+18 Original Fic Convicciones del corazón

Darknesswolf88

Dios Rey lobo
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
265
Reacciones
418
Shibecoins
$5.371
Vaya vaya este capítulo tuvo una buena dosis de suculencia, veo que el encuentro entre el leopardo y el zorro esta cada vez más cerca, pero lo que en lo personal más me gusto de todo es que Lucio vista como monje, vamos tigre pateales el trasero
 
Reactions: SnowFeline13

SnowFeline13

Remaining corrupt as I wish for paradise
Registrado
3 Mar 2019
Mensajes
51
Reacciones
100
Shibecoins
$2.246
Aquí dejo un capítulo más que contiene música para , espero que sea de su agrado.

Arius, el caos original... Era el nombre que coronaba al gran ente que combatía a Thexen, su cuerpo principal parecía estar hecho de roca sólida con la forma de una estatua viviente, tenía la forma de un cerbero león de 3 cabezas, cada una con una expresión rugiente, el torso era muscular y un enorme cráter en el pecho revelaba un interior naranja con rojo que palpitaba como un corazón, la parte baja del león estaba tallada a manera de aparentar estar usando una especie de falda larga hasta los tobillos, esta sin embargo parecía el no impedir que las piernas se movieran debajo de la falda, los brazos eran fuertes y bien definidos, 2 pares de alas se encontraban abiertas en todo su esplendor, estas parecían en verdad tener plumas reales por la exquisita forma en que la estatua había sido tallada, sobre las cabezas del león había una especie de halo a modo de corona dorada que contenía otros 4 halos consecutivos abiertos por la parte superior; el leopardo estaba parado sobre una de las plataformas mientras Arius aleteó un par de veces para alejarse de las plataformas y al extender sus brazos rio sonoramente mientras una serie de relámpagos caían del cielo, el felino logró evadir el ataque al ocultarse bajo otra de las plataformas para solo ser mandado contra el suelo del valle desértico a causa de un rayo de energía que disparó la estatua desde su boca central.

-¿Que diablos... es eso?- Preguntó Miles con asombro mientras veía el combate, el grupo no supo responder pues miraron como el leopardo se levantaba del suelo, escupió sangre y recuperó su espadón antes de salir a la carrera antes de ser empalado por una serie de lanzas de luz que cayeron desde el cielo.

Thexen corrió mientras miraba la forma de alcanzar a su rival, este se encontraba a una buena distancia en el aire y mandaba ataques mágicos en cadena, rayos blancos, lanzas de luz, su rayo de la boca y ocasionalmente le arrojaba una de las plataformas intentando aplastarlo, no había duda que solo estaba jugando con él, esto estaba delatado por la risa burlona que profería cada vez que le arrojaba un ataque; la voz de Arius era poderosa con un eco maligno y profundo, cosa que por alguna razón le provocaba enojo al felino. El leopardo esquivó una plataforma más y rugió en desafío al ente, sacó una cadena de su inventario, resultando ser una kusarigama, envolvió parte de la cadena alrededor de la guarda de su espadón y la aseguró al fundirla mágicamente en ese lugar, tomó su arma con una mano y la cuchilla de la cadena con la otra antes de arrojar su espadón con toda su fuerza, el arma voló en dirección a una de las plataformas seguida del felino quien seguia sujetando el otro lado de la cadena, al llegar a la plataforma, el felino recuperó su arma y encaró al enemigo.

-Una buena improvisación mortal, pero estas lejos de poder siquiera derrotarme, este lugar será tu tumba y yo me volveré el señor de todas estas tierras.-

-Mientras yo siga respirando y combatiendo, tu no serás el señor de nada ¡Deja de jugar y muéstrame de lo que eres capaz!- El desafío del leopardo fue contestado cuando Arius juntó sus manos creando una esfera de energía y de esta salieron disparadas miles de lanzas de luz hacia todas direcciones.

-Mierda...- El leopardo fue empalado por varias de estas y salió despedido de la plataforma para aterrizar contra otra, 2 niveles abajo, se levantó con trabajo y tuvo que moverse de inmediato cuando un rayo concentrado de energía destruyó la plataforma en donde apenas un instante se encontraba el felino.

Thexen miró hacia la estatua y vio como desde la boca central se estaba formando un nuevo ataque, sin dudarlo, sacó sus 2 armas y las llenó de su poder con un efecto de fuego, los disparos resonaron por todo el valle mientras el felino abría fuego contra el rostro central del león, el cual interrumpió la carga de su ataque y este le explotó hiriéndolo, sin perder tiempo, el felino empujó una de las plataformas que tenía al frente y con un colpe concentrado la arrojó en contra de Arius, este fue golpeado de lleno en el pecho por esta y la sujetó mientras aún se recuperaba del asalto anterior; el leopardo aprovechó el momento de debilidad y saltando las plataformas alcanzó el cuerpo y rostro de su rival al cual atacó viciosamente. El león se recuperó y empujó todas las plataformas lejos de él al abrir sus alas y provocar unas ráfagas de aire muy poderosas, mandó rayos en todas direcciones y unas esferas de roca con un centro de luz aparecieron, estas siguieron al leopardo y comenzaron a girar arrojándole jabalinas de luz, el felino fue esquivando y disparando contra las esferas hasta reventarlas; mientras tanto, Arius cerró 2 de sus alas para proteger su cuerpo, mientras que lanzó una serie de bolas de fuego en dirección del leopardo, el felino hizo uso de su poder y activó una esfera a su alrededor, esta parecía estar hecha de distintos hexágonos de cristal, la esfera absorbió el ataque y lo transfirió al felino en forma de energía mágica. La estatua acercó nuevamente las plataformas hacia el y las bombardeó con más bolas de fuego, sin embargo, el felino escapó de todos ellos y atacó de cerca al león logrando romper las alas bajas en un combo de cortes y disparos.

-¡Mortal infeliz! ¡Te castigaré por esa insolencia!- Bramó Arius con enojo y desde los ojos disparó 6 jabalinas que empalaron a Thexen para luego bombardearlo con una lluvia de bolas de fuego, el leopardo logró recuperarse en el último momento y consiguió crear una nueva barrera con la cual salvó su vida, pero lo debilitó bastante, sacó de su inventario un par de pociones que bebió rápidamente y se levantó preparándose para seguir combatiendo.

Arius aterrizó con fuerza sobre el suelo, haciendo que secciones de este se levantaran, extendió sus alas y creó un río de flamas negras, por lo que antes de ser tocado por estas decidió el saltar hacia una de las plataformas que aún seguían al león, sacó sus armas y disparó varias rondas contra la estatua moviéndose rápidamente mientras esquivaba más jabalinas de luz que lanzaba de sus manos y sus ojos; el león usó las otras bocas de sus cabezas, la derecha lanzó múltiples rayos de luz a manera de escopeta mientras que la de la izquierda lanzó unos proyectiles de luz que siguieron al leopardo hasta casi golpearlo, sin embargo, este los esquivó justo antes que estos lo golpearan al hacer un salto y girando su cuerpo completo. El león comenzó a atacar al felino con todo lo que tenía, provocaba tornados con las llamas negras, rayos que intentaban golpear al felino, lluvias de jabalinas de luz; el leopardo continuó con sus ataques y contraataques hasta que casi terminó con las defensas del enemigo, al dejar mucha más de la materia naranja y roja al descubierto de la piedra, con un último asalto, logró decapitar al león y aterrizó en la plataforma detrás de este el cual comenzó a gritar y quejarse mientras se elevaba en el aire y la roca se desprendía de su cuerpo para transformarse en una esfera que quedó suspendida en el aire.

-Ok... a terminar con esto...- Dijo el leopardo mientras miraba como las flamas se apagaron y la esfera comenzaba a burbujear derramando un líquido naranja y viscoso, de esta emergió una figura humanoide sin rostro, con un par de cuernos saliendo de lo que podía describirse como su cabeza, unas alas delgadas muy grandes con solo unas pocas líneas onduladas fingiendo ser plumas, el cuerpo parecía ser de una complexión fuerte, sin embargo, esta no estaba bien definida ya que la sustancia viscosa cambiaba de forma seguido alterando la apariencia de un momento a otro.

-Mortal imbécil. Haz liberado mi verdadera forma, es aquí donde morirás.- Dijo Arius mientras transformaba sus brazos en unas cuchillas del doble de longitud que sus apéndices originales.

-No seré yo quien muera. ¡Este lugar será TU tumba!- Contestó el leopardo preparándose para este nuevo combate. Fuera del campo de batalla, el grupo miraba de cerca el combate con ayuda de un hechizo del mago, quien usando un orbe podía ver claramente a los contendientes de cerca, los elegidos miraron con atención hacia Arius quien para ellos tenía solo una barra de vida restante sobre su cabeza, pero esta parecía tener algo extraño, pues en comparación a la que ellos habían visto en otras criaturas, esta se encontraba en rojo y parecía estar emanando un aura roja, los amigos se miraron sin entender cuál era el problema y volvieron a enfocar sus miradas cuando ambos contendientes se movieron.

Arius atacó primero al abrir sus alas y desde estas lanzar 3 bolas de energía que el leopardo esquivó con un gran salto y esquivando las otras dos en el aire con un par de giros aéreos, el felino desenfundó sus armas y comenzó a disparar rápidamente contra su rival, pero las balas simplemente lo golpeaban y rebotaban de su cuerpo sin hacer daño alguno mientras se acercaba, ambos se acercaron hasta estar a menos de 2 metros de distancia del otro y el demonio giró rápidamente mientras cortaba el aire con sus cuchillas, el ataque tomó por sorpresa a Thexen quien tuvo que girar su cuerpo con un salto en el último momento, a costa de perder sus pistolas al ser cortadas limpiamente por las cuchillas; al aterrizar el ente dio un salto y pateó al felino en el rostro alejándolo unos metros de el para entonces lanzar unos proyectiles de luz que salieron de cada punta de las alas y siguieron al felino de manera autónoma, este los esquivó y desvió usando su espadón antes de lanzarse contra su enemigo tratando de empalarlo, Arius desapareció antes que el metal tocase su cuerpo y reapareció detrás del leopardo, transformó uno de sus brazos en un látigo y atrapo con este un tobillo del felino, lo alzó con un poderoso jalón y lo azotó varias veces contra el suelo antes de acercarlo a él y repelerlo con una bola de fuego que lo golpeó directamente.

Thexen voló por los aires humeando y logró recuperarse con un giro aéreo, solo para ver como su rival se lanzaba contra el girando sus brazos nuevamente como cuchillas, usó su espadón para defenderse del asalto y deteniéndolo con efectividad, sin embargo, el ente aterrizó, pateó el espadón y sacó de balance al felino quien intentó volver a bloquear pero fue interceptado por un corte brutal que lo lanzó lejos contra una roca del terreno, la armadura del felino se había roto por el frente debido al brutal ataque y una gran herida sangraba profusamente desde el vientre hasta el pecho, manchando de carmesí el pelaje blanco y gris; el leopardo miró que Arius cargó otro ataque de los misiles de luz y usó un hechizo rápido de curación para evitar que el daño del corte fuera demasiado severo para luego moverse, esquivando el ataque del ente.

-¡Esta malherido! ¿No pueden curarlo desde aquí?- Preguntó Matt mientras veía por el orbe como el felino cruzaba espadas con el ente, ambos ganando múltiples cortes, pero el leopardo era quien lucía en peor estado de los dos, Vi miró al zorro y negó con la cabeza.

-Mientras esa barrera siga de pie, no se puede intervenir, solo si estuviéramos dentro con el podríamos, mas no desde aquí.- Matt golpeó el muro con frustración pero este permaneció intacto, el zorro gruño con impotencia mientras veía a la distancia nuevamente el cuerpo del felino volar por los aires.

El leopardo aterrizó fuertemente contra el suelo y giró varias más antes de detenerse, un corte en cruz sobre su rostro sangraba bastante y le teñía la visión de rojo, tosió y se levantó trabajosamente mientras que Arius se detenía y reía haciendo una mofa al llamarlo con uno de sus brazos, el leopardo cayó en el juego y se lanzó en contra del objetivo, el cual lo esquivó con un salto y preparó un ataque, cuando el felino saltó para golpearlo con el espadón un destelló salió desde las alas del ente y jabalinas de luz impactaron contra el atacante mandándolo contra el suelo donde quedó tendido mientras un charco escarlata se comenzaba a formar rápidamente. Thexen miró su vida drenarse a causa de las heridas y pudo escuchar mentalmente la notificación de su prophet alertándolo de estar entrando en estado crítico a causa de sus heridas y la hemorragia que estaba presentando, necesitaba acabar la pelea ahora si quería vivir para contarlo; el felino se reincorporó lentamente mientras usaba su espadón como soporte para levantarse, miró hacia Arius quien se encontraba cargando un nuevo poder, al girar sus brazos en un círculo fueron apareciendo sellos junto con una línea que los unía y de esta salían más runas. El felino decidió que no tenía tiempo para tratar de averiguar que era los que se proponía, por ende, usó su propia sangre e inscribió un hechizo sobre su espadón antes de rugir de manera feral, ganando ese aumento de habilidades de siempre.

Arius lanzó un poderoso rayo en contra del felino, el cual lo esquivó apenas, costándole más daño, sin embargo, le permitió acercarse al ente y lanzar un corte, este fue interceptado por una de las cuchillas y retrocedió a causa del golpe, dejando al espadón volando por los aires, pero con el felino desaparecido, el ente miró alrededor hasta que sintió una liberación de poder justo detrás de él, el leopardo estaba agachado agarrando 2 espadas que tenían un brillo revelando que estaban cargadas a su totalidad de energía, Thexen lanzó un tajo cruzado que impactó contra el pecho del ente y lo elevó por los aires, lo siguió rápidamente y atacó con un combo veloz de cortes hasta que se detuvo y liberó un hechizo, paralizando al demonio con unas cadenas de luz, un segundo felino apareció detrás con el espadón en su mano y ambos atacaron de forma cruzada formando una estrella de 5 puntas, con un último salto el leopardo se colocó encima de su rival y bajó en un parpadeo dando un corte y terminando en el suelo.


El ente fue liberado de las cadenas cuando estas explotaron dañando seriamente la vida de este, junto a los cortes recibidos, el cuerpo comenzó a deformarse y romperse, entre los gritos de agonía de Arius el cielo se abrió un poco y tras un último grito de dolor el ente se encendió en llamas azules y explotó como si fuera cristal, desintegrándose por completo. El cielo retumbó con un trueno y una fresca lluvia comenzó a caer sobre toda el área, a cada gota que humedecía el suelo crecía un pequeño brote que con más agua aumentaba su tamaño, los árboles recuperaban sus colores, hojas y lo que hace unos segundos atrás era una zona desértica y muerta, ahora comenzaba a rebosar de vida nuevamente; en el valle donde estaba el leopardo cobraba vida, en especial una cascada que nutría a un lago al centro de todo y al lado de este un enorme árbol que seguía aumentando de tamaño y grosor, el felino miró hacia el cielo y a su cuerpo el cual estaba brillando son un aura verde mientras sus heridas estaban curando poco a poco.

-La barrera no está más, podemos bajar.- Dijo el archimago, el grupo asintió y comenzó a bajar por un camino en pendiente, sin embargo, Matt se quedó mirando con ansiedad hacia el lugar donde se encontraba el felino en el valle, sintió una mano sobre su hombro y volteó a ver a Derek y el resto de sus amigos sonriéndole, el suspiró y se unió a sus compañeros.

La lluvia terminó cuando el grupo estaba llegando al borde del lago, el césped, árboles y vegetación estaba radiante y rebosante de vida, el agua del lago era cristalina y pura, Thexen se encontraba guardando algo en su inventario mientras recibía el último cristal que emergió del centro del agua y flotó hasta quedar sobre sus palmas, el felino lo miró con una sonrisa y dejó que este ingresara en el interior de su pecho, su pelaje seguía sucio con su sangre por la batalla previa, pero ahora las heridas habían cerrado, a excepción de las del rostro que aún permanecían un poco abiertas y se sentían calientes al tacto, el leopardo revisó su estado en el menú y en este se mostraba con una especie de maldición activa, sin embargo, no parecía generar algún tipo de debilitación o estado alterado.

-¡General! ¡General Thexen!- Gritó Vi mientras se acercaba con todo su grupo, al quedar a un metro de distancia, inspeccionó el cuerpo del felino y suspiró aliviada al no ver alguna herida que pusiera en riesgo su vida. -¡Ugh, juro por los padres Thexen, que si vuelves a salir de esa manera sin nosotros azotaré tu cabeza contra mi escritorio!-

-Vamos Vi, que ni siquiera el capitán le habla así al general...- Dijo el puma mirando con preocupación a la nutria.

-Aunque debo estar de acuerdo con ella, eres demasiado imprudente Thexen... Pero me alegra ver que estas bien.- Contestó Hinode mirando al felino con alivio y una sonrisa.

-Bastante excitante pelea, una lástima que aun tuvieras tu ropa ahora que terminaste el combate.- Comentó Jabul sin apartar su mirada del pecho del leopardo.

-Y algo más... Traemos visitantes que disfrutaron de tu pelea, no tan sexys como tu, pero son elegidos también.- Ixul se hizo a un lado para que el resto del grupo viera al general de frente.

Thexen abrió brevemente sus ojos y la boca al ver a Matt y su grupo ahí reunidos, sin embargo, logró recobrar su compostura y poner una cara neutra con un brillo serio en los ojos, cosa que notaron los otros miembros del grupo, una tensión cayó sobre el lugar, en el cual solo el sonido del viento y el agua podía escucharse; el zorro avanzó lentamente sin apartar los ojos del leopardo; Sam... o Thexen, lucia completamente diferente a aquel felino que el recordaba, su complexión era más fuerte a la que le había visto jamás, en juegos o vida real, su pelaje mojado y revuelto en varias partes además de manchado con su propia sangre lo hacía ver salvaje y casi feral, su cabello largo que solía usar estaba corto con un fleco a la derecha que lo hacía ver atractivo, una cicatriz en cruz desde su frente hasta su mandíbula adornaba su rostro, el costo de la batalla a la cual recientemente sobrevivió, su armadura estaba destrozada en varios puntos y muchos otros estaba perforada hasta el punto de poder revelar el pelaje del felino; el vulpino se acercó lentamente al felino mientras levantaba una mano tratando de tocar la mejilla del leopardo.

-¿S-Sam? ... ¿E-eres tú? ... ¿En verdad... eres... tu?- Antes de que pudiera tocarlo, el felino retrocedió un paso sin apartar su mirada de la del zorro, quien se detuvo y lo miró sorprendido.

-Matt... Sigues con vida... Eso es bueno, supondré que la guía te ha sido de mucha ayuda.- El vulpino se quedó inmóvil al escuchar la seca y fría respuesta del leopardo.

-Yo... Uhhhh... Si...-

-¿Ya se conocían?- Preguntó con interés Hinode mirando del zorro al leopardo, el felino volteó a ver al capitán y asintió.

-Si, de nuestro mundo original... Pero no sabía que ya se había comprometido, esa noticia es nueva. Pero esperada.- El zorro ocultó su mano derecha detrás de su espalda, movimiento que imitó Derek, había olvidado el quitarse su anillo de compromiso por las prisas del viaje y de lo rápido en que todo ocurrió hasta que llegaron a verse cara a cara.

-¡Oh! ¡Es una grata sorpresa, felicidades!- Contestó Hinode con cierta tensión, algo andaba mal.

-Capitán, por favor lleve a los invitados de regreso al castillo, informe a la reina que he obtenido el último cristal y lo llevaré de inmediato a la torre para colocarlo en el lugar que le corresponde.- Thexen se dio la vuelta y caminó en dirección al lago.

-¿Thexen? ¿Señor todo bien?- Preguntó el dragón dando un par de pasos en dirección del leopardo pero se detuvo cuando este giró su rostro mirándolo con el ojo carmesí el cuál brillaba de una manera extraña.

-He dado una orden capitán... Pueden retirarse, regresaré al palacio en cuanto termine mi quehacer aquí.- Sin decir más el felino caminó hasta el lago y comenzó a caminar encima de la superficie del agua sin hundirse y sin mirar hacia atrás.

-Bueno... Uhhhh... Vamos de regreso al palacio, debemos informar a la reina de lo ocurrido aquí y de las instrucciones del general...- Dijo Hinode sin apartar la mirada del leopardo, Krauz pronunció unas palabras activando su poder y un portal apareció frente a ellos, el grupo ingresó despacio en el hasta que solo quedaron el zorro y el dragón mirando en dirección del leopardo que se siguió alejando de la orilla.

-Por aquí señor... Matt...- El dragón notó como el zorro no dejaba de mirar a Thexen y eso lo irritó de sobremanera, por lo que puso una mano sobre el hombro del zorro, quien trató de librarse del capitán, sin embargo, este logró llevarse al vulpino por el portal que se cerró tras ellos. Al dejar de sentir las presencias de los otros, el leopardo se detuvo en el medio del lago y permaneció con los ojos cerrados en ese sitio por unos minutos.

Al abrirlos nuevamente levantó su brazo derecho y llamó a la energía que sabía que estaba ahí, lentamente el flujo fue emergiendo de lo profundo del lago hasta llegar con el leopardo, este comenzó a absorber ese flujo sintiendo como lo llenaba de poder, cada enemigo derrotado por los elegidos en ese mundo siempre dejaban una esencia que para ellos se traducía en experiencia y posibilidad para obtener habilidades únicas u objetos raros; el leopardo además había usado un cristal de experiencia especial de la beta, el cual hizo que todo lo que ganó durante el combate se incrementara de sobremanera, al terminar de absorber toda la esencia el felino suspiró y sintió el cómo su poder se incrementaba al mismo tiempo que su enojo, una ira burbujeante que le quemaba el interior de su ser, le hacía cerrar sus puños hasta hacer sangrar sus palmas, al no poder contenerse más levantó su rostro al cielo y abrió su boca lanzando un grito fúrico.

..............................................................................................................................

Matt caminaba subiendo y bajando por el corredor mientras sus compañeros lo veían en silencio, el anuncio de unos guardias sobre la inminente llegada del general hizo que tanto el grupo como varios soldados e incluso la reina junto con los otros miembros del grupo, al salir del palacio pudieron ver como el leopardo llegó hasta la torre volando y aterrizó dentro del edificio por uno de los ventanales abiertos. Dentro de la torre, el leopardo entró al cuarto y llegó hasta el último altar que faltaba por llenar, colocó el cristal en su lugar y el proceso comenzó de nuevo; fuera de la torre, después de cada pulso, el agua de todas las fuentes, en el reino fue purificada, dejando atrás los colores verdes y marrones por cristalinos y azules, finalmente los enfermos de la ciudad por una extraña enfermedad llamada "estigia" fueron curados y se recuperaron como si jamás hubieran tenido dicho mal en sus cuerpos.

Thexen salió con un salto de la torre y evitando a todo el comité que esperaba recibirlo al bajar de la torre, se internó por la ciudad hasta llegar a una casa con una gran chimenea saliendo por la parte de atrás, entró y avanzó por una habitación llena de armas y armaduras por todas partes, al estar en el mostrador un toro entró por una puerta seguido de 2 gatas color crema con hocico y orejas café, las cuales sonrieron ampliamente al verlo y lo fueron a abrazar casi derribándolo.

-¡Thexen lo lograste!-

-¡Madre estará bien, se va a recuperar!- Las gemelas rieron y el leopardo sonrió dando una palmada en el hombro a ambas, la única diferencia notoria entre ellas era el color de ojos, Daria tenía ojos azules mientras que Aria tenía ojos verdes, su padre Magnus, el toro negro de cuernos color blanco y ojos café de mirada amable se acercó y se unió al abrazo levantando a los 3 del suelo.

-No sé cómo agradecerle general... Nuestra familia y las de muchos otros estamos en deuda con usted...- Al regresar a los felinos a tierra firme, el leopardo suspiró y sacó un pequeño cofre de madera que dejó sobre el mostrador.

-No hay que agradecerme, es algo que debía hacer y lo logré... Pero ahora soy yo quien necesita de su ayuda con esto. Pero primero necesito que Oma y Oba estén aquí también...- La puerta se abrió y por esta entraron los 2 leopardos de las nieves, abrazaron a Thexen y le sonrieron.

-Sabíamos que lograrías tu cometido Kin, estamos agradecidos y orgullosos.- El leopardo joven sonrió a la pareja y asintió.



-Les agradezco que vinieran, seré breve pues necesito que esto se haga en cuanto antes, pues mi tiempo aquí entre ustedes ya llega a su fin. Ustedes fueron quienes desde un comienzo confiaron en mí y me ayudaron... Y es por eso que quiero que sean ustedes quienes me apoyen en este último proyecto.- El leopardo llegó hasta el cofre y lo abrió revelando su contenido, los ahí reunidos se asomaron y examinaron las cosas sorprendiéndose a cada objeto que encontraban, incluido algunos planos y diagramas.

-Entiendo que necesites esto... Y lamento que esta armadura que te fabriqué no fuera suficiente, pero tus combates son muy exigentes... Pero esto es ir más allá...- Magnus comentó mientras se rascaba la barbilla y revisaba un diagrama con ojo crítico.

-Nuestras "Castigadoras" no fueron suficiente... no hay forma de arreglarlas sin poner en riesgo la integridad y balance de las pistolas...- Dijo Daria mientras examinaba unos materiales, sin embargo, Aria recuperó un diagrama y al verlo soltó un grito ahogado y lo compartió con su hermana quien imitó su expresión y ambas miraron al leopardo.

-¿E-es real? ¿E-este diagrama es... ?-

-Si, lo es... Y sé que no hay nadie más capaces de crearlas que ustedes.- Respondió el felino riendo un poco, Aria tomó los restos de las armas del leopardo de sus fundas y las tiró a un cesto de basura antes de tomar una libreta y comenzar a hacer cálculos y planes.

-Kin, los materiales son raros... podemos hacer lo que nos pidas, siempre y cuando tengamos lo necesario.- Dijo Reuben mientras examinaba otros diagramas, a lo que el joven respondió al colocar en sus manos una serie de metales, cristales, minerales y fibras que Lugra examinó con una mirada sorprendida.

-Son los mejores que he conseguido con el paso del tiempo y en todas las cacerías que he hecho.- Thexen miró a Magnus y le entregó un lingote más, este brillaba con una luz azulada y negra, el toro tomó el lingote y miró al leopardo con los ojos casi fuera de sus orbitas, sin embargo el felino se encogió de hombros. -De ese necesito una espada, de un mango para una sola mano o para dos manos, de todo lo demás ya está especificado en los otros diagramas.-

-Podemos hacer esto sin duda y por ti eso es algo asegurado, pero... ¿Por qué así?- Preguntó Magnus mirando al diagrama y señalándolo antes de ver al leopardo, gesto que imitaron todos los ahí reunidos, Thexen los miró y sonrió.

-Porque ha pasado algo que sabía que pasaría eventualmente... Y esto demostrará que estoy listo para enfrentar lo que viene después.-

Darknesswolf88 Darknesswolf88
Haydenwolf Haydenwolf
Herito Herito
 

Haydenwolf

Ōkami tei-shin
 
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
1.915
Reacciones
1.525
Shibecoins
$36.072
  • SA – Beastar
Wow vaya pelear, demasiado sorprendente y además esa reunión de Sam y de Matt no se, como que no me la esperaba así pero eso no quita lo interesante que fue, me sorprendiste además de que me pica la curiosidad de lo que dijo Thexen/Sam al final del capítulo
 
Reactions: SnowFeline13

Darknesswolf88

Dios Rey lobo
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
265
Reacciones
418
Shibecoins
$5.371
Que épica pelea en serio te luciste con cada detalle narrado, en serio hermano te luciste nwn, supongo que ver al zorro le amargo la victoria a Sam, creo que puedo hacerme una idea de lo que desea el leopardo, pero no diré nada por temor a equivocarme, de nuevo te felicito por la pelea
 
Reactions: SnowFeline13

SnowFeline13

Remaining corrupt as I wish for paradise
Registrado
3 Mar 2019
Mensajes
51
Reacciones
100
Shibecoins
$2.246
Un saludo a todos, dejaré aquí otro capítulo de esta historia, espero que sea de su agrado.

Thexen regresó al palacio caminando con tranquilidad mientras Solem se estaba ocultando, los habitantes que lo llegaban a ver o se cruzaban en su camino se detenían a sonreírle y dedicarle cumplidos y reverencias en agradecimiento por amistades, familia o por ellos mismo y su recuperación, el felino dedicó un cortés saludo antes de seguir su camino, al llegar al palacio decidió el entrar a su habitación por el balcón que tenía siempre abierto, saltó y escaló rápidamente por las paredes hasta al llegar al su destino; suspiró aliviado y entró mientras revisaba el estado de su ropa y armadura, el interruptor de la luz se activó y el cuarto se iluminó revelando a Matt.

-Sam, tenemos que hablar.- El felino dio un paso hacia atrás pero se detuvo y miró al zorro el cual se acercó a la mesa en el centro de la habitación y se sentó en una de las sillas disponibles.

-Espero que sea una charla corta, según entiendo la reina ha preparado un banquete especial en honor a ustedes...- Dijo el leopardo mientras se acercaba y sentaba en otra silla frente al zorro.

-Y en tu honor también... El capitán Hinode nos ha hablado sobre lo que has hecho por este reino y todo lo que ha conllevado... Pero no es eso lo que he venido a hablar. He querido hablar contigo desde... bueno... desde todo ese desastre en DC...-

-¿DC?- Preguntó el felino sin entender la contracción.

-Oh, se refiere a Destiny's Call... Pero después de lo que ocurrió, bueno... No sabía si estabas con vida o no, cuando llegamos a El Faro te busqué por todas partes, sin suerte y luego puse un anuncio con los de avanzada por si te llegaban a ver... Incluso nos volvimos más fuertes para poder explorar por nuestra cuenta y tratar de encontrarte...- El leopardo levantó una mano y el zorro lo miró, el felino suspiró y miró con más calma al otro.

-Matt... Eso ya quedó atrás, lo que pasó ya ha pasado. No lo puedes cambiar y no se puede arreglar.-

-Si puedo arreglarlo, es lo que estoy tratando de hacer ahora...- Dijo en voz baja el zorro mirando a sus manos mientras las entrelazaba sobre la mesa y jugaba un poco con su anillo de compromiso.

-Y si es así ¿Cuál es tu plan?- Thexen miró al zorro mientras se cruzaba de brazos.

-El agregarte a nuestro grupo para que no corras peligro, tal como lo hacíamos antes yo en la línea frontal y tu atrás como apoyo, el llevarte a El Faro para que puedas estar ya enlistado en el ejército para seguir limpiando el planeta, darte equipo apropiado y un hogar en lo que estemos aquí, el tener... amigos contigo, para que no estés solo ya... Y con el tiempo, que todos nos llevemos bien, sin enfrentamientos ni dramas...- Matt miró al leopardo tras terminar con su plan, Thexen sin embargo, sonrió un poco y se levantó de la mesa caminando hasta mirar por el balcón abierto al atardecer.

-Un plan sólido... Pero creo que pasaré de el.-

-No lo tienes que hacer todo de golpe, podemos empezar de poco a poco...- El leopardo, suspiró y miró al zorro con una vista cansada.

-Matt... Escúchame... Primero que nada, yo ya no tengo ningún rencor contra ti o tu nov... prometido. El hecho es, que hace tiempo que superé todo eso... Cuando los vi, no podía creerlo, me negué a aceptarlo... Pero ese beso, esa pasión, ese amor... Estaba ahí cuando los vi, me enfureció el que quisieras alcanzarme y aclarar lo que era claro, me desquité y al llegar aquí también tuve el tiempo y espacio que necesita para darme cuenta que me negué a ver las señales y por monotonía solo las ignoraba... Si me deprimió mucho el hecho de darme cuenta que no volveríamos a ser lo que fuimos alguna vez, pero después de todo... Ahora estoy... Conforme, por como están las cosas.- Dijo el felino mirando como Solem se estaba terminando de ocultar en la lejanía del horizonte, volteó a mirar al zorro que no había dejado de mirarlo desde que comenzó a hablar y le sonrió amablemente. -Por orden de los padres, debo ir a El Faro para saber qué es lo que se debe hacer a continuación y seguir adelante con esta misión que fue encomendada... Pero no estoy seguro de querer hacerlo en grupo contigo.-

-Nadie puede ir por el mundo solo... Muchas vidas se han perdido de esa manera.- Comentó Matt a lo que Thexen solo se encogió de hombros.

-Yo lo hice por todo este tiempo y aun sigo con vida...-

-A duras penas según lo que me platicaron tus compañeros... Si, me lo dijeron todo.- Agregó el vulpino al ver que el leopardo estaba por reclamarle.

-... Lo pensaré... Estaré todavía aquí por un par de días más antes de irme.-

-El mando nos ordenó el llevarte lo antes posible...-

-Es en ese tiempo o ustedes se van sin mí, no lo estoy poniendo a votación Matt.- Dijo secamente el leopardo, el vulpino suspiró y asintió.

-De acuerdo... Un par de días Sam.-

-Thexen.-

-¿Que?- Preguntó el zorro mirando a su nuevo... compañero.

-Ustedes se referirán a mi como Thexen a partir de ahora. Ese leopardo que conociste no existe ya, va para todos ustedes....- Contestó el felino mirando hacia la puerta antes de abrirla de par en par, haciendo que una pila de fursonas cayeran unos encima de otros, todos los ahí reunidos era tanto del grupo de Matt como el de Thexen, lucharon un poco en ponerse de pie mientras trataban de decir distintas excusas para justificar su espionaje.

-Huh... Comenzamos bien... ¡Se acabó la reunión aquí! ¡Todo el mundo fuera de mi habitación! ¡Necesito un baño y no estoy del mejor humor! ... Ahora...- Thexen invocó en su mano una espada y la apuntó contra el grupo. -Largo de aquí o habrá consecuencias... No lo repetiré una segunda vez...- El grupo se alejó con velocidad y solo Matt salió con lentitud antes de cerrar la puerta dándole una pequeña sonrisa al felino quien solo entrecerró los ojos.

-El banquete comenzará en una hora... estaremos esperando... Thexen.- Con eso el vulpino aseguró la puerta y la cerró detrás de él. El leopardo suspiró y desapareció el arma de su mano, miró a su ropa y comenzó a desprenderse de la armadura rota y la ropa desgarrada quedando en una ropa interior manchada de sangre y sudor por la pelea que había librado antes en el día.

-Tienes un grupo de fursonas bastante... Peculiar...- Comentó una voz en el cuarto mientras el leopardo examinaba su estado físico, agradecido que el pelaje cubriera todas las cicatrices.

-Desafortunadamente no puedo deshacerme de ellos y dudo que pueda hacerlo en cuanto lleguemos a El Faro.- Suspiró Thexen y eliminó la ilusión que ocultaba la marca de su rostro, una cruz que comenzaba en su frente por ambos lados encima de sus cejas y bajaba uniéndose justo encima de su hocico para luego bajar por una porción de sus mejillas, esa cicatriz no había sanado y el felino la había tratado con todos su hechizos y pociones, pero ninguno dio resultado.

-¿Tan malo es que estaremos en un grupo? De todas formas ya no estarás tan solo como antes.- La voz se mostró a manera de un dragón asiático sin bigotes hecho de un material negro con apariencia cristalina semejante al ónix que se materializó de forma similar al prophet, este tenía unos ojos que brillaban de color rojo, como un rubí a contraluz.

-Sabes tan bien como yo que las cosas son complicadas y si bien lo entendí... Solo irán de mal en peor...-

-Tu aceptaste esto, no te obligaron a nada.-

-¿Tenia alguna otra opción?- Preguntó con amargura el leopardo a su compañero mientras se desprendía de la ropa interior y la arrojaba lejos para caminar desnudo al baño y cerrar la puerta detrás de sí.

-Pudiste negarte, te dieron la oportunidad.- El felino suspiró a eso, sabía que su compañero tenía razón.

-Cual sea el caso Zaphael... No hay vuelta atrás a lo que ya está hecho. Solo puedo aceptar las consecuencias de mis decisiones.- Thexen abrió el paso del agua caliente en la regadera, el fluido ayudó a limpiar los restos de sangre, tierra y sudor del pelaje del felino.

-¿Les dirás sobre tu situación?- Preguntó el dragón mientras giraba un poco alrededor de la habitación flotando lentamente.

-No... A su debido tiempo lo haré, pero aún no.-

-Como tu digas. Ahora no te dilates, que hay un evento al cual asistir y eres un invitado de honor.-

-Ya se...- Zaphael se desmaterializó dejando al leopardo solo en el baño con sus pensamientos mientras se aseaba.

...................................................................................................................................

El comedor se encontraba lleno de personas notables, representantes de las tribus, el rey Ixul junto a unos concejales, militares de alto rango, la sanadora de la reina, el archi mago, el capitán de la guardia, los visitantes y la reina Ismir; todos y cada uno de ellos hablaban y bebían animadamente mientras charlaban esperando al último invitado, luego de ciertas bebidas y charlas, se podían notar ciertas tensiones entre algunos de los ahí reunidos, ejemplo de ello eran Jabul y Luca, quienes parecían gemelos casi idénticos a excepción de la voz y la notable diferencia de ropa, cosa que divertía profundamente a Sophi, Miles quien no podía dejar de lanzar miradas discretas y a veces no tan discretas a la dragona, Matt y Hinode parecían estarse midiendo el uno al otro con la mirada mientras Derek fruncía un poco el ceño junto con Lucio, Markus y Volken. Los sirvientes en la habitación abrieron la puerta y dejaron pasar al leopardo, este iba vestido con unos jeans grises claro, unas botas negras con unas cintas de cuero del mismo color con hebillas plateadas las cuales sujetaban unas fundas para dagas que se encontraban vacías, en su torso llevaba una camisa blanca hasta la altura del pecho donde cambiaba de color a un gris oscuro, encima de la playera lucía una gabardina abierta con diferentes tonos de grises, en la parte inferior de esta había un tono más oscuro y a medida que subía este se degradaba hasta un tono más claro, aproximado al blanco; tenía una protección de cuero y pieles blancas en la zona del cuello y donde se unía la protección en el brazo con la gabardina, llevaba 3 cinturones a la altura de la cintura, cada uno con distintos bolsillos y hebillas plateadas, con fundas para cuchillos y pistoleras vacías, otra cinta lo rodeaba del hombro izquierdo hasta la cadera derecha, una bufanda roja alrededor de su cuello y finalmente unos guanteletes de cuero negro con piezas metálicas del mismo color que reforzaban los nudillos, protegían el dorso de la mano y el antebrazo.

El leopardo caminó hasta sentarse cerca de sus compañeros y a unos lugares de la reina a su derecha, cuando el felino tomó asiento los sirvientes comenzaron a servir los alimentos, todo un banquete había sido preparado para los invitados y para la festejar la victoria de su general en entregar los 6 cristales de la ciudad, todo el mundo notó la cicatriz sobre el rostro del felino, pero decidieron no abordarlo al respecto y comenzaron a degustar de los platillos y bebida que tenían frente a ellos. La noche siguió su curso mientras la celebración cobraba más y más alegría, músicos habían entrado en un momento determinado al lugar y amenizaron el ambiente con distintas melodías a los cuales muchos de los invitados se levantaron a bailar y disfrutar de la velada. Durante la sobremesa el grupo dio a conocer al leopardo a sus recientes miembros, Lucio, Markus y Volken, quienes estarían dando su apoyo durante sus aventuras, tanto el lobo como el león blanco eran guerreros versados en combate cuerpo a cuerpo y con espadas principalmente, el tigre era un monje que si bien prefería usar solo sus artes marciales, tambien era especialista con ciertas armas afines a su clase, intentaron convencer al leopardo de volverse el mago y soporte del equipo, sin embargo, este se negó de forma rotunda por lo que el grupo decidió esperar a las pruebas del mando para saber mejor su rol; al preguntar a Thexen por su nivel este estaba reacio a contestar cuál era, hasta que después de casi una hora de peticiones y suplicas amistosas, este confesó el nivel.

-¡¿QUEEEEEEE?!- Gritó Luca tras escupir de forma sonora su bebida, si Miles no se hubiera levantado a atender un llamado de la reina el felino hubiera quedado cubierto de vino y saliva del león.

-¿S-seguro que ese es tu nivel?- Preguntó Sophi quien sentía su cabeza ligera al saber el dato.

-¿Como?- Preguntó Matt con un hilo de voz mientras Derek también miraba sorprendido al leopardo y frotaba el brazo del zorro tratando de calmarlo.

-Te dije que yo hice las cosas solo, todo. Cierto, casi morí en muchas ocasiones, pero eso solo me hizo mejor, más resistente, más hábil, más rápido, más fuerte...- Contestó el leopardo sin darle mucha importancia al hecho mientras picaba desinteresadamente una mora azul con una de sus garras antes de pincharla y llevarla hasta su hocico.

-Pero... Eso lo pone en un nivel muy por encima de incluso el de el consejo...- Comentó Lucio mientras recibía miradas sorprendidas por parte de Markus y Volken quienes miraron nuevamente al leopardo con suspicacia y cierto temor.

-No me crean si los hace sentir mejor. Pero yo no tengo porqué mentir, no gano nada con hacerlo.- Contestó el felino mientras seleccionaba otra mora extra para comerla.

-P-pero... ¿85? ... ¿Siendo un freelancer? Suena a una locura...- Dijo Luca poniendo su cabeza entre sus manos mientras seguía teniendo los ojos abiertos por completo.

-¿Hay algún problema que sea freelancer?- Preguntó el felino, el resto del grupo se miró entre ellos un poco preocupados.

-No con nosotros... Pero en El Faro... La situación es distinta por completo, los pocos que quedaron como freelancers, al no poder especializarse y obtener los beneficios de las clases y sus hibridaciones... Fueron relegados a soportes o menos que eso... Casi todos están en trabajos así.- Contestó Derek.

Thexen no respondió, simplemente siguió comiendo y picando un poco de frutas mientras pensaba y observaba a todos alrededor, al acabar la cena y el festejo cada quien se retiró a sus habitaciones, sin duda había sido una noche placentera para el leopardo y por los ruidos que salían de algunas de las habitaciones de sus compañeros, que fueron hospedados en su sección del castillo, esta sería aún más placentera; el felino salió a su balcón y se sentó en una de las sillas con una bebida dulce hecha de varias bayas mientras miraba hacia las estrellas, simplemente disfrutando de la frescura del ambiente y la luz de las lunas y las estrellas. Unos minutos después el balcón vecino se abrió y de este salió Lucio, su pelaje estaba revuelto en varias partes y se notaba húmedo por el sudor, su desnudez estaba cubierta únicamente por una toalla blanca alrededor de su cintura; el tigre se estiró y miró alrededor hasta notar al leopardo a su derecha en el balcón contiguo, se rascó la nuca y se acercó hasta el límite del barandal.

-Espero no haber interrumpido tu sueño con mucho ruido...- Dijo en voz moderadamente baja el tigre mientras miraba de reojo a la ventada del balcón para volver a mirar al leopardo, este negó con la cabeza y miró de nuevo hacia el cielo. -Vaya, así que por fin conozco al mítico Sam... Es genial, Matt me habló mucho sobre ti.-

-Espero que no hayan sido muchas exageraciones. Ese zorro tiende a exagerar mucho en ocasiones.- Contestó el leopardo terminando su bebida.

-Por lo genial que eres ahora, creo que le faltó mucho más en verdad.- El comentario del tigre provocó que el leopardo riera genuinamente haciendo que las orejas del tigre se agitaran... Tenía una risa agradable.

-Entonces solo escuchaste las historias viejas sobre las aventuras en juegos que pasamos... Pero aquí todo eso cambió.- Thexen dejó el vaso sobre una mesa de vidrio y metal para mirar al tigre. -Recuerdo tus ojos... Esos ojos naranjas de un pequeño tigre que tenían miedo y determinación por igual cuando frenaron mi espada... Haz crecido mucho.-

-Bueno, ya escuchaste sobre el tiempo que pasé en el tratamiento de aceleración en las cámaras de entrenamiento espacio-temporal...-

-Me refiero a tu actitud. Maduraste. Eso es algo que viene porqué descubriste algo que querías, algo por el cuál mejorar y crecer.- El tigre se rascó la nuca mientras se sonrojaba ante la mirada bicolor y analítica del felino mayor, Lucio saltó y grácilmente aterrizó en el balcón de su compañero nuevo hasta sentarse en una silla disponible cerca del leopardo.

-Si... Y no me arrepiento de eso, es lo mejor que me ha pasado en mi vida.- Contestó el tigre mirando con ternura en dirección a su habitación donde su lobo dormía plácidamente después de sus actividades amorosas previas.

-Dime algo... ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar con el?- Preguntó Thexen mirando a las lunas.

-Hmmmm... Pues me encantaría estar con él todos los días y las noches, el poder...-

-Me refiero... Debes de estar consciente de que no estaremos por siempre aquí, al terminar nuestra labor seremos regresados a nuestro hogar, los que vivamos para eso... Por eso ¿Qué estás dispuesto a hacer por ese lobo?- Interrumpió el leopardo mirando directamente a los ojos del tigre, este bajó la mirada y sus orejas al sentirse intimidado por la seriedad en la mirada del felino, sin embargo tras pensar un poco, elevó su mirada hasta la suya y contestó con toda su sinceridad y firmeza que pudo.

-Por Markus estoy dispuesto a todo, incluso llegar a encontrar una manera de llevarlo a casa... O yo quedarme aquí con él... Pero no me separaré de su lado, lo amo demasiado como para hacer eso.- El ojo escarlata del felino brilló de una manera extraña y el leopardo volvió a observar las lunas.

-Ya veo... Un consejo, no pierdas nunca esa convicción. Pase lo que pase.-

-No lo haré...- Ambos felinos miraron hacia las lunas entrando en un silencio agradable después de la charla, sin embargo, el leopardo se levantó de su asiento cuando un llamado a la puerta se escuchó, este abrió la puerta sin moverse de su sitio y por el umbral pasó un guardia que llegó hasta los felinos con la respiración entrecortada.

-¡Mi general, señor! ¡Ixul... Su tribu... Está siendo atacada!- Ambos felinos miraron al guardia sorprendidos.

-¿Quien los está atacando? ¿Cuál es la situación?- Preguntó el leopardo mientras el tigre se levantaba de la mesa.

-Son desconocidos, pero están mal parados... ¡Los reyes están luchando justo ahora en su propio palacio, el mensaje nos llegó por un mago que logró ponerse en contacto con el archi mago!- Al oir esto el leopardo gruño y miro al guardia y al tigre.

-¡Despierten a los demás, que un destacamento de soldados vaya a apoyarles y manden sanadores también!- El guardia asintió y salió a la carrera para cumplir las órdenes del general, mientras que Lucio miró a Thexen prepararse al equiparse armas que llenaron los bolsillos y fundas en su vestimenta. -¡Despierta a los demás, es probable que necesite de su ayuda para salvar la mayor cantidad de vidas posibles! ¡Sigan a los soldados cuando estén listos!-

Sin dar más explicaciones, el leopardo saltó del balcón y salió a la carrera del palacio y en cuestión de un minuto, de la ciudad misma, el camino al pueblo principal del rey Ixul era un camino que él conocía bastante bien, por lo que solo seguía una ruta para llegar lo antes posible para actuar en contra de los invasores; tras casi media hora de viaje a través de los árboles y sus ramas, el felino logró ver el resplandor naranja del fuego y la nube de humo negra que dejaba en claro que la población estaba bajo ataque, se apresuró a llegar y encontró que los atacantes eran unas criaturas similares a unas parcas con hoces enormes que atacaban a los pobladores quienes se defendían bien a pesar de que muchos de ellos se encontraban heridos, un enemigo había derribado a un cazador cerca y estaba levantando su arma para acabar con la vida del puma joven, pero fue interrumpido por una serie de tajos que lo cortaron en pedazos que se destrozaron como un cristal hasta desaparecer en el aire; el puma miró con asombro.

-Los reyes ¿Dónde estan?- Thexen le tendió su mano y lo ayudó a levantarse.

-En la casa central... varios enemigos entraron y evadieron a sus guardias... ¡Ayúdeles por favor general!- Pidió el puma antes de lanzarse a ayudar a otro miembro de su tribu. El leopardo corrió evadiendo enemigos y eliminando a otros en su camino hasta llegar al hogar de residencia de los reyes, en las escaleras y la puerta, un gran grupo de guerreros y monstruos se estaban enfrentando, el felino los esquivó con un salto y entró a la casa.

El interior era de madera y piedra, con lámparas en forma de lágrimas con una luz anaranjada que iluminaba bien el interior, desde la entrada hasta el sitio de los tronos era un pasillo amplio y ancho, a la derecha y subiendo unas escaleras quedaban las habitaciones de la familia real, a la izquierda quedaba la cocina, cuartos de los sirvientes y otras ubicaciones como una biblioteca y una bodega; en el lugar de los tronos habían 3 figuras que le hicieron abrir los ojos ampliamente al leopardo, Ixul y Ferodra se encontraban en el suelo con heridas que sangraban bastante mientras que otro más se encontraba de pie encima de ellos, era un esqueleto de forma humanoide, sin embargo, sus huesos era anormalmente gruesos, en el centro de su pecho brillaba un orbe dorado, los huesos tenían una consistencia similar a la roca con marcas y runas, carecía de pies, pero flotaba sin ningún problema, sostenía en su mano derecha un espadón viejo con varias marcas de combate, su columna estaba protegida por unas púas al igual que sus codos. El felino rugió con fuerza y se lanzó a atacar al enemigo, este esquivó la estocada que el felino le lanzó con su propia arma, giró el filo y trato de golpearlo mientras dejaba una estela eléctrica, el felino enfocó su mirada al dar una patada al esqueleto para alejarlo de los monarcas y pudo ver que Ixul y su esposa había conseguido reducir a la mitad la vida del enemigo llamado Bolverk; el esqueleto blandió su arma y lanzó un corte el cual fue transportado por el aire hasta que fue interceptado por un escudo mágico que el felino creó, juntó sus manos y mandó el escudo en forma de una esfera que protegió a los reyes para luego correr nuevamente en contra del enemigo y atacarlo con ferocidad.

El grupo junto a los refuerzos llegaron tan rápido como pudieron a la población, con su ayuda, todos los enemigos fueron derrotados y avanzaron hasta llegar al hogar de los monarcas, tras una breve batalla con lo último de la oposición lograron abrir las puertas y entraron para descubrir a los reyes inconscientes mientras que el leopardo estaba trabajando en curar a alguien, sentado entre los dos tronos, Vi se apresuró a ver el estado de los reyes, los cuales estaban heridos, pero no de gravedad, al acercarse al leopardo la nutria vio que estaba curando a un cachorro de león, posiblemente de un año o un poco menos, Thexen movió sus orejas al escuchar los pasos de la nutria mientras mantenía sus ojos cerrados movió un poco su cabeza.

-Por favor Vi, termina de curar a Ixul y Ferodra, necesitan la sanación más especializada, yo estoy terminando de curar al pequeño... Los hijos mayores de Ixul están a salvo en otra aldea.-

-Entendido general.- La nutria se dirigió a los monarcas y comenzó a trabajar en ellos. Cuando Thexen terminó su labor abrió los ojos y miró al cachorro, este comenzó a moverse y abrió sus ojos color celeste y miró al felino y sonrió mientras trataba de tocar el hocico del felino mayor, atrás del leopardo pudo escuchar una risa cansada proveniente de Ixul, quien lo miraba divertido.

-Le agradas a Kouya según veo... Serías un muy buen padre para el.- El leopardo se levantó aun con el cachorro en brazos y se dirigió hasta Ixul a quien se lo entregó para el deleite del cachorro quien comenzó a balbucear mientras su madre comenzaba a recuperar el sentido.

-No Ixul, ni lo pienses.- Contestó el felino mientras acariciaba la cabeza del cachorro el cual ronroneó de gusto y tomó uno de los dedos del leopardo para frotar su mejilla en él; el felino mayor lo miró con una sonrisa y se inclinó para poner su frente contra la del pequeño y ronronear con él, el gesto sorprendió a los ahí reunidos mientras que el monarca rio un poco, el leopardo se levantó a mirar al león y se sonrojó para solo darse vuelta.

-Cuida bien de él Ixul, será un gran rey algún día... Me aseguraré de que este mundo siga aquí para cuando ese momento llegue.- Thexen caminó saliendo del lugar mientras que Ixul arrullaba al cachorro que comenzaba a dormirse.

-Ese leopardo es algo...- El grupo no quiso terminar la frase ya que cada uno contaba con su propia respuesta, solamente sonrieron mientras revisaban y se aseguraban que todo alrededor estuviera libre de cualquier amenaza para la familia real.

Thexen salió de la aldea caminando y simplemente disfrutando de la noche cuando su compañero se materializó a su lado, flotando alrededor del felino, ambos avanzaron con dirección del palacio sumidos en un silencio cómodo hasta que el felino suspiró y hablo mientras seguía caminando.

-No debí de haber dicho eso… ¿Cierto?-

-No me corresponde a mi decir si esta bien o mal, de cualquier caso, no altera nada ni nunca lo hará.- Contestó Zaphael.

-No a un nivel general ¿Pero qué hay de mi?- Preguntó el leopardo mientras miraba hacia las lunas cruzándose de brazos y avanzando un poco más lento.

-Tu ya sabes la respuesta a esa interrogante, sabes cual es la meta… La pregunta real es ¿Cómo quieres llegar hasta allá?- Preguntó la criatura antes de desaparecer.

El felino se quedó en silencio mientras razonaba las palabras de su compañero, quería negarlo pero en el interior ya sabía que lo que le había dicho era cierto y todo con las implicaciones de sus palabras, eso le provocó nauseas y tuvo que detenerse a descansar y recargarse contra un árbol para sentirse más seguro estando de pie, unas lagrimas escaparon de los ojos del leopardo quien no las limpió, solo las dejó correr mientras aplanaba sus orejas y de dejaba resbalar hasta sentarse, en el suelo dejó que su llanto siguiera mientras poco a poco la noche comenzaba a transformarse en mañana con el cielo clareando, anunciando le levantamiento de Solem nuevamente.

Darknesswolf88 Darknesswolf88
Haydenwolf Haydenwolf
Herito Herito
 

Haydenwolf

Ōkami tei-shin
 
Registrado
14 Mar 2019
Mensajes
1.915
Reacciones
1.525
Shibecoins
$36.072
  • SA – Beastar
Vaya que buen capitulo, me encantó y guao nivel 85, Thexen si que es fuerte, entonces es más fuerte que cualquiera de los del consejo del faro entonces? Y encima sin haber elegido una clase. Que sorpresa y que lindo Lucio al haber dicho esas palabras, no quiero que se separe del lobo y además que tierna la parte de Thexen y el cachorro de Ixul pero más fue la escena de Ixul y su cachorro, morí de la ternura, espero que sigas mencionandome para seguir está historia, así como tú me dijiste, me gustan todo los personajes, a mí en este fic me gustan todos en especial Thexen y Lucio

SnowFeline13 SnowFeline13 continua mencionandome cada vez que pongas un capítulo
 

Darknesswolf88

Dios Rey lobo
Registrado
17 Feb 2019
Mensajes
265
Reacciones
418
Shibecoins
$5.371
Vaya vaya, la platica entre Sam y el zorro fue más tranquila de lo que pensaba cof cof debiste usar tu espada con él Sam, pero lo que me llamo la atención fue que nuestro querido Lucio brincara en toalla a la habitación del leopardo, ¿Cómo no se le desato? sangrado nasal pero el final es bastante intrigante, quién atacó a Ixul y su tribu, y cual es ese destino del que hablaron? sigue así hermano
 
Reactions: Haydenwolf

SnowFeline13

Remaining corrupt as I wish for paradise
Registrado
3 Mar 2019
Mensajes
51
Reacciones
100
Shibecoins
$2.246
Vaya que buen capitulo, me encantó y guao nivel 85, Thexen si que es fuerte, entonces es más fuerte que cualquiera de los del consejo del faro entonces? Y encima sin haber elegido una clase. Que sorpresa y que lindo Lucio al haber dicho esas palabras, no quiero que se separe del lobo y además que tierna la parte de Thexen y el cachorro de Ixul pero más fue la escena de Ixul y su cachorro, morí de la ternura, espero que sigas mencionandome para seguir está historia, así como tú me dijiste, me gustan todo los personajes, a mí en este fic me gustan todos en especial Thexen y Lucio

SnowFeline13 SnowFeline13 continua mencionandome cada vez que pongas un capítulo
Claro que te seguiré mencionando en los siguientes capítulos que escriba :3

Vaya vaya, la platica entre Sam y el zorro fue más tranquila de lo que pensaba cof cof debiste usar tu espada con él Sam, pero lo que me llamo la atención fue que nuestro querido Lucio brincara en toalla a la habitación del leopardo, ¿Cómo no se le desato? sangrado nasal pero el final es bastante intrigante, quién atacó a Ixul y su tribu, y cual es ese destino del que hablaron? sigue así hermano
Ya había pasado suficiente tiempo como para que el leopardodejara de lado el querer hacerle daño al zorro; Lucio es una clase de monje, por lo que sabe amarrar buenos nudos y las acrobacias no le cuestan mucho trabajo; por lo demás... eso será historia para otrso capítulos ;3
 
Reactions: Haydenwolf