FF Colectivo +18 C. A. Dystopia. | Historia en Progreso.

Fers.

No soy amiguista (?)
Registrado
5 Mar 2019
Mensajes
1.068
Reacciones
3.918
Shibecoins
$1.189
  • Ship medal
  • SAW I El Juego Macabro
  • Corona Party
Master: Fers. Fers.
Co-Masters: Solerian Solerian Lans ElectroForce Lans ElectroForce

Trama Aclaraciones Reglas Ficha Compendio de Fichas





  • Todo comenzó una noche, el 16 de Agosto del 2020, cuando en el cielo de la región de Metropia una aurora de colores espectrales inundó el cielo por breves minutos. Fue un acontecimiento milagroso, increíble, que fue avistado por la mayoría y grabado por muchos otros más; las personas en ese momento pensaron que se trataba solamente de eso, un fenómeno que valía la pena recordar, y vaya que lo sería, más no por las razones que uno esperaba.​

    A la mañana siguiente de este suceso se comenzaron a ver grandes casos de desaparición de ciertos pokemon, así como un número mayor de personas en hospitales pidiendo ayuda a profesionales; todas estas personas venían por casos similares: Una voz misteriosa que hacía eco en su cabeza, con consciencia propia, que les hablaba y trataba de conversar con ellos; otros además aseguraban que escuchaban a los pokemon hablar; pero lo que era más preocupante de todo esto era que todas estas personas tarde o temprano experimentaban también poder emitir o crear ciertas habilidades que un humano jamás podría ser capaz de realizar.​

    Esto conllevó a una investigación que, curiosamente, no marcaba nada fuera de lo normal por parte de estas personas, su estado mental y físico no cambiaba en lo absoluto, a menos claro que usaran estas “nuevas habilidades” de forma prolongada; esto hizo que se diera la advertencia de evitar lo más posible usarlo, ya que solo por medio de pequeños exámenes los científicos no podían dar una respuesta clara de a qué tipo de cambios influiría esto… Pero el tiempo daría la respuesta.​
    Con el paso de los meses los casos empeoraron, no solo en número, sino que además había testimonios y pruebas de personas que veían por su propia cuenta como algunos de estos afectados sufría cambios en su cuerpo y en su forma de ser cuando no seguían las precauciones dadas.​
    Transformaciones radicales, como si se convirtieran en otra persona, pero peor aún, ya que estas mutaciones daban claras relaciones con que las personas afectadas se convertían de poco a poco en pokemon.​

    En cuanto más noticias de este tipo salían a la luz, la calma era cada vez menos sostenible. Los accidentes o crimines cometidos por o en contra de estas personas afectadas se volvieron tan recurrentes que los agentes oficiales y las cabezas de la región no se daban abasto. Las comunidades se iban rompiendo cada vez más, las batallas dejaron de ser algo divertido y se convirtieron en una forma de marcar territorio y dominancia por parte de un bando o de otro, esto provocó que varios sistemas como el de los líderes de gimnasio o la elite 4 se vinieran abajo o simplemente perdieran el prestigio que antes se tenía.​

    Así fue como la región de Metropia fue cayendo a un abismo que duraría aproximadamente cinco años… Hasta que un nuevo gobernador se alzó con una novedosa iniciativa.​

    Cansado de que la región decayese tanto y se volviera irreconocible a como lo era antes del “suceso de la aurora” se decidió entonces crear una comunidad aislada del todo en medio del Bosque Húmedo. Fue un trabajo que llevó su tiempo y esfuerzo, pero al ser prioridad, se terminó incluso antes de lo esperado: La comunidad de Akomish abrió sus puertas a todos estos afectados por la aurora y a sus familias, siempre que estos últimos quisieran.​

    La gran mayoría de estos accedieron a ir a ese nuevo sitio pues estaban cansados de ser juzgados y rechazados por su condición; solo buscaban algo de paz, armonía que esperaban encontrar en Akomish, y así fue.​

    Han pasado ya diez años desde que Akomish fue inaugurado, y aunque los primeros años resultaron complicados para todos volver a adaptarse, no significó tampoco mucho más problema. En esa nueva villa, donde estaban tan al contacto con el bosque, pudieron entablar una mayor conexión con la naturaleza de su entorno y los pokemon que vivían en el lugar. Parecía que por fin la vida les iba a recompensar por todo lo que tuvieron que vivir, ¿Pero cuánto tiempo permanecerá así? ¿Y qué es más fuerte entonces: Su esperanza, o la distopía que rodea a su mundo? Es momento de averiguarlo.​


  • ¿Preguntas?

    Como siempre, nunca está demás despejar un par de dudas.​

    -¿Cómo es esto posible de tener a un pokémon en la cabeza?​
    Debido a los conflictos que suelen tener Dialga y Palkia, en una de sus colisiones lograron romper un poco la realidad de este mundo, generando que dos entes pueden convivir, o se intente, en un cuerpo. Por ello algunos Pokémon se han incrustado en la mente de humanos, generando una doble consciencia, en la búsqueda de un balance.​

    -¿Esto me otorga algún don?​
    Varios, de hecho. El hecho de contar con una de estas criaturas en tu interior hace que puedas hacer, principalmente, dos cosas: Entender a los Pokémon, y obtener parte de sus habilidades. ¡Sí, vas a poder hablar con tus pokes, y podras sacar fuego, agua, rayos, hielo, etc de tus manos! En hora buena, pero no todo es perfecto.​

    -¿Cómo que no todo es perfecto? ¿De qué hablas?​
    Pongámonos en contexto, estos Pokémon han sido privados de su libertad en contra de su voluntad, obviamente están molestos, por lo que ellos tratarán de tomar el cuerpo de a poco, ¿Cómo? Con una especie de condición, pues mientras más uses las habilidades de esa "vocecita", esa "vocecita" tendrá control de tu de a poco en poco, y conforme esto suceda, pues te irás convirtiendo en un pokémon, sí, como lo oíste. En esta historia nada es color de rosas.​

    -Ahhh... ¿Y qué pasa si la "vocecita" toma el control de mi cuerpo?​
    Pues te conviertes en un Pokémon, amigo mío. Pero hey, que nada sea color de rosa, tampoco quiere decir que las cosas sean tan malas. Obviamente este procedimiento de conversión no es inmediato, demora su tiempo, y la cantidad de poder que tomes del Pokémon. Y de todas formas habrá alguien que siempre revierta todo, dejándote inconsciente, tu mejor amigo, tu "guardián".​

    -¿Guardián?​
    ¿No te lo había dicho antes? Bueno, en la comunidad Akomish, lugar donde residen estas personas, varias suelen tener un pokémon acompañante un poco especial, pues la mayoría suele tener cercanía con éste. Algunos suelen ser en su etapa máxima, y otros en su etapa media, dependiendo de la cantidad de evoluciones que pueda tener.​

    -Genial... ¿Y qué edad es el rango?​
    Excelente pregunta, amigo. Tomando en cuenta de que estos sucesos se basan en unos quince años, más o menos, la edad mínima es de dieciséis años, pues en el peor de los casos, la onda esta que los vuelve "especiales" te golpeó a penas al nacer, o poco después. Y la máxima, me gustaría que fuera hasta los veinte o veintiuno, es decir que vives toda esta transición ya siendo un niño que crece con esto.​

    -Ok, ¿Y puedo ser amigo de la "vocecita"?​
    Me encantaría decirte que sí, pero como ya explique antes, estos Pokémon DEBEN estar molestos por esto; les están quitando sus vidas. Por lo que al menos al inicio, no está permitido tener una "buena" relación con ellos.​

    -Ahora que lo pienso, me has hablado de un "Guardián" y una "vocecita", no son lo mismo, ¿O sí?​
    No, definitivamente no son lo mismo. El Guardián es como tu pokémon más allegado y mejor posicionado de todos los que podrían tener, mientras que la "vocecita" tan solo es algo que quiere el control de tu cuerpo para ser libre de nuevo,​

    -¿Este pokémon que yace dentro de mí, puede ser todopoderoso y yo serlo igual?​
    Negativo, negativo, y negativo. Estos Pokémon serán exclusivamente de etapa inicial, conforme avance el tiempo, y las circunstancias podría evolucionar.​

    ¿Esto no me impedirá tener más pokémon?​
    No, para nada, a lo largo de la historia se podrá hacer un par de capturas, solo que para esto se avisará cuando sea. Y para las evoluciones de estos pokémon, exactamente igual, habrá post de evolución y mixtos, es decir que podrás o bien capturar, o bien capturar o evolucionar, ya sabrá cada quien que le conviene en esos momentos,​

    -¿Y los objetos como piedras, cristales z, mega piedras cómo le hacemos?​
    Estos son a manera de recompensa, si tienes un buen desempeño tanto como user, como personaje, pues tarde o temprano tendrás uno.​

    -Sabes, el dude de allá un equipo que me gusta, ¿Se lo puedo copiar?​
    Preferimos que no sea así, porque vamos, hay más de 700 Pokémon, podemos crear mucha variedad. Ahora, lo que si por nada del mundo debe suceder son repetir al Poke Guardián o al Poke dentro de la cabeza.​

    -¿Y qué con eso de que la región tiene criaturas endémicas?​
    Pues Metropia tiene Pokémon Únicos​





  • Sin reglas todo es un caos.

    Las básicas, ¿No?​

    ~No flood.​

    ~No Spam.​

    ~Respeto a users, y personajes.​

    ~Preguntar antes de usar un personaje. No se puede tomar sin consentimiento.​

    ~Respetar los post de capturas, evolución, mixtos.​

    ~Se debe lanzar al menos un post por semana. Nosotros los máster nos encargaremos de hacer una actualización semanal con todos los personajes, y a partir de eso, se podrá escribir. Por favor, pedimos consideración, porque así como ustedes se basan en la actualización para postear, luego nosotros nos basaremos en sus post para la actualización. Todos dependemos de todos. Pero por favor, tratar de postear todas las semanas, y en caso de que no llegues a poder por razones externas al foro, avísanos para no pensar que puedes ser irresponsable.​

    ~Pues diviértete.​

    ~Toda ficha de personaje debe ser siempre revisada, aceptada, y posteriormente publicada. Toda ficha que se publique en el tema sin consentimiento de ninguno: ni del Master, ni de los Co-Master, no será tomada en cuenta. La mejor manera es una conversación entre tú, y nosotros: Solerian Solerian Lans ElectroForce Lans ElectroForce y yo, donde nos presentes la ficha, y nosotros digamos los campos a editar si es que la ficha en contexto no está bien del todo, o en un caso contrario, te diríamos que todo en orden y que puedes publicarla.​

    ~Por el momento no hay limite de usuarios, pero en caso de que se pueda llegar a saturar, pues se cerraríamos los cupos.​

    ~Y nada de legendarios o singulares (?)​

    -Esto es como recordatorio, el pokémon que esté dentro de ustedes DEBE ser etapa inicial.​

    -El guardián puede estar en etapa final, solo si este Pokémon tiene tan solo una evolución. Y en etapa media, si llega a tener dos.​

    -No pueden tener una relación perfecta con la segunda consciencia.​

    -Todos Residen en Akomish.​

    -Pokémon Guardián y Pokémon que yace dentro son IRREPETIBLES, no puede haber dos iguales.​





  • Campos a Llenar

    Nombre: [El nombre, el apellido, y algún apodo si es que lo tiene]

    Edad: [16-21]

    Biografía: [¿Cómo vivía, con quien vivía, algo importante su vida, algúna historia o conflicto familiar? Vamos, cuéntanos.

    Gustos/Disgustos:

    Color del Pokedex: [Esto porque somos curiosos(?), en algún momento lo tendrán]

    Meta Principal: [Esto si quieres déjalo vacío, no es obligatorio. Puedes llenarlo conforme avance la historia, ya sabrás porqué. Pero si crees ya tener una, pues ponla]

    Medallas: [Aquí ubicarías la cantidad de medallas que poseas, y también, el listado con su nombre]

    Pokemon Guardián: [¿Quién es el hermano del alma que te acompaña? No lo malentiendas, es el Pokémon más allegado a ti]

    Equipo Pokemon: [Se llena conforma avanza la historia]

    P-Consciencia: [Aquí ubicarás a qué Pokémon tienes en tu cabeza, recuerda que debe estar en etapa inicial]

    Extra: [Algún Dato que quieras contarnos y si se te olvidó ponerlo la biografía]

    Aspecto Psicológico: [¿Cómo piensa? ¿Cómo Actúa?]

    Apariencia: [Casi me olvido pedirte como se ve tu personaje. Danos una descripción breve, y una imagen si se te antoja.]


  • Integrantes:

    Aquí van las fichas de todos los personajes, en un sentido de: Usuario - Personaje - Consciencia - Guardián.

    • Lans ElectroForce Lans ElectroForce - Lans Sonnig - Scorbunny - Quilava.
    • Solerian Solerian - Evelyn Sonnig - Salandit - Xatu.
    • Fers. Fers. - Adam Wesott - Treecko - Golisopod.
    • Trayon Trayon - Trayon Sinister - Impdimp - Trubish.
    • PaquitoU PaquitoU - Shizuo Azumane - Gible - Ralts.
    • Scott Desaster Scott Desaster - Raiden Ongaku - Noibat - Zoroark.
    • Alexander Rose Alexander Rose - Takoda - Riolu - Houndoom.
    • Santana Santana - Victoria Dumont - Snom - Sableye.
    • Daenerys Daenerys - Clarissa Minami - Vulpix Alola - Monferno.





Regíon. Ciudad Metro. Comunidad Akomish. Bosque Húmedo Ruinas Ciudad Pyracantha



  • Metropía; un lugar que a simple vista por el resto se trata de tan solo una región común y corriente, pero que dentro de sí puede ocultar muchas cosas. Hace relativamente poco se abrieron las comunicaciones con el resto de regiones, pues siempre ha gustado de mantener un perfil bajo dentro de todo. Esta región cuenta con muchas cosas y una variedad incomprensible de criaturas endémicas, como también de entrenadores sumamente fuertes; pues al dí de hoy, ningún entrenador a podido conseguir las ocho medallas de esta disputada liga. Sin embargo, bajo esta fachada de una sociedad perfecta, se esconde un terrible y espantoso secreto, que condiciona todo lo que conocemos en la actualidad, sin mucho más que decir. Bienvenidos a la región de Metropia, suerte en esta aventura.​




  • "La inicio y el fin de Metropia"
    Ciudad Metro fue el lugar donde esta región vio su origen; creció junto a ella y también ha sido participe de los distintos conflictos que ha visto la región. Es la capital y la sede principal de todo, no posee gimnasios Pokémon porque en esta ciudad se ha prohibido por ley algún enfrentamiento, o acto de violencia, por muy espectáculo que pueda llegar a ser. En este lugar suelen hacerse las conferencias de gobernantes, líderes, e incluso acuerdos de comercio. Todo lo que te puedas imaginar, este sitio lo tiene. Hace unos años atrás, algunos de sus pobladores, como del resto de la región, fueron transferidos a un lugar desconocido para el resto de la población, todo por cuestión de prevención.​


  • 1350813510


    "No todo lo que brilla es luz"
    Tras el suceso ocurrido hace al rededor de unos quince años atrás, los gobernantes de Metropia decidieron que estas personas con capacidades distintas fueran alejadas y excluidas de la región, sin importar los derechos o algo más; tan solo querían sentirse seguros, pues con ellos caminando en las mismas calles y respirando el mismo aire... Era imposible tener la certeza de que todo estaría bien. En la parte profunda del "Bosque Humedo" una muy rústica villa se esconde entre los arboles, no hay una población masiva, pero si la necesaria para poder crear una comunidad; muchos son simplemente personas independientes que fueron forzados a moverse; otras por otro lado se movieron por decisión propia. Al ser rustica o cuenta con las comodidades o tecnología que tiene su contraparte: Ciudad Metro, pero aún así, ha sabido mantenerse durante varios años. Su nombre "Akomish" proviene de una antigua creencia de la región donde se decía que esta palabra significaba: "Esperanza".​








  • 15126

    "Cuando menos te lo esperas, te adentras en su espesor"
    El Bosque Húmedo es el "puente" que conecta a la comunidad Akomish con el resto de la región, pues es el único camino que llega a ella. No hay mucho que acotar sobre esta locación, como un dato resaltable es que se apoda "Húmedo" por las constantes lluvias que lo suelen azotar, y que cuenta con una fauna de Pokémons bastante variada.​




  • "El escondite de Metropia"
    No se sabe con seguridad para que servía esta especie de laboratorio. Amber Argonitz descubrió algo allí pero no se desconoce qué.



  • "La planta de fuego"
    Ciudad Pyracantha es el hogar de la líder Amber Argonitz. Dicho por ella es la cuna para todo explorador, sus bellos paisajes y rutas boscosas ayudan para poder saber que secretos esconde aquella zona de Metropia. Se sabe que está a unas horas de "Ciudad Metro" y algo más distanciada de lo que en su momento fue Akomish. La regla para ganar la medalla de Gimnasio contra la líder es batallar 2vs2, el entrenador decide a cuales pokémon de la líder enfrentar. El nombre de la medalla es "Medalla Espino".









Liga Metropia Primer Líder de Gimnasio Segundo Líder de Gimnasio Tercer Líder de Gimnasio Cuarto Líder de Gimnasio Quinto Líder de Gimnasio Sexto Líder de Gimnasio Séptimo Líder de Gimnasio Octavo Líder de Gimnasio



  • Como se mencionó antes, esta región también cuenta con su propia linea de Gimnasios a lo largo de ella, son extremadamente fuertes, y el máximo de pokémon de su equipo es de cinco. Tras el "Suceso de la Aurora", como se sabe muchos líderes y élite cuatro quedaron en decadencia absoluta; por lo que decidieron abandonar sus cargos. Pero cuando la idea innovadora de Akomish nació, consigo nuevos líderes tomaron la batuta para la región. Ya llevan años sin poder conseguir las ocho medallas; el nivel de poder y fuerza con los que estos feroces entrenadores manejan es tanto que la existencia de una élite cuatro es nula, ya que no es necesaria; sin embargo, tampoco cuentan con un campeón, por la misma razón. Así que... Quien consiga las ocho medallas de Metropia será el fragante campeón que la represente. Eso sí, mucho cuidado. Ya quedó claro que no todo es como parece aquí. Suerte.​



  • Amber Argoitz | 25 Años. | Ciudad Pyracantha.

    Cargo:

    Exploradora Profesional.

    Relaciones:
    -Conocida de los sobrevivientes de Akomish.
    -Se desconoce su relación con el líder de la ciudad.

    Gustos y Disgustos:
    [Información Confidencial]

    Biografía:
    Lo poco que se sabe de esta chica es su expedición sobre estas "ruinas" a lo que los sobrevivientes fueron llevados.

    Personalidad:
    Amber es una persona sumamente carismática, adora conocer gente y demás. La caracteriza esa sonrisa que muy pocas veces no es vista en su rostro. Quiere ayudar a cuanta gente pueda, y mientras esté en sus manos, lo hará sin dudarlo una sola vez. Adora su ciudad, y siente lo de Akomish porque no se imagina como podría soportar algo así. Además de tener la curiosidad de como algo como eso pudo sucederle a Akomish.

    Equipo Pokémon:

    Arcanine Pyroar Tangrowth Victreebel Volcage



    • Habilidad:
      -Intimidación

      Ataque:
      -Día Soleado
      -Voltio Cruel
      -Abocajarro
      -Lanzallamas​



    • Habilidad:
      -Nerviosismo

      Ataques:
      -Sofoco
      -Vozarrón
      -Pulso Umbrío
      -Rayo Solar​



    • Habilidad:
      -Regeneración

      Ataques:
      -Gigadrenado
      -Somnifero
      -Desarme
      -Terremoto




    • Habilidad:
      -Clorofilia

      Ataques:
      -Energibola
      -Bomba Lodo
      -Somnifero
      -Paralizador​



    • Habilidad:
      Efecto Espora.

      Ataques:
      ~Día Soleado
      ~Rayo Solar
      ~Síntesis
      ~Lanzallamas


  • Voy A

  • Decir Porque

  • Sino

  • Pierde

  • Toda

  • La

  • Magia.


Política de Metropia. Presidente Long. Alcaldesa Heisen. Asistente Winn.


  • Algo que caracteriza a esta región es que cuenta con sus propias elecciones, no tienen un sistema tan sofisticado, pero, da por hecho que cada uno cumple con su mejor esfuerza y capacidades. Te presentamos a estos personajes:​




  • 15074

    Matthew Long | 40 Años. | Ciudad Metro.

    Cargo:

    Presidente de la Región.

    Relaciones:
    -Superior de su asistente, Winn Tylers.
    -Colega Político de Heisen Rose.
    -Rival directo del partido "Mutante".

    Gustos y Disgustos:
    [Información Confidencial]

    Biografía:
    Se sabe de antemano que es el presidente más joven de Metropia, fue electo cuando tan solo tenía 28 años. Y además fue el acreedor de la revolucionaria idea de Akomish. No se sabe de existencia alguna de cualquier pariente suyo; pues siempre se ha tratado como un hombre solitario. Cuando disputó las elecciones en el 2022 lideraba a lo que la gente apodaba como el partido de personas "normales", mientras su adversario lideraba el partido de "mutantes" por encontrarse a favor de estas personas y su condición. Tiene un relación al "pasado" que atormenta a Winn Tylers.

    Personalidad:
    Long es un hombre muy pensativo, y que no le agrada nada cuando alguien quiere aprovechar el momento y halagarlo de forma forzada. Su mirada es fría, sin muchas emociones, lo contrario a lo que dice practicar siempre hacia "su gente", es decir a toda Metropia. Desgraciadamente se desconocen muchos datos de sí mismo, pues solo se conoce su faceta de presidente.

    Equipo Pokémon:
    [Información Confidencial]​



  • 15088

    Heisen Rose | 38 Años | Pueblo Escarcha.

    Cargo:

    Alcaldesa de Akomish.

    Relaciones:
    -Colega política del Presidente Long
    -Exesposa del líder local de Pueblo Escarcha.
    -Ex-compañera de trabajo de Winn Tylers.

    Gustos y Disgustos:
    [Información Confidencial]

    Biografía:
    Heisen Rose es la cara bonita de la política, pues es la persona que durante mucho tiempo hizo presencia dentro de todos los eventos de la región, jamás se ha escuchado hablar mal de ella, ni tampoco lo ha hecho, durante mucho tiempo fue la esposa del poderoso líder de Pueblo Escarcha, desgraciadamente este amor se vio obstruido por el suceso de la aurora, pues Heisen es de las pocas figuras públicas -por no decir la única-, que tiene dentro de sí a una criatura. Tras convertirse en alcaldesa de Akomish, decisión del presidente Long, asegura para si misma y su comunidad que: No importa el que fuimos, sino el que seremos.

    Personalidad:
    Es un alma benevolente, le gustaba participar en actividades de caridad, además de poder aconsejar a los retadores que llegaban al gimnasio cuando residía en Pueblo Escarcha con su exesposo, desgraciadamente, estos entrenadores nunca podían derrotar al líder. Tras la separación de su matrimonio se ha convertido en una persona que sigue creyendo en el amor, quizás no en el mismo, pero amor a fin de cuentas, pues siente un cariño inmenso por la gente la comunidad. Respeta a Long por su trabajo dentro de la región, pues quieran o no, durante su periodo Metropia ha tenido su época dorada.

    Equipo Pokémon:
    [Información Confidencial]

    Consciencia:
    [Información Confidencial]​


  • 15110

    Winn Tylers | 28 Años | Ciudad Argón.

    Cargo:

    -Asistente Personal del Presidente Long.

    Relaciones:
    -"Amistad" cercana con el presidente Long.
    -Excompañero de trabajo de Heisen Rose.
    -No mantiene ningún tipo de relación con el líder su ciudad natal.

    Gustos y Disgustos:
    [Información confidencial]

    Biografía:
    Winn tiene un pasado que lo asecha, sin embargo, se desconoce de esto. Ha sido muy pronunciado en el mundo de la política, pues muchos lo consideran como la mano derecha del presidente Long, mientras otros lo ven como el Vicepresidente de la región, y otros, como el Heredero al Trono. No se conoce mucho al respecto sobre su vida personal, pues sus archivos fueron borrados de una forma sospechosa, pero tampoco es como que a mucha gente le interese.

    Pensamiento:
    Es una persona que admira a Long por sobre todas las cosas, y respeta a Heisen a pesar de no compartir muchas de sus ideas. Siente que por sus malas decisiones no pudo conseguir su sueño, pero aún así, tampoco se arrepiente de nada, pues no podía rechazar una oferta como aquella. Cuentan las lenguas que su pasado como entrenador, que se sabe que lo tuvo por algunas fotos viejas, fue algo controversial, pues hay opiniones variadas, aunque la mayoría tilda ser malo en muchos sentidos. En su herramienta de trabajo, aquella libreta vieja que suele usar, lleva una extraña piedra que tiene un significado y secreto muy grandes.

    Equipo Pokémon:
    [Información Confidencial]

 
Última edición:

Lans ElectroForce

Hagamos un espectaculo
Registrado
10 Mar 2019
Mensajes
23
Reacciones
39
Shibecoins
$919
Nombre: Lans Sonnig

Edad: 16 años


Scorbunny

Historia: El nacio un año antes de “Noche de la aurora”, vivió una vida tranquila con sus padres y su hermana, no era extraño verlo discutir con “su conciencia” más cuando este, le insistió a usar las habilidades, pues le habían dicho que eso estaba prohibido, y al negarse este empezaba a pelearse. Él siempre mostraba una actitud algo alegre, pese a que solía ser marginado por los que lo rodeaban al parecer “raro”. Un dia mientras él y su hermana estaban solos en casa, paso algo fuera de lo normal, piedras empezaron a romper las ventanas de la casa. Mientras esto pasaba podia oir a algunas personas gritando afuera. El estaba algo asustado pues sin sus padres se sentía desprotegido, salvo por su hermana, en cuando pudo notar una piedra iba directo a ellos. En su miedo que su hermana fuera lastimada dio un salto pateando la piedra, esta se prendió en fuego y la lanzó de regreso a su punto de origen atravesando las ventanas dejando un pequeño rastro en las cortinas. Por otro lado su hermana noto una piedra por otro lado y alzando la mano logró lanzar una bola de fuego que bloqueo la piedra pero esparce unas brasas por el lugar. de esta forma ambos salieron y volvieron a usar sus “llamas” para ahuyentar a todos del lugar. Cuando iban a volver a entrar notaron que fuego por donde habían “bloqueado” esos ataques. La casa empezó a arder cada vez más. Ya nada podía detenerla, su hermana alejar al niño del lugar para tenerlo a salvo y tratar de calmarlo, pues ambos estaban empezando a entrar en pánico. Al cabo de un rato ambos padres llegaron y solo pudieron ver la casa terminar de arder, vieron a los dos niños acurrucados debajo de un árbol temblando. En sus rostros se podía ver el miedo. Aunque era por el fuego… o era por los niños que lo causaron. Días después se dio a conocer la iniciativa de aquella villa, cuando fueron por ellos se les ofreció a los dos acompañar a sus hijos. Más la respuesta de estos resonó en la cabeza de ambos “no queremos ir con esos monstruos”. así ambos fueron a esa villa solos, sin un familiar más que ellos mismos.


Quilava, de nombre Baku

Ataques:
  • Paranormal
  • Desenrrollar
  • Rueda de fuego
  • Doble Patada

Gustos:

  • Los dulces.
  • El bosque.
  • Los juegos.
  • Explorar.
Disgustos:

  • Lo amargo.
  • Lo picante.
  • Las peleas.
  • Ver a su hermana triste.
Pokedex:

Roja

Equipo:

Meta Principal:

Medallas:

Aspecto Psicológico: Es un chico algo alegre y animado, pero le cuesta relacionarse con extraños, siempre intenta mantener a su hermana feliz. Le gusta estar explorando el bosque cerca de la villa. Pero suele discutir con su conciencia que denomina Goenji.


Datos extra:

  • LE gusta estar explorando
  • Debido a que sus padres lo abandonaron a él y su hermana creció en una casa hogar
  • Suele escaparse al bosque a explorar
  • Siempre tiene dulces con el por que le encanta.
 
Última edición:
Reactions: Trayon

Solerian

Ku Ku, ¿Quién es?
Registrado
4 Feb 2020
Mensajes
17
Reacciones
41
Shibecoins
$2.953

Evelynn “Eve” Sonnig || 19 años

Biografía:
Evelynn Sonnig nació un 16 de Julio del 2015 bajo el cuidado de una familia de clase media baja. No tenían muchos lujos; sus padres eran trabajadores, su madre era costurera y su padre obrero. Al tener ambos que constantemente salir de casa para traer algo de dinero para comer, la joven durante sus primeros años de vida fue ingresada a una guardería donde podía ser cuidada sin problemas ante la ausencia de ambos. Años más tarde llegaría una nueva luz a su vida: su hermano, Lans, con quien tendría una estrecha relación fraternal a partir de entonces.

Evelynn siempre fue una niña buena que rara vez causaba problemas. Sus cuidadoras la describían como una chica muy obediente e inteligente a pesar de su corta edad pero también sumamente tímida, lo que causaba que tuviera ciertos problemas para relacionarse y, tras cierto suceso que cambiaría su vida y la de su hermano, esto empeoró. Ella comenzó a escuchar una voz en su cabeza, una voz que constantemente le decía cosas que ella no podía entender, y a menudo también le incitaba a hacer cosas que tampoco quería hacer. Esta actitud comenzó a asustar a otros niños de su edad cuando la veían “hablando sola” o teniendo breves pero recurrentes ataques de histeria; más temprano que tarde la llevaron a un médico donde determinaron que tenía síntomas bastante similares a los de varios pacientes en otros lados de la región, pero debido a que no había ninguna cura o más información al respecto, tan solo sugirieron a sus padres que mejor le aislaran.

Fue por ello que tuvieron que sacarla de la guardería y, debido al cobro del médico que descapitalizó mucho a ambos padres, también a su hermano. La joven Evelynn tuvo que aprender, por medio de su madre, como cuidar de su hermano y a sí misma mientras ellos no estuvieran. No había nada que preocuparse, después de todo, ella siempre ha sido una chica muy buena, obediente e inteligente, no había nada de qué preocuparse… o eso pensaron.

Luego de cierto accidente de gran magnitud, una Evelynn de 10 años de edad acompañada de su hermano de tan solo 6, fueron enviados junto con muchos otros de su condición a un nuevo pueblo cuyo nombre era Akomish. Debido a que ninguno de sus padres quiso acompañarlos, y no tenían ningún otro familiar en ese nuevo lugar, ambos fueron ingresados a una Casa hogar que se había inaugurado ese mismo día en el mismo pueblo ya que, claro, era previsible que habrían muchos otros niños a los que sus padres decidieran no seguir cuidando.

Su vida ahí, si bien no fue mala en lo absoluto, tampoco fue bastante cómoda; no podía culpar a la casa hogar, ni tampoco a los cuidadores, era solo que tras ese cruel suceso, el abandono de sus padres y esa constante e irritante voz en su cabeza hizo que su aptitud social decayera un poco más. De forma completamente inconsciente, Evelynn solo se sentía cómoda sola o en compañía de su hermano. Es por eso que, en sus tiempos libres y cuando se los permitían, ambos acostumbraban a salir del área del pueblo para pasear en el bosque y jugar con algunos pokemon que se encontraran por ahí, el hecho de poder comunicarse con ellos volvía todo esto más divertido.

No obstante los años pasaron y Evelynn empezó a ir a la escuela. Aunque al principio tuvo algo de miedo, no fue nada del otro mundo: Le iba muy bien, incluso tomó cierto gusto hacia el estudio y la adquisición de conocimientos de los que no tenía ni idea. Fue durante una clase de etapa media cuando descubrió y decidió que, si quería darle una vida plena y segura a su hermano, entonces tenía que poner todo su empeño en esas clases por lo que dejó de lado esas usuales salidas al bosque y se centró en los estudios.

Cuando estuvo a punto de cumplir la mayoría de edad, la casa hogar organizó para ella y otros iguales un programa de integración en el pueblo donde podrían realizar prácticas laborales y buscar un campo en el que se sintieran cómodos, también para ganar sus primeros ingresos, ya que una vez cumplieran 18 años este lugar se deslindaría de ellos.

Esta temporada fue un verdadero reto para Evelynn pues, además de que un cambio así era demasiado brusco, también significaba que tendría que separarse de su hermano. Ella había adoptado una fuerte necesidad de cuidarle y protegerle y, sumado a su desconfianza hacia otros, no iba a permitirse dejar a Lans al cuidado de la casa hogar mientras ella ya no estuviese ahí. Por ello mismo se esforzó más de lo normal, teniendo más de un trabajo y además tratando de mantener sus calificaciones tan bien como siempre y, aunque esto significó recortar sus horas de sueño y aumentar su nivel de estrés en peligrosas cantidades, estos esfuerzos dieron sus frutos y para cuando cumplió la mayoría de edad pudo hacerse con un pequeño departamento donde pudieron vivir tanto ella como su hermano.

Finalmente se había graduado de la etapa media superior pero, aunque bien quería estudiar algo más, su nueva vida se lo impedía. Tenía que seguir trabajando para poder mantener ese departamento, para poder conseguir los alimentos y así poder darle la vida que merecía a su hermano. Aun así, aunque todo parecía ser demasiado difícil de tratar, Evelynn mostraba una actitud positiva y mantenía su esperanza en alto; presentía que en un futuro próximo las cosas en su vida iban a cambiar.

Gustos/Disgustos:

  • Aprender. Es una chica bastante curiosa, y cualquier tipo de dato nuevo por muy insignificante que parezca le encantará.
  • La naturaleza. El haber pasado una gran parte de su niñez jugando en el bosque con su hermano y otros pokemon ha aprendido a admirarla y respetarla.
  • La lectura. Ha descubierto que mientras está leyendo algo puede ignorar con mayor facilidad esa voz irritante en su cabeza, por lo que cuando tiene algo de tiempo para sí misma le gusta tomar cualquier libro y ponerse con él para pasar el rato.
  • Ver a su hermano feliz. Esto no requiere de mucha explicación.
  • Contacto físico. Sufre de Hafefobia hasta cierto punto. Le provoca una increíble ansiedad que alguien le toque aunque sea por accidente, por ahora solo no experimenta esto con su hermano. Realmente espera superar este miedo irracional.
  • Lilia. Aquella huésped que se ha hecho en un rincón de su cabeza y que normalmente le trata de manipular. El solo escuchar su voz ya provoca en ella mucha incomodidad.
  • El fuego. No, no tiene fobia al fuego, pero es verdad que no se siente cómoda con éste después de aquel suceso que conllevó al abandono de sus padres, además de que sabe de primera mano lo destructivo que puede llegar a ser.
  • Contaminación. Ver cualquier tipo de basura o desperdicio en las calles o cerca de la naturaleza le disgusta mucho y tratará de limpiarlo. Desearía que la gente haga consciencia sobre esto, aunque ella no se siente capaz de hacérselos ver.
Color del Pokedex:
Índigo

Meta Principal:
Su mayor deseo es que su hermano esté bien y no tenga nada por qué preocuparse; es capaz de hacer hasta lo imposible por intentar lograrlo.

Medallas:
---

Equipo Pokemon:

Seer Maid


  • Xatu || "Aria"
    Habilidad
    : Espejo mágico
    Movimientos:
    ~ Teletransporte
    ~ Tajo aéreo
    ~ Psíquico
    ~ Viento afín

  • Sewaddle || "Fiora"
    Habilidad: Funda
    Movimientos:
    ~ Disparo demora
    ~ Hoja afilada
    ~ Campo de hierba
    ~ Yo primero


P-Consciencia:
Salandit “Lilia”

Extra:

  • Hace años atrás se encontró con una avecilla de extraño mirar. Era de pocas palabras, por no decir casi muda. Tenía un ala y una pata lastimada, posiblemente había sufrido un ataque cerca del bosque; Evelynn, preocupada por ella, le trató y cuidó por un tiempo hasta que sus heridas sanaron bautizándola por ese tiempo con el nombre de “Aria”. Una tarde tras volver de la escuela esta avecilla simplemente desapareció sin dejar rastro, dejando solo una pluma roja en su lugar. Al día de hoy sigue guardando esa pluma entre sus objetos más preciados y de vez en cuando se pregunta cómo estará.
  • No se suele presentar con su apellido a menos que sea estrictamente necesario.
  • Lilia habla con un sutil seseo que suena similar a un silbido.
Aspecto Psicológico:
Evelynn es una persona bastante tímida y reservada; no es muy sociable y prefiere mantener distancia debido a su fobia y porque no sabe tratar mucho con la gente. Tiende a pensar mucho las cosas antes de hacerlas ya que no le gusta cometer errores, pero si lo hace, priorizará a toda costa el solucionarlos. Se comporta de una forma muy cordial con el resto, siempre servicial, y es común verla con una amable sonrisa en su rostro.
Con su hermano es sumamente protectora, y esto sumado a su perfeccionismo, la vuelve en algunas ocasiones algo controladora. Siempre procurará hacer las cosas por su cuenta, y aunque no rechaza ayuda, tampoco es capaz de pedirla de buenas a primeras.
No le gustan los conflictos, la pesadez emocional, los rencores y cualquier obstáculo que merme el optimismo con el que intenta vivir cada día, por ello tratará lo más posible evitarlos o ignorarlos.

Apariencia:
Evelynn es una chica de estatura media, alcanzando a medir 1,66. Es pelirroja; su cabello le llega un poco por debajo de los hombros, comúnmente peinado con una coleta lateral y un flequillo partido que cubre su frente. Sus ojos son de color azul y se encuentran siempre cubiertos por un par de anteojos pues se le dificulta ver de lejos sin ellos. Es común verla usando ropa de verano, ya que rara vez siente frío.
 
Última edición:

Fers.

No soy amiguista (?)
Registrado
5 Mar 2019
Mensajes
1.068
Reacciones
3.918
Shibecoins
$1.189
  • Ship medal
  • SAW I El Juego Macabro
  • Corona Party
[En edición.]​


Adam "Vogel" Wescott. | 20 Años.


Biografía: Nació el doce de Octubre del año 2014, poco más de cinco años antes del "Suceso de la Aurora". A diferencia de muchas personas que son recibidas con sonrisas y caricias, Adam tuvo su bienvenida con un hecho muy lamentable; su madre moría durante el parto tras un embarazo muy complejo. El padre de Adam por otro lado sufrió una depresión al perder a su amada esposa, a pesar de tener a su hijo. El pequeño Adam fue criado en un ambiente de clase de media, sin muchos lujos, pero tampoco con necesidades; resulta que su padre, además de su trabajo, contaba con unos ahorros de sus viejas travesías por Metropia, y otras regiones. Además de ello, se veía siempre protegido por un Pokémon insecto bastante grande, el Pokémon más fiel de su padre, Golisopod. De lo que le contaron, el padre de Adam trató de liberar a todos sus Pokémon tras terminar su viaje, pero "Gol" no lo dejó, tan solo lo siguió.

Los primeros años no tuvieron mucho que resaltar, nada más allá que un niño con hiperactividad y una sonrisa que alegraría a cualquiera, quizás esa haya sido la razón del amor que su padre le brindaba... Hasta que llegó, esa noche de agosto, cuando él tenía tan solo cinco años. Estaba en el tejado de su casa observando el cielo nocturno, junto a su padre, escuchando las clásicas historias que solía relatar, ya sean citas que tenía con su difunta madre, o logros que consiguió en su etapa de viajero; reía como si no hubiera un mañana, y bueno, quizás así sea.

El cambio fue drástico, pues Adam no recuerda nada de aquella noche, solo sabe que al día siguiente despertó en su cabeza con una voz, una muy irritante y que se oía molesta, era incontrolable, no podía callarla. Sus manos en su cabeza tratando de frenarla eran muy frecuentes, sin embargo, eso no fue lo peor de todo. Cuando se levantó de cama para ir a la escuela escuchó a Gol hablar, ¡Sí! Se asustó demasiado, al punto de esconderse bajo sus sábanas, y aunque supiera que Gol no sería capaz de herirle, le aterraba el hecho de entender al Pokémon de su padre, y no, no porque sea malo, sino porque era algo totalmente nuevo. Con el tiempo aprendió a lidiar un poco con esto, pero sus amigos de la escuela empezaron a tener distanciarse un poco, no era común ver a un niño con quejas frecuentes y que entendiera a los Pokémon. Esto generó una confusión muy grande para el pequeño... Él no había hecho nada malo .

Durante cinco años aguantó los comentarios de esas personas que algún momento fueron sus allegados, detestaba tener una condición así, no conocía a nadie que sintiera el mismo dolor que él al soportar todo, era mucho peso para un niño; su padre quería comprender como era que su hijo se sentía, pero le era muy dificil hacerlo, después de escuchar en las noticias que personas con condiciones "similares" a la de Adam, hacían estragos, era muy difícil tener algo de miedo. Un día llegó una propuesta, mudarse, irse lejos, abandonar todo, para Adam era un respiro muy grande, tanto que suplicó a su padre irse de Ciudad Metro, odiaba ese lugar, ya no quería estar alli. Para su padre le era difícil dejar su hogar y todos sus recuerdos... Pero el amor por su hijo era más grande, por lo que hicieron sus maletas y se dirigieron a Akomish.

Al llegar Adam sintió una sensación muy distinta, estar rodeado entre árboles era algo nuevo, en Ciudad Metro y sus innovaciones no era lo mejor. Aqui se sentía como en casa . Los años pasaron, estudiaba en una escuela que esa pequeña comunidad tenía, pero los números no eran lo suyo, pues siempre pasaba con la vista en su ventana ilusionado de algún día poder salir y experimentar un viaje como los que su padre solía tener, y quien sabe, quizás llevar a Gol.


Gustos/Disgustos:
+
Le fascina poder recorrer Akomish, estar rodeado de ese ambiente es algo que le encanta.

+Sentarse y escuchar las historias de su padre.

+Sentarse a observar el cielo en el tejado de su hogar.

+
Pensar que algún día podrá cumplir sus sueños.

-
Recordar su niñez. No le agrada para nada recordar esa época.

-Su segunda consciencia, se estresa mucho al oírla.

-La escuela, nunca tuvo mucho aprecio hacia esta, pero igual la considera parte de Akomish.

Color del Pokedex: Naranja.

Meta Principal: No lo tiene tan claro, pero su atención es llamada por las "Batallas de Gimnasio", de las que su padre solía contarle.

Medallas: -

Equipo Pokemon:

Equipo Pokémon Gol Donner


  • Dam Y Sus Acompañantes:

  • Pokémon Guardián. | "El Caballero"


    Habilidad:
    ~
    Retirada.

    Movimientos:
    ~
    Aquajet.
    ~Tijera X.
    ~Carga Tóxica.
    ~Taladradora.


  • "El Poderoso" | "La Bestia"



    Habilidad:
    ~
    Elec. Estática.

    Movimientos:
    ~
    Onda Voltio.
    ~Ataque Rápido.
    ~Patada Baja.
    ~Puño hielo.


P-Consciencia:

Extra:
~
Usa vendas de color naranja en sus muñecas.
~ Al menos una vez a la semana recorre Akomish, certificando que todo esté en orden. Suele llevar consigo a Gol para no correr cualquier tipo de peligro.
~ Conoce a la mayoría de la comunidad; quizás ellos no lo conozcan a él, pero así es la vida.
~Alguna vez pudo escapar de Akomish, pero prefirió no hacerlo.
~Tiene una relación muy apegado con su padre y Gol.

Aspecto Psicológico: Adam es de las personas más despreocupadas que existen en este mundo. Suele ver el mundo con un nivel de quemimportismo impresionante, pues ya al tener "nada", no espera mucho del "todo". Aún así, ansía mucho descubrir que hay allí afuera de las "barreras" que guardan a la tan amada Akomish. No es tan amigable, siempre se le ha complicado un poco ese tipo de relaciones.

Pero por otro lado tiene una capacidad innata para explorar, conoce su amada Akomish de principio a fin, como si fuera la palma de su mano, aunque desgraciadamente no ha podido recorrer y descubrir más lugares como le gustaría por su condición, sueña algún momento hacerlo. Siempre ha tenido una relación de hermanos con Golisopod, tanto que acorta su "nombre" para decirle simplemente "Gol".

Apariencia: Mide en la proximidad de unos 1.75 M, y pesa no más de 60 Kg, posee un cabello corto de color naranja simple, que resalta por su tez pálida, sin contar los ojos de un color que hacen juego con su cabello, un dato convencional es que su cabello siempre se encuentra despeinado. No cuenta con una contextura tan gruesa, es verdad que quizás no sea la persona más fuertes, pero aún así, cuenta con una velocidad admirable gracias a su delgadez.

 
Última edición:

Tanjiro Kamado

Por supuesto, después de todo has de ser mi esposa
Staff
Moderador
Registrado
22 Feb 2019
Mensajes
1.570
Reacciones
2.909
Shibecoins
$48.954
  • Shibes de Pascua
  • World Kuriboh Championship
Nombre: Masaru Auditore

Edad: 19

Biografía: Nacio casi cinco años, mas específicamente un 12 de Octubre de 2015, antes de lo que se denomino como "Suceso de la Aurora", la familia de Masaru era de clase media sin muchos lujos por lo que no había mucho que decir pero no fue hasta aquel suceso que la vida de esa familia cambio. Sus padres veían como decía cosas a algo que ellos no veían y como se solía enojar pero si no fuera por Lana, la que en aquel entonces era una pequeña Froakie, Masaru no se hubiera calmado en mas de una situación, sus padres veían por las noticias como aquel fenómeno afecto a algunos chicos y temían que a su hijo le pasara lo mismo cosa que así fue al saber, cuando el pudo hablar, que escuchaba una voz en su cabeza y entendia lo que Lana decía... al escuchar eso sus padres no tuvieron duda alguna.

Tiempo despues, Masaru solo demostró poder mover algunos objetos de pequeño tamaño pero gran mayoría de veces era detenido por Lana, cuando sus padres se enteraron sobre aquel lugar que era construido para los afectados por las luces dudaron de si era buena idea pero fue el propio Masaru quien quiso ir asi que sus padres no tuvieron muchas opciones y haciendo aquel sacrificio dejaron su hogar para a ese lugar llamado Akomish.

Los años pasaron y Masaru fue creciendo sintiendose mas libre en ese lugar, cabe decir que mientras el crecio Lana lo hizo con el por lo que nunca estuvo solo, solia meterse en problemas en los cuales terminaba siendo regañado por su madre cuando se enteraba y con el tema de los estudios... digamos que se graduo al borde de no aprobar y repetir el año, cuando termino el se sintio libre mientras que aquella voz era, en una palabra, antisocial.

Actualmente aquella voz molesta a Masaru en más de una situación mientras el joven vive su vida esperando aquel dia para poder salir de ahi y conocer mas el mundo que lo rolea y poder hacer mas amistades aparte de los pokemones que viven en el bosque

Gustos/Disgustos:
Conocer nuevos lugares.
Comidas dulces o alguna que otra fruta.

Charlar con Lana o algún pokemon que se encuentre por el bosque.
Noches de luna llena donde se vean las estrellas

Que le obliguen o limiten algo.

Que lastimen a otros pokemon.
Cosas con sabor amargo.
Dias de mucho calor.


Color del Pokedex: Azul

Meta Principal: Por el momento ninguna

Medallas: .....

Pokemon Guardián: Frogadier de nombre Lana

Habilidad: Mutatipo

Movimientos:
-Hidropulso
-Lanzamiento
-Viento Hielo
-Pantalla de humo

Equipo Pokemon: ...

P-Consciencia:

Extra: Aunque suele raro Lana evoluciono en Frogadier cuando Masaru cumplio quince años.

Aspecto Psicológico: Dicho facil Masaru le gusta ser un espiritu libre, no es muy fan de seguir las reglas a menos de que sea de algo que le llame la atencion por lo que siempre se lo suele ver caminando por la comnidad Akomish con una sonrisa viendo lo que podria hacer.

Apariencia: Altura de 1,75 junto a un peso de 65
 

Trayon

n00b
Registrado
22 Mar 2020
Mensajes
13
Reacciones
16
Shibecoins
$953
Trayon Sinister /tray|| 20 años




BIOGRAFIA
en el año 2014,un día del mes de agosto, a las 1:00 am, en una discoteca que no viene al caso, una chica de unos 17-20 años estaría en medio de un baño público dando a luz a un bebe ,este bebe que fue concebido no con amor si no de una cosa de una noche, por obligaciones legales obtuvo el nombre de trayon

Los años de vida de este bastardo no eran muy buenos, si por dos años estuvo cuidado por su “madre” aunque para ella no era más que una sanguijuela chupadora de nutrientes, hasta que la mujer se hartó de estar en una casa cuidando de un bebe, quería salir de fiesta y demás, asique cuando salía y cuando no se los dejaba a sus vecinos de la casa de enfrente, los cuales eran una pareja de dulces ancianos, tan dulces como barras de azúcar

Así era la vida de este chiquillo, de día pasaba en la casa de los ancianos, comiendo, jugando, siendo un niño y oyendo historias de las aventuras de uno de los viejos, el cual según contaba era un gran entrenador, casi derrotas los gimnasios y que solo existían 150 pokemons en sus tiempos y cosas así. Mientras en las noches solo lloraba hasta dormir por la soledad de un hogar sin cariño maternal

En el año 2020 a la edad de 6 años durante ese espectáculo de auroras, el niño descubre unos poderes que no tenía, lastimándose así mismo en el proceso durante el cuidado de los dos ancianos, aunque su madre no estaba (que sorpresa) ellos con sus años de edad llevaron al pobre al hospital, por alguna razón esos ancianos tenían dinero más que suficiente para pagar los exámenes, lo querían de corazón como si fuera algo de su familia

Pasaron unos y el niño tras haber sido sacado de la hospitalización por exámenes por su situación, volvería a su hogar, este más agradecido que nunca con los ancianos, su madre apenas noto su ausencia, algo que era evidente

Durante aproximada mente unos 4 meses estuvo haciendo unos ahorros trabajando por su comunidad para darles un regalo a esos dulces ancianos, hasta que en una noche, con todo el dinero reunido y yendo a dormir tranquilo oye un abrir de su puerta, su madre habría entrado en la noche a sacar el dinero que este estaba reuniendo para otra de sus salidas, este muy entristecido por esto y tras una pelea con su madre por primera vez en unos meses duerme entre sus lágrimas tan fuertes que solo se puede a oír a el mismo

A la mañana siguiente cuando iba a ser cuidado por los ancianos noto que había un montón de policías en aquella casa, durante la noche de los llantos, un hombre con habilidades pokemon habría entrado a robar a ellos ya que los vio pagando la gran suma del hospital de trayon

En ese momento su mundo se a desmoronado, en su cabeza se manifiesta una segunda voz que le decía cosas que hacer aunque se negaban, eran peleas medio infantiles entre estos de puro odio, además de mejorar en esos poderes que ya tenía, durante el resto de esos 5 años el joven que pasaba tanto tiempo en la calle como su madre lo hacía

Este en esos tiempos, salvo a un pequeño trubish que era apedreado por unos niños que le llamaban mil maneras, una muestra de poder después a esos niños y dejaron al trubish en paz, cada día durante unas dos semanas el chico visitaba al trubish ya que le daba algo de alegría as su vida ese pequeño, tras esas dos semanas el trubish seguía a todos lados al chico

Era casi un cabecilla de pandilla, los maleantes de la zona le temían por sus poderes, los demás niños le respetaban y temían

En una noche del año 2025 el nuevo presidente de esta región anuncio una comunidad, donde criaturas como el vivirían para traer paz a la región de nuevo, que irían casa por casa de estas personas yendo a buscarlas para que vivan allí, en ese momento el joven no sabía que pensar, una oportunidad de volver a ser un niño normal? Acaso poder vivir feliz? Na, esas mierdas ya no se pueden tener, pero lo que sí es poder estar lejos de la perra que no hacía nada por el

La madre la cual es una interesada por única vez se interesó en su hijo solo por saber quiénes serían los famosos con esos problemas, sabéis que paso? El chico usos sus poderes en ella, la hizo golpearse a sí misma, dejándole marcas grandes en el cuello pero nada grave

Llego el día que unos hombres del gobierno venían a buscar al pequeño, el cual tenía todas sus cosas ya en la puerta, le preguntaron sobre sus familiares ,en especial de su madre ya que era su tutora legalmente autorizada y este respondió solo :”yo no tengo madre ,podemos irnos ya de este lugar de asco?”



Y así el chico fue llevado a la comunidad de akomish con el trubish en sus brazos, estuvo en un hogar infantil de aquel lugar debido a las razones más que obvias de padres sobre los monstruos que se volvieron sus hijos, no charlaba mucho con otros a menos que le molestaran, este se escapaba siempre que podía, ósea el problemas de ese hogar, así fue durante 8 años, tal vez conoció a algunos de los niños de allí y a otros no, al final que importaba ya

Cuando cumplió los 18 este fue liberado al mundo como una persona “útil” de la sociedad, consiguió un trabajo que por alguna razón sigue teniendo y ni el mismo sabe él porque, renta un departamento bastante, habitable y pasa el restos de sus días siendo algo responsable con el mismo, de vez en cuando oye a esa voz de mierda pero la hace callar en su mente usando alguna música pegajosa de la calle o trabalenguas

Ya en la actualidad, con sus 20 años el chiquillo, siendo algo más serio con su vida y tratando de estudiar algo más eficiente que su trabajo actual, aunque de alguna manera sentía que sus deseos de niñez y sus emociones de antaño regresaran a su pensar



Gustos/Disgustos:

+el frio abrazo de una cerveza

+la gente de edad mayor

+la carne molida

+un buen toque del violín (ni yo me esperaba esta)


-los clubes

-las fiestas

-los pokemons de psíquico, tiene una cosa que uys no se


-los juegos de niños


Color del Pokedex: verde oscuro

Meta Principal:


ni el mismo si tiene una meta propuesta a su vida



Medallas:

Equipo Pokémon Suri wade

  • los pendejos de el pendejo
    1797818227
  • pokemon guardian

    17979
    habilidad

    hedor
    ataques
    -niebla clara
    -puas toxicas
    -bomba lodo

    -doble bofeton


  • el ajolote malote
    18228
    habilidad
    absorbe agua
    ataques
    -doble patada
    -viento hielo
    -bomba lodo
    -pistola agua



P-Consciencia:

es un impidimp que toca mucho los huevos
13687
Extra:

-si dicen que huele mal por estar siempre al lado del trubish te pegara una buena sarta de ostias

-cuando esta solo abraza a suri como si fuera un peluche

Aspecto Psicológico:

es una persona que tiende a pensar en sí mismo antes que en otros, es bastante flojo, solo si alguien le insiste demasiado o realmente desea hacerlo es que se animara a hacer algo, cuando le hables de primera a menos que seas una chica siempre te llevaras un tono bastante amargo en la conversación, es algo agresivo y maleducado con las personas en general, si eres una chica y le hablas, si o si te va a piropear, cosas de su ser

Pero si le llegas a conocer un poco más, notaras a ese niño indefenso y triste que no tuvo buena infancia en ese mundo exterior, a ese joven lleno de sueños relatados por gente de un pasado distante y a un gran aliado que defendería a capa y espada a quien le importe aunque algunas veces se pone intensito y le debes dar su buena ostia



Apariencia:
el es un chico de cabello blanco de 1.79 cm,con unos tatuajes en su espalda de tez media morena,de un peso de 68 kilos y la mayoria de el tiempo lleva la sudadera de la imagen si no llevara la primera ropa que pille
1368813689
 

Adjuntos

Última edición:

PaquitoU

n00b
Registrado
23 Mar 2020
Mensajes
9
Reacciones
18
Shibecoins
$742

Shizuo Azumane II 18 años

Biografía:

Nacido 3 años antes de que la aurora apareciese sobre la región de de metropia, hijo único de una familia adinerada, Shizuo nació con la vida resuelta pues su familia tenía una posición muy cómoda dentro de la política y de ahí era de donde provenía el dinero que rodeaba a la familia Azumane. Desconocía la palabra "no" pues todo lo que él quería se le era entregado sin rechistar, las personas que lo cuidaban, los demás empleados, personas desconocidas e incluso sus padres lo atendían, no tenía ni la necesidad de llorar por lo que él quería ya que lo tendría con sólo mostrar interés en esa cosa pues como no tenía hermanos o hermanas sus padres querían que creciese cómodamente pues él sería el heredero de todo lo que tenía.

Sin embargo, todo cambió cuando aquella noche de agosto del 2020 aparecieron esas luces en el cielo. Shizuo con sus 3 años se encontraba jugando en las afueras de su enorme casa al cuidado de unos Pokemon que servían como guardaespaldas de la familia, aquella luz llamó la atención de aquel pequeño pero aquellas hermosas luces serían las causantes de un cambio drástico en su vida pues sería uno de los muchos afectados por el suceso de la aurora.
Shizuo no tardó en mostrar los mismos síntomas que provocaban que el hospital estuviese lleno, quienes se dieron cuenta fueron sus padres pues vieron como siendo tan sólo un niño estaba mordiendo un plato de acero sin muchos problemas, debido a sus influencias no tuvieron que ir a un hospital, Shizuo fue atendido dentro su casa. El pequeño hablaba acerca de voces de su cabeza y de cómo escuchaba pequeños murmullos cuando miraba algún Pokemon "¿Los Pokemon hablan?" Era lo que preguntaba. Todo era desconocido para él y para quienes estaban al pendiente de él, pero, ¿Él tenía miedo de todo eso? No, pues no entendía muy bien lo grave que podía ser todo eso y se divertía con ello. Los meses siguieron pasando y los casos ya eran muchos, "¿Que le harían?" "¿Ésta en peligro?" Eran las preguntas que se hacían sus padres, estaban preocupado por él pero también por su prestigio, ¿Que dirían de ellos cuando se enterasen que el hijo de aquella familia estaba "infectado"? por eso decidieron aislar a Shizuo de todo, no sólo por el propio bien de ellos si no también porque su hijo ya estaba demasiado expuesto. Shizuo fue apartado de la sociedad, no podía salir de su casa, tenía clases privadas, tenía un cuarto escondido donde pasó parte de su niñez ahí, aunque le negasen algunas cosas para que Shizuo se sintiese cómodo aún lo consentía, no querían que él quisiese salir, todo por su bien, ¿Pero era así?.

Shizuo estuvo aislado de la sociedad toda su niñez, aunque tuviese todo lo que quería, ya todo eso le aburría pues sin esfuerzo alguno conseguía lo que él quería, ya no sabía que pedir o que hacer, él quería salir además que ese aislamiento sólo provocaba que aquella voz que escuchaba de niño se hiciese más clara, llegó a pensar que era un fantasma o algo así pero lo que parecía bien para sus padres sólo provocaba daño a su propio hijo quien no sabía que hacer en ese punto, quería que todo desapareciese y terminase, eso era lo que quería pero no podía decirlo.
Sus padres mientras tanto buscaban alguna cura pero los casos ya eran muchos, debido a su poder era de las pocas familia que tenían una vida estable y esto era envidia de muchos. El proyecto de Akomish estaba en proceso pero aún no era muy claro y pronto la envidia de los demás saldría a relucir, ¿Cómo unos politicos como esos estaban bien? No hacían nada y estaba muy cómodos, y pronto sufrirían las consecuencias. Su hogar fue atacado, por humanos y Pokemon, envidiosos de lo que tenían ellos, a pesar de la familia de Shizuo tenían todo para defenderse, aquel ataque fue sorpresivo y pronto su casa estaría en ruinas, los padres de Shizuo fueron capturados, mientras tanto aquel pequeño permanecía en silencio en su cuarto, mirando hacía la pared que pronto sería destruido por una fuerza sobrehumana, aquel niño vería la luz del día luego de mucho tiempo, sin embargo se encontraría rodeado de destrucción y caos, aquellas personas que provocaron todo lo capturaron y lo juntaron con sus padres, Shizuo estaba confundido y aterrorizado, aquellas personas estaba ciegos por la furia y la envidia, a punto de que todo acabase muy mal, la ayuda llegó y apaciguo aquella llama agresiva.

Luego de lo sucedido, rodeados de aquella destrucción provocada por terceros, los padres trataban de mantener la calma pero era imposible, su casa fue destruida, todo por lo que lo habían luchado se encontraba hecho escombros, además de que Shizuo aún se encontraba en shock, ¿Que dirían las personas por mantener a un niño encerrado? ¿Cómo unas personas como ellas no fueron capaces de detener ese disturbio? Puede que todo esos pensamientos negativos provocaron esta decisión, pero decidieron negar la existencia de su hijo, ya no podían con su enfermedad y él, todos esos mimos que le dieron durante estos años no valieron para nada.
Shizuo se quedó sin hogar, aunque se resistió, sus padres trataron de no llamar la atención, pronto Shizuo se encontraría en la calle, calles llena de peligro.

Sería la primera vez que Shizuo ve la luz del día por mucho tiempo, tenía mucho tiempo de que no ve el sol o personas, el proyecto Akomish apenas había sido anunciado, sería la salvación para aquel pequeño niño de 8 años, en ocasiones intentó volver a su casa pero siempre era rechazado, aunque pidiese ayuda no había ningún registro de que esa familia había tenido un hijo, sería de las primera veces que sería rechazado.
Estando ya en una situación desesperada, con hambre y demás cosas que no estaba costumbrado, una luz apareció al frente suyo, una pequeña criatura aparecería en frente de él, no pudo reconocerla, sólo vio colores verdes en su visión borrosa pero este ya se encontraba a punto a desmayarse y luego despertaría sobre una cama, rodeado de madera por lo que se encontraba en una casa, aquella criatura sería Ralts quien lo estaba ayudando, se encontraba en una casa ¿Pero de quien sería? Descanso y comió, no había comido ya en varios días, ni siquiera le importó que quien estaba su lado era un poco, aunque tampoco tenía porque sentirse enojado con él pues ya que había salvado su vida.

Luego de recuperarse se encontraría con la dueña de éste lugar y entrenadora de éste Ralts quien no se despegaba del pequeño Shizuo. Sería una mujer joven quien tenía una sonrisa en su rostro tras ver la recuperación de Shizuo, ella le explicaría donde se encontraba y quien era ella. Tras ver el estado deplorable de Shizuo ella decidió ayudarlo, ella era maestra en una guardería la cual en ese momento dejó de existir luego de esto, en el lugar donde ellos se encontraba era un refugio, Shizuo decidiría permanecer con ella pues le comentó acerca de Akomish, un lugar donde no tenía que preocuparse por su estado.

Los años pasarían y Shizuo se acostumbraría a una vida diferente, conocería cosas nuevas que antes no pudo ver, aunque su odio hacía los Pokemon seguía igual, aquella criatura que le agarro cariño en poco tiempo sería la única que comprendería.

Gustos/Disgustos:
+ Los climas cálidos.

+ Observa el cielo de noche.

+La comida.

+Los libros.

-Recordar su pasado

-Las multitudes.

-Los Pokemon

Color del Pokedex:

Negra

Meta Principal:-

Medallas: -

Pokemon Guardián:



Habilidad :
Sincronía

Moveset:


- Voz Cautivadora



Equipo Pokemon: -

P-Consciencia:


Extra:

  • Desconoce muchas cosas, aún así es curioso por lo desconocido.
  • Su P-Consciencia se la pasa burlándose de él.
  • Debido a su antigua vida, es torpe y si puede, le pide alguien lo haga por él.
  • La persona que lo cuidó, lo considera como su madre, tiene lazos muy cercano hacía ella.
  • Ralts no se separa de él, y él de ella.
Aspecto Psicológico:

Debido a que no tuvo comunicación con personas de su edad su actitud suele ser madura, no suele tener problemas con la comunicación hacía otras personas pero prefiere evitar tener conversaciones debido a que no suele pensar en muchos temas en los que conversar aún así no siente ningún de verguenza de decir lo que piensa, en ocasiones no mide bien sus palabras pues no entiende muy bien los sentimientos de las personas. Trata a los demás como personas que le servirán y se disgustará si alguien niega sus palabras, por eso prefiere no hablar pues sabe como es él.

No muestra su odio hacía los Pokemon, para él no vale la pena ni siquiera comunicarse con ellos, sólo son criaturas que sirve a los humanos, aunque Ralts es una excepción.

Apariencia:

 
Registrado
23 Mar 2020
Mensajes
10
Reacciones
26
Shibecoins
$1.109
Nombre: Raiden Ongaku | “Onpa

Edad: 20 Años

Biografía:
¿Qué puede ser mejor que nacer en una familia artista? Simple: La música. Desde que nació, tuvo una vida alegre con un padre cantante y una madre bailarina; un tío malabarista, un abuelo músico y una hermana pintora; una familia pintoresca que se ganaba la vida actuando en la calle y haciendo presentaciones sencillas en algunas cafeterías. Raiden no fue la excepción a la familia, el también había nacido con un talento conectado al arte, y en su caso fue a la misma música. El niño reaccionaba alegre a ciertas notas musicales y a la combinación de estas. Gracias a eso, Raiden supo desenvolverse fácilmente con su familia e interactuar fue sencillo.

La infancia de Raiden se resume fácilmente en vivir con la música y divertirse con su familia con sus actuaciones. Incluso durante la primera actuación del niño, es decir, la primera vez que el protagonizo un acto, un Pokémon se presentó. Un pequeño zorro de color negro con pelaje rojizo. Raiden se maravilló al ver a ese Pokémon, y trato de cautivarlo con su música, esperando poder acariciarlo después. El resultado no fue el esperado. El Pokémon si bien pareció disfrutar del acto del niño, no se dejó tocar tan fácilmente. Esto encendió el espíritu del pequeño para tratar de tomar al zorrito en sus brazos y poder acariciarlo, pero luego ocurrió ese evento.

Esa noche, lo que según su familia había sido un hermoso acto de la naturaleza, se volvería una pesadilla al día siguiente. Raiden despertó con dolores de cabeza intensos. Sujetaba su cabeza adolorido como si quisiera frenar aquello que le dolía, pero cuando su abuelo toco unas notas musicales para calmar al niño, este grito sumamente adolorido. En cuanto lo revisaron, vieron que salía sangre de sus oídos, como si sus tímpanos hubieran sufrido. Lo llevaron al doctor pero no vieron nada inusual, simplemente sabían que ahora sus oídos eran mucho más sensibles al sonido. Este hecho dificulto la vida de Raiden, quien apenas si podía estar con sus padres o abuelo, ya que ellos vivían con música, cosa que le dolía al pequeño.

Sus padres no pudieron soportar más ver a su hijo así, por lo que para su octavo cumpleaños le compraron unos auriculares especiales para aislar y reducir el sonido exterior. Ya que los oídos del niño eran tan sensibles y agudos, con los auriculares podía escuchar como una persona normal, algo que lo lleno de alegría… pero aun así no todo era alegría. Ese regalo no solo simbolizo poder volver a escuchar como solía hacerlo, sino que también significo escuchar esa irritante voz, casi como si fueran chillidos, exigiendo libertad. Raiden no sabía de quien era esa voz, pues nunca había nadie a su alrededor cuando la escuchaba, pero si sabía que esa voz le pedía que hiciera cosas… ¿imposibles? No lo sabía. Parecía que ahora entendía a los Pokémon, ¿Cómo? Quizás por lo que ocurrió esa noche. Fuera como fuera, ahora que tenía su sentido auditivo nuevamente, volvería a su meta de encontrarse con el zorrito.

Cuando lo encontró, no dudo en tratar de ganarse su confianza con música, aunque unos niños llegaron de pronto y trataron de forzar al zorro a pelear. Raiden se molestó y trato de defender a quien quería que fuera su amigo; pero los otros niños lo superaban en número, de modo que lograron sujetarlo. El zorrito fue atacado varias veces, y este esquivo todo cuando pudo, excepto una piedra que le arrojo un niño. Al ver al Pokémon zorro lastimado, Raiden se enfadó mucho y grito con MUCHA fuerza. Fue un grito atronador, que pudo ser escuchado por casi todo el mundo. Los niños soltaron a Raiden y se taparon los oídos, totalmente adoloridos y aturdidos. Raiden asustado por lo que acababa de hacer, tomo al zorrito y huyo tan rápido como pudo. Al regresar a casa, el niño solo se puso a llorar confuso, mientras que el zorro lo veía confundido, pero sin marcharse, quizás por sentirse agradecido con su salvador.

Pasaron los años, y la vida de Raiden comenzó a hacerse más difícil. Cuando salía y trataba de hacer algún acto, era linchado por la gente. Los únicos que parecían aceptarlo, además de su familia, eran los Pokémon que deambulaban por allí; e incluso algunos se unían a su música, aliviando el corazón de Raiden. No obstante, la situación se volvió crítica cuando la casa del chico fue apedreada por desconocidos. Fue en ese momento en que la familia del chico se vio forzada a dejar la ciudad y buscar un nuevo lugar para asentarse, aunque fue quizás obra del destino o gracia de Arceus el hecho de que escucharan la noticia de aquel asentamiento en el bosque. Mudarse significaría un nuevo comienzo, pero esa familia de artistas… no se sentirían completos si no estaban todos viviendo bajo el mismo techo. Es así como Raiden y el resto de la pintoresca familia se mudó en búsqueda de un nuevo comienzo, uno más “hermoso”.

Gustos:
-La música
-Los sonidos de la naturaleza
-Las pinturas de su hermana
-Los Pokémon peluditos

Disgustos:
-Las rocas
-Los abusones
-La gente demasiado seria
-El pan con mantequilla

Color del Pokedex: Violeta

Meta Principal:
Crear una Banda Pokémon

Medallas: -

Pokémon Guardián:

-Habilidad: Ilusión
-Movimientos: Pulso Noche | Paranormal | Lanzallamas |
Maquinación


Equipo Pokémon: -
Especie: Toxel
Habilidad: Cobardia
-Movimientos: Moflete Estatico | Gruñido | Eructo


P-Consciencia:

Extra:
-Más que tenerle disgusto a las rocas, les tiene miedo, ya que el día en que arrojaron rocas a su hogar, o cuando le lanzaron una roca al zorrito, se sintió impotente y frágil.
-Aquel zorrito que rescato de los niños, desapareció al día siguiente.
-A veces siente que las cosas cambia repentinamente, como si le gastaran jugarretas. El cree que es ese zorrito divirtiéndose a sus espaldas
-Siempre tiene puestos los auriculares, ya que sin ellos, casi cualquier sonido le lastima los oídos
-Por la forma en que habla esa “voz” de su cabeza, decidió ponerle “Serenade”. Serenade odia ese apodo.
-Gracias a que los Pokémon se unían a él en sus actos, tuvo la idea de crear una banda con sus propios Pokémon

Aspecto Psicológico:
Raiden es un chico bastante tranquilo y alegre. A veces peca de ser un poco irresponsable, queriendo excusarse con la condición de sus oídos, pero al final termina haciendo aquello que se le pide. Disfruta ampliamente de la música, y con escuchar casi cualquier canción o melodía, puede perderse en ella y desatender lo que ocurre a su alrededor; muchas veces tardando minutos en darse cuenta de que la música se ha detenido.

Gracias al tipo de familia que tiene, el no acostumbra a tratar con gente demasiado seria o que sea malhumorada, por lo que cuando se encuentra con personas así, suele sentirse incómodo y hasta sentir desagrado, ya que considera a esas personas como gente sin alma. También, esta poco acostumbrado al enfado en general; reaccionando con pánico cuando ve a alguien enfadado, incluso cuando el mismo se enfada, que aunque no sea frecuente, termina realmente asustado después (Mas considerando que la primera vez que se enfadó, despertó ese poder extraño).

Aunque se la pase sonriendo y actuando de forma tranquila, en varias ocasiones llega a sentir culpa por todo lo que ha ocurrido, tanto a él como a su familia; llegando a auto despreciarse por todas las cosas que vive actualmente. No obstante, trata de no pensar demasiado en ello y calmarse con ayuda de la música, dispuesto avanzar y dejar los problemas de lado.

 
Última edición:
Registrado
27 Mar 2020
Mensajes
16
Reacciones
26
Shibecoins
$2.224
Nombre: Takoda

Edad: 18 años


Biografía:
Nacio en una familia que podria considerarse un modelo de familia perfecta, el padre era un medico, gentil, respetado y queridos por todos los que le conocian, la madre era una cocinera que estaba ganando cierta fama gracias a su tecnica con pokemon de tipo fuego, un dulce abuelo que junto con su Houndoom le gustaba cuidar de su familia, un hermano mayor que pese a su corta edad, mostraba gran talento en las batallas, si, una familia a primera vista perfecta, y el, el pequeño Takoda, un niño de en ese entonces solo 2 años, admiraba y amaba a su familia mas que a nada en el mundo, eran su ejemplo a seguir, queria ser como ellos cuando creciera, y era amado por ellos, era feliz y creyo que nunca cambiaria eso.. pobre de el, el dia que ocurrio la Aurora el estaba con su familia observandola, montando en la espalda del Houndoom de su abuelo mientras toda su familia reia feliz, pero poco despues de eso... el niño comenzo a escuchar una voz rara, una voz que parecia odiarlo, por que le odiaba? el ni siquiera sabia quien era esa voz, pero siendo solo un niño pequeño tenia miedo, comenzo a gritar y llorar asustado, sus padres preocupados corriero inmediatamente a ver que ocurria, tratando de consolarle, pero la voz no paraba, y el solo queria que parara, solo queria dejar de escuchar esa voz que tanto le atemorizaba, tal vez por eso no se dio cuenta cuando por el miedo, empujo a su madre, cosa que no habria importado normalmente con la fuerza de un niño de 2 años.. pero termino arrojandola contra una pared... viendo a su madre lastimada y al resto de su familia en shock, corrio hacia ella llorando por que estuviera bien, pero apenas se acerco esta grito atemorizada tratando de alejarlo, incluso tomo un florero y de no ser por su abuelo quien le alejo a tiempo, le habria golpeado en la cabeza

Takoda no entendia que pasaba, solo podia ver los rostros de sus padres y su hermano aterrorizados, y entonces se abrazo mas a su abuelo llorando, esperando que las cosas mejoraran, pero.. no lo hicieron... encerrado en su habitacion escuchando a sus padres discutir a gritos con su abuelo, estaba en una esquina llorando esperando que todo se calmara, entonces escucho la puerta abrirse y volteo esperando que fueran sus padres a consolarle y decirle que todo estaria bien, pero era su hermano, con una expresio de odio quien solo le grito y culpo por lastimar a su madre, el hermano saco a uno de sus pokemon y le ordeno atacarlo, el niño obviamente estaba aterrado y lloro, cerrando los ojos muy fuerte, cuando los abrio vio frente a el al houndoom de su abuelo defendiendole, y el hermano se fue corriendo, solo para escuchar a sus padres subir, el penso que le abrazarian pero solo le gritaron, culpandole de que habia lastimado al hermano.. Takoda no sabia que pasaba, solo sabia que sus padres ya no le querian.. su hermano ya no le queria, su familia que tanto amaba ya no le queria.. bueno, no es del todo cierto, su abuelo quien lo cargo en brazos y lo abrazo consolandole para despues salir con el, abandonando esa casa, aun le queria.. pero ahora habian dejado todo, no tenian hogar ni a donde ir, el abuelo sabiendo que no podian quedarse en la ciudad por que entonces los demas le tratarian mal, decidio irse con el al bosque, donde comenzaron a vivir en una zona apartada de este, los años pasaron y Takoda habia llegado a la edad de 12 años, su abuelo y el ya se habian acostumbrado a la vida en el bosque, el incluso ahora tenia un pokemon propio, bueno, mas o menos, era el Houndur cria del Houdoom de su abuelo, Houdoom que lamentablemente ya habia pasado a mejor vida, su abuelo estaba triste por esto asi que Takoda decidido a animarle decidio buscarle un regalo

se adentro al bosque con Houndour para buscar la fruta favorita de su abuelo, pero en ese momento se toparon con un usaring, pokemon que inmediatamente les arrincono y entonces de nuevo como ya habia pasado muchas veces escucho a la voz que lo asustaba de su niñez, diciendole que se dejara llevar y el usaring no seria un problema, que hiciera todo el daño que quisiera, pero Takoda no queria volver a dañar a nadie de nuevo, estaba resistiendose y no se dio cuenta que el oso pokemon le ataco, pero entonces Houndour como fiel compañero intento ayudarle mordiendo al atacante solo para ser lanzado contra un arbol, "vez? si no haces nada moriras igual! si vas a morir al menos dame tu cuerpo!" decia la voz en su cabeza, el estaba asutado de nuevo, pensando que tal vez seria su fin cuando ese Usaring le ataco, pero entonces, una persona extraña saco fuego de sus manos con el que ataco a Usaring y lo auyento salvandole la vida a el y a Houndour, y fue entonces cuando por primera vez conocio a alguien como el, alguien que le dijo que tambien tenia una voz en su cabeza, Takoda no entendia nada, hasta que llego su abuelo preocupado y le abrazo, el chico volvio a llorar como cuando era niño en los brazos de su abuelo... luego de eso se enteraron por palabras del desconocido que hacia unos años, poco despues de la aurora, se habia construido una comunidad en el bosque para personas como el, que escuchaban voces y que hacian cosas especiales, que nadie le juzgara ahi y que podia ir a vivir tranquilo, Takoda y su abuelo lo pensaron, pero decidieron rechazar, a pesar de todo ya habian hecho una nueva vida en el bosque y eran felices asi, aun asi, Takoda se hizo amigo de esa persona misteriosa e iba de vez en cuando a la comunidad en el bosque para poder verlo

Gustos:
  • la naturaleza
  • las historias
  • explorar
Disgustos:
  • lastimar a otros
  • que le juzguen
  • Usarings
Color del Pokedex: Rojo

Meta Principal: vivir tranquilamente

Medallas:
Equipo Pokemon:

Familia Bone April King


  • La Familia de Takoda

  • Pokemon Guardian, Bone el Cerbero



    Habilidad: Absorbe Fuego
    Movimientos:

    • Colmillo Rayo​
    • Maquinacion​
    • Onda Ignea​
    • Pulso Umbrio​

  • April El Hada



    Habilidad: Dicha
    Movimientos:

    • Gruñido​
    • Destructor​
    • Maquinacion​
    • Poder Reserva​

  • King El Rey


    Habilidad: Robustez
    Movimientos:

    • Latigo​
    • Trampa Rocas​
    • Pisoton​
    • Cola Ferrea​


P-Consciencia: Riolu
Extra:
  • rechaza su apellido de la misma forma que su familia le rechazo a el
  • como crecio en el bosque solo con su abuelo, no tiene muchas nociones sobre tecnologia o sentido comun
  • le gustan los pokemon de fuego por que le recuerdan la calidez de su abuelo
  • las plumas que lleva de adorno son de un Braviari que el Houndoom de su abuelo cazo antes de fallecer
  • debido al Riolu dentro de el, puede percibir "algo" extraño en el ambiente, pero no puede verlo aun, este algo es el aura
Aspecto Psicológico:
Takoda es un chico generalmente sonriente, alegre, como vivio en el bosque le gusta mucho aprender sobre cosas que no conoce, ya sea viendolas o por historias que le cuenta su abuelo o amigos, es feliz con su abuelo pero dentro de el extraña el afecto de una familia, cuando ve a una familia feliz no puede evitar ponerse triste por que la suya le abandono, tiene un grave miedo al abandono, que todos los que estan para el actualmente un dia le den la espalda lo cual muchas veces le generan pesadillas
 
Última edición:
Reactions: Trayon

Santana

Junto a ti, 3050. XXVIII
 
Registrado
8 Ago 2019
Mensajes
1.843
Reacciones
7.264
Shibecoins
$30.332
  • Sinergia
  • Married medal
  • Top Waifu del foro del 2020
  • SAW I El Juego Macabro
  • ¡Cafeinómano Sobrenatural!
  • Ganadora Aquelarre: Halloween 2020


Victoria Dumont
(También conocida como Fantôme D'or)
- 21 años -


"No seré una amiga ejemplar, pero nunca abandono cuando me necesitan"
Hija de dos arqueólogos originarios de la vistosa región de Kalos, Victoria pasó sus primeros años de vida viviendo en las cercanías de minas y cuevas por el trabajo de sus padres, quienes inicialmente trabajaban para una compañía allá en Luminalia, pero debido a malos tratos y sueldos reducidos de parte de sus superiores decidieron empezar una nueva vida en Metropia, donde vieron nuevas oportunidades y un buen lugar para criar a su recién nacida bebé.
La pequeña Victoria, a una edad temprana, tomó un interés especial en las rocas y otros tipos de minerales que pueden hallarse en dichos lugares, y a menudo les pedía a sus padres, Antoine y Colette, a que la llevaran a donde ellos trabajaban. Como era obviamente peligroso, ellos en su lugar le llevaban cristales como regalo, y... un día decidieron llevarle un pokemon para hacerle compañía, ya que muchas veces se quedaba sola en casa. Era un sableye que encontraron malherido en una mina, y luego de haberle curado sus heridas en un Centro Pokemon cercano, pensaron en liberarlo primero hasta que la segunda idea se cruzó por sus cabezas.
Al principio, Victoria y sableye, al que apodó cariñosamente Shadow, no se llevaban muy bien; ella era muy traviesa y él una criatura bastante huraña, pero con el tiempo y la niña insistiéndole a cada rato que pasaran las tardes juntos, éste se rindió y comenzó a jugar con ella, hasta que sin darse cuenta se volvieron muy buenos amigos y bastantes cercanos.
Cuando cumplió cinco años, sus padres la mandaron a la escuela por primera vez, en Ciudad Metro. Fue una experiencia terrorífica para ella: no se sentía cómoda en las multitudes de aquel lugar, ni tampoco quería separarse de sus progenitores, todo aquel ambiente académico le causaba pánico... como a varios otros niños. Terminó yendo a hacer terapia infantil, donde conoció a Ruby, otra niña de su edad que tenía el mismo problema. El collar que llevaba puesto fue lo primero que le llamó la atención sobre ella: tenía pequeñas piedras rojas que inmediatamente reconoció que eran rubíes. No dudo en decírselo a la dueña, quien se sintió elogiada por encontrar a alguien que compartía su mismo interés en aquellas piedras.
Juntas, Victoria y Ruby, terminaron yendo a la escuela, venciendo un poco de aquel pánico que tenían anteriormente, y se volvieron amigas inseparables. Su lazo parecía irrompible...
Vicky, como Ruby la llamaba, ya había cumplido seis años, y el cumpleaños de ella misma estaba cerca. Fueron a un parque a celebrarlo con sus respectivas familias, y... aquello sucedió: una aurora de varios colores se había pintado en el cielo nocturno. Un evento que ambas recordarían por el resto de sus vidas, pero de distinta manera: para Ruby, fue el mejor regalo que pudo haber pedido para su fiesta, pero para Victoria... poco a poco fue convirtiéndose en una pesadilla.
Se sentía extraña; le decía tanto a sus padres como a Ruby que algo se había metido en su cabeza, y que le decía cosas, aunque nunca podía entenderle. Al principio pensaron que era una broma ya que ella solía ser muy traviesa, pero cuando notaron que Shadow se comportaba de una manera... inusual con ella, empezaron a preocuparse. Seguido a esto, una serie de jaquecas comenzaron a afectar a la niña, quien sólo pasaba sus días en cama. Cada vez que aquella voz le hablaba, su sableye le gruñía... hasta que un día llegó al punto de arañarla para luego huir. Ruby estaba bastante angustiada por la situación de su amiga, y realmente quería visitarla, pero Antoine y Colette no la dejaban hasta que se recuperara, temiendo que se tratara de una enfermedad contagiosa. Luego de la visita del médico, la pequeña Ruby se enteró de lo que no se imaginó: Vicky había sido diagnosticada como una de aquellas personas que sufrían transformaciones extrañas con habilidades que parecían pertenecer a un pokemon. Ella se asustó y se fue lentamente de la casa de Vicky con una excusa, recordando que su madre le había dicho que si conocía a alguien con aquella enfermedad, se alejara lo que más pudiera de esa persona.
Victoria se había quedado completamente sola. Ya no contaba con el apoyo de Ruby ni la compañía de Shadow. Poco a poco fue "recuperándose", aunque, en realidad, sólo estaba aprendiendo a manejar mejor la situación; aquella voz aún hacía eco en su cabeza, y su temperatura corporal tendía a bajar precipitadamente, por lo que siempre andaba bastante abrigada aunque fuese verano... y sabía que la culpa era de aquella cosa que se había metido en su cabeza.
Más tarde se enteró de que a sus padres los despidieron de su trabajo, y los próximos meses sobrevivieron con lo que tenían ahorrado, aguantándose los malos tratos de los vecinos y de cualquiera que se enterara de la condición, o mejor dicho, la maldición que cayó sobre ella.
Entonces pensó... ¿todo era realmente su culpa? Todas aquellas desgracias que iban llegando a su pequeña familia... ¿era culpa suya?
Cuando quedaron sin provisiones, Antoine y Colette decidieron que lo mejor que podían hacer en aquella situación era robar; nadie les brindaba una ayuda, ni siquiera los que se encontraban en el mismo barco que ellos. Victoria estaba muy deprimida y cada vez más hambrienta, y la salud de sus padres estaba empeorando; lo poco que conseguían se lo daban a ella. Y con nueve años, viendo cómo el mundo le había dado la espalda, tomó la decisión de hacer lo mismo que hacían sus padres y partió hacia lo mas profundo de Ciudad Metro, cargando una pequeña bolsa y un palo y vistiendo un atuendo oscuro con una máscara, a saquear y asaltar a la gente utilizando sus nuevas habilidades. Antoine y Colette desaprobaron aquella conducta, pero como no tenían otra opción, terminaron aceptándolo. Victoria se había convertido en una reconocida ladrona por la zona, haciéndose llamar Fantôme D'or, y a menudo se enfrentaba a otras personas con las mismas características por un miserable trozo de pan.
Con once años, Victoria estaba físicamente en forma y logró desarrollar un sentido de la orientación bastante agudo en aquellos dos años que llevaba siendo una asaltante. Metropia parecía llegar a su fin, pero ni a ella ni a su familia le importaban, porque pensaban huir hacia Kalos construyendo un pequeño barco en una playa cercana, hasta que...
Un hombre había llegado con una solución. ¿Akomish?
Las autoridades se hicieron presentes en su casa, y sin importarles nada los sacaron a la fuerza, llevándolos hacia un lugar muy alejado de Ciudad Metro, donde habían bastantes árboles, plantas, rocas, tierra... y demás. Les explicaron el motivo y les dijeron que ese sería su nuevo hogar, hasta que Victoria se "recupere".
Al principio no era muy fácil acostumbrarse, pero con el tiempo aquella familia de tres encontraron el lugar bastante agradable para vivir. Y para sorpresa de todos, Shadow volvió a reunirse con ellos, pero... Victoria no parecía querer saber nada él, ya que la abandonó cuando más lo necesitaba. Los días pasaron y el sableye no se rendía; se negaba a separarse nuevamente de su compañera. Antoine y Colette lo recibieron como siempre lo hicieron allá en Ciudad Metro, pero Victoria... era difícil. Aunque, eventualmente, poco a poco comenzó a aceptar su compañía; Shadow era igual que ella cuando era niña, insistiéndole para pasar las tardes juntos, hasta que simplemente cedió. Y todo parecía volver a como era todo antes, pero en un diferente lugar...
Victoria ya era una adulta, un poco ruda y despreocupada pero responsable. Todo lo que le importaba en el mundo eran sus padres, y aunque no quiera admitirlo, su compañero pokemon también. Aún tenía las esperanzas de conocer Kalos y cumplir el sueño de Antoine y Colette de volver a vivir allí, y estaba dispuesta a hacer lo que fuese con tal de curarse y largarse lo más pronto que pudiera de ese sitio. Al igual que ellos, ella quería empezar una nueva vida... pero no en el basurero que consideraba que era aquella región. A la mierda con Metropia.

Gustos:

  • Los juguetes.
  • Cristales, minerales, piedras y cualquier cosa que brille.
  • Los pokemon de tipo roca.
  • Los dulces.
  • La música tradicional de Kalos.
Disgustos:

  • La gente que abandona a sus amigos.
  • Que la juzguen.
  • Peinarse (?
  • El color rojo.
  • La policía.
Color de Pokedex: Gris.

Meta principal: irse a Kalos.

Medallas: -

Pokemon Guardián


Apodado Shadow



Habilidad:
Vista Lince

Movimientos:
Arañazo
Impresionar
Sombra Vil
Golpes Furia

Equipo Pokemon: -

P-Consciencia:

Extra:


  • Sabe hablar francés con fluidez gracias a sus padres que son originarios de Kalos. A menudo insulta a quienes les desagrada en dicho idioma.
  • La razón por la que detesta el color rojo es debido a Ruby, quien solía ser su mejor amiga en la infancia que la abandonó cuando tenía seis años. Ella le regaló su collar hecho de rubíes como símbolo de amistad, y aunque Victoria sigue despreciándola, se niega a deshacerse de ese objeto. Tal vez con la esperanza de volver a reencontrarse con ella y ser amigas de nuevo... como sucedió con Sableye.
  • Solía tener una enorme colección de piedras preciosas en una caja cuando era niña, y las enterró en algún punto de Metropia. Cuando la oportunidad de mudarse a Kalos se le presente, irá a por ella y la desenterrará.
  • No le gustan sus ojos rojizos.
  • Siempre viste ropa holgada, y de invierno.
  • Prefiere que la llamen "Fantôme D'or" (Fantasmas Dorado), el nombre de su otra identidad como ladrona, porque considera que Victoria suena muy femenino para ella.
Aspecto Psicológico:

Victoria, o mejor dicho, Fantôme D'or es una chica un tanto complicada. Es un poco infantil, selectiva para hacer amistades y una persona muy vengativa que siempre está a la defensiva en cualquier situación donde se vea rodeada de extraños. No suele hablar mucho tampoco, sólo lo justo y necesario. Tampoco es alguien que se preocupa por lo que los demás piensen de ella: habla, viste y actúa como se le da la gana; sólo le importa su familia y nadie más. Pero si te metes con ella es muy probable que se ponga verbal y físicamente violenta, atacándote con insultos en otro idioma y con un palo, si es que lo tiene a mano. También es algo sádica: cuando ve que la situación se pone a su favor, ríe y te dedica sus mejores palabrotas. No deja que nadie se acerque emocionalmente a ella, ni tampoco le gusta hablar de su vida.
Suele tener pensamientos suicidas, y tiende a culparse por todo lo malo que le ocurre a sus padres. Piensa que sólo es una carga y que no debería haber nacido, pero también quiere darles lo mejor mientras siga viva. Mientras ellos estén felices, ella también lo será.


 
Última edición:

Fers.

No soy amiguista (?)
Registrado
5 Mar 2019
Mensajes
1.068
Reacciones
3.918
Shibecoins
$1.189
  • Ship medal
  • SAW I El Juego Macabro
  • Corona Party
Akomish.

La comunidad en generalidades se estaba empezando a vestir, o teñir, de colores celestes y verdosos, era víspera de que la tan amada u odiada locación dentro del bosque cumpliera su primera década. Entre toda la gente se veía una señora mayor, su cabello blanquecino se denotaba entre la multitud, era ella quien dirigía a todas las personas que colocaba stands y banderines.

—¡Vamos, con apuro, con apuro!— su voz ya demostraba experiencia, años, e incluso compromiso.

—Lo estamos haciendo señora alcaldesa. —Como lo leen, la doñita dirigía la comunidad como alcaldesa ya hace algún tiempo.

Esta señora sonrió de forma ampliamente mientras supervisaba todo. Además, las personas también comenzaban a amontonarae para observar que se estaba formando, entre esta aglomeración se encontraban la mayoría con sus habilidades, mientras que por otro lado, también se hayaban personas común y corrientes, y no solo eso, Pokémon también.

Ciudad Metro.
El congreso de metropia se encontraba en una reunión, donde habían cinco asientos. Las personas que se sentarían allí eran lo de menos, en esos momentos, solo había alguien en la sala. Un hombre con una cara de seriedad, su traje y un montón de papeles a lo largo de la mesa.

—Señor Presidente. La señora Heisen me acaba de comunicar que los preparativos para el aniversario de Akomish.

El hombre que se encontraba con sus folios se giró a ver a su asistente, solo un instante, porque al momento regresó su vista al punto original.

—Dile que pasado mañana estaré llegando a Akomish para celebrarlo; por ahora estoy algo ocupado.

El asistente acató —Como ordene, le comunicaré de inmediato.

Akomish.

Los preparativos aún faltaban por terminar, pero conocía como era la cabeza dd la región, y que diría que llegaría tarde. La alcaldesa Heiden al recibir la noticia sintió alegría, pues su plan había servido.

—Tenemos un día de gracia, señores. A trabajar con ganas —ordenó con ganas en lo que volvía a su actividad.

---
Bienvenidos a Dystopia. Como la primera actu, esta va a ser muy calmada, pero muuuuuuuuy calmada. Como notarán Akomish cumple su aniversario número 10, y con ello, una gran celebración. La tarea para esta actu es sencilla, todo el pueblo ha sido invitado. Queremos saber como seria un día en sus vidas "normales", quizás recibir la invitación, o ayuda en los preparativos.

Solerian Solerian
Lans ElectroForce Lans ElectroForce
Tanjiro Kamado Tanjiro Kamado
Trayon Trayon
PaquitoU PaquitoU
Alexander Rose Alexander Rose
Scott Desaster Scott Desaster
Santana Santana
 
Registrado
23 Mar 2020
Mensajes
10
Reacciones
26
Shibecoins
$1.109
Suena el despertador. El volumen se encuentra al 1%, pero aun así es más que suficiente para resonar en la cabeza de aquel joven de oídos sensibles. Nada más despertar, lo primero que ve es la cama de su hermana, ¿Por qué? Por el mero hecho de dormir en literas. Aun así, no le molestaba, saber que siempre habría alguien al despertar era tranquilizador, más cuando en la mañana lo que más se escuchan son los chillidos de murciélago, quejas, y exigencias de libertad por parte de esa voz misteriosa a la que nombro como “Serenade”. Siempre con sus auriculares puestos, se levanta y se arregla como medianamente puede; lavarse el rostro para despabilar es difícil, peinarse suele ser incómodo, porque no puede quitarse ese dispositivo de seguridad que impide que sus oídos estallen por cualquier mínimo sonido.

Normalmente después de arreglarse y despertar apropiadamente, lo primero que vería en la cocina de su pequeño hogar seria el rostro de sus padres en pleno desayuno, aunque ese día era distinto. Nada más bajar a la cocina, solo se encontraba su abuelo leyendo un libro. Ningún rastro de su padre o su madre, algo bastante inusual, por no decir algo casi “imposible”. En caso de salir, mínimamente dejarían una nota, o cuando mucho, solo saldría uno de ellos.


Oye abuelo… ¿A dónde fueron mama y papa…? –Pregunto confundido, tomando asiento mientras veía por toda la cocina para confirmar la ausencia de sus padres- es raro que no estén…

Tu madre y tu padre salieron para ayudar a organizar el aniversario de este pueblo –Menciono el señor mayor mientras dejaba su lectura para beber un poco de café- aun así dejaron café hecho, también hay leche y algo del pudin de anoche en la nevera

Oh, vale, gracias… espera, ¿aniversario del pueblo…? ¿De verdad? –Levantándose para preparar su desayuno, el chico de los auriculares veía a su abuelo bastante interesado y con curiosidad-

Sí, creo que son los 10 años del pueblo… bueno, sinceramente está bien para mí, mientras todo sea a un volumen moderado
–El señor expreso con algo de preocupación en su voz-

Si… yo también espero eso, aunque… bueno, ¿Qué sería de una fiesta sin mucho ruido? –Rio levemente, entre tranquilo y algo nervioso. Sabia el porqué de las palabras de su abuelo- en cualquier caso, ¿no fuiste a ayudar?

No, tu padre no quiso dejarme ir… buag, solo porque estoy algo viejo ya cree que no puedo ayudar a organizar un evento, yo soy músico, ¿de verdad piensa que no puedo hacer nada para ayudar a la banda del pueblo?

¿Y el tío? ¿También fue con ellos?

¿Tu tío? El estará dormido en el sofá –rio entre dientes- creo que anoche no le fue bien en su cita

¿Al tío no le fue bien en su cita? –Pregunto una chica, bostezando y peinándose con las manos- rayos, seguro que no leyó las notas que le di

Buenos días Megumi~ ¿dormiste bien? –El chico de los auriculares termino de preparar su desayuno y abrió paso a la chica somnolienta- otra vez despierto primero, ya son 12 a 3

Oh vamos, tú tienes esos oídos sensibles que te dan ventaja –comento un poco molesta, pero aun así con una leve sonrisa en el rostro- ¿Dónde están mama y papa?

Ayudando en el pueblo a organizar el aniversario

¿Y dejaron al abuelo a cargo? Vaya, cuanta confianza –rio mientras se servía un café-


Luego de eso, solo se dedicaron a desayunar y charlar entre ellos. La familia no solía tener demasiados problemas. Llevaban ya varios años asentados en Akomish, prácticamente los 10 que estaba por cumplir. Lo único que aún no llegaba a ser “suficiente” era la casa. Con solo 3 habitaciones y 6 personas poco más podía esperarse; pero mientras estuvieran juntos, poco importaba realmente.

Una vez terminado el desayuno, cada uno pasaría a realizar sus rutinas diarias. El abuelo a practicar para no oxidarse; Megumi, la hermana, a pintar; el tío simplemente a tratar de aprender de sus errores; y finalmente, Raiden, el menor y la razón por la que estaba aquella familia allí asentada, salió de casa para disfrutar de la paz y escuchar el sonido de una comunidad tranquila perdida en medio de un bosque. Veía a la gente deambular por las calles, dirigiéndose a sus puestos de trabajo o simplemente yendo hacia la escuela. En cierto modo, Raiden envidiaba un poco a los niños que iban a la escuela, no tenían preocupaciones como trabajar o cosas similares, solo cumplir con sus tareas y crecer bien… si, trabajar, a veces el chico de los auriculares se preguntaba si podría llegar a hacer eso. Siendo alguien relajado, encontrar trabajo era complicado, al menos uno estable, ya que aún podía realizar sus actos en la calle para ganarse algunas monedas; sin embargo, en su cabeza frecuentemente pasaba la idea de conseguir algún empleo para ayudar en casa.

Bueno, fuera como fuera, Raiden no pensaría demasiado en el tema. Después de todo, para poder disfrutar detenidamente del sonido de la naturaleza, su mente tenía que estar en paz. Puede que el pueblo tuviera más gente de la que uno creería, pero aun así, el mero hecho de ser un lugar en mitad de un bosque, le daba ese aire… ese espíritu tranquilo que hacía que cualquier cosa sonara a algo normal y especial; en perfecta sincronía con la naturaleza.


Je… creo que hoy merece la pena escuchar Vamo Alla Flamenco~ -Con una sonrisa y comenzando a tararear, saco su celular del bolsillo y puso una canción de una amplia lista de selección- tah~ tata tah~ ¡Vamo a calmarno~! –Riendo, inconscientemente el chico comenzó a danzar mientras tarareaba, chasqueando los dedos en combinación con pasos fuertes para hacer un pequeño ritmo-



Si, el día de Raiden es casi enteramente música, pero bueno, su forma de vivir es con ritmo; y para que la vida sea divertida, hay que ir al ritmo de cada uno.
 

Lans ElectroForce

Hagamos un espectaculo
Registrado
10 Mar 2019
Mensajes
23
Reacciones
39
Shibecoins
$919
Lans Sonnig


Empezaba a despertar, el ruido del despertador sonaba, otro dia en la comunidad, al abrir los ojos pude ver que mi hermana seguía durmiendo. Normal suele tener días muy intensos en el trabajo, ella siempre se había esforzado mucho para poder darme una buena vida. Me levanté sin despertarla, ella entraba a trabajar en un par de horas más después de entrar a clases. Fui al baño para poder asearme para ir a la escuela y de ahí preparar el desayuno, afortunadamente hoy solo tendria medio dia de clases.

Parece que surtió algo de comida anoche - Me dije a mi mismo al ver algo de comida en el refrigerador.

¡Eso que importa, déjame salir rayos! - Era el grito que tenía en mi cabeza, desde que tengo memoria esa voz siempre estuvo ahí.

Callate Goenji, es demasiado temprano para que te pongas a gritar - Dije con algo de molestia. Pues cada mañana era lo mismo.

¡Nunca me detendré hasta que me dejes salir! - Fue el grito que me devolvió haciendo que suelte un resoplido.

Así empecé a hacer el desayuno, tanto el mío como el de mi hermana y un almuerzo para que se llevará a su trabajo. Una vez termine de desayunar tome mis cosas y salí de nuestro departamento. El cual ella pagaba desde hace casi dos años. Baje a la planta baja desde el piso 4 del edificio donde vivíamos y fui a mi escuela.

En el camino a la escuela, pude ver los preparativos para el aniversario de la ciudad. Pues habían pasado 10 años desde que llegamos. Llegue a la escuela y fui a mi salon. Al llegar me senté en mi lugar y espere, aunque algunos de los otros alumnos me llegaban a saludar. Yo les daba un saludo algo pequeño pero me mantenía alejado. Al final lo que pasó aquella noche me causo que me mantuviera alejado de las personas salvo de mi hermana. Siendo ella la única persona con quien me sentía plenamente cómodo.

Tras unos minutos el maestro titular llegó con una noticia. Todas las clases ayudarían haciendo algo para el aniversario, y esa sería nuestra actividad de hoy. y teníamos que terminar al mediodía. Pues después de ese momento podríamos usar lo que quedaba del día para prepararnos para el gran festejo. Así empezamos lo que nuestro grupo haría.

Así transcurre nuestra “clase especial”, hasta que se dio la campanada de salida, haciendo que de un suspiro de alivio. Nuestro aporte me ponía de los nervios. era algo que en verdad no me gustaba hacer. Pero no tenia de otra más que hacerlo. Al salir de clases fui a casa. Como de costumbre mi hermana estaba fuera, seguramente trabajando.

Comencé a limpiar el departamento. Pues no quería que Eve llegará a hacer más de lo que ya hacía. Después de todo ella siempre trabajaba mucho, una vez terminado y estar aguantando a Goenji tanto rato, había terminado con tiempo para poder ir al bosque. Me di un baño, cambié de ropa y salí rumbo al bosque cercano.

Tras una caminata, llegué al bosque, donde me dispuse a pasear, así como buscar frutas para llevara casa. Mientras lo hacía pude notar, esto por ayuda de Goenji quien pese a todo. En sus palabras “no quiero ser presa de otro pokémon” que alguien me seguía por fortuna para mi no era alguien peligroso. Era uno de los pokémon con lo que mejor me llevaba, Baku el quilava a quien había conocido desde que era solo un huevo.

¡Hermano Lans! - Fue el grito que me dio el pokémon corriendo a abrazarme.

Hola Baku, me alegra verte -Correspondi el abrazo del pokémon de fuego - ¿Dime encontraste algo bueno?

Presas potenciales cerca, seguirme - Me dijo a lo que asenti, y es que desde que tengo memoria podía entender a los pokémon.

¡No te atreves a usar mis habilidades para algo como cazar! - Eran los gritos de la voz en mi cabeza, pues al parecer a esa voz no le gustaba que usara eso para algo así. Aunque más de una vez intentaba a incitar a usarlas cosa que no dejaba y solo las usaba en estas circunstancia pues ocupaba llevar de alguna manera carne a casa sin tener que usar tanto dinero en eso.

Acompañando a mi amigo, pude ver una manada de Stantler, con ayuda de Baku buscamos al más viejo y que pareciera que iba a pasar a mejor vida pronto. Pues de esa forma me aseguraba de no lastimar a uno que dañar mucho al ecosistema. Además no era algo que frecuentaba hacer. como mucho podía llegar a hacerlo 2 veces a la semana si creia que era verdaderamente necesario.

Bien, es hora de llevar algo de carne fresca a casa para que mi hermana pueda comer - A lo cual Baku asintió, además el también llevaba una porción para que el mismo comiera.

De esta forma tanto baku como yo, decidimos ir tras un stantler que se veía mayor, este se estaba alejando del grupo. Con ayuda de una roca y algunos ataques del tipo fuego logramos hacer que este se aislará más, el stantler al vernos resoplo y tayo su casco delantero en señal de amenaza, yo primero intente usar unas rocas y lanzarlas para distraerlo, mientras que Bakú se preparaba para atacar.

El pokémon se lanzó en una embestida contra mi usando su cornamenta como arma, di un salto mientras que con una piedra que tenía cerca di una poderosa patada prendiendo en llamas golpeando un lado de la cabeza del pokémon. Baku aprovechó llegando rodando sobre sí mismo y dando un golpe contra el pokémon normal entre ambos golpes y la poca fuerza debido a la alta edad del pokémon fue suficiente para dejarlo en el piso, donde termine el trabajo usando un pequeño cuchillo que traía conmigo.

Bueno. tenemos carne de stantler para la cena - Termine cortando algo de carne para dársela a mi compañero de batalla y tomar el resto para llevar a casa pues debía volver ya.
---
Solerian Solerian Aunque no lo movi, te mencione asi que aqui esta tu llamado
 
Registrado
27 Mar 2020
Mensajes
16
Reacciones
26
Shibecoins
$2.224
Los primeros rayos de luz pasan por entre las hojas del bosque y dan directo en mi cara, y con eso es suficiente para que me despierte, aunque algo desganado pues la manta de piel de usaring es demasiado blandita y calientita y me habria gustado quedarme mas tiempo dormido, pero alguien tiene que cazar, y si no lo hago yo, el abuelo intentara hacerlo, y no quiero eso, ya mucho hizo por mi criandome desde que era un niño pequeño, asi que me aguanto la flojera y tomo mi ropa para arreglarme rapido como puedo

hey Bone, es hora de despertar-digo entre susurros al Houdoom que esta hecho bolita y a regañadientes se mueve para levantarse mientras me mira feo- hey no me veas asi, tu tampoco quieres que el abuelo se arriesgue a cazar el no?

de acuerdo, pero dejame la caceria a mi Takoda, no uses esas habilidades a menos que sea realmente necesario- dijo el Houdoom, por alguna razon yo siempre he sido capaz de entender a los pokemon, aunque mi abuelo no, nunca supe por que hasta hace unos años- que quieres cazar? Standler? Tal vez un Braviary?- dice Bone mientras acerca su ocico al suelo para comenzar a olfatear mientras camina, seguramente buscando el rastro de alguno de los pokemon mencionados

mmmmmm, Standler no, el viejo de la manada cercana siempre nos ha ayudado a mantener depredadores grandes alejados con sus ilusiones, no quiero meterme con su familia, y los Braviary podrian ser complicados tan temprano- digo pensando mientras camino a lado de Bone

entonces dame un momento y vere que encuentro- dice el mientras sigue olfateando buscando una posible presa

espera- digo deteniendole, siento unas presencias cerca de aquí, moviendose, si no me equivoco son..- hay una manada de Sawsbuck cerca de aquí, te parecen bien esos?- pregunto mientras veo como el canino se prepara para correr en la direccion donde estan los ciervos pokemon

claro, solo uno de ellos nos dara comida para todo el dia- dice mientras me adelanto a el y comienzo a correr hacia donde se supone que estan nuestras presas

quien llegue de ultimo carga a la presa!- digo mientras corro y salto entre las ramas para darme impulso y correr mas rapido

no querias levantarte pero tienes mucha energia eh?- comento Bone para tambien correr a mi lado en una especie de carrera por quien llega primero

según me dijo mi abuelo, una persona normal no podria alcanzar a un pokemon en una carrera, menos en un terreno como el bosque, lleno de terreno desigual, raices y ramas de arboles estorbando en el paso, seria muy sencillo tropezarse y caer para los humanos, mientras que los pokemon pueden correr libremente en este terreno, sin embargo, yo nunca tuve esos problemas, mi cuerpo parecia ser naturalmente mas fuerte y agil que el de un humano normal, podia mantener el paso y saltar y moverme con destreza entre las ramas de los arboles, sin mencionar que para mi, este bosque en el que creci, es mi hogar, es mi casa y se como moverme por el con libertad, en poco tiempo llegamos a un claro en el cual nos detuvimos poco antes para escondernos, Bone y yo nos mirabamos serios, inconformes con el resultado de la carrera pues habia resultado en empate, pero luego saldariamos cuentas, por ahora nos enfocariamos en la caza

entonces, como quieres hacer esto?- pregunto el canino mientras se ponia en su pose de batalla, preparado para dar un salto

primero hay que hacer que se separen, tienes que asustarlos lo suficiente para que corran en direcciones distintas, ya me encargo yo de terminar a uno- digo observando a los Sawsbuck comiendo, como estamos en primavera ellos exiben sus cornamentas de las que salen algunas flores vistosas y su pelaje en el pecho es bastante mullido, hay algunos Deerlings rosados, su color tipico de la primavera, me sabe mal dejar a alguno de los pequeños sin su mamá o su papá, pero tengo que alimentar a mi abuelo

JA, si usaras todo mi poder no necesitarias la ayuda de ese pulgoso- dijo una voz chillona y molesta en mi cabeza, desde que tengo uso de razon, esa voz siempre ha estado ahí, pero trato de ignorarla normalmente, aunque...

oh ahí estas, estabas tan callado que pense que te habias quedado dormido- digo con una sonrisa burlona, a veces no puedo evitar molestarle como hago ahora, el me odia y yo a el, pero no dejare que se salga con la suya

grrrr.. Solo deberias usar mi poder y estoy seguro que acabarias con toda la manada muy facilmente- dice esa voz queriendo incitarme

ni hablar, si uso tu poder a la ligera en algun momento tomaras control de mi cuerpo no?- le digo con un poco de molestia, el se cree que solo puede usarme como quiera

TCH! Si no te lo hubieran dicho pude haberme apoderado de tu cuerpo y ser libre hace mucho- jajaja no. Ni de broma, maldita voz de mi cabeza, jamas tendras mi cuerpo, aunque es cierto que si no me hubieran avisado de los riesgos de usar tu poder, es posible que en algun momento lo hubiera usado descuidadamente, gracias a mi amigo por avisarme

solo ignorale Takoda, concentremonos en la caza- dice Bone para traerme de vuelta de mis discusion mental y le respondo con un movimiento de cabeza- bien, aquí voy

en cuanto Bone dijo eso, dio un salto saliendo del escondite, obviamente alertando a los pokemon, sin embargo no les dio el tiempo de reaccionar por que inmediatamente lanzo una onda ignea hacia toda la manada, tal vez ese ataque habria sido suficiente para acabarlos a todos considerando que es un ataque de tipo fuego siendo mas poderoso por ser Houndoom de dicho tipo, y los ciervos estos son tipo planta, pero como el ataque solo tenia la intencion de asustarlos, Bone hizo que fallara a proposito, logrando el objetivo ya que los ciervos al ver algo que facilmente podria acabarlos, se alteraron y corrieron en direcciones distintas, vi que uno de ellos se acercaba a mi direccion y subie a un arbol inmediatamente, en el momento en que el paso debajo de mi me deje caer encima terminando montandole, en cuanto me noto el intento tirarme parandose en dos patas, pero yo fui mas rapido, aferrandome a sus astas con mis brazos en una especie de abrazo en el que sostenia cada una con mi brazo contrario, y aprovechando la fuerza natural de mi cuerpo gire la parte superior de mi cuerpo rapidamente para romperle el cuello al pokemon y asi terminando su vida de manera rapida e indolora, cayendo de lado con todo y pokemon

Takoda, estas bien?- pregunta Bone mientras llegaba a donde estaba con cierta preocupacion

jeje, estoy bien, tengo suerte de tener un cuerpo resistente- dije riendo despreocupadamente mientras me levantaba, el peso de ese pokemon pudo haberle roto la pierna a cualquiera al caer de la forma en que yo lo hice, pero mi cuerpo resistia bien esa clase de impactos, necesitaria algun movimiento como golpe cuerpo de un snorlax para romperme unos huesos, cosa que aprendi a las malas cuando era mas joven por cierto...- bien tenemos la comida lista- le digo a Bone pero este ya esta caminando de regreso- hey! A donde vas? No me ayudaras a cargarlo?- digo lamentandome mientras alterno mi vista entre el ciervo pokemon y mi compañero que se va como si nada

no me ganaste en la carrera asi que te toca llevarlo solo- dijo con una especie de sonrisa para comenzar a correr dejandome atrás

no es justo!- me lamento de mi suerte para caminar hacia el ciervo y con bastante esfuerzo cargarle sobre mi hombro- se que soy fuerte pero esto sigue siendo demasiado para mi sabes!- digo a pesar de que se que ya me dejo solo mientras camino lentamente por el peso del pokemon sobre mis hombros, literalmente...

y asi es como comenzo este dia mio, con una caza del desayuno igual que todas las mañanas, poco sabia yo que hoy pasaria algo inusual que me alteraria mi rutina y tal vez toda mi vida
 

Fers.

No soy amiguista (?)
Registrado
5 Mar 2019
Mensajes
1.068
Reacciones
3.918
Shibecoins
$1.189
  • Ship medal
  • SAW I El Juego Macabro
  • Corona Party
Adam Wescott.

No, él no estaba recién despertando. Ya llevaba rato estando así, incluso, se encontraba comprando algunas cosas. Junto a él, su bicho gigante, o bueno, el bicho gigante de su padre caminaba con unas cuantas bolsas en sus... ¿Brazos? Lo que sea que fueran, ahí llevaban sus compras.

—Dam, ¿De verdad era necesario hacer las compras tan temprano? —Preguntó con algo de fastidio, no le gustaba tener qur salir en las mañanas. Sobretodo si interrumpan sus "sueños de belleza".

Vogel se giró a verlo sonriendo, como caracterizaba. —¿Y qué esperabas? En la florería me dijeron que tenía el día libre. No podía desaprovecharlo por nada del mundo.

El Insecto emitió un soplido antes de desviar su mirada— ¿Y ya falta poco para regresar a la casa? Tu padre ni siquiera había despertado. —Trataba de hayar una excusa para irse y volver a dormir.

Vogel soltó una leve carcajada —¿Te preocupas del viejo? ¿En serio? Bueno, si te sirve de consuelo, antes de venir revise que siguiera respirando —Le comentó mientras se acercaba a una especie de carnicería a ver que tenían listo para venta—... ¿Y adivina qué? El aire seguia entrando y saliendo de su nariz.

Para Golisopod se le fue su única esperanza de poder irse, pero notó el lugar donde se encontraban. Hizo un sonido de felicidad algo difícil de explicar, como un chillido. —Daaam, ¿Me trajiste a que eligiera que carne comer? Que lindo detall...

—No vas a decidir nada Gol, hoy vinimos a buscar algo en específico... —
su vista se movía por el mostrador tratando de buscar eso— Mmm... ¿No tiene carne de Miltank?

El carnicero lo vio negando con su cabeza— Los camiones con las carnes de Miltank no llegan hasta pasado mañana —Suspiró. —Por ahora como ves, solo tengo carne de Crawdaunt y Octillery.... Ah, y algo de Talonflame, pero eso tiene un costo más elevado por su sabor a fuego.

Los ojos de Gol brillaron al oir las carnes que tenía, adoraba la carne marina como la del Octillery o el Crawdaunt... Pero amaba el sabor ardiente el talonflame, pues al tener su tipo agua su boca podia soportar ese estilo de comida— ¡Llevamos las tres!

—¿Eh? ¿Las tres? —
Tanto el carnicero como Vogel cuestionaban lo dicho por el samurai.

—Sí, las tres... ¿Qué tiene de malo? Según la lista esto es lo último, tener carne adicional estaría bien.

Adam revisó su papel, pues se le hacía raro que Gol dijera eso luego de chillar qur quería irse a casa, y ahora dijera que solo falta eso. Tras revisar la lista... ¡Era cierto, solo faltaba la carne! —Bien, me llevaré un poco de cada una.

El encargado tomó lo pedido y lo guardaba en otra bolsa para poder entregárselo al pelinaranja, mientras éste último entregaba el dinero a cambio. Tras esto retomaban su caminata hacia su hogar, sin embargo, sus ojos fueron distraídos por los colores con los que el centro de Akomish.

—Gol... ¿De verdad ya vamos a cumplir diez años aquí?

—Sí, ya una década desde que vinimos... Parece mentira, ¿No?


Adam sonrió antes de volver a su camino —Bueno, seguramente será un excelente aniversario para la comunidad, es genial tener este tipo de eventos donde conocer a los demás.

[...]
Tras un rato ambos llegaron hacia su hogar, lo primero que hicieron fue dejar las compras en la mesa para luego ir toparse con el padre de Adam.

—Rob, pensé que seguirías durmiendo como siempre —Golisopod bromeó acercándose a él para darle unas palmadas en la espalda.

—Hola Pa.

"Rob" sonrió al verlos a ambos, tenía cierta alegría mientras continuaba con su desayuno.—¿Trajeron todo? —Su voz era cordial, con respeto y cariño.

—¡Trajimos la sabrosa carne de Talonflame! —Golisopod fue el primero en hablar mientras sacaba la carne rojiza y olfateaba...—... Deliciosa...

Adam no se inmutó, tan solo empezó a guardar el resto—Sí, Pa. Sí trajimos todo, lo único que no encontramos fue la carne de Miltank, dijeron que llegaría pasado mañana. En su lugar trajimos carne marina de Crawdaunt y Octillery.

Al mayor no le molestó en lo absoluto, tan solo se levantó de su asiento para ayudar a su hijo— Tu madre estaría orgullosa de lo que te has convertido, Adam. —Acarició su cabeza un momento.

Para Adam el comentario tuvo algo de sentimentalismo... Del bueno y del malo, después de todo, nunca conoció a su madre, y para ser honesto, le habría encantado. Una lágrima diminuta bajó por su mejilla, pero rápidamente la limpió—Viejo, ¿Visto los preparativos para el décimo aniversario?

—¿Ah si? Bueno, entonces esa fue la invitación qur llegó —
Comentó mostrando una especie de follato.— Llegó en el correo de la mañana.

—Bueno, la florería se comprometió a llevar algunos decorativos. Pero eso será mañana, hoy nos dieron el dia libre a todos —
Había terminado de guardar todo, excepto de la carne que Gol tenía—Gol... Dame eso que debo guardarlo...

—No.

—Gol.

—Que no.

—Dame la carne.

—Que no te dije.

—¿Quieres pelear?

—Arranacala de mi sucia coraza, niñito.


[Rol Off]

Fers. Fers. Te la rifaste con el post(?)
 

Trayon

n00b
Registrado
22 Mar 2020
Mensajes
13
Reacciones
16
Shibecoins
$953
Trayon sinister

Sube el sol por las montañas, los pokemons voladores sueltan sus cantares y por las cortinas de plástico de un departamento en la bella comunidad akomish se veía como, aunque fueran casi las 12 del dia o menos yo que sé, Trayon seguía durmiendo como si de un chiquero se tratase, con algunas latas de cerveza y cajas de pizzas

-e despierta, tray venga –eso estaría diciéndole un trubish encima de él, le estaba saltando suri su “guardián” para poder despertarlo, al ver que no despertaba su amigo, está bolsa de basura simplemente movió su tentáculo? Brazo? Lo que sea, hacia la cara de trayon, un Madrazo de basura para empezar el día

-desperté, desperté!-grita el chico humano de un sobresalto ,levantándose y mandando a volar por error a la bolsa de basura

-suri te dije que no me despertaras así mas que me asusto-dijo el humano

-
si sí que te asustas, tu asustas cuando roncas, por cierto no que tenías que trabajar hoy?-pregunto el pequeño trubish, a Trayon ya estas conversaciones con su pokemon le eran normal, sabia que la mayoría de la comunidad podían hacerlo ,era algo de allí



-emmm, creo que mi jefe me dijo que la ferretería estaría cerrada por esto del aniversario o yo que sé, sinceramente me da igual, ya tengo la paga del mes-dice este en un tono muy despreocupado a su amigo de basura, ambos ya saliendo de la habitación del humano y poniéndose en el mejor lugar de todo su hogar, él sofá y la televisión con los buenos programas matutinos de akomish

-dime suri, que canal quieres que pon-antes de que terminase la oración su vocecita de la mente hablo

-ojojo mira al fracasado sentado en su sofá, acaso te despidieron ya de tu trabajo?-sí ,esa era su voz ,su pconciencia, un impidimp toca huevos que tray odiaba, sentimiento mutuo al parecer

-no me despidieron imbécil, tengo el día libre por haberte soportado por 10 putos años-dijo el humano en un tono agresivo



-10 años y lo máximo que llevo de tu puto cuerpo son tus dedos-dice la mente esta, estaba cabreada y tray le daba igual

-se se se, como decía que canal quieres?-dice trayon hablando hacia la bolsa de basura

-poned el canal 11, ponen siempre las peores noticias de este mundo y buenos documentales de cocina-respondería la pconciencia del chico

-pongamos el canal de ese show de animadores!-dice la bolsa de basura de forma feliz ,tray ignorando a su conciencia puso ese canal para la diversión de ambos

-
quéjate lo que quieras duende de mierda que no pondré ese canal-decía trayon a su pconciencia, la cual en un apartado de mente estaría poniéndose tristona que quería ver la tv, si ese era y planeaba el chico que fuera su día, pasarlo en su sofá tomando una que otra cerveza y no haciendo nada, le importaba una mierda el evento de la comunidad, aun si el destino le diga que fuera allí

-por cierto tray, que hace una chica subiendo por nuestro balcón?!-dice el trubish algo asustado y confundido

-que chi, hey guapa-dice trayon hacia una figura femenina que estaba en su balcón, esta tenia pelos de tonos grises o plateados, que pasara ahora, quien sabe


///////////////////////////////

Santana Santana

ya sabran porke :3
 
Reactions: Santana

PaquitoU

n00b
Registrado
23 Mar 2020
Mensajes
9
Reacciones
18
Shibecoins
$742
Un día común, o eso podría pensar si despertara cualquier otro día, pero no es así. Mis ojos se abrieron al recibir la luz del sol a través de la ventana de mi habitación, lentamente los abrí y aún somnoliento mire a mi alrededor, para que luego lentamente recordar donde estaba, mi habitación, un sitio donde he estado los últimos años de mi vida, y dentro de poco se celebraría por ello. Bostezaba aún intentando despertarme complementamente, buscando algo con la mirada, o más bien a alguien "¿Se despertó temprano?" Es lo que pensé, poniendo finalmente un píe fuera de la cama, aún buscando a mi compañera, no era normal que se despertase antes que yo, pero luego recordé ella junto a Mamá, harían unos preparativos para el evento de hoy.

Hice mi rutina diaria, una ducha, cepillarme los dientes y luego vestirme, mientras hacía eso vagos recuerdos pasaron por mi cabeza, con una sonrisa en mi rostro imágenes de personas haciendo esto por mi eran bastante graciosos, no era tan dependiente hasta hace unos años, aún me cuesta pero tengo a mi Mamá y a mi compañera para eso, pero Mamá sólo se me pegó, no es realmente mi madre biológica, a penas tengo recuerdo de aquella mujer pero me acostumbre a decirle así por simple cariño. Terminé los últimos preparativos para salir de mi habitación y luego encontrarme a quienes buscaba.

- Parece que quiere ayudarte - dije tras ver a Ralts detrás de mamá mientras veía como cocinaba pero se distrajo al verme - ¡Shizuo! - Gritó y corrió hacía mi dirección - Oh, ¿Ella te dijo eso?... Buenos días - fueron sus palabras mientras veía a la Pokemon dirigirse hacía mi, mostrando una sonrisa familiar en su rostro.

- No.. Sólo es lo que parecía - Salieron esas palabras de mi boca antes de recibir el empuje de Ralts y abrazarla - Ralts se levantó luego de que me desperté y me vio en la cocina desde temprano - Explicó para luego volver hacer con lo que hacía, sólo sonreí y me dirigí a la mesa junto a Ralts ya que se encontraba listo el desayuno, me senté y empecé a comer. Ralts siempre se esfuerza por ayudar a mamá, aunque es un poco difícil comunicarse entre si a pesar de que es un Pokemon psiquico, pues aún no controla muy bien sus poderes, la única forma en que logra entenderla es por mi, porque si, entiendo a los Pokemon, por esa razón quizás se apegó mucho a mi, en un principio no toleraba a los Pokemon, más bien, Ralts es la única Pokemon con quien me llevo bien, los demás... Sólo no me gusta estar junto a ellos, es problemático escuchar esas voces en ves de sus típicos sonidos, pero supongo que logré convivir un poco con eso - Debiste ayudarme hoy desde temprano también... - Su voz serena hizo desvanecer que mis pensamientos se esfumaran, lo peor es que tras escuchar eso me atragante, Ralts con preocupación me ayudó y me trajo agua. Anoche me quedé hasta tarde con algunos juegos, tengo recuerdos borrosos de ella pidiéndome que necesitaba que me despertase temprano pero se me olvidó.

- Sólo.. - Tosía
- No te preocupes por eso... Lo que si necesito que vayas por algunas que me faltan en la tienda de comida, ahí pedí un encargo - Volvió a su tono alegre, sólo reí levemente luego de que casi me atraganto.

- C...Claro... - Dije para luego seguir con mi desayuno. Era una mañana peculiar a los demás, pues siempre se seguía una rutina, al menos era así donde vivo pero hoy por ser un día especial era diferente a las demás.
 
Registrado
27 Mar 2020
Mensajes
16
Reacciones
26
Shibecoins
$2.224
Bone y yo estábamos regresando a nuestro campamento humilde, las tiendas estaban armadas con pieles, maderas y telas hechas a partir de pokemon de tipo bicho, esto último gracias a su abuelo quien trabajaba como costurero y sabia aprovechar la seda de los tipo bicho, de hecho el también hacia nuestras ropas, y hasta hace unos años era el quien cazaba, el había hecho tanto por mi que ahora soy yo quien quiere hacer algo por el, por eso ahora tome el papel de cazador, con el Sawsbuck sobre mi hombro, caminando a la velocidad que el peso extra me permitia, luego de un rato finalmente llegamos, y ahí estaba el abuelo preparando la hoguera con la que desayunaríamos


Un Sawsbuck? Veo que les fue bien en la caza- dijo mi abuelo con una expresión seria pero un tono gentil- ¿al menos dejaras que este viejo corte la carne no? No quiero sentirme como un saco de huesos inutil- dijo bromeando, pero pude notar que si se sentía un poco mal porque no le dejara hacer la caza

No eres un inútil abuelo, si no fuera por ti tal vez ni siquiera estaria aquí hoy- digo con un tono cálido intentando calmarlo mientras dejo al pokemon muerto cerca de el- claro que puedes encargarte tú de cortarlo- no estaba seguro de encargarle eso a mi abuelo, pero ver ese brillo en sus ojos me hizo saber que hice lo correcto

Un rato después, estaba yo limpiando los restos de la hoguera, ya habíamos comido todos, especialmente Bone quien aprovecho diciendo que fue gracias a su onda ígnea que pudimos conseguir la presa, así que se agencio una pieza extra de carne y ahora estaba durmiendo con la panza al aire

Ese Bone... al menos podría ayudar un poco con la limpieza...- digo soltando un suspiro de resignación mientras sigo limpiando, veo al abuelo reir, pero luego se puso serio y me miro- pasa algo abuelo?- debo decir que me preocupe de que estuviera pasando algo malo

No es nada... Solo que... tu amigo Oliver vino buscándote mientras estabas cazando- escuchar eso me alegro, pero también me sorprendió, él no es de los que dan un paseo matutino por el bosque asi que no sé por qué habría venido tan temprano

Entiendo pero... ¿Que hacía aquí en el bosque a esas horas de la mañana?- espero que no fuera ese tema de nuevo...

Quería hablar contigo para ir al pueblo juntos- no sé qué expresión abre hecho por que la de mi abuelo parecía preocupado al verme- tal vez deberias aceptar ir con el- dijo mi abuelo usando un tono calido, pero con cierta culpa en el, que es lo que me molesto

No abuelo, no deberia! yo no deberia ir con el, el no deberia tratar de llevarme y tu no deberias sentirte mal por eso!- dije recalcando cada “deberia” con molestia, quiero mucho a Oliver, el una vez me salvo de un Usaring salvaje cuando era mas joven y cuando Bone era solo un Houndour, desde entonces hemos sido amigos y el ha venido a verme varias veces, sin embargo algo que me molesta es el que el intenta llevarme al pueblo donde vive, es cierto que la primera vez que lo menciono yo me emocione mucho, pero mi abuelo dijo que el no iria, y si el abuelo no va yo tampoco- ya te lo dije muchas veces abuelo... si voy a ese pueblo tu vienes conmigo!- dije decidido, Bone desperto hace rato por mi tono de voz alto y estaba observando la discusion sin decir nada

Takoda...- el abuelo suspiro y camino hacia mi, poniendo una mano en mi hombro- estoy muy viejo, he vivido muchos años, tal vez mas de los que deberia, he tenido una vida plena, me enamore, tuve una hija, mi esposa nos dejo, nacieron tu hermano y tu.. Aunque luego tuve que pasar por aquella decepcion cuando ellos quisieron abandonarte... pero yo no podia hacerlo, asi que te tome en brazos y junto a mi Houndoom fiel, el padre de Bone, llegue a este bosque alejado de todo por que sabia que no te aceptarian en esa ciudad- el abuelo esta hablando en un tono que yo no sabia identificar... que mierda abuelo? Por que hablas como si estuvieras despidiendote?...- traerte aquí hizo que perdieras muchas cosas, nunca pudiste ir a la escuela, nunca pudiste tener amigos de tu edad... por eso me alegre muchisimo cuando me presentaste a Oliver, y pude notar con el tiempo que el se preocupaba genuinamente por ti, pero aun asi quisiera que tuvieras una vida normal... -dice con un tono decaido y no puedo evitar que mis lagrimas caigan

Por que me dices todo esto abuelo?...- digo con los ojos humedos, estoy llorando, algo esta mal con esta charla, Bone solo esta ahí como si supiera que esto pasaria algun dia, de que me estoy perdiendo?- no necesito nada eso... solo te necesito a ti y a Bone... ustedes son mi familia y con eso estoy bien! -digo con dolor en mi garganta, por que se que esta charlas no es como las otras.. Lo siento

Takoda.. Estoy muriendo..- y cuando dijo eso me congele... no era capaz de decir nada, ni de moverme, solo lo miraba con las lagrimas cayendo de mis ojos... por favor abuelo.. Dime que es una broma.. Una cruel broma pero que no es verdad...- hace ya bastante tiempo que me siento mal, dolores, problemas para moverme e incluso para respirar... fui a la comunidad mientras tu cazabas estos dias para hacerme un chequeo, Oliver de hecho me trajo los resultados por que se lo pedi, por eso vino tan temprano- yo.. Solo escucho en silencio intentando procesar todo

Abuelo.. Por que no me lo dijiste?.. Deberia ser posible poder curarte en la comunidad esa no?- mi desesperacion es palpable en mi voz, pero el solo niega con la cabeza

No lo es... tenian los recursos para detectar la enfermedad pero no para curarla...- entonces- tampoco puedo ir a la ciudad, no tengo el dinero que haria falta para eso- dijo como si me leyera los pensamientos y destruyendo mis esperanzas...- estoy muriendo Takoda.. Por eso quiero que vayas integrandote a la comunidad, para que puedas estar seguro y tener una vida normal cuando me haya ido...- dice con una calida sonrisa que solo me lastima mas...

Por que no vienes conmigo entonces abuelo?... quiero estar contigo todo lo posible..- el abuelo comenzo a acercarse a mi y entonces me abrazo

Lamento hacerte sufrir asi Takoda.. Pero quisiera que fueras sin mi para irte acostumbrando a que ya no este... pero no es como si fuera a morirme ahora mismo o como si fueras a irte hoy para siempre.. se hara poco a poco, y podras venir a verme todos los dias una vez que te instales en la comunidad.. Por ahora solo ve a verla.. Cumplele el capricho a este anciano por esta vez si?..- Y entonces las senti, lagrimas en mi nuca, mi abuelo tambien lloraba

En ese momento solo me aferre a el dejando salir toda la tristeza que sentia en el momento, mientras que mi abuelo tambien se aferro a mi, y Bone tamben se unio tratando de reconfortarnos, el tambien quiere mucho al abuelo y estoy seguro que se dio cuenta antes que nadie de lo que pasaba, pero seguro penso que era mejor que el me dijera.. Bueno abuelo.. Cumplire tu capricho.. Ire hoy por primera vez a esa comunidad
 
Registrado
27 Mar 2020
Mensajes
16
Reacciones
26
Shibecoins
$2.224
Para el momento en que me calme ya era mas de medio dia, y aun asi no podia pensar bien... es decir, como podria? Mi abuelo me acaba de decir que esta muriendo y quiere que me vaya a vivir al pueblo en algun momento... es demasiado para aceptarlo pero... no quiero desperdiciar el tiempo que me quede con el poniendome mal o discutiendo, asi que le cumplire este capricho... y ahora mismo estoy alistandome para reunirme con Oliver

El viejo es impresionante, decirle a Oliver que te esperara en cierta hora- dice Bone intentando levantarme el animo con sus comentarios

El sabia que no le negaria su peticion luego de decirme eso... no se como tomarmelo- digo suspirando mientras me termino de alistar- estoy listo abuelo... saldre pronto- le digo algo decaido pero el viene abrazarme

En serio te agradezco que hagas esto... cuando me vaya estare mas tranquilo sabiendo que vives en el pueblo- dice con esa voz calida que hace que no pueda enojarme con el aunque me oculto algo tan importante

Aun no me estoy mudando abuelo! Solo ire a conocer el pueblo!- digo para tratar de distraerme del hecho de que algun dia le dejare

Jejeje, tienes razon, lo siento, solamente estoy feliz- dice el abuelo cuando se separa de mi, viendome a los ojos- te quiero mucho... ahora ve a ver a Oliver, ya debe estar esperando en el claro- me da una palmada en la espalda animandome a irme

Yo... ya me voy abuelo...- comienza a caminar junto a Bone pero luego me detengo, doy media vuelta y le doy otro abrazo al viejo- gracias por haberme cuidado todos estos años.. Te quiero...- y luego de eso me voy corriendo, dejando a mi abuelo mientras yo derramo unas lagrimas

Tranquilo Takoda, lo veremos despues- dice Bone mientras corre a mi lado y yo aun incapaz de decir nada simplemente siento

Luego de eso simplemente nos dedicamos a seguir el camino al punto de encuentro, pero a medida que me acerco siento una presencia conocida en otra direccion un poco alejada y suspirando comienzo a correr hacia ella, Bone se confunde un poco pero luego me sigue, y luego de un rato llegamos a un pequeño rio donde veo a una persona hablarle a un pokemon

Vamos Lazuli! Tenemos que reunirnos con Takoda en el claro! No podias esperar a otro momento para nadar?- Dice el chico rubio de ojos rojos y ropa extravagante mientras trata de imponer autoridad, sin mucho éxito


Lo siento Oliver~ pero necesitaba refrescarme un poco, esto no podia esperar de ningun modo~- dice la Marill que esta contenta en el agua moviendo su cola contra esta y salpicando a mi amigo con esto


jajajaja, estaba de un humor pesimo pero verlos a ustedes dos siempre me alegra- digo riendo a carcajadas mientras me sostengo el estomago con las manos, bueno, la verdad sigo triste, pero debo intentar disfrutar esto por que es lo que querria el abuelo

Takoda!! En lugar de burlarte de mi ayudame con ella! En serio!- el pobre Oliver parece hasta indignado de que Lazuli la Marill no le haga caso, pero ella es mas como un espiritu libre, tal vez es por esto que nos llevamos bien

Lazuli por favor, podrias ser buena esta vez? Lo necesito para que me muestre el pueblo- digo mientras hago una pose como si rogara mientras rio un poco

De acuerdo Takoda, solo por ser tu~- dice la ratoncita para luego salir del rio y caminar hacia nosotros

Por que a el si le haces caso?!- dice Oliver reclamando pero con una sonrisa que delata que solo bromea

Por que el si sabe tratar a una dama~ no como tu- y acto seguido le escupio unas burbujas que explotaron en su cara mojandole y yo solo reia

Es bueno ver que siguen siendo los de siempre- dice Bone para luego comenzar a jugar con Lazuli persiguiendose el uno al otro, en eso veo a Oliver acercandose a mi

Hey Takoda, me alegra que sonrias pero sabes que si quieres llorar no tienes que hacerte el fuerte conmigo cierto?- dice poniendo una mano en mi hombro, se da cuenta que no sigo del todo bien, el siempre fue bueno en ese tipo de cosas

Ya llore mas que suficiente.. Por ahora solo quiero disfrutar el encuentro con mi amigo, y distraerme- digo con una triste sonrisa pero el me abraza de repente y apenas logro contenerme para no volver a llorar, esto es mas dificil de lo que pense.. Pero debo tratar de seguir.. Luego de un rato me separo y veo a Oliver sonriendo

bien, ahora que estas mejor, es hora de que conozcas el pueblo!- y entonces Lazuli y el caminan guiandonos a Bone y a mi- llegaste en el mejor momento, hoy habra un festival celebrando el decimo aniversario del pueblo! Habra juegos, comida y mas cosas que te gustaran! Aunque por ahora siguen en preparativos!- dice animadamente aunque yo no entiendo mucho realmente

Parece que podremos divertirnos un poco Takoda- dice mi amigo canino y yo solo le sonrio tratando de imaginar lo que explico sobre el pueblo

Y asi continuamos el camino entre chistes de Oliver y Lazuli, y en cierto punto comence a ponerme iinquieto, estaba sintiendo varias presencias, muchas, y no se parecian a las de los pokemon a las que ya estaba acostumbrado, eran mas como la presencia de Oliver y el abuelo, eran humanos, veria otros humanos en mucho tiempo, y esto me ponia inquieto, o es lo que creo por que estaba tomando uno de mis brazos con mi otra mano tratando de distraerme, y sin darme cuenta al pasar dos viejos arboles cuyas ramas hacian un marco natural, vi estructuras raras que no sabia describir.. Era como piedra pero a la vez no? Y todas estas estaban rodeadas de plantas, no parecia que las estructuras dañaran la naturaleza, mas bien parecia que eran una, y ademas de eso lo que me llamo mas la atencion fue ver a tantos pokemon y humanos distintos juntos, reconocia algunos pokemon que podia ver en el bosque como Mightyena o Noctowl, pero hay algunos que no reconozco, como uno que parece hecho de fuego con una roca en su espalda, o uno grande que esta ahí recostado en el piso rascandose la cabeza, parece un digno rival para Snorlax e flojera, pero deginitivamente lo que mas me sorprende son todos los humanos que veo por ahí ir y venir

Perdona que se vea tan vacio, pero todos estan centrados en la zona donde sera el festival- dice Oliver revolviendose un poco su cabello, que dice? Estos son pocos?! Entonces cuantos humanos suele haber?! Ya con estos me siento un poco mareado... son muchas presencias desconocidas para mi... aun no me acostumbro a sentir humanos..

Eh? Que es eso? No parece un arbol...- digo para correr a una estructura larga y subirme a ella trepando, era dura y fria al tacto, me recordaba la coraza de durant, misma de la cual el abuelo me hizo el cinturon que llevo, pero termina en una especie de caja transparente? Que es eso que tiene adentro? Un huevo?

Jajaja, eso se llama farola! No es nada impresionante, al menos no de dia! Baja de ahí que llamas la atencion!- al dacir eso veo hacia abajo y varias personas estan viendome raro, que la gente no suele hacer esto? Confundido me bajo y camino hacia Oliver

Por que todos me ven asi?... tenia una buena vista desde arriba, que desperdicio...- digo algo decaido, desde la altura podia observar un poco mejor el lugar y ver los caminos del pueblo

No todos tenemos la misma habilidad fisica que tu sabes? Ademas ya te dije, esas cosas muestran su utilidad de noche, ya lo veras- dijo dandome unas palmadas en la espalda mientras caminaba y me decia que le siguiera

Entonces.. Todas estas personas con como nosotros? Todos tienen un pokemon dentro de ellos?- pregunte ilusionado, cuando conoci a Oliver el me explico que la comunidad esta conformada por personas como el y como yo, con habilidades que humanos normales no tienen, y que la voz molesta en mi cabeza era eso, un pokemon

Bueno no todos, algunos de ellos son personas normales que acompañaron a sus familias por que no podian separarse de ellos, como tu abuelo- al decir eso me pongo nostalgico, si el abuelo no hubiera estado para mi habria estado completamente solo... es gracias a el que soy como ahora

Mientras mas avanzabamos mas me sorprendia de lo que veia, Oliver me explicaba un poco de los pokemon que no conocia, ahora se que esas bestias que algunos montaban con cuernos y 3 colas se llaman Tauros y parece ser una forma de transporte por el pueblo, al parecer las cosas llamadas farolas se iluminan en la noche y asi no esta completamente oscuro, tambien me explico sobre la ”escuela" de la que el abuelo me ha contado algunas veces, un lugar donde chicos de alrededor de nuestras edades o un poco mas jovenes aprenden cosas, algo que suena restrictivo y limitante para mi gusto... no se agobian?.. Encerrados con varias otras personas... estamos en una calle mas o menos amplia y aun asi me estoy cansando de todas estas presencias... a medida que caminamos hay mas personas y me siento mas cansado...

Oliver.. gracias por el paseo pero me siento algo agotado...- le digo llamando su atencion

Que pasa Takoda?- me mira confundido, obviamente el no sabe que pasa, el no puede sentir las presencias como yo, según el todos teniamos habilidades distintas dependiendo del pokemon en uestro interior, no se cual es el que esta dentro de mi, pero al parecer el sentir estas auras es la habilidad que me da, ademas de mi fuerza y cuerpo resistente

Son demasiadas personas, seguro no esta acostumbrado a las presencias aun- y fue Bone quien se dio cuenta de lo que ocurria, solo asenti dandole la razon

Entiendo, entonces volvamos- dijo mi amigo pero justo en ese momento escuchamos un ruido y varias personas diciendo que estaban atradas mientras cargaban distintas cosas decian que todos se hicieran a un lado y pasaron por donde estabamos separandome de Oliver, Bone y Lazuli, y lo que es peor me vi envuelto en el grupo y arrastrado por un camino que no sabia a donde iba, pero a medida que avanzaba me sentia mas ansioso y agobiado, la cantidad de presencias aumentaba mas y mas, y para el momento en que me dejaron libre estaba en lo que parecia un camino con estructuras de madera a ambos lados y un monton de personas que pasaban de un camino a otro

No puedo con esto... son demasiados...- me arrodille en el suelo cerrando mis ojos con fuerza pero era inutil, sentia sus presencias, los sentia ir y venir- por favor... paren...-me lleve las manos a la cabeza y oculte mi rostro entre mis piernas, no podria soportarlo, sentia que la cabeza me estallaria si seguia asi

Yo puedo ayudarte- esa voz solo vino a molestar ahora...- usa mi poder por completo y podras acabar con todas esas presencias que te molestan, podras volver a estar tranquilo- djo con su voz insistinte mientras yo trataba de controlarme

No!... no quiero eso... quiero que pare pero no de ese modo!- dije alzando la voz como si quisiera intimidar al ser dentri de mi

Ja, eres un idiota, prefieres seguir sufriendo en vez de solo darme tu cuerpo y acabar con tu dolor- hacer eso significa dejar de ser yo! tu mismo lo has dicho! quieres mi cuerpo!

no te lo entregare.. no te dare mi cuerpo tan facil...- intentaba mantener el control de mi mismo pero esa voz seguia molestando y tratando de tentarme, las presencias aumentaban y yo sentia que en cualquier momento cederia contal de pararlas pero no quiero lastimar a nadie, no quiero perderme a mi mismo- Oliver.. Bone.. Lazuli... abuelo! Por favor... quien sea...- y de nuevo comence a llorar incapaz de soportar el dolor que tantas personas me generaban, incluso sentia como comenzaban a rodearme y eso solo lo hacia peor!

por favor.. No quiero ser controlado por esa maldita voz, asi que alguien por favor... quien sea.. por favor solo que alguien me ayude!
 

Solerian

Ku Ku, ¿Quién es?
Registrado
4 Feb 2020
Mensajes
17
Reacciones
41
Shibecoins
$2.953
Evelynn Sunnig


Eran las seis con treinta de la tarde. Me encontraba en la cocina de la casa, por alguna razón era más temprano a comparación de las horas a las que suelo llegar ¿Quizás hoy habían dejado salir temprano? Sí, debe ser por eso. La cocina incluso se veía distinta a como es usualmente pero de alguna forma también me resultaba familiar por lo que no pensé mucho en eso. Me encontraba preparando la cena, un delicioso estofado de Bunnelby, uno de los platillos que a Lans más le gusta comer preparado por mí, o por lo menos es lo que me ha dicho en más de una ocasión, y no tengo razones para dudar de ello.

- ¡Hermana, voy a salir a jugar con Baku! –escuché su voz en el pasillo, ésta era más aguda que lo normal, pero tampoco me pareció extraño porque me parecía familiar.

- ¿Eh? –dejé todo sobre la barra y me aproximé al pasillo para poder verle. Lans se veía más joven, mucho más joven, como de aproximadamente seis años- ¿No te parece que es muy tarde para salir al bosque?

- No tardaré, lo prometo; es que por las tareas no pude verlo hoy y le prometí que jugaríamos algo –fue su excusa. Mis labios se torcieron un poco mientras dudaba pero realmente me costaba decirle que “no” a esa mirada.

- …De acuerdo –respondí finalmente- El estofado estará listo en unas dos horas, no tardes mucho o se enfriará –advertí.

- ¡Lo prometo! –exclamó con una gran sonrisa mientras iba a abrazarme, una dulce sonrisa que deseaba proteger a toda costa pues me llenaba de una calidez que no sabría describir, como si me sintiera realizada por momentos, como si todo mi esfuerzo valiese la pena. Me agaché un poco para estar a su altura y corresponderle su abrazo.

Una leve risa se escapó de entre mis labios- Anda, vete ya, no quiero que se te haga más tarde –tras decir eso, él solo se despidió de nuevo y salió de casa.

Ahora estaba sola. No es que eso me molestara, por lo menos he aprendido a lidiar con ello. Desde que tengo memoria mamá y papá siempre nos dejaban solos por estar trabajando, y no es que se los recrimine ni mucho menos, de hecho creo que estoy en una posición bastante similar… pero al menos yo me esfuerzo por darle lo que se merece a mi hermano, no como…

- ¿Eh? –escuché un sonido seco repetidas veces. Alguien tocaba la puerta, ¿Sería Lans? Aunque la duda persistiese algo en mi interior me hacía dudar de ello, él seguramente diría algo, pero no había ninguna voz acompañando ese sonido- ¿Qui-Quién está ahí? –mi voz tembló sin que yo pudiera contenerlo, ¿Por qué estaba sintiendo tanto miedo? ¿Por qué sentía que me sudaban las manos? ¿Por qué estaba tan nerviosa? Solamente es la puerta, seguramente será alguien del pueblo. En el pueblo no pasa nada malo. En el pueblo nunca ha pasado nada malo…

“¿Pero estamos en el pueblo?”

No hubo respuesta a mi pregunta, solo más golpes a la puerta, cada vez más y más fuertes e insistentes. No dije nada esta vez, y como si mi cuerpo se moviera solo, comencé a correr en dirección a mi habitación para encerrarme en ella.

- Alguien entró… Estoy segura de que alguien entró –ese pensamiento no se iba de mi cabeza mientras me encontraba tras la puerta, habiendo colocado el seguro. Mi habitación era distinta, pero una vez más se sentía familiar, tenía el decorado tierno de cuando era mucho más joven, pero no podía pensar mucho en eso, ya que sabía que había intrusos en mi casa.

- Hermana… -escuché una voz en ese mismo sitio. Era Lans, ¿Cómo había llegado aquí? ¿No se había ido antes?- Her…mana… Tengo miedo… -musitaba entre sollozos. Verlo así me rompía el corazón. Mi prioridad cambió.

Dejé de cuidar la puerta unos momentos y fui a donde estaba él para protegerlo entre mis brazos- No te preocupes, no va a pasar nada malo… Solo… no hagas ruido, hay que estar lo más callados posi… -

Pero no pude terminar de hablar. La puerta fue forzada de repente. Sentí un vuelco en el corazón al girarme a ver a aquellos sujetos que habían entrado. No tenían rostro, o por lo menos no podía verlo, eran como sombras pero sabía que eran reales, sabían que estaban ahí y sobretodo sabía que no tenían buenas intenciones.

Mi primer instinto fue sujetar a mi hermano y tratar de salir de ahí por otro lado, pero uno de ellos me tomó del brazo con fuerza mientras que el otro sujetó a Lans y lo separó de mí. Escuché el llanto del menor, traté de gritar pero me cubrieron la boca con una mano. Sentía mis lágrimas brotar, sentía como la desesperación me inundaba hasta la más pequeña fibra de mi cuerpo, y como la ansiedad de sentir esas manos toscas sobre éste me daban ganas de quitarme la piel con mis propias uñas pero no podía hacerlo, estaba completamente sujeta, esos sujetos eran más fuertes que yo. Gritaba y gritaba pero mis lamentos eran obstruidos. Y aun así, aún a pesar de lo que me estaba ocurriendo o lo que me fuese a ocurrir, lo único que más me podía era que Lans estaba ahí, siendo obligado a observar como su hermana no podía escapar, como no podía con la presión, y como no podía rescatarlo.

Fue desesperante, muy desesperante, pero por suerte todo acabó en el momento en que pude abrir mis ojos.

Todo había sido un sueño, una simple pesadilla, pero lo suficientemente poderosa como para hacerme llorar de verdad pues aún podía sentir mis mejillas humedecidas. Sentía mi corazón yendo un poco deprisa, golpeando mi pecho como si quisiese salir de ahí, y por ende, mi respiración se encontraba algo agitada.

Escuchaba un golpeteo en la ventana, débilmente me giré para ver de qué se trataba; eran varios pokemon aves tratando de entrar, ¿Por qué, se preguntarán? Por un aroma dulce que en ocasiones mi cuerpo parecía emitir cuando me encontraba en ese estado.

- Lo siento, en un momento me baño –me disculpé avergonzada mientras me levantaba de la cama y revisaba el reloj- Me desperté siete minutos antes… Algo bueno tenía que tener esto –apagué la alarma y me dirigí al baño.


{...}


Una vez alistada hice lo siguiente que tenía que hacer antes de irme a trabajar: Desayunar e ir por el correo. El desayuno por suerte ya estaba hecho, Lans lo había preparado con antelación para mí, incluso se tomó el tiempo de hacerme el almuerzo para cuando estuviera ya en el trabajo, aunque esto era ya una costumbre nuestra no dejaba de parecerme un detalle adorable y que me gustaba mucho, aunque en parte preferiría que no se preocupase por mí, también lo agradecía.

Por otro lado el correo venía algo que no esperaba, lejos de las usuales cuentas a pagar, también había una invitación hacia el festival que se iba a hacer hoy en el pueblo para festejar el décimo aniversario- ¿Décimo aniversario? ¿De verdad han pasado ya diez años desde que estamos aquí?

- Me gustaría poder celebrar igual que los demás esto, pero perdóname por no disfrutar de más de diez años de encierro, mucho menos de tener que estar aguantando tu aburrida vida y tu sosa forma de ser –escuchaba la voz de Lilia en mi cabeza, siempre con su usual sarcasmo y ácida forma de hablar hacia mi persona, pero como normalmente hacía, solo trataba de ignorarla.

- Diez años… -repetí, recargándome en la pared mientras volvía a leer la invitación- …Estoy segura de que a Lans le encantará ir a ese festival –decidí dejar el folleto sobre la mesa.


{...}


Habían pasado ya unas cuantas horas. Me encontraba en el campo, una zona un poco alejada del resto del pueblo pero no lo suficiente como para salir de él, y es en ese sitio donde se solían plantar los distintos cultivos que consumíamos todos. La tierra en este lugar era exquisitamente rica en nutrientes; rara vez salían malas cosechas, excepto en invierno, pero para eso había un sistema interno de almacenaje que lograba abastecer la suficiente cantidad de frutas y verduras de forma que no nos quedáramos sin nada en esas temporadas, pero sí que hacía su consumo mucho más limitado.

¿Y qué es lo que hago aquí? Se preguntarán, pues bueno, yo trabajo aquí. Sí, sé que no es común ver a una joven de mi edad en esta clase de empleos, y es que al principio me habían contratado simplemente para ayudar a los repartidores a llevar los productos a las casas o negocios dependiendo del pedido pero gracias a mi buena labor y, lo admito, un pequeño truco para convencer al jefe me permitieron trabajar también en la siembra y riego. Los horarios son simples, aunque el trabajo no lo sea tanto: por la mañana me dedico a arar la tierra, sembrar, regar y cosechar dependiendo de lo que me diga mi supervisor mientras que a partir de las dos de la tarde comienza mi segundo empleo de repartidora.

A pesar de las fechas no parecía que fuese a haber un gran cambio en el área de trabajo, hasta donde sé todos habíamos ido a trabajar y cumplir los mismos horarios. Faltaba aún una hora para terminar mi primer trabajo y ya sentía mi espalda más rígida. No me gusta quejarme, después de todo yo luché por este puesto, pero de vez en cuando me detenía un momento para descansar, solo cuidando que el supervisor no me viese, claro.

Sin embargo esta vez lo hizo, o eso creí- ¡Evelynn! –escuché su voz gritar mi nombre. Sentí como si se me erizara el cabello del susto pero logré mantener la compostura.

- ¿S-Sí? –pregunté, tragando saliva mientras me volvía a mi posición como si no hubiese dejado de arar.

- El jefe te está buscando, parece que quiere hablar contigo de algo –dijo de una forma tan fuera de contexto que no pude evitar sentirme más nerviosa.

- ¿Ah? Pero aún no termino de trabajar… -salí con esa excusa barata, que fue rápidamente inutilizada.

- Eso no importa, ya lo terminaré yo por ti –dijo, preparándose para hacer el intercambio.

En vista de que no podía negarme ni mucho menos, simplemente me quité los guantes y me fui directo a la caseta donde llevaban a cabo los registros y demás; claro, ahí mismo se hallaba la oficina del jefe. Toqué su puerta- ¿Deseaba verme? –pregunté con un tono cordial, aunque posiblemente mi mirada no pudiera esconder parte de mi angustia.

- Así es, tome asiento –me dijo. Se trataba de un hombre de edad mayor, quizás de cuarenta o cincuenta años, solía verse muy bien peinado a pesar de que sus patillas ya estaban canosas. Me dedicó una mirada mientras yo hacía lo que me pedía y emitió una breve risa- Tranquila, relájate un poco, no te he llamado para nada malo –dejó en claro; esto hizo que se me bajara un poco la tensión que ya sentía generarse sobre mis hombros pero de igual forma mi intriga no se iba.

- ¿Ah no? –se me escapó preguntar- ¿E-Entonces?

- ¿Sabes del festival de hoy, no? El que se hará en el centro del pueblo –preguntó mientras sacaba del cajón de su escritorio un folleto como el que me había llegado a mi esta mañana, esto me hizo intuir que había sido repartido por todos los habitantes de Akomish en general. Asentí con la cabeza- La alcaldesa me dio la posibilidad de dar hoy día libre para todos mis trabajadores debido a las fechas pero, como sabrás, no me gusta detener la mano de obra, vuelve todo más tedioso para mí, así que… -

Sacó un pequeño papel con datos y una pluma; escribió algo en éste, viniendo su firma al final- Lleva esto con la señorita Nelly, te dará tu pago

- ¿Eh? ¿Hoy? Pero si me tocaba en tres días… -tomé la hoja sin quitarle la vista a mi superior.

- Tómalo como un obsequio por las fechas. Si puedes dile al supervisor que llame al siguiente en la lista. Ah, y… hoy no habrá repartición, se suspende hasta mañana

- Cla…Claro. Gracias –agaché la cabeza a modo de reverencia y salí de la oficina. Me encontraba algo emocionada por recibir un adelanto y que, al parecer, tendría un bono por el día de hoy; sin duda se podía interpretar como un buen regalo que esperaba sacar provecho. Una vez afuera me tomé el tiempo de leer la tarjeta y lo que leí me dejó pálida.

- Vaya, vaya… ¿Qué veo ahí? ¿Dos ceros extras? Eso no suena a un simple regalo

- Debe… Esto debe ser un error… -era demasiado dinero, demasiado para una simple empleada como yo, ¿Se habrá confundido de hoja, quizás?

- ¿Qué importa si es un error o no? Viene tu nombre ahí, y viene la firma de tu jefe también. Vamos, ve y cóbralo, eso es tuyo ahora

Las palabras de Lilia eran ciertamente tentadoras. Si de verdad cobrase todo ese dinero podría ser capaz de saldar mis cuentas en solo un momento, podría dejar de preocuparme por los pagos, tener solo un empleo y quizás poder concretar mis estudios universitarios incluso puede que podría conseguir un departamento más amplio para mi hermano y para mí, sin mencionar que de esa forma evitaría que Lans siguiera yendo al bosque a cazar, que la verdad, me causaba mucho conflicto por muchas razones.

Apreté un poco la hoja entre mis dedos, cerré mis ojos para meditar mejor la situación y… decidí.


{...}


Por fin había llegado al pueblo después de una larga caminata pues, como dije, había una buena distancia entre la zona agraria y el resto del pueblo, y aún sentía resentida la espalda por el trabajo de la mañana.

Había una sutil diferencia entre el pueblo de la mañana al pueblo de la tarde, por lo menos el día de hoy, y es que los adornos en las distintas viviendas y negocios ya se hacían ver. Había sobretodo muchos adornos florales- Seguramente las florerías deben estar a rebosar de dinero ahora –dije para mis adentros con una sutil sonrisa mientras apreciaba los colores y aromas de estos. Seguí mi camino hasta llegar un poco más al centro del pueblo y, para mi sorpresa, el cambio era aún más notorio ya que la plaza estaba siendo decorada justo en ese momento por muchas personas de todas las edades y tamaños, sin duda alguna este festival daba una sensación de esperanza y unidad que calmaría a cualquiera, o… ¿Quizás no a cualquiera?

En medio de mi paseo me pareció escuchar algo. A diferencia de otras voces que sonaban mucho más tranquilas o alegres, había una voz que no parecía mostrar nada de esto, incluso diría que manifestaba todo lo contrario. Intrigada por esto me abrí paso entre la multitud, la voz me guio hacia un camino donde solo se encontraba una persona aislada del todo, arrodillada y encogida en sí misma; parecía un chico, tenía una vestimenta bastante peculiar o que por lo menos lo hacía resaltar mucho del resto, y aun así, me sorprendió el hecho de que no me sonaba familiar. Sí, en Akomish casi todos nos conocemos aunque sea de vista, no es como si fuese una comunidad muy grande después de todo.

- Oye… -llamé la atención del joven, habiéndome colocado a su lado y a su altura para poderlo ver mejor- ¿Estás bien?

El muchacho no cambiaba mucho su posición. Debido a la cercanía podía notar incluso que sus manos estaban temblando mientras hacía un esfuerzo por cubrirse, como si algo le estuviese haciendo daño, mientras más lo veía me preocupaba más- N-No más… No más presencias –musitaba con una voz entrecortada- No puedo soportarlo… -

Su tono de voz cohibido me causó cierta impresión, no lograba entender a qué se refería- ¿Qué está diciendo? –me cuestionaba aquello con miedo e intriga. Podía tratarse de algo relacionado a la consciencia por la que muchos tenemos que tratar, pero de ser así aún me extrañaba, para estos tiempos ya la mayoría habíamos aprendido aunque sea a lidiar con esas voces.

- Oh... Pobresilla criatura. Me parece que necesita relajarse, ¿Sabes lo que necesita verdad? -

- Lilia, no -

- Es un macho. Estoy segura que si usas "eso" podría sentirse mucho mejor en poco tiempo. Vamos, ¿No quieres ayudarlo? -me hablaba con aquel típico tono de voz con el que siempre trataba de convencerme de cosas que definitivamente no tenía contemplado hacer. Suelo ignorarla, sí, pero no deja de ponerme de los nervios ese tono suyo.

- Qui...Quizás necesite algo de aire fresco. Aquí hay mucha gente -asumí que podría tratarse de eso tratando de darle contexto a sus palabras. Puse mi mano frente a él y la agité un poco para que me viese- ¿Me oyes? ... Ven, sigueme, si quieres despejarte te llevaré a un sitio más tranquilo ¿Te parece bien?

Aquel chico se sobresaltó mucho de repente, era como si hubiese visto u oído un fantasma. Se alejó un poco de mí y me miró con atención como si tratara de reconocerme o, quizás, evaluarme y comprobar que no fuese una amenaza.

No respondió al instante, lo meditó un poco, y entonces asintió- De acuerdo… -aún no parecía que estuviese muy seguro; no puedo decir que entiendo su actitud ¿Qué clase de vivencias habrá tenido ese chico para comportarse de esa manera?- Solo… aléjame de estas presencias –me pidió. Sus palabras me confundían más pero sabía que no era momento para preguntas.

Asentí- Está bien, sígueme

Ambos nos levantamos de ahí y comenzamos a caminar; yo iba por delante y él detrás de mío por lo que en más de una ocasión tenía que girarme para comprobar que estuviese aun siguiéndome. Su actitud era demasiado extraña, era como ver a un pokemon salvaje, por lo menos es la mejor comparación que se me ocurre porque me he encontrado a varios en el bosque cuando solía ir a visitarlo a menudo, aunque bueno, eso fue hace varios años atrás.

Habíamos llegado a una zona del pueblo cercana al gran lago, parte del gran bosque que nos rodeaba se podía ver desde el otro lado. Ahí no había tanta gente como en el centro, de hecho apenas se podía ver a alguno que otro chico jugando con cometas a la lejanía, era una vista que por lo menos a mí me provocaba algo de calma.

- Listo, creo que éste lugar te hará mucho mejor –dije tras haberme detenido. El chico se detuvo a un lado mío, lo vi mirar al lago, por lo que se me ocurrió preguntarle- ¿Te gusta?

El castaño se había quedado ensimismado mirando hacia el horizonte, pero fue mi voz lo que lo sacó de su trance- ¡Perdón! –se disculpó de forma repentina, mirándome- Sí, me gusta, gracias por traerme aquí –me dijo, escapándosele una breve risa de entre los labios- Aún no estoy tan acostumbrado a las presencias humanas, así que me abrumo con tantas a mi alrededor

Su reacción me asombró, no esperaba esa disculpa repentina, y sobre todo parecía como si estuviese viendo a un nuevo chico bastante diferente al que me encontré recién minutos atrás.

Me acomodé un poco mis lentes que tenía un poco caídos, empujándolos con mi dedo índice, y me reincorporé- Perdona... No entiendo muy bien a que te refieres -admití un poco apenada y mostrando de esa forma mis sospechas- ... ¿Acaso no eres de por aquí?

- Correcto, no lo soy; es la primera vez que vengo –respondió antes de recostarse cerca de la orilla del lago, llevando su mirada hacia el cielo- Se supone que venía a conocer el pueblo para poder vivir aquí en algún momento pero... creo que acostumbrarme será más difícil de lo que pensé –rió por unos instantes, pero noté en su mirada cierta angustia visible.

Decidí hacer lo mismo por comodidad y me senté a un lado suyo, aunque siempre guardando una distancia prudente. No es que yo sea mucho de mirar a otros a los ojos mientras hablan, me resultaba un poco incómodo, pero de vez en cuando sí que le miraba de reojo, notando de esa forma sus expresiones.

- ¿Venir a vivir a Akomish? ¿Justo hoy? -arqueé un poco mi ceja, mostrando incredulidad- ¿Por qué? N-No entiendo... Se supone que no hay nuevos miembros aquí, a menos que... ¿A menos que qué? -ni siquiera tenía una respuesta lógica para eso, lo que sabía de Akomish me impedía pensar más allá de lo ya estipulado, y supongo que es normal, después de todo en estos diez años la comunidad no había recibido a ningún nuevo "extranjero" ni siquiera como visita- Si no eres de aquí, ¿Cómo hallaste éste pueblo, y por qué quieres vivir en él? -empleé mejor mi pregunta, pues temía no haberme explicado bien.

- ¿Eh? –parpadeó un par de veces sin saber al principio que responder- Ah, ¡Perdón! –volvió a disculparse, esta vez acomodándose para poder verme de frente- Debería explicarme pero... No estoy seguro de por dónde comenzar –admitió, pensándolo un momento- … En cuanto como supe de la comunidad, me lo contó mi amigo Oliver, no sé si lo conozcas: Cabello amarillo, ojos rojos, siempre esta con una linda Marill llamada Lazuli… -comenzó a describirlo.

- "Oliver"... -repetí aquél nombre por lo bajo mientras trataba de hacer memoria.

Su descripción era muy simple, y por ello, era difícil pensar en solo uno con esas características, sin mencionar que en cuanto a nombres se refiere no es que yo sea la mejor opción para ubicarlos; por otro lado la mención de aquella Marill si que me hizo reaccionar- ¡Ah, él...! -chasqueé mis dedos tras identificarlo- Sí, me parece que sé de quien hablas, aunque no he tratado con él directamente -admití- ¿De dónde es que lo conoces?

- Él salvó mi vida hace unos años, en ese entonces aún era pequeño y mientras exploraba el bosque me termine encontrando con un Usaring salvaje que era demasiado para mí y para Bone –rió por lo bajo- Afortunadamente Oliver apareció y lo espantó con fuego –pude notar que tenía una vibra bastante relajada, pues se notaba que mientras iba contando una historia que bien podría resultar como anécdota digna de traumas, él hablaba de ello como si fuese un día más en su vida- Fue entonces que me contó de la comunidad y trató de traerme aquí varias veces.. Pero hasta hoy me animé a venir por primera vez

Por primera vez mientras hablaba vi como su expresión cambiaba un poco, mostrando una especie de mueca de… ¿Dolor, acaso? No pude evitar preocuparme un poco por esto, pero él continuó hablando, dicha expresión se había ido tan repentinamente como apareció y fue sustituida por una sonrisa- ¡Este lugar tiene muchas cosas que no conocía! Como esas... ¿Cómo dijo Oliver que se llamaban? ... ¿Farolas? Ah, ¡Y muchos pokemon que no había visto antes! –exclamó con notoria emoción- Ahora que recuerdo, ¿Eres como Oliver y yo? ¿También tienes un pokemon dentro de ti? –a medida que iba preguntando se iba acercando más a mí, gateando.

- ¿E-Eh? Aguarda... -instintivamente me movía de mi sitio, arrastrándome como él, pero con la intención de seguir guardando la misma distancia- ... ¿O sea que tú también...? -

- Mm~ ¿Así que un chico extranjero descubre Akomish varios años después y hasta ahora decide venir a vivir con los demás fenómenos? ¿No te parece eso misterioso? Los misterios pueden resultar muy atractivos -

Agité mi cabeza un par de veces en un intento de forzar que la voz se calle y volví mi atención al chico- S-Sí, bueno... Gran parte de las personas que vivimos aquí tenemos que lidiar con eso -respondí a su pregunta- ...Pero no lo entiendo, ¿Acaso has estado viviendo en el bosque todo este tiempo? ¿Por qué no viniste a Akomish tiempo atrás? Si dices que Oliver te invitaba desde antes...

- Ah, sí, vivía en el bosque –respondió con completa normalidad- En cuanto a porque no quería venir, bueno… -no se mostraba tan seguro como antes, y era normal, estuve a punto de decirle que mejor no me lo contara pues tampoco era mi intención incomodarlo, pero él fue más rápido- … Considerando que me ayudaste te lo diré: Mi abuelo no quería venir a la comunidad, y yo no pensaba dejarlo solo

- ¿Vives con tu abuelo? –se escapó esa pregunta curiosa de entre mis labios, aunque quizás no hacía falta hacerlo. Esa respuesta en realidad lo que provocó es que viniese a mi más dudas al respecto, pero ya no quería seguir indagando más en su vida, así que opté por omitirlo- … Poniéndolo de esa forma, creo que entiendo tu decisión, aunque… -

En ese momento algo interrumpió la conversación; una voz que exclamaba un nombre. La presencia se acercó a nosotros y le miré, se trataba de…

--

Alexander Rose Alexander Rose Participación especial (?)