este capítulo su deck. En el original se veía enfocado a invocar a Barbaros y no estaba mal, pero como con muchos otros personajes, pues su deck no se veía muy enfocado por lo que decidí cambiarlo y volverlo un deck de bestias aunque todavía enfocado a su carta as.

Fuera de eso, no tengo más qué decir, creo que hasta el momento este es el capítulo más fiel al original así que por hoy es todo.

¡A contestar comentarios!

No ha estado mal, aunque personalmente no me convence del todo lo de usar personajes como Kaiser
Pues qué te digo: estaba en el original y si bien pude inventarme un personaje nuevo que cumpliera el mismo papel con todo y deck... no sentí que fuera a ser lo mismo si el personaje no se llamaba Zane.

AAAAAAAAAAAH ZANE MI PERSONAJE FAVORITO DE TODO GX AAAAAAAAAAAH
Pues ahora sólo a esperar que esta versión de Zane esté a la altura de tus espectativas XP
 

Haydenwolf

Dios Emperador Lobo naturista
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
793
Reacciones
423
Puntos
300
Shibecoins
$10.095
asi que tres personas viviendo en un solo dormitorio esto sera epico ademas de que Kazuki pondra de mal humor al Kaiser Zane Truesdale cada vez que le dirija la palabra jajajaja pero bueno, de una ya me cae mal Rictor ademas de que me cai a reir por que perdio otra vez por confiarse demasiado de un simple farol que Kazuki uso para que no se supiera sobre su verdadero deck. Ya quiero ver que clase de cosas pasara ahora que el Joey Wheeler/Crow Hogan de este fic ha llegado a la vida de los protagonistas en especial de Tsukuno que ahora se lo tendra que aguantar junto a Zane por tener que compartir dormitorio.

PD: Espero ver mas de Zane en este fic, en serio en serio en serio lo adoro de verdad, el es mi compañero estrella en los juegos de YGO Tag Force 1, 2 3 y YGO Arc V Tag Force Special. el fue mi meta desde que jugue cada juego, directo cada juego me iba a por Zane porque es uno de los mas poderosos del juego, asi que en serio en serio quiero ver bastante de que sera capaz el kaiser Zane Truesdale en este fic.

Axel Axel Espero tu siguiente capitulo con esmero.
 

E_HeroGlasiar

Eidolon Summoning Magic!
Registrado
3 Abr 2019
Mensajes
363
Reacciones
189
Puntos
300
Shibecoins
$2.410
Bueno, al fin me pongo al día con esto. Ya quiero saber lo que planea el rey, y es bueno ver al Kaiser de nuevo. Sobre el último, al fin aparece mi favorito del fic, Kazuki, quien veo que lo dejaste muy parecido al de la versión original. Entre el y Zane van a hacer enloquecer a Tsukune XD.
 

Axel

Escritor
Registrado
15 Feb 2019
Mensajes
1.505
Reacciones
713
Puntos
380
Shibecoins
$14.948
Turno 05:

Alas brillantes




Protegidos bajo el amparo del cielo nocturno de Atrum y con la privacidad que daba que eran altas horas de la noche, dos muchachos se ponían cariñosos bajo un árbol de uno de los parques que había en los terreros de la academia elemental… o tal vez era mejor decir que sólo uno era el que disfrutaba del momento.

Rictor Lazanti se encontraba agarrado de las caderas de una muchacha de cabello rubio sujetado por dos coletas, mientras le besaba con pasión el cuello. La muchacha por su parte en su rostro mostraba que no estaba disfrutando de la experiencia.

—Rictor por favor… ya basta. ¿Por qué me haces esto? —preguntó la rubia con los ojos algo llorosos.

—Ah, mi querida Mayumi… ¿A caso no es obvio? Me gustas mucho —respondió Rictor con una sonrisa burlona en los labios.

Mayumi apretó los dientes.

—¿Crees que alguien quien te gusta…? —intentó preguntar, pero no pudo.

Rictor se acercó y la besó en la comisura de los labios, luego se separó y guiñándole un ojo dijo.

—Descuida mi bella flor: tu secreto está a salvo conmigo.

Para después darse media vuelta e irse de ahí, mientras Mayumi se recargaba contra el tronco del árbol y se preguntaba.

—¿Cómo dejé que las cosas se pusieran así…?



***​



Si bien antaño a Tsukune le costaba horrores levantarse temprano, desde hacía quince días ese ya no era problema para él, pues un delicioso aroma se colaba a su habitación y se encargaba de sacarlo de la cama.

Tsukune sonrió entre sueños y abrió los ojos, se levantó y dijo.

—A desayunar.

Mientras se arreglaba, todavía recordaba cómo había comenzado esa bonita rutina de su día.

Ocurrió al día siguiente de que había descubierto que Kazuki era su tercer compañero de habitación. Despertó con un buen olor inundando su habitación y salió a ver qué era y en la cocina se encontró con Kazuki.

—¿Kazuki? —preguntó —¿Qué haces tan temprano?

El muchacho apenas si quitó los ojos de la estufa.

—Preparo el desayuno —contestó con una sonrisa como Tsukune sólo le había visto cuando jugaba duelo de monstruos o se burlaba de Zane —. Siéntate, ya casi está.

—No es que me queje de recibir comida gratis —comenzó Tsukune mientras tomaba asiento en la mesa del dormitorio —, ¿pero por qué ese gesto tan generoso de repente?

—No es que seas especial o algo —respondió Kazuki burlón —, es sólo que aparte del duelo de monstruos mi otra pasión es la cocina. De hecho, lo que quiero es tener mi propio restaurante y me parece que volverme duelista profesional es una buena forma tanto de sacar dinero para abrir mi propia franquicia como para publicitarme, y si tengo que soportar a dos idiotas como tú y el abuelo, por lo menos que me sean útiles y que me sirvan de pretexto para seguir practicando mis artes culinarias.

Kazuki se acercó haciendo malabares con tres platos y tres vasos y logró colocarlos con maestría en la mesa. En frente de sí Tsukune vio una sustancia amarilla y en el vaso una sustancia de color naranja.

—¿Y qué tenemos para hoy? —preguntó Tsukune.

—En el menú tenemos huevos en cazuela con jamón serrano y queso gruyere y para acompañarlo un parfait de frutos rojos —respondió el chef.

Tsukune tomó el tenedor y probó los huevos y de repente sus ojos se abrieron por completo.

—¡Está delicioso!

—Je, sabía que te gustaría —exclamó Kazuki con el pecho hinchado de orgullo.

Y desde ese día, Kazuki se había convertido en el chef de los habitantes de ese dormitorio. Zane también ya había probado la comida del molesto joven y aunque no la elogiaba y más bien se dedicaba a darle fuertes criticas (que irónicamente parecían servirle a Kazuki como puntos de mejora), Tsukune tenía la sospecha de que si Zane no había cumplido su amenaza de hacer que Kazuki se fuera del dormitorio en esos quince días, era porque le gustaba la comida de este y porque había logrado lo que él no: que Tsukune se levantara temprano.

Zane salió de su habitación poco después de que Tsukune se sentara en la mesa y ambos recibieron el desayuno del día, tras terminar y lavar los platos, los muchachos se colocaron sus uniformes y partieron hacia el castillo para comenzar con sus clases.

Si bien gracias a la cocina de Kazuki las cosas ahora eran menos tensas entre ellos, no era que se pudiera decir que ya fueran amigos, de hecho aunque iban juntos al castillo casi no hablaban entre ellos y al llegar a cierto punto, Zane se separaba de ellos para dirigirse a los salones de los de tercer año.

Tsukune iba caminando a la par de Kazuki en los pasillos de la escuela perdido en sus propios pensamientos cuando sintió un tirón y que lo llevaban detrás de una de las columnas.

—¿Kaz? ¿Qué…?

—¡Shhh! —le silenció el chef y apuntó hacia el fondo del pasillo.

Tsukune miró y ahí vio a una de sus compañeras, Mayumi Kamijo, en compañía de…

—Rictor —se quejó ella —¿Por qué me haces esto?

Rictor sonrió, apoyó una mano en la pared y apoyó y acercó su rostro hacia el de Mayumi.

—Mi querida Mayumi, lo dices como si esto fuera algo malo. Yo no sería capaz de lastimar a tan bella flor.

—Si eso es cierto entonces déjame en paz —pidió la rubia.

En respuesta, Rictor rió de una forma que a Tsukune le repugnó.

—Mayumi, no puedo hacer eso: imagina que toda la escuela se enterara de tu secreto. No, estarás a salvo mientras estés a mi lado.

Mayumi sólo apretó los labios, Rictor sonrió y la besó en la mejilla.

—Nos veremos luego.

Y se fue de ahí. Mayumi se quedó unos segundos ahí apretando los puños hasta que ella también se fue de ahí.

—¿Qué fue eso? —preguntó Tsukune saliendo de su escondite.

—Ni idea —respondió Kazuki indiferente —, pero qué bueno que nos salvamos de meternos en eso.

—¡Oye! —le recriminó Tsukune —Tú y yo sabemos que Rictor sólo sabe molestar a la gente. Si está con Mayumi muy probablemente no se trate de nada bueno.

En respuesta, Kazuki le dio unas palmadas en el hombro y dijo.

—Sigue mi consejo borrego: no te metas en dramas y menos en dramas ajenos. Vivirás más y mejor.

Y diciendo eso continuó hacia el salón con Tsukune no quedándole de otra más que seguir a su compañero.



***


El resto de la mañana pasó sin contra tiempos. Tsukune y Kurumu avanzaron hacia la cafetería para comer algo, Kazuki se les hubiera unido, pero fue interceptado por Chiemi quien le dijo que había preparado algo de comer y que si le gustaría probarlo para darle su opinión, así que el chef no tuvo forma de negarse.

Los dos amigos llegaron a la cafetería, tomaron una mesa y comenzaron a comer sus almuerzos. Se encontraban charlando sobre lo que habían visto en la anterior clase cuando…

—¡Basta! ¡Hasta aquí! —gritó una voz femenina.

La cafetería se quedó en silencio y todos se giraron a la fuente del grito: la mesa donde Rictor y su club de fans comían, y una conocida rubia estaba de pie con los puños apretados mirando al galán de la mesa.

Todos parecían sorprendidos por la escena… menos Rictor que sonreía con burla.

—Entonces que así sea —dijo burlón —. Serás la vergüenza de tu familia.

Mayumi se dio media vuelta y salió hecha una furia de la cafetería.

—¿Pero qué fue eso? —preguntó Kurumu ante la escena.

Tsukune no respondió, sólo se puso de pie y dijo.

—Ahora vuelva.

Y salió de la cafetería sin que Kurumu pudiera decir o hacer algo.



Afuera del castillo, sentada en una banca de uno de los parques de la escuela, Mayumi se encontraba limpiando sus lágrimas. En eso alzó la vista y frente a ella vio…

—Hola —le saludó Tsukune.

Mayumi le lanzó una mirada asesina.

—¿Qué quieres? —preguntó con frialdad.

El valor que Tsukune había sentido hacía un poco mermó con ese aire gélido, pero el muchacho se mantuvo firme.

—Este… sólo quería saber… si estabas bien. Rictor nunca es una buena noticia, si lo sabré yo…

Los ojos de la muchacha se abrieron y se levantó.

—Un momento, ¡tú eres Tsukune Aono!

—¿Llevamos quince días en el mismo salón y todavía no sabes que yo soy yo? —se quejó él, pero Mayumi le ignoró y continuó.

—¡Tu venciste a Rictor! ¡Y si yo te venciera…! ¡Tengamos un duelo!

—¡¿Qué?! —exclamó Tsukune

—¡Nada de “qués”! ¡Vamos a pelear!

Y así, sin saber bien cómo, Tsukune ya estaba frente a Mayumi con su disco de duelo en el brazo.

—¡Duelo! —dijo ella con fiereza tomando su mano inicial.

—Eh… duelo —dijo Tsukune todavía confundido también tomando su mano inicial.



Tsukune PV: 4000

Mayumi PV: 4000



—¡Yo comienzo! —declaró Mayumi, tomó la carta de su turno, la vio… y Tsukune pudo ver una expresión de miedo en su cara —¡Invoco a Alexandrite Dragon en modo de ataque!

Un dragón blanco apareció frente a Mayumi [2000].

—¡2000 puntos de ataque! —exclamó Tsukune —Empezamos fuerte.

—Te… termino mi turno —declaró Mayumi nerviosa.



Mano de Mayumi: 5



Tsukune vio un poco rara la jugada, pero sabía que no debía subestimar a su oponente, por lo que decidió dar el todo por el todo.

—¡Mi turno! —declaró Tsukune tomando la carta de su turno —Juego con Reinforcement of the Army para buscar a un guerrero de mi deck y ponerlo a mi mano, y a quien yo llamo es a Spell Striker. Ahora, remuevo a Reinforcement of the army en mi cementerio para invocarlo. Y no llegará solo: invoco a Tune Warrior. ¡Sintonización!

Los dos monstruos de Tsukune se volvieron un pilar de luz del que salió:

—¡Invocación synchro! ¡Aparece, Mighty Warrior [2200]!

—¡Oh no! —exclamó Mayumi viendo superado a su monstruo de 2000 de ataque.

—¡Mighty Warrior, ataca a su dragón! —ordenó Tsukune y a la orden este golpeó al dragón con su enorme puño.



Mayumi PV: 4000 => 3800



—¡Se activa el efecto de Mighty Warrior! —continuó Tsukune —¡Te hace daño igual a la mitad del ataque del monstruo destruido!

Mighty Warrior volvió a atacar, pero esta vez golpeó a Mayumi.

—Auch… —se quejó la agredida.



Mayumi PV: 3800 => 2800



—Dejo esta carta boca abajo y termino mi turno —concluyó Tsukune.



Mano de Tsukune: 3



—Mi… mi turno —declaró Mayumi y tomó la carta de su turno —. Es todo…

—¿Es todo? —preguntó Tsukune.

—¡Que es todo! —gruñó la rubia.

—¡Ok, ok! Mi turno —declaró Tsukune y tomó la carta de su turno —. Invoco Warrior Lady of the Wasteland en modo de ataque [1100]. Ahora, que mis dos monstruos te ataquen.

Los dos monstruos de Tsukune atacaron a Mayumi.



Mayumi PV: 2800 => 0



—¡Maldita sea! —se quejó la muchacha cayendo de rodillas.

Tsukune apagó su disco, se acercó a la muchacha y preguntó.

—¿Estás bien?

Mayumi levantó la cabeza, miró a Tsukune un poco ofendida y dijo.

—Eres raro. Le preguntas a quien derrotaste si está bien.

Se levantó y entonces Tsukune dijo.

—Lo cortés no quita lo valiente. ¿Puedo ver tu mano?

Un poco avergonzada, Mayumi le mostró las seis cartas con las que terminó el duelo: Felgrand Dragon, The Creator, Tyrant Dragon y tres copias de Red Eyes Black Dragon.

—¿Un deck de levantamiento de dragones? —preguntó Tsukune viendo las cartas.

—De Red Eyes, de hecho —le corrigió la muchacha.

—Oh, ya veo —dijo Tsukune.

Ambos guardaron silencio un momento hasta que Mayumi habló.

—La razón por la que Rictor…

—Olvídalo —le interrumpió Tsukune —. Si no quieres decirme no está bien.

—No, está bien —dijo ella —. Igual y parece que todos ya se van a enterar.

—Está bien —dijo Tsukune dándose cuenta de que lo que ella necesitaba era alguien con quien desahogarse.

Se sentaron de vuelta en la banca y ella comenzó.

—Mi padre… es Seto Kamijo.

El nombre le sonó de inmediato a Tsukune.

—¡Seto Kamijo! —repitió él —¡El duelista corazón de dragón! ¡Ha sido campeón de la liga arcoíris de Aqua de los últimos cincos años!

—Lo sé… —dijo Mayumi poco impresionada —Admiro mucho a mi papá y algún día quiero ser tan buena duelista como él. Por eso elegí a Red Eyes como mi carta as: si el Blue Eyes White Dragon que usa mi padre te ofrece la victoria, entonces yo usaría el Red Eyes Black Dragon que te da la posibilidad de alcanzarla. Pero… desde que llegué aquí sólo he tenido fracasos.

—¿Cómo es eso? —preguntó Tsukune.

—Fallé en los exámenes de admisión —confesó la muchacha —. Sin embargo, decidieron darme una oportunidad viendo quien era mi padre. Rictor se enteró y me chantajeó con decírselo a todos si no accedía a hacer lo que me pedía. ¿Te imaginas? La hija de Seto Kamijo, la que no sirve para los duelos y sólo logró llegar a la academia elemental por influencias. Sería una gran vergüenza para mí y para mi padre.

Tsukune miró a Mayumi, vio que la muchacha estaba a punto de llorar y dijo.

—En ese caso, sólo hay una cosa por hacer.

Mayumi levantó la mirada y preguntó.

—¿Qué cosa?

Tsukune sonrió y dijo.

—Ganarte tu lugar.

Los ánimos de la rubia se volvieron a ir abajo.

—¿Y cómo voy a ganarme mi lugar? Ya te dije que soy pésima para los duelos.

—Necesitas dos cosas —respondió Tsukune —. La primera es balancear mejor tu bajara, tienes muchos monstruos de nivel alto y se te llegan a atascar en la mano. Si el corazón de tu baraja es Red Eyes, necesitarás meter más cartas que te ayuden a ponerlo en el campo y apoyarlo.

—Eso sí… —dijo Mayumi mirando su baraja —¿Y lo otro?

—Confiar en ti misma —respondió Tsukune —. Si tienes todos los elementos a tu favor, de nade te servirá si no confías en que puedes lograrlo.

Mayumi sonrió un poco, pero no duró mucho…

—Lindas palabras, pero no sirven de nada —dijo alguien. Los dos muchachos se giraron y vieron a Rictor acercándose —. Pero no le sirve de nada a alguien tan patética como ella. ¡Sólo mírala! Su carta as es una ridícula carta normal que requiere de dos sacrificios. ¡Ja! Mi Armed Dragon LV 5 es infinitamente mejor que esa basura. Si no fuera porque su padre es el famoso Seto Kamijo, ella ni siquiera estaría aquí.

La poca voluntad que Mayumi había ganado con el discurso de Tsukune se fue por el drenaje con esas palabras. Sin embargo, Tsukune no iba a permitirlo.

—Suficiente —dijo poniéndose de pie —. Ya te divertiste demasiado. Arreglemos esto de la única forma que entiendes: con un duelo. Si yo gano, dejas en paz a Mayumi y además prometerás no revelar su secreto.

Rictor sonrió petulante.

—¿Y qué hay si yo gano?

—Te daré un premio que no podrás negar —sonrió de vuelta Tsukune —. Toda mi baraja.

A Mayumi se le fue el aliento.

—¡Espera, no! ¡No tienes que arriesgar tanto por mí!

Pero Tsukune y Rictor la ignoraron.

—Je, me parece perfecto. A decir verdad conseguí algunas cartas nuevas para mi baraja y estaba buscando una oportunidad para vengarme de lo que me hiciste el otro día. Bien, ya tienes un duelo.

Los dos muchachos tomaron su distancia para el duelo y justo en ese momento llegó Kurumu.

—¡Al fin lo encontré! —exclamó acomodándose junto a Mayumi —¿Va a pelear contra Rictor? ¿Pero por qué?

—Es por mi culpa —dijo Mayumi poco orgullosa.

Kurumu miró a la rubia y luego a Tsukune… y no pudo evitar sentir un poco de celos.

—¡Duelo! —exclamaron mientras tanto los dos duelistas tomando sus cinco cartas iníciales.



Tsukune PV: 4000

Rictor PV: 4000



—¡Yo voy a comenzar! —declaró Rictor tomando la carta de su turno —¡Invoco Masked Dragon en modo de ataque!

Un dragón rojizo apareció frente a Rictor [1400].

—¿No tienes algo más original? —se mofó Tsukune.

—¿Por qué cambiar algo tan bueno? —respondió Rictor —Termino mi turno.



Mano de Rictor: 5



Tsukune tomó la carta de su turno.

—No puedo evadir el efecto de Masked Dragon, ¡así que te daré gusto! Invoco a Trident Warrior.

Frente a Tsukune apareció un guerrero portando un gran tridente [1800].

—¡Ataca a Masked Dragon! —ordenó Tsukune y usando su arma, el guerrero destruyó al dragón de Rictor.



Rictor PV: 4000 => 3600



—¡Se activa el efecto de mi dragón! —declaró Rictor —Ahora puedo llamar a un dragón de mi deck al campo siempre y cuando tenga menos de 1500 puntos de ataque y a quien yo llamo es a Armed Dragon LV 3.

—Un clásico —se burló Tsukune —. Termino mi turno.



Mano de Tsukune: 5



—¡Mi turno! —declaró Rictor —Se activa el efecto de mi Armed Dragon y lo tributo para llamar a Armed Dragon LV 5 de mi deck al campo.

El Dragón de Rictor creció y mostró más fiero [2400].

—¡Ahora de mi mano equipo a mi dragón con Megamorph! —continuó Rictor —Como tengo menos puntos de vida que tú, el ataque de mi dragón se duplica.



Armed Dragon LV 5 ATK 2400 => 4800



—¡Mira esos números! —exclamó Mayumi.

—¡Si eso le pega le va a doler! —exclamó Kurumu.

—¡Armed Dragon: ataca!

El dragón preparó uno de sus puños y con él golpeó a Trident Warrior.

—¡Ught! —se quejó Tsukune soportando la onda de choque.



Tsukune PV: 4000 => 1000



Armed Dragon LV 5 ATK 4800 => 1200



—¡Perdió la mitad de sus puntos de vida en un ataque! —dijo Kurumu preocupada.

—Va a perder su baraja y todo por mi culpa —se lamentó Mayumi con el corazón en un puño.

—Ahora dejo estas tres cartas boca abajo y termino mi turno. Con eso mi Armed Dragon pasa de nivel 5 a 7.

El Armed Dragon se volvió todavía más fuerte [2800].



Mano de Rictor: 2



«Aono, recuerdo muy bien cómo me venciste —pensó Rictor con rencor mirando una de sus cartas boca abajo—, y estoy preparado para darle la vuelta al duelo: en cuanto te las arregles para superar el ataque de mi Armed Dragon, ¡perdiste!»

—¡Mi turno! —declaró Tsukune mientras tanto y tomó la carta de su turno.

—Revelo mi carta boca abajo —declaró Rictor —: Final Attack Orders. Ahora no puedes defenderte usando el modo de defensa. Tus monstros son presa fácil para mis Armed Dragons.

Tsukune sonrió y dijo:

—Que mal que no pensaba defenderme: ¡Activo mi carta mágica Monster Reborn para llamar a uno de mis monstruos del cementerio a mi campo! ¡Revive Trident Warrior!

El guerrero de Tsukune regresó al lado de su dueño.

—Ahora llamo a mi monstruo tuner: Tune Warrior.

Un robot de color rojo apareció al lado de Trident Warrior [1600].

—¡Ahora lo uno con mi Trident Warrior para llamar a un synchro de nivel 7! Y ese será… ¡Seven Swords Warrior!

Los dos monstruos de Tsukune se unieron para darle paso al guerrero de armadura dorada.

—¡Qué bien! —exclamó Kurumu sorprendiendo a Mayumi —¡Tsukune está por darle la vuelta al duelo!

—Ahora, equipo a mi monstruo con Malevolent Nuzzler, lo que le da un incremento de 700 puntos de ataque a mi monstruo.



Seven Swords Warrior ATK 2300 => 3000



—Y con eso se activa el efecto especial de mi guerrero —continuó Tsukune —: te hace 800 puntos de daño por haber sido equipado.

El espadachín tomó una de sus espadas y con ella lanzó un rayo contra Rictor.

—Mierda… —se quejó Rictor recibiendo el ataque.



Rictor PV: 3600 => 2800



—Y ahora activo su otro efecto —continuó Tsukune —. Envío una carta de equipo equipada a él para destruir a un monstruo en el campo.

Seven Swords Warrior empuñó su espada y atacó a Armed Dragon, destruyéndolo.



Seven Swords Warrior ATK 3000 => 2300



—Pero como ya quiero terminar con este duelo… —continuó Tsukune —¡Pago 500 puntos de vida para regresar a Malevolent Nuzzler de mi cementerio a mi mano para volverla a equipar a mi guerrero!



Tsukune PV: 1000 => 500



Seven Swords Warrior ATK 2300 => 3000



—¡Eso es! —celebró Kurumu —¡Se terminó!

—¡Seven Swords Warrior: ataca directamente!

«¡Mierda! —pensó Rictor desesperado—Sin monstruos en mi campo mi trampa es inútil… ¡por suerte todavía tengo esto!»

—¡Revelo mi carta boca abajo! —declaró Rictor —¡Mystical Space Typhoon! Ahora destruyo una carta de magia o trampa en tu lado del campo y a la que elijo es tu carta de equipo.



Seven Swords Warrior ATK 3000 => 2300



Aún con esa pérdida de poder, el ataque se concretó.



Rictor PV: 2800 => 500



—Están empatados —notó Mayumi.

—Voy a terminar dejando dos cartas boca abajo y eso es todo —terminó Tsukune.



Mano de Tsukune: 2



—Mi turno —declaró Rictor y tomó la carta de su turno —. Activo la carta mágica Level Modulation, ahora, tu puedes robar dos cartas de tu deck y cambio yo podré revivir a un monstruo LV de mi cementerio, pero no podrá atacar ni activar sus efectos este turno.

Tsukune robó dos cartas mientras que Armed Dragon LV 7 aparecía frente a Rictor una vez más.

—¡Ahora voy a sacrificarlo para llamar a mi mejor monstruo y terminar con esto de una vez! ¡Armed Dragon LV 10!

El Armed Dragon alcanzó su forma final [3000].

—¡Armed Dragon, ataca a Seven Swords Warrior! —ordenó Rictor.

—¡Si el ataque se concreta él perderá! —exclamó Mayumi.

—¡Revelo mi trampa! —declaró Tsukune —¡Hallowed Life Barrier! Descarto una carta de mi mano y todo el daño se vuelve cero.

El ataque de Armed Dragon destruyó al guerrero de Tsukune, pero un campo de fuerza mantuvo sus puntos de vida intactos.

—Maldita sea… término con mi turno.



Mano de Rictor: 1

Mano de Tsukune: 3



«No importa —pensó Rictor mirando su carta boca abajo —, mantuve a un monstruo en mi campo y ahora de seguro Tsukune hará un combo para debilitar a mi monstruo y atacar. Cuando lo haga… habré ganado»

—¡Mi turno! —declaró Tsukune mientras tanto, robó la carta de su turno, la miró y sonrió. Luego miró a la rubia y dijo —Mayumi, observa: te mostraré que incluso un dragón débil puede ganar si confías en ti y lo apoyas con un deck balanceado.

—¿Eh? —exclamó Mayumi sorprendida.

—¿Un dragón? —preguntó Kurumu —Pero su deck es de guerreros.

—Si mi oponente controla monstruos y yo no, puedo invocar a Junk Foward de mi mano al campo de modo especial.

Frente a Tsukune apareció un pequeño robot [900].

—¡Ahora juego con la carta mágica The warrior returning alive! —continuó Tsukune —Ahora puedo regresar a un guerrero de mi cementerio a mi mano y a quien yo elijo es a Trident Warrior, y lo llamo de vuelta al campo.

Frente a Tsukune volvió a aparecer Trident Warrior [1800].

—Se activa su efecto: Cuando es invocado me permite llamar a un monstruo de nivel 3 o menor al campo, ¡llamo a Attack Gainer!

Frente a Tsukune apareció el pequeño guerrero [0].

—Un tuner y sumado todo irá llamar a un monstruo de ocho estrellas —calculó Mayumi.

Mientras tanto, Kurumu miraba el duelo con los ojos bien abiertos.

«¿Va a invocar a un dragón de ocho estrellas? ¡¿Será posible?!», pensaba la peli azul.

—¡Sintonización! —ordenó mientras tanto Tsukune y sus tres monstruos se fundieron en un pilar de luz —¡Alza el vuelo! ¡Stardust Dragon!

Frente a Tsukune apareció un dragón blanco y delgado, que brillaba con la misma intensidad que las estrellas del cielo [2500].

—¡No puede ser! —exclamó Kurumu ante la vista del nuevo monstruo de su amigo.

Rictor sonrió y dijo:

—Je, pues tenías razón: si es un dragón débil.

—¡Efecto de Attack Gainer! —continuó Tsukune ignorando las burlas de Rictor —¡Cuando es usado de material synchro, reduce el ataque de un monstruo oponente en 1000 puntos!



Armed Dragon LV 10 ATK 3000 => 2000



—¡Más que suficiente para terminarte de un tiro! ¡Stardust Dragon: ataca a Armed Dragon!

—¡Justo la jugada que esperaba Aono! —celebró Rictor —¡Sacrifico a Armed Dragon LV 10 para activar mi trampa: Chaos Burst!

—¡Esa no! —exclamó Mayumi reconociendo la trampa.

—Si un monstruo me ataca —comenzó a explicar Rictor —, puedo tributar a uno de mis monstruos para destruir a tu monstruo atacante y causarte 1000 puntos de daño. ¡Perdiste Aono!

—¡Activo el efecto de Stardust Dragon! —declaró Tsukune —Cuando se activa un efecto de destrucción, tributo a mi dragón y niego el efecto.

Stardust Dragon desapareció y Chaos Burst fue destruida.

—Maldita sea —se quejó Rictor.

—Si bien mi Stardust Dragon regresará al final del turno luego de usar su efecto —continuó Tsukune —, voy a terminar con este duelo ahora mismo. ¡Activo mi carta boca bajo! ¡Back to the front! Ahora selecciono a un monstruo de mi cementerio y lo invoco de vuelta al campo ¡Regresa Stardust Dragon!

—¡Pero volverá en modo de defensa! —se mofó Rictor.

—Sí… pero cambiará a ataque gracias a tu Final Attack Orders —respondió Tsukune también burlón.

—¡Oh no!

Stardust Dragon apareció de vuelta junto a Tsukune.

—¡Stardust Dragon: ataque directo!

A la orden de su amo, Stardust Dragon preparó una carga de energía en su hocico y la disparó contra Rictor.

—¡Aaaaah! —se quejó el agredido.



Rictor PV: 500 => 0



Rictor cayó de rodillas por su derrota. Mientras tanto, Tsukune se acercó a él.

—Se terminó, yo gané —declaró Tsukune.

Rictor levantó la cabeza y miró a Tsukune con rabia, se puso de pie y dijo.

—Soy un hombre de palabra Aono: guardaré el secreto de esa inútil… ¡pero así mismo marca mis palabras! Algún día me vengaré de ti.

—Sí, sí: marcadas. Ahora largo de aquí —se burló Tsukune.

Rictor sólo apretó los puños y se fue de ahí.

—¡Tsukune! —exclamó Mayumi mientras se acercaba al muchacho —¡Estuviste genial!

—En realidad no —se excusó Tsukune —. Casi pierdo.

Sin embargo esta respuesta no acabó con el ánimo de Mayumi.

—¡Eso no importa! ¡Fue un duelo genial! Rayos… ojalá yo pudiera pelear así.

—Claro que puedes —aseguró Tsukune con una sonrisa —. Y podemos comenzar por reconstruir tu baraja, no soy un experto en dragones, pero te ayudaré a hacerlo más balanceado.

Y mientras esos dos hacían planes para comenzar a reconstruir el deck de Mayumi más centrado en Red Eyes, Kurumu miraba a Tsukune sin poder salir de su asombro.

—Stardust… Dragon… —dijo en voz baja con muchas ideas dando vuelta por su cabeza.



+++++++



Y ya está el capítulo cinco.

Uno de mis favoritos, ya que aquí aparece mi chica favorita: Mayumi. Mayumi tiene algo que me encanta, la fiereza que demuestra pero que poco a poco deja ver lo frágil que es. Esa paradoja en su personalidad es algo que me llama mucho la atención, en especial porque yo tiendo hacer personajes femeninos protagónicos que son lo contrario: Se ven como chicas frágiles, pero terminan demostrando su fiereza (Gaby, Celes…).

Creo que a grandes rasgos puedo decir que la diferencia más grande en este capítulo respecto al original fue la razón por la que Rictor se aprovechaba de Mayumi: en el original era porque esta no había ganado ningún duelo desde que había comenzado el curso, lo cual se me hacía un motivo algo débil pues está raro que todos los que habían derrotado a Mayumi hasta el momento no notaran que estaba contra la peor jugadora de la escuela, así que le di un motivo un poco más creíble para que le hicieran bullying: que se enteraran que había entrado a la escuela por influencia de su padre ensuciaría el nombre de su familia.

También le cambié el deck. Si bien continúa usando dragones como en el original, le di como carta as a Red Eyes porque… no sé: creo que le va XD

Aprovechando, a estas alturas puedo mencionar otro cambio en general en la historia: para este momento en el original ya se les había unido otra chica, Mizore. Me caía bien esta chica, pero decidí eliminarla porque siendo franco nunca le vi un papel de a peso en la historia más que el de engrosar el harem de Tsukune y aunque Haou me comentó algunas ideas que tenía para el personaje a futuro (algo así de que ella era la sacerdotisa/encarnación de Trishula), la verdad la historia que estoy proponiendo para esta interpretación no va para allá y pues mejor decidí cortar por lo sano y eliminarla. Perdón Mizore.

En otras noticias, mi computadora me troleó y de alguna forma desapareció uno de los capítulos que llevaba adelantados, así que hay que reescribir. La buena noticia es que no es un capítulo con duelos y es uno de los que reescribo usando lo que dejó Haou, por lo que la escribida sería relativamente fácil (los duelos es lo que más se me está complicando de hacer)… la mala noticia es que siento que no me va a quedar tan genial como el capítulo que perdí.

Oh bueno… ya vamos a contestar comentarios:

PD: Espero ver mas de Zane en este fic, en serio en serio en serio lo adoro de verdad, el es mi compañero estrella en los juegos de YGO Tag Force 1, 2 3 y YGO Arc V Tag Force Special. el fue mi meta desde que jugue cada juego, directo cada juego me iba a por Zane porque es uno de los mas poderosos del juego, asi que en serio en serio quiero ver bastante de que sera capaz el kaiser Zane Truesdale en este fic.
Entonces espero que te agraden un par de escenas que le agregué al kaiser, sin ser propiamente de duelos. Tardará un rato para que vuelva a pelear, pero sé que no defraudará cuando muestre de lo que es capaz el emperador infernal.

al fin aparece mi favorito del fic, Kazuki, quien veo que lo dejaste muy parecido al de la versión original
Era una de las pocas cosas que no podía cambiar de la versión original ;)

Entre el y Zane van a hacer enloquecer a Tsukune XD.
Tal vez te lleves una sorpresa XP
 

Universal

Avanzado
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
678
Reacciones
370
Puntos
300
Shibecoins
$8.483
Yo lo veo más como el Crow de este universo... me siento sucio.
Pues leído el capítulo 4, Kasuki sí parece un poco el Crow del fic XD Al desde el punto de vista de que es como duelista más o menos alegre, poderoso, etc. Perop bueno, no me ha caído mal.

Rictor volvio a perder, sigue la senda de Manjoume.
 

Haydenwolf

Dios Emperador Lobo naturista
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
793
Reacciones
423
Puntos
300
Shibecoins
$10.095
Al fin lo leí, al fin, estoy de lo más extasiado, gracias por este capítulo y me quedé shockeado, apareció el monstruo as de la baraja de Yusei otro de mis mejores compañeros en YGO tag force 4, 5, 6 y YGO Arc V Tag Force Special. Quiero ver cuantas más sorpresas nos tienes preparadas
 
Arriba