Epic Rol +18 C. A. BAD END

SHOJIN

Master of nada
Registrado
9 Jun 2020
Mensajes
54
Reacciones
48
Shibecoins
$2.570
Todo empieza con un trote, el trote de un caballo en medio de una calle habitada por piratas, guerreros y cazarecompensas; aunque aquella ciudad fue saqueada y fuese violada sin perdón aún se podían distinguir sus calles, algunas tiendas tenían sus letreros colgando, en casas se veían sus entradas en pie y, aunque los caminos eran invadidos por cuerpos inertes y desmembrados, aún era plausible pasar por ellos. Había muerte en los caminos hacia el castillo y a los mercados, había muerte en las torres que adornaban cuales cruces un panteón, había muerte en el aire y en el alma misma del Bastión Real; sin embargo, sus invasores y verdugos se mantienen andando, caminando en las venas de la antigua fortaleza, cómo peste, cómo gérmenes que consumen un cuerpo podrido.​
Y es entonces siguen los sonidos y un trote, un galope.​
Un caballero con una persona que lo acompañaba, este lo mantenía fuertemente abrazado ya que el animal andaba a gran velocidad. Los golpes en la tierra agrietada y manchada eran fuertes y profundos, sonoros y veloces; sin embargo no eran observados, su paso era cómo una sombra, en vez de estar pasando frente a ellos los presentes, los observantes sólo veían un pájaro o quizá una mariposa, una breve bruma o un recuerdo pasajero. Fue entonces que no tardaron en salir del sitio, no tardaron en pasar la salida y dirigirse directamente a las colinas que se hallaban alejadas de la ciudadela. Al llegar a los verdes montes, que eran cómo centinelas que rodeaban el Bastión, el caballero detuvo su cabalgue, había sido visualizado por otras dos figuras, desde su salida, hasta su camino pasando por campos grisáseos y que rápidamente cambiaban de color a un marrón por las hojas secas de los arboles ya marchitos. Al estar frente a sus maestros, el escudero llamado Vordt del valle Boreal bajó del animal, ayudó a llegar a su delicado acompañante, un ser ancestral y de nombre Gwyndolin; sus maestros esperaban, Greysen y Nielsine los esperaban.​
¿Todo salió cómo lo planeado? ─Preguntó Greysen al recibir el papiro que llevaba aquel hombre.​
Así es, mi señor… ─Contestó el escudero.​
Al abrir el papiro, su hermana se acercó para leerlo por igual.​
Una sonrisa se dibujó en el rostro de la vampiresa haciendo que sus colmillos se vieran, parecían perlas o estrellas y su rostro, tan blanco cómo una luna en una noche de verano, se vio envuelto de una breve emoción. Greysen la contempló un segundo y analizó su rostro, sus mejillas y cómo estas dibujaban un camino pálido y delicado, cómo una tierra lejana y sobrenatural y cómo sus caminos podrían llegar hasta sus labios los cuales podría besar y podría adueñarse si no se controlaba. Pero aun así, detrás de ese sentimiento y esa belleza el vampiro seguía pensando, “ Todo lo que dijiste que iba a suceder, sucedió ”
Y fue así, el plan era salir de la reunión luego de contactar con los posibles aliados, lo cual terminó al hablar con las personas de Sinzofonia, al hacerlo el llamado “sol oscuro” utilizó un hechizo, la llamada “Puerta de la luna” para hipnotizar a cada presente, a cada ser vivo y pensante de la reunión. Un espejismo sencillo e imposible de evitar, los vampiros siguieron en la reunión pero fueron solo imágenes, proyecciones que actuaron y hablarían con instrucciones específicas de Greysen y Niel. Mientras tanto los verdaderos regresaron, volvieron al pequeño campamento hecho a las afueras del territorio y mandaron un mensaje a su padre sobre lo sucedido. Lo que ocurriría después, las palabras, las acciones de los presentes, todo previsto, incluyendo las últimas palabras dichas y dedicadas por parte de la vampiresa. El hechizo de Gwyndolin lo había cubierto todo, cómo un manto, una cubierta oscura proveniente de la noche que empezaba a aparecer. Entonces, el hechizo seguiría y, según lo pensado la gente del Oni los escoltaron a sus aposentos, lo cual, cómo fue ordenado, eran más ilusiones.​
¿Cuánto durarán esas ilusiones, Gwyndolin? ─ Mencionó Niel hacia el sol oscuro.​
El hechicero, con su mirada purpurea y gesto gentil, solo asintió con su cabeza para lanzar un pensamiento, un llamado telepático:​
“El hechizo terminará en dos días, podría esforzarme para alcanzar toda una semana”
No será necesario ─Respondió la vampiresa─, En ese tiempo podremos marearlos hasta que se den cuenta de lo contrario.
✜✜✜
Pero entonces cae una idea, una idea en los pensamientos del pelirrojo y es toda aquella enredadera, todos aquellos planes, maquinaciones y laberintos que los proclamados líderes mandaban a ejecutar. Sin embargo nada terminaba de forma perfecta, él no era otra cosa que un soldado, un guerrero que había luchado guerra tras guerra, batalla tras batalla, en un interminable duelo de espadas y explosiones, de fuego y sangre que sintió no solo en su piel sino en su alma misma, su vida estaba impregnada de un rojo violento y más sin embargo, sin importar nada realmente, se sentía completamente bien. Había nacido para eso, su mismo ser se basaba en luchar pero igualmente tenía una breve llama o chispa en su interior y era esos sujetos.​
Quienes dominaban en la cima, quienes controlaban, quienes mandaban y ordenaban, quienes reían en sus aposentos, quienes veían a sus cercanos cómo números, quienes bebían y fornicaban, quienes soñaban con un bien mayor.​
Ninguno de ellos sabía lo que era ser un soldado, ser un recurso y vivir cómo este, seguir órdenes y seguir con la esperanza, pensamientos y un monólogo interno que hizo al vampiro cerrar sus puños y, por una vez hace mucho tiempo sentir enojo y extrañamente, emoción.​
Tuvo una idea y con él un pensamiento: “Probablemente, nací para esto”.​
Mi señor, el otro encargo ya fue finalizado, las tropas han salido del bastión real ─Aclamó Vordt al caballero.​
¿Nadie los pudo verlos? ─Respondió Grey.​
Aparentemente no, el velo del sol oscuro siempre nos protegió.
Ya se fue la gente del continente, supongo.
Vordt, solo asiente ante las palabras de su maestro.​
¿De qué habla, Grey? ─Preguntó la vampiresa al acercarse.​
Pasó un leve segundo, un efímero tiempo antes de observar la ciudadela que se encontraba a lo lejos, fue entonces, cuando contestó:​
No dejaré que tengan el Bastion Real.
✜✜✜
Y, alzando la mano, el estallido rojo generó una pequeña flama, un fuego que dejó caer al suelo y el cual empezó a andar cual serpiente se tratase. Reptando y con velocidad, aquél ardor se precipitó hacia la ciudadela, esta magia giraba y se mantenía, viajaba en el ambiente mientras era controlada por él, pudo subir piedras, rodear algún charco y quemar varios pastizales a sus espaldas pero aun así, aquella lombriz de fuego continuó su paso estrepitante y silencioso. De un segundo a otro, el vampiro siente y es cómo una visión, frente a él hay una entrada, justo delante de la llama creada hay una apertura a un torreón y es entonces cuando Greysen sonríe, un gesto que muestra sus colmillos e ilumina su mirada, en un último gesto, el fuego embiste contra la entrada tocando una especie de líquido, una especie de aceite.​
El combustible prende, empieza a consumirse y sigue un paso, una hilera planeada que lleva directamente a un pasadizo solo conocido por reyes antiguos y nobles de la antigua ciudad. Las catacumbas son un laberinto, venas que recorren todo el Bastion Real y terminan en el castillo principal, es cómo un ser vivo, cómo nervios de un cuerpo ya muerto y que ahora eran encendidos y quemados por un fuego estrepitoso y rugiente. Greysen pudo sentirlo todo, cómo el fuego se expandió, cómo este llegó a más barriles de pólvora y aceite y cómo estos se prendieron en menos de un parpadeo. Era cómo un hormigueo en sus brazos, cómo arena pasando por sus piernas y recorriendo su tez hasta llegar a sus muslos, sus caderas y su abdomen, el fuego que crecía debajo de la ciudad era parte de si, lo llenaba de fuerza y hambre de más. No iba a terminar, las catacumbas continuaron por todas las calles, por todas las colonias y avenidas y eran quemadas, eran calcinadas por un dragón de fuego o un monstruo infernal o quizá un demonio de muerte. El fuego arde y entonces, llega al castillo principal.​
Greysen abre sus ojos y entonces.​
Una explosión.​
✜✜✜
La ciudad estaba en llamas y no paraban las explosiones, las torres, las casas abandonadas caían y se convertían en cenizas, era una hoguera gigante que se veía a miles de kilómetros a la distancia.​
El estallido rojo miraba desde las alturas, su paz y su mirada carmesí era serena y sencillamente pasiva.​
Usaste las catacumbas y las llenaste de aceite, eso no era necesario─ Exclamó Niel al acercarse─, ¿Acaso sientes deseos de venganza?
Fue aceite y explosivos, pedí que los trajeran desde casa, con el hechizo de Gwyndolin jamás se dieron cuenta de los soldados que entraron y llenaron todo el sitio ─Dijo él, sin apartar la mirada del fuego─,Y no es venganza; quizá algo de humanidad…
Él seguía sintiéndolo, era cómo parte de su cuerpo o parte de su psique, una explosión más que ocasiona un hormigueo, una explosión más y siente el fuego crecer, una explosión más y otra, y otra…​
─Algo de humanidad, pueden tener el centro del continente, no importa si lo quieren para sus asuntos terrenales ─Exclamó el caballero lentamente─, pero no el Bastión, si quieren un castillo, si desean una ciudad…
El se detuvo, sus ojos brillaron y finalmente dijo:​
Si realmente lo quieren, que lo construyan desde sus cenizas.
Y finalmente un terremoto final que resuena en el horizonte, el gran castillo había caído.​
✜✜✜
La gran hoguera seguía y la noche había comenzado, fue entonces cuando el vampiro terminó con unas últimas palabras:​
Empezaré a buscar aliados y tu irás al valle Boreal ─Exclamó ─, Es imposible que te encuentren ahí, Vordt te acompañará, probablemente lleguen en menos de un día si siguen la ruta que usábamos para traficar esclavos...
SAMAEL SAMAEL
HAYAN HAYAN
 

Elias Ainsworth

Por supuesto, después de todo has de ser mi esposa
Staff
Moderador
Registrado
22 Feb 2019
Mensajes
1.328
Reacciones
2.368
Shibecoins
$36.849
  • Shibes de Pascua
  • World Kuriboh Championship
Sara
Debo de admitir yo era temerario pero siempre temblaba como un hombre de papel cuando trataba con la capitana, su autoridad en aguasturbias era absoluta y tenía que un paso en falso me quitará mi hogar...

-ok Zix calmate solo hablaras con ella y le ofreceras tu ayuda, nada más- dijo el pelo naranja parado frente a la puerta

Knock knock knock

-si?- se escuchaba la voz de Sarah desde adentro

-soy yo capitana, me preguntaba si podríamos hablar...-

-pasa, está abierto...- dió permiso a lo que Zix entonces optó por hacer

-con permiso...- dijo entrando al camarote solo para quedar atónito al ver a la mujer con aquél cabello rojo suelto y en una bata de seda, se notaba que se preparaba para dormir

-que sea rápido, fue un día largo y quiero descansar...- dijo la chica mientras se recogía más la bata solo para voltear y ver al estupefacto Zix parado en el umbral -si está es una treta para intentar verme desnuda te advierto que te irá mucho peor que con la pelea del banquete, vamos deja de babear y habla de una vez- dijo la mujer

-u-uhh si lo siento capitana- dijo el chico mientras agitaba un poco la cabeza para volver en si -querian preguntar, cuál es esta situación que le hizo acudir a mi?-

-te lo había dicho ya no es así? Es un problema que tus habilidades pueden solucionar-

-si eso lo entiendo perfectamente pero cuál es el problema o mejor dicho quien es el problema?- dijo lo que llamaba la atención de la capitana -lariette dijo que alguien amenazaba su liderazgo en aguasturbias-

-hmm...- suspiraba -como siempre rose...- dijo cruzando los brazos -bien si quieres saber...un capitán de la flota de la legión de hierro quiere hacerse con aguasturbias, el capitán Mcforlan...como muchos de la legión su nave está acorazada, así que vencerlo en un encuentro directo es imposible...sin un verdadero poder de Fuego, ahí es donde entras tu- dijo viendo al joven mono de pólvora -necesito que me ayudes a destruir ese acorazado...-

-lamento decirlo capitana...pero destruir un acorazado no es tarea simple, aún con la pólvora correcta...- dijo Zix -las balas solo lo abollarian-

-me estás diciendo que perderé aguasturbias... Zacarías- dijo con una mirada intimidante hacia el chico

-n-no...puede que con la pólvora correcta no...pero...si con la bomba correcta- dijo algo nervioso

-a que te refieres?- pregunto intrigada

-s-si...si no podemos atravesar la defensa del acorazado...entonces, tenemos que derretirla- dijo con una leve sonrisa de esperanza

-derretirla? En alta mar? Estás acaso mal de la cabeza? Cómo haremos algo así?-

-si el casco del barco está hecho de metal quiere decir que si logramos derretir una abertura en el, el agua entrara y hará que se unda-

-si pero como demonios planeas hacer eso? Suena imposible-

-no con los ingredientes correctos, no será fácil pero puedo crear una bomba que cuando estalle desprenda un contenido tan caliente que derrita el casco del barco, la usamos en el cañón y la disparamos directo a ellos...-

-ok...me gusta este plan...pero como lo haremos?-

-bueno...para empezar tendremos que emprender un viaje- dijo el joven para ver a la mujer que lo miraba con intriga

-un viaje? A dónde?- pregunto la capitana

-tendremos que viajar...a Zion- sentenció el jóven sorprendiendo a la mujer
Escuchar aquel nombre hizo a Sara ver a Zix siendo la primera vez que su rostro mostraba confusion desde hace bastante tiempo.

-Vaya, creo que esto ya confirma que esa cabeza esta llena de polvora- comento la pelirroja

-Oh, se lo aseguro capitana- comento Zix -ese lugar es tan real como cualquier otro, aunque se tiene que hacer algo para poder entrar-

-Mira no soy mucho de hacerle caso a ese mito entre marineros- contesto Sara sentándose en la cama cruzando sus piernas -pero si estan tan seguro de eso entonces demuestramelo, sino esta noche dormiras en un barco a remo atado a La Sirena, quedo claro?- Zix asintio -que se tiene que hacer?-

-Pues se tiene que hacer un ritual, debemos navegar hacia un arco de piedra y cruzarlo cuando empeiza a amanecer... pero para que funcione debemos tomar tinta de kraken- dijo Zix para Sara verlo

-Mas te vale que funcione o sumare usarte de tiro al blanco tambien- comento suspirando para levantarse -reune a la tripulacion y diles que esten en la cubierta del barco-

Asintiendo Zix salio de ahi dejando a Sarah quien empezo a cambiarse poniendose un traje de capitana como el que usaba solo que este era un color negro con detalles en dorado, ya con aquella ropa salio notando como su tripulacion estaba media dormida mientras la cubierta era iluminadas por algunas farolas.

-Lamento molestarlos compañeros, pero surgio algo, haremos un viaje inesperado-

-A donde capitana?- pregunto Larriette soltando un bostezo

-... A Zion-

Pudo notar la sorpresa que aparecio en el rostro de su tripulacion aunque a Sarah le parecio curioso que Kench se mantuviera tranquilo lo que le hizo tener la idea de que el tambien creia en aquel lugar llamado Zion.

-Capitana... eso un poco imposible, ese lugar no existe- comento la hibrida de la tripulacion

-Bueno, segun nuestro mono de polvora si es posible llegar y no es el unico- menciono viendo al hombre brague quien asintio -en fin, quiero que esten listos, vayan y descansen bien, hare que los dragadores los despierten antes del amanecer ya que hay que hacer algo- hablo la capitana

-Y eso seria...- hablo Laila

-Beber tinta de calamar- revelo Sarah y mas de uno se la quedo viendo -ya esta con doble amenaza si no funciona- dijo y mas de uno se calmo

Aunque si bien la tripulacion estaba tranquila los murmullos entre ellos habia empezado nombrado lo que se contaba de aquel lugar como ballenas voladoras o una torre hecha de oro completamente, cortando aquel murmullo Sarah lo hizo dando un silbido con fuerza.

-Ahora, Zix donde se encuentra aquel arco de piedra y donde se puede conseguir la tinta de kraken?-

-De la tinta me encargo yo capitana- hablo el hombre brague a lo que Fortune asintió para ver que decia Zix sobre lo primero

-Si quiere tomo el timón y nos llevo capitana- se ofrecio Zix

-Si te sientes capaz adelante, los demás vayan a descansar-

-¡Si capitana!- grito al unisono los demas de la tripulacion

Pasaron las horas y con eso la noche habia caido, mientras la tripulación dormia y Kench buscaba la tinta de Kraken en el timón de La Sirena se veia a Zix navegando junto a su lado Sarah.

-Deberia descansar capitana- comento el mono de la polvora

-Ya habra tiempo para descansar cuando sepa que nadie quiere amenazar mi puesto de lider de Aguas Turbias- comento seria la chica viendo al horizonte

Las horas siguieron pasandohasta que ambos piratas divisaron algo, cuando lograron acecarse lo suficiente Zix confirmo que era aquel arco y justo a tiempo ya que Kench volvio con una botella con tinta de Kraken por lo que Sarah mando a los Dragadores a despertar al resto de la tripulacion y no paso mucho tiempo hasta que estuvieron presentes en la cubierta del barco ya preparados para que Kench les entregue un poco de la tinta a cada uno para que bebieran.

-Iremos por ese componente y volvemos correcto?- pregunto Sarah a Zix quien asintio

-Lo mejor es solo ir por el componente, si sale la oportunidad iremos por otra cosa- comento el chico para Fortune asentir

Kench indico que era mejor que bebieran la tinta a lo que un poco desconfiados, menos Zix y el propio Kench, bebieron la tinta y si bien la cara de asco estuvo presente en mas de uno de los tripulantes lo aguantaron pero en aquel momento el dolor se intensifico mientras las pupilas de los presentes se tornaban de un color morado y las venas alrededor de sus ojos se empezaban a notar y a cambiar a un color negro pero mientras eso pasaba Sarah quien logro ver al frente noto como el sol mientras salia desde el horizonte iluminaba aquel arco dejando ver atraves del mismo lo que pareian ballenas volando.

-Zix eres un desgraciado suertudo- comento la capitana

=========================
Ok, en un rato capaz este el de Daniel, tenia pensado en mandarlos juntos pero el delfin me apura (?)

Fatman Fatman listo aliento de pescado y confieso que estaba tentado a hacer que a Zix se le cayera la baba en el cuarto de Sarah, haste la idea XD

SAMAEL SAMAEL

Kero_Zawaski Kero_Zawaski
 
Última edición:
Reactions: SAMAEL

HAYAN

V A M P I R E
Registrado
6 Jul 2019
Mensajes
164
Reacciones
141
Shibecoins
$8.948
  • Horror Camp
  • Persona Paranormal - La Sala.
Los ojos de Grey fulguraban, como si incinerar el Bastión hubiese encendido y alimentado su alma. Le conocía perfectamente, era un hombre de acciones, de retos, de batalla y aquella declaración de guerra con toda seguridad hacía hervir su sangre. Sin embargo, había que aceptar que eso no siempre era una cualidad. Dejarse llevar por la pasión y las emociones era un asunto peligroso que hombres como él estaban dispuestos a correr, no obstante por eso permanecía a su lado, para disipar las ascuas de su cabeza. Alargó la diestra y con delicadeza la posó sobre su mejilla ardiente, pudo sentirlo inmediatamente apenas le rozó con los dedos, con ello atrajo la vista del varón sobre sí para provocar el encuentro. Un largo suspiro emergió del Estallido rojo, casi vaporoso. Contactar con las pupilas grises de Niel siempre era hipnotizante, por un instante su mente se disipó para observar el desliz de sus labios a causa de una sonrisa burlona ¿Qué le causaba gracia? Estaba a punto de recordarle que era ella quien en un inicio se moría de preocupación.​
No voy a ir a esconderme, hay demasiado trabajo por hacer ―apretó el pulgar sobre el pómulo del pelirrojo―. Debemos recurrir a los cuatro reinos que no asistieron a la reunión y formar una alianza para que la facción continental cobre poder.
Te dije que me encargaría de eso, no tienes de qué preocuparte, puedes confiar en mí.
Confío en ti, Grey. No confío en la Legión de Hierro, ni en las Bestias Negras. No tenemos tiempo que perder y bajo ninguna circunstancia permitiremos que se nos adelanten. Por eso nos dividiremos―. La mirada del menor se puso seria, pensante. Tenían sentido las palabras de su hermana, pero ¿enviarla a ella a la guerra? Era algo que no le terminaba de convencer así se llevara al mago, al escudero y a su ejército.​
¿Recuerdas lo que me dijiste en el carruaje camino al Bastión Real? ―no esperó una respuesta de la fémina, continuó enseguida ―, pues me siento exactamente igual. No puedo permitir que nada te suceda―. Niel soltó una risita, más burlona que la anterior. Los colmillos se asomaron. En seguida se aproximó al oído de Grey para aclarar su postura y es que, a veces era muy gracioso que su hermano fuese tan ingenuo. Seguramente se debía a la fe ciega que le tenía.​
Fue un truco para que no hicieras nada indebido delante de los capitanes. Yo sé que eres todo, menos débil. Además, somos inmortales ―volvió a reírse, pero esta vez retomando la distancia. Para entonces cierta emoción se reflejaba en su rostro, había un brillo siniestro en sus gélidas pupilas ―¿Y qué puede ser más emocionante que la idea de morir? Imagínate ¡Morir! ¿Qué se sentirá? ―el varón se quedó en silencio, en ocasiones olvidaba que su hermana llevaba mucho más tiempo siendo vampiro y por lo tanto se comportaba como tal.​
No me importa, no quiero que mueras y tampoco creo que desees mi muerte―estaba claro quién era el más humano de los dos, es más, el impulso y el salvajismo eran la viva muestra de ello. Niel comenzó a trenzar un mechón de su cabello bajo la mirada inquisidora de su hermano, su sonrisilla aun no se borraba ¿Qué estaría tramando? Pronto lo descubrió. La mujer lo abrazó con fuerza, colgándose de su cuello como una colegiala. Ahora había un gesto travieso y lascivo que culminó en un beso invasivo que fue corto, pero intenso. Le encantaba pasar la lengua por sus colmillos lustrosos cada vez que tenían la oportunidad de unir sus bocas. Apenas se separaron, otro suspiro vaporoso salió del pelirrojo; por instinto sus manos terminaron ancladas a la cintura femenina. Los dedos se enterraban en la silueta emulando su ansiedad. Hubiese querido aplicar esa fuerza para desgarra las telas y dejar esos bellos muslos al descubierto.​
¿Y qué tal si morimos juntos? ―susurró, el aliento frío se estrelló contra el rostro de Grey.​
Sabes que por ti haría lo que fuese, incluso morir―la miró a los ojos.​
Entonces no lo hagas sin mí. Nos volveremos a encontrar cuando tengamos a los reinos de nuestro lado, sabes qué hacer si se niegan.
¿Qué pasará cuando la facción continental esté completa?
Si te lo digo ya no sería sorpresa…
. . .​
Mientras tanto, la pequeña hada enviada por Asura revoloteaba con cautela alrededor de las figuras encomendadas. La ilusión de Gwyndolin lograba materializar, al menos para sus ojos, la caravana que transportaba a los representantes de Gastrell. La treta duró al menos unas horas después de incinerar el castillo del Bastión, puesto que, dada la distancia y las limitaciones del mago, le era imposible continuar con el genjutsu. Para el hada fue sumamente confuso como ante sus ojos todas aquellas siluetas de personas y caballos comenzaban a disiparse, tal como lo hace la neblina al salir el sol. Al inicio creyó que era un efecto óptico, cayendo después en cuenta de que, aquello que custodiaba no era más que un engaño. Maldijo en idioma de hada ¡Había estado perdiendo el tiempo siguiendo un señuelo! Pero no por ello dejaría su tarea a medias. Dio la vuelta rápidamente para volver por el mismo camino, tomando altura para ampliar su visión. Alguna señal debía haber de la caravana de Gastrell.​
…​
Eventualmente, el asunto se habría de saber, solo era cuestión de tiempo. En una sala amplia adornada de pinturas exquisitas y estatuas de mármol, descansaba un hombre al fondo. El trono en el que se encontraba refulgía al más mínimo rayo de luz. Conformado de oro finísimo e incrustaciones de piedras preciosas era lo más bello en aquella sala. La alfombra de principio a fin estaba custodiada por guardias armados. La tela carmesí iniciaba desde la enorme puerta tallada y terminaba en el estrado del rey. Un aroma a incienso se respiraba en el aire, suave y perfumado. El hombre digno del trono se mantenía con la vista ocupada en un mapa que alguien más sostenía. Parecía estarse actualizando con los nuevos límites geográficos impuestos por la guerra. No era ningún secreto que los reinos del continente estaban en competencia constante peleando por el territorio. No todos, claro, algunos era técnicamente pacíficos, como Sinzofonía. Con un solo movimiento de su mano hizo alejar el mapa.​
¿Todavía no ha llegado? ―inquirió. No hubo necesidad de alzar la voz, el silencio impuesto en aquella instancia permitía que sus palabras se escucharan claramente. Alguien le contestó con una negativa. Por respuesta, los dedos del rey comenzaron a tamborilear en señal de impaciencia. Estaba ansioso por recibir información de lo ocurrido en el Bastión Real ¿Sería acaso que sus hijos habían logrado su cometido? Ojalá que sí. Niel solía ser buena negociante y seguramente sabría lidiar con las figuras intimidantes y si eso no era suficiente, Grey podría imponerse por la fuerza. Por años los vampiros habían subyugado al continente y esta no debía ser la excepción ¿Quiénes serían los tres hermanos? ¿De verdad eran tan poderosos como se decía? Las preguntas no hacían más que ponerlo impaciente ¿Existiría un rival adecuado? Era lo más emocionante que había acontecido en el siglo.​
En ese instante, alguien tocó a la puerta, se le permitió la palabra.​
¡Señor Erestor!¡Tenemos noticias! ―anunció un vocero en el umbral de la puerta. La sonrisa del aludido se ensanchó, se saboreó los colmillos. Brillaron sus ojos inyectados en sangre. Estaba por saber el resultado y quienes eran esos tres.​
…​
Al cabo de un rato, tras volar y volar a buena altura, el hada logró dar con su objetivo. Sin embargo se vio sorprendida al notar que la caravana realmente no era muy grande, no como se esperaría de un reino importante. Al inicio mantuvo su distancia deseando asegurarse que esta vez sí se hallaba en el lugar correcto.​
¿Por qué se detienen? ―susurró para sí la pequeña, corriendo a esconderse entre la vegetación ¿Acaso la vieron? Su tamaño era diminuto, quizás los mismos centímetros que la palma de una mano, un agujero o la sombra de un árbol deberían bastar para ocultarla. Varios ojos la buscaron. Cosa evidente porque el andar de todos se detuvo y más de alguno giró sobre sí deseando encontrar algo. Sin embargo, bastaría con quedarse quieta ¿no? su intención no era causar problemas, solo era una simple mensajera. De pronto, en un instante, su cuerpo se vio envuelto por una especie de burbuja, misma que la trasladó hasta las manos de Gwyndolin. El hada no puso resistencia, todo fue tan repentino.​
¿De verdad Asura esperaba que nadie la notara?​
Los ojos curiosos del mago la observaron, el hada dio un respingo al ver al desconocido estudiándolo desde el exterior de su jaula cristalina. Entonces, en el interior de su mente pudo percibir la pregunta.​
¿Quién eres?
Sus labios enmudecieron ¿Acaso debía defenderse? En ese instante apareció Niel, poniendo la mano sobre el hombro del mago para indicarle que era suficiente. Era de entenderse que estaba agotado y que, aun así, bajo las órdenes estrictas de Grey, se vio obligado a proteger a la mujer. La burbuja se rompió, liberando al hada que quedó en la mano de Gwyn. Parpadeó un par de veces, ahora estaba viendo a uno de los vampiros al fin. Sin embargo, Niel no se veía tan gentil como el mago. Pudo adivinar en esa mirada afilada a que si hacía un movimiento en falso, moriría. Declaró inmediatamente.​
Soy una enviada de Asura ―eso no hizo que bajaran la guardia, al contrario ―, me ha encomendado cuidarles.
¿Cuidarnos? ¿De qué? ¿De él mismo? ―la vampiresa se mostró incrédula.​
De la Legión de Hierro. Ustedes son sus protegidos ahora.
¿Esperas que te crea? ―Niel se sacudió el cabello, no tenía tiempo qué perder, debía llegar a un punto geográfico específico para encontrarse con el ejército que Gastrell (su padre) enviaría y así acudir a la primera negociación. Mientras, su hermano tomaba un camino distinto en otra ruta.​
Es la verdad―tartamudeó ¿Sería prudente defenderse? En un impulso, guio su pequeña al cinturón, allí cargaba un pequeño bulto lleno de polvo de hada, objeto de sus artificios mágicos. Sin embargo, más pronto aún, las garras de Niel la despedazaron primero en un solo zarpazo. Los brazos fueron cortados limpiamente y el tronco de su cuerpecito rebanado en dos. Hubo un pequeño salpicón de sangre, la cabeza del hada salió volando como una pequeña canica. El mago dio un respingo al ver el asesinato efectuado entre sus manos. La mujer se lamió las gotitas de sangre que habían quedado atrapadas en sus uñas.​
Creo que no estaba mintiendo, dijo el mago mentalmente.
Esto es una guerra. Si Asura o Nyx quieren venir a "protegernos" que lo hagan personalmente.
SHOJIN SHOJIN
SAMAEL SAMAEL
 

Fatman

Laugh and grow fat
Registrado
1 Abr 2019
Mensajes
383
Reacciones
714
Shibecoins
$36.776
  • Villanos Liberados Segundo Lugar
  • House of Higanbana
Zacarias Irvin Xavier
la Sirena
Zion
Post Nro.4



nunca dudaba de mi maestro, el fue quien me conto de la existencia de Zion, para mí las palabras de mi maestro siempre fueron reales y moriría defendiendola...el problema es que por lo pronto podría que fuese así

-Hm...!- Rena se movía a gran velocidad con cuchillo en mano tirando al joven al suelo soltando el timón mientras presionaba el filo de la cuchilla contra su cuello -dime porque no debería perforar tu tráquea y verte ahogarte con tu propia sangré- dijo la chica aún sintiendo el dolor del brote que sufría en los ojos como toda la tripulación en ese momento

-la...la tinta de Kraken sirve para enceguecer cuando es lanzada...como un arma, pero...guh- Zix sentía como presionaban nuevamente el filo de la daga contra su cuello -pero cuando la ingieres te deja ver aquello que no puedes...- dijo el joven aún diezmado

-dejalo Rena, Zix cumplió con su palabra- dijo Sara mientras se acercaba al timón y lo hacía girar para encaminar la sirena en dirección al portal que parecía llevarlos a un nuevo mundo

-en verdad...son esas ballenas?- dijo snitch mientras trataba de divisar bien aquellas siluetas de gran tamaño que se encontraban en el aire mientras pasaban el arco de roca entrando a otras aguas no muy conocidas

-no lo son... según tengo entendido, le llaman "dirigibles"- aclaró kench -son como barcos que surcan las nubes...extrañas máquinas, en Zion saben muchas más cosas que nosotros no- dijo el hombre bagre

-alguien sabe cuándo se me quitará está porquería!? Me están dando ganas de golpear a alguien- dijo Laila molesta mientras se llevaba las manos a los ojos

-no bebimos mucho, el efecto no será muy prolongado- dijo lariette restregandose uno de los ojos también

-mis ojitos...- decia algo llorosa Nina

-en verdad lo siento, pero aquellos que no pueden ver Zion no tienen permitido entrar-

-bueno...al menos las historias son ciertas...- dijo mirando a tierra notando aquella enorme torre de oro que brillaba al contraste del sol


-este lugar es...hermoso- dijo lariette viendo la ciudadela en la isla a la cual se acercaban donde podían ver plataformas de piedras flotantes que la gente utilizaba como puentes para llegar de un lado a otro

-somos bienvenidos de visita, más no para quedarnos...- dijo kench -la única forma de que está gente viva en paz, es que los turistas, sean turistas y la ciudad se mantenga como un mito- agrego el bagre mientras el efecto de la tinta pasaba y los ojos de la tripulación volvían a la normalidad

-acaso estamos en otro mundo?- preguntaba Laila

-nah...es la misma tierra, es el mismo mar, solo que estamos muy, muy lejos del continente y de todo lo que eso conlleva- respondió Zix mientras llegaban a puerto en el cual los propios zionistas ayudaban con las amarras ayudando a segurar el barco

-tanta hospitalidad seguro nos saldrá caro...- dijo snitch rascándose la cabeza

-no lo dudo...- dijo Sara mientras veia como acercaban una escalera para ayudarlos a bajar -snitch, tu y Laila quédense en el barco, el resto iremos de reconocimiento- Sara volteo a ver a Zacarías -y tu, encuentra lo que vinimos a buscar para poder volver a mi aguasturbias-

-si capitana!- dijo mientras saltaba de la cubierta del barco al puerto rodando por el piso para luego levantarse y salir corriendo

-siempre tan lleno de energía- decia sonriente Nina

-si...algo me dice que lo terminarán matando por eso- dijo lariette mientras comenzaban a bajar hasta el puerto, cuando todos los bajaban frente a ellos un estallido de humo morado ocurría a lo que la capitana de llevaba una mano a las armás

-me temo que eso no será necesario señorita- se escuchaba una voz desde la nube de humo morado mientras se disipaba notandose la silueta de un hombre -puedo asegurarles que ningún tipo de peligro les espera en nuestra ciudad...eso claro mientras ustedes no lo ocacionen- dijo aquel hombre de extraña vestimenta que se encontraba frente a ellos y que llevaba un bastón largo como un báculo


-yo respondo por mi tripulación, no vinimos a causar problemas...- dijo la capitana fortune

-debo de suponer que habla también por el jóven, que corrió adentrándose a la ciudad a toda prisa no?- dijo el hombre

-asi es...aunque el a veces es un tanto impredecible...- dijo Sara cruzando los brazos

-perfecto! Con eso aclarado queridos visitantes les doy la bienvenida a nuestra querida ciudad- dijo el hombre mientras hacía un gesto con la mano señalando la enorme ciudad tras el -sean todos bienvenidos a Zion- dijo el hombre de piel totalmente blanca con una sonrisa bajo el sombrero que llevaba -pueden llamarme Zeta yo les serviré como guía en este día cuando me necesiten, solo llámenme y con un "puff" estaré con ustedes- y con otro estallido de humo púrpura el hombre desaparecía

-hmm...- Sara suspiraba algo suspicaz -bueno separense, el que encuentre primero a Zix quédese junto a él y no lo pierdan de vista, lo menos que necesitamos es que cree otro problema como en el bastion real, nos veremos de nuevo aquí en 2 horas, espero que para entonces Zix haya encontrado lo que busca...- dijo Sara mientras comenzaban a caminar adentrándose en la fantástica ciudadela

[Rol off]

SAMAEL SAMAEL
Kero_Zawaski Kero_Zawaski
Elias Ainsworth Elias Ainsworth dudas por mp
 

Hasoinu

n00b
Registrado
18 Jul 2019
Mensajes
17
Reacciones
81
Shibecoins
$3.270
[Interludio..]




Volvía a pasar, como las nevadas déspotas de sus queridas montañas, o el rebalse de las cuencas de aquellos ríos tortuosos que la bañaban por el influjo del deshielo; un ciclo inevitable, uno que no esperaba volver a experimentar, al menos no en lo que le restaba por este mundano plano terrenal. Pues el espíritu es eterno, y su condena siempre la misma. Llegado su momento, se acoplaría a sus ancestros en aquella vigía; solo entonces, podría verlos, todos y cada uno de ellos. Seria testigo de errores y aciertos, presenciaría en detalle las infinitas consecuencias de sus elecciones por toda la eternidad.

Pero los planes se le habían adelantado, ciertamente, aun respiraba. Todavía podía sentir el dolor en sus carnes, el palpitar del brebaje rojo derramado por las laceraciones en su dorso. No estaba en el palco predestinado, desgraciadamente, aquello aun era la primera fila; atado a sus miedos, dudas y frustraciones, condenado a repetir la misma historia amarga de siempre.

Despertó paulatinamente, estaba sediento. Podía ignorar la agonía en sus tres miembros aprisionados bajo el yugo fríos grilletes, podía soportar el fulgor de las heridas infectadas por la mugre y el excremento, incluso aquellos palpitares turbulentos en su pecho le eran indiferentes. Pero la angustia de una garganta agrietada por el paso de tan gélido hálito, esa desagradable sensación de desgarro que arañaba inmisericordemente sus adentros, eso… eso era demasiado. Cada segundo formaba un debacle en su conciencia, y aunque no lo pareciera, él estaba luchando. Una idea que buscaba colarse entre pensamientos, se aprovechaba del sufrimiento, de cada pequeña grieta que su testaruda voluntad descuidaba. Era un susurro haciéndose más fuerte, exigiéndole algo tan básico como lo es el alejarse de aquel malestar. Si tan solo su mandíbula accedía, aquello podría terminar allí mismo.

Él alzó su mirada y solo vio oscuridad. Estaba temblando, le asustaba lo débil que podían llegar a ser las personas. Lloraba, pero incluso las lagrimas lo habían desamparado; y aun así, entre breves sollozos, irguió finalmente su ultima barrera. Las imágenes de cinco perfiles iluminaron ese profundo abismo, los rostros empezaron a adquirir rasgos mientras que él solo se enfocaba en sus radiantes sonrisas. Ante la adversidad, todos nos apoyamos en algo, y su propio bastón no era tan endeble como las deidades o los dioses.

Por ellos murmuró complaciente. Me mantendré vivo un poco más, por ellos

Eventualmente, la puerta de la celda se abrió. Una figura anónima ingreso poco a poco. Sus pisadas eran ligeras, lejanas a las estruendosa marcha característica de su verdugo. Con delicadeza, la mano lo sujeto por la barbilla, elevó su mentón acercando un recipiente sobre sus agrietados labios. El hombre pudo beber.
 
Última edición:
Reactions: SAMAEL y HAYAN

HAYAN

V A M P I R E
Registrado
6 Jul 2019
Mensajes
164
Reacciones
141
Shibecoins
$8.948
  • Horror Camp
  • Persona Paranormal - La Sala.
Cañón Ardante. Ese era el punto de encuentro entre la caravana de Niel y el ejército que provenía de Gastrell como refuerzo para la conquista. Estaba de más decir que entre los hombres que conformaban las fuerzas militares había una mezcla heterogénea de razas; los ejércitos se formaban de los mejores especímenes de los pueblos subyugados con anterioridad. Había bestias, centauros, humanos, gigantes, algún dracónido y claro, vampiros. El variopinto era dirigido por éstos últimos, habiendo ganado el favor de la inmortalidad y si bien, el conjunto armado no era la élite de Gastrell, no dejaba de ser temible.​
De pronto el terreno comenzó a ponerse seco, la verde arboleda que les había estado custodiando a lo largo del camino, fue dejada detrás. El degradado se volvió notorio cuando ya solo les acompañaban árboles muertos, salpicados en el terreno árido y polvoso. Para ello había pasado ya un día desde el incendio del Bastión a manos de Grey. A esas alturas él también debería estar avanzando hacia su primer objetivo. El cielo se pintaba plomizo anunciando que en cualquier llovería, el vientecillo se volvía fresco con el paso de las horas. Niel reposaba en el interior de uno de los carruajes, su mirada estaba puesta en la ventanilla pero sus pensamientos iban más allá. Haberles declarado la guerra a Jericho, Nyx y Lion era lo más suicida que había hecho en años, por más que Swain alegara por un rumbo pacífico y Lion le secundara. Este nuevo plan movilizaría todo el continente, sería la guerra más grande que se hubiese formado, el ganador se sentaría en el trono de las cenizas para reinar sobre lo que hubiese quedado ¡Qué emocionante! Sin embargo, no había que olvidar que Jericho y Nyx estaban en bandos completamente contrarios aunque fuesen hermanos. En ese punto, aún había una moneda en el aire ¿Cara o cruz? Cualquiera de las dos posibilidades era interesante, pero siempre desearía la más arriesgada.​
De pronto el carruaje se detuvo.​
¡Hemos llegado! ―anunció uno de los conductores, alzando la voz. Y era cierto, delante de ellos se alzaban enormes y monstruosas rocas que parecían montañas. La separación entre ellas formaba un conducto de unos cinco metros de ancho, posiblemente por la existencia de un viejo rio ya seco. Ese era el camino que debían seguir para atravesar el cañón Ardante, del otro lado deberían hallar la compañía de Gastrell. Con el aviso dado la caravana tomó otra formación, Gwyn se introdujo en el carruaje para hacerle compañía a Niel, después de todo era la encomienda especial de Grey. En ese punto el mago tenía un mejor semblante, habiéndose recuperado de la ilusión de escape. Sus pensamientos divagaban en torno al hada. Solía pensar que los vampiros eran muy agresivos, había mirado a Grey cometer actos brutales. En ese punto, se dispuso a charlar.​
¿Cree que la guerra sea lo correcto? ―dijo sin mover los labios. La voz llegó directamente a la mente de la fémina.​
No creo que ninguna guerra sea correcta ―contestó con naturalidad―, pero la vida está llena de cosas incorrecta que son necesarias. Ahora, pues, si hablas de esta guerra, creo que es la mejor forma de contestar a la amenaza. Nosotros nunca hemos doblado las manos y por primera vez tenemos algo a la altura de nuestros gustos.
¿Ha pensado cuántos van a morir? Ustedes quizás no, pero…
Lo sé. Pero prefiero que mueran luchando que bajo el yugo esclavo. Si al final el destino de todos es el mismo, creo que tenemos derecho de elegir cómo. Morir peleando. Pensarás que es injusto obligarlos a luchar, pero por sí mismos muchos no lo harían. Les estamos dando un motivo ¿entiendes?
El resto del sendero transcurrió en silencio, Gwyn encendió un candelabro en la mesita del centro. Introducirse en el cañón significaba perder casi por completo la luz diurna. La pequeña llama se encendió. La gente que iba a pie prendió antorchas y apresuró el paso. Mientras menos tiempo pasaran dentro de aquella trampa natural, mucho mejor. El recorrido duró al menos una hora, las inmensas rocas se alzaban imponentes como obeliscos inamovibles. Muy poco viento pasaba por allí. Sus habitantes eran lagartijas y serpientes. Pasado el tiempo la presencia de luz anunció el término del cañón, los cielos se abrieron y dejaron de ser como un hilo en lo alto, de pronto todo cobró dimensiones. Los rostros de la caravana se relajaron tras pasar el peligro, más aun cuando una bandera ondeando en el horizonte se asomó. De colores púrpura y bordes de oro, el estandarte de Gastrell apareció, les estaban esperando. Al encontrarse, Niel bajó del carruaje para recibir el mensaje de Erestor, su padre. La nueva encomienda seguía el mismo curso.​
A sus órdenes ―se ofreció el general que encabezaba la milicia mientras inclinaba la cabeza delante de la vampiresa. Niel permanecía con los ojos puestos en el mensaje que adjuntaba un mapa actualizado del continente. El primer objetivo era ir hacia el oeste, donde se encontraba Kybele, una de las naciones por unificar. Su rey solía secundar los acuerdos, alguna vez había hecho negocios con Gastrell, así que no debía ser problema. De cualquier forma el ejército les respaldaría.​
El plan es que nos esperen por el lado corto de Kybele por si algo acontece ―señaló con el dedo el mapa, trazando una línea ―justo aquí. De resto, solo entraré con la comitiva. No es necesario que la gente de Kybele se alarme, eso podría jugarnos en contra así que no entren a zonas pobladas. Manténganse en las orillas. Estoy casi segura que su rey nos recibirá pacíficamente. Mañana mismo deberíamos tener ese encuentro.
Déjeme recomendarle a mis mejores hombres para que le protejan.
Solo dos, serán tres con Gwyn. Pero antes de llegar a Kybele haremos alto en este lago para descansar y tomar un baño. No hay necesidad de oler a muerto.
Pero señorita Nielsine…
Lo sé, ya estamos muertos, deja de reparar en las cosas sin importancia. Espero que me hayan traído ropa limpia…
SHOJIN SHOJIN vamos camino al primer objetivo
 
Última edición:
Reactions: SHOJIN y SAMAEL

SAMAEL

Es un paraíso del corazón... Y puede ser mejor...
Registrado
4 Abr 2019
Mensajes
383
Reacciones
386
Shibecoins
$5.571
Asura no Vajirakumari
???? / ????


Las nubes pasaban por encima de su vista surcando el cielo con calma dándole algo tranquilo que admirar mientras la carreta seguía su marcha, el se relajaba acostado mirando el cielo con los brazos detrás de la cabeza totalmente relajado y despreocupado, cosas que se reflejaban en su semblante. el sonido de los caballos tirando de la carreta contrastaban con los cascos chocando contra el camino mientras las ruedas giraban haciendo un sonido de viaje común. Una caravana de mercaderes que viajaba de su poblado hacia una ciudad sin ninguna protección, como si las guerras o los peligros no existieran ¿ignorancia? o ¿solo no podían costear la seguridad? sin importar la razón fue una buena fortuna para asura que ahora viajaba solo y sin un plan real, pero gracias a esto iría directamente a una ciudad con una posible economía que se permitía el comercio o en su defecto una ciudad amurallada con algo que pudiera capturar su atención.

Desde su partida de bastión real habían ocurrido un par de sucesos interesantes, para comenzar la ciudad fue abandonada por todos, los miembros de gastrell pretendían una guerra y la ciudad ardió en llamas, quien fuera el responsable tendría una posible retribución pronto, pero a el no le importaba en absoluto eso ya que en este punto de las cosas solo quería cumplir sus metas y tal vez tachar algunas razas de su lista para surtir su inventario para su colección. Mientras que se cruzo con estos comerciantes cuando unas bestias salvajes los asediaron y el mato a las criaturas, luego le ofrecieron transporte que acepto de inmediato ya que era algo útil en el momento.

El viaje fue tranquilo y sin percances desde que se unió a estos viajeros, pero la noche cayo por lo que decidieron acampar para que los animales de tiro descansaran, todo fue risas e historias sobre la situación del continente, la economía y la producción de este año que parecía ser bastante buena aun con las condiciones actuales. Los humanos son criaturas tan simples como estúpidas, de verdad creen que su ausencia marcaria la diferencia en el mundo, después de todo la naturaleza sigue su curso sin ellos y para prueba los cultivos. Recordando que la ciudad que extermino nyx la primera vez que pisaron el continente al año siguiente tenia sus cultivos que crecieron en ausencia de humanos, los cadáveres en la ciudades abonaron la tierra, atrayendo a las bestias y animales que se apoderaron del lugar, en fin la naturaleza se volvía a alzar con el predominio y eso es algo que deberían entender los humanos.

Todos serviremos como abono para la vida nueva, todo parte del ciclo sin fin el cual siempre es interrumpido por la mano de los humanos, esos seres egoístas y envidiosos que destruyen todo a su paso con justificaciones vánales de gloria, honor y otras mierdas que se inventan. Tal vez por eso seguía a nyx tanto, el no expandía las ciudades y en cierta forma reducía al hombre a sus ciudades evitando que se expandieran, tal vez el mundo creo a nyx con el propósito de controlar a esta enfermedad llamada humanidad. Aunque la naturaleza también creo a jericho y lion que hacen lo contrario, al punto que son capaces de minar la tierra hasta agotarla, destruir bosques para fundar ciudades y establecer campos de cultivo. Al final todo esta echo una locura, pero estas ideas de la naturaleza y el humano en armonía son solo la educación de su madre que fue reforzada por las hadas que al final son guardianas de lo natural, abigail le había enseñado a aprovechar lo que hay y no destruir el entorno por simple "progreso".

Dentro de la tripulación todas las mujeres excepto por Kiyohime le marcaron de alguna forma desde que decidieron subirse a su navío, luego le enseñaron algo que cambio su forma de ver el mundo y al final se volvieron parte de su alma por lo que era difícil no hacerlas parte de su vida. Todas esas mujeres se habían vuelto con el tiempo tan importantes para el y a cada paso del camino le motivaban a seguir con sus sueños, no sabia que aria si algo malo les pasara, pero eso jamás sucedería, mientras ostenten el emblema de la legión nadie se atrevería a levantar una mano contra ellas, no, no solo era el nombre de la legión, nadie en su sano juicio querría a asura como enemigo, pues el mundo no solo es cuanto poder tienes o cuantos hombres, si no cuanto dinero tienes también. La ciudad mas grande o el ejercito mas poderoso caerán si no pueden conseguir suministros y cualquiera puede con dinero comprar lo que sea o a quien sea, tal vez no directamente pero sus sueños, sus ambiciones, sus deseos o sus valores siempre pueden ser manipulados si logras poseer lo que ellos buscan y la mayoría de estas cosas se consiguen por un par de monedas.

¿Cuánto costaría un ejercito? ¿Cuánto su armamento? ¿Cuánto sus alimentos? sabiendo esto se puede destruir un país, pero también se puede hacer sin tanto problema, ¿Cuántos miembros de una corte no matarían a su señor si le das suficiente oro?, no importa la cantidad pues solo necesitas uno y este lo hará durante el momento mas vulnerable de su lord ya que conoce todo de el, mientras que este nunca sospecharía de su fiel ciervo. ¿Cuántas ciudades puedes matar o llevar a una revuelta civil si solo compras los suministros de todos los campesinos aledaños? Todas, ya que no hay nada que pueda ser mayor motivador a matar que el hambre, Entonces ¿Qué oportunidad tiene gastrell? no, ¿Qué oportunidad tiene el continente contra jericho? después de todo jericho tiene todos los recursos de sus islas y a afianzado un productor en el continente, uno de los mas importantes. ¿Acaso no notaron que sin comerciar con synfonia sus suministros serán mínimos? seguramente son tan idiotas que no se dieron cuenta.

Odiaba estar deacuerdo con jericho pero los nobles son idiotas que se sientan en sus traseros ya que no conocen el trabajo duro y creen que el arma mas grande los hará ganar olvidando que sin comida no tendrán fuerza para levantarla. Con los metodos desesperados de reclutamiento terminaran robando o "incautando" los bienes de los civiles para pagar por sus locuras y alimentar a sus soldados, pero ¿Quién cultivara mas si los civiles mueren de hambre? La risa lo invadía mientras dormía alejado de los demás acostado en la carreta mirando el cielo estrellado <Bueno tal vez es momento de un buen negocio> se levanto de un salto aproximándose a los viajeros <Caballeros, les tengo una oferta> lanzando una bolsa con monedas aun lado de la hoguera llamando la atención de todos.

........................
.........................................
........................

La mañana llegaba con los primeros rayos del astro rey, el único que se alza sobre todas las criaturas sin objeción alguna, asura de pie con una sonrisa alegre miraba a la caravana partir regresando sobre sus pasos, las miradas de ellos llenas de codicia se alejaban mientras se apresuraban a su destino. Tal vez había exagerado esta vez, pero si igualmente las ciudades pasaran hambre ¿Por que no iniciar la debacle aun? después de todo los fuertes sobrevivirán y eso es básicamente lo que busca la legión. Ahora unos lobos en piel de oveja surgen de entre los mas humildes humanos, aquellos que siempre son las victimas o el blanco de los fuertes este día se convertirán en los jinetes de las plagas que comenzaran la debacle del continente. Esto le ponía de buen humor por lo que salió corriendo a toda prisa siguiendo el camino mientras repasaba en su mente lo retorcido de su plan ya que ganaría dinero cuando todo comenzara a tener forma. Los del continente no lo sabrían, tal vez ni se darán cuenta hasta que sea muy tarde y tal como las enfermedades lo que había echo hoy aquí se esparciría por todos los países tan rápido como el miedo por la legión.

Asi animado y deseoso de empezar a ver los resultados miro el cielo mas azul que el día anterior, deseando poder llegar a la siguiente ciudad para su siguiente negocio y tal vez en ese lugar podría estar también su próxima esposa, su próxima esclava, una nueva raza para sus prostíbulos o simplemente un poco de diversión, sin importar lo que el viento le enviara el lo convertiría en oro y los demás pagarían con sangre, asi lo sepan o no, después de todo nadie sabe el valor de nada y la nada puede valer todo.

Fatman Fatman
Kero_Zawaski Kero_Zawaski
Algo corto pero necesitaba postear y añadir algo mas de contexto al oni antes de una colaboración con alguien... Si es que se da... hahahahahahaha
También algo de plan malvado de fondo....
 

SHOJIN

Master of nada
Registrado
9 Jun 2020
Mensajes
54
Reacciones
48
Shibecoins
$2.570
Habían partido hace tres días.​
Greysen empezó su viaje y Vordt sencillamente lo siguió.​
Ambos son soldados y el hablar sin emitir sonido es un arte ya aprendida y fundada en su psique, años, momentos, visiones de entrenamientos de luchas y peleas, de guerras y batallas, todo se hacía un conglomerado de sentimientos e ideas, de familiaridades que ambos sabían y era inútil repetir. Él caminaba y él lo acompañaba.​
Andaban por un camino, por un sendero el cual podría aproximarse su destino: Pasando el bosque el cual es habitado por piedras que parecen pirámides, ahí donde la tierra es más grisácea y en donde los atardeceres se acercan los venados a pastar. En ese bosque húmedo y extraño, en ese bosque donde los árboles comienzan a ser espesos en sus alturas y las vainas aparecen hasta rozar el suelo, y donde ese suelo se convierte en una masa lodosa conforme cada paso se da. Era un camino ya olvidado, era un camino ya perdido que se dirigía a una ciudad igual o más perdida aún, y para arribar, para poder encontrarse con ese antigua localidad se tenía que enfrentar a un bosque maldito, un bosque encantado que de poco en poco, se convertía en un pantano.​
Era cómo ver un gradiente, un gradiente de verdes combinado con amarillos y naranjas, arboles de hojas esmeralda que se convertían en plantas muertas y con troncos griseaeos y oscuros, lo cual se acompañaba por un lodazal que llegaba a un poco menos de un metro. El lodo se aparecía y se extendía de la nada, cómo si naciera por combustión espontánea o si la tierra misma tuviera el capricho de que así fuese.​
Greysen caminaba lenta y moderadamente, habían pasado tres días desde que se alejó de su hermana y tres días donde reflexionaba su decisión, planes y maneras de salir de una enredadera cómo lo es una guerra. Mientras avanzaba con sus botas de cuero y sus pantalones manchados de una verdosa tez y olor putrefacto y humeante, el vampiro seguía mirando el horizonte anaranjado que penetraba en su psique. Decisiones, ¿Este es el camino correcto, verdad? ¿Aquí fue donde llegué esa ultima vez?​
El vampiro volteó su mirada y su escudero lo seguía a paso lento.​
Vordt no se había quejado ni un solo segundo durante el trayecto.​
¿Sabes a dónde nos dirigimos, Vordt? ─Exclamó Greysen​
Me parece que hacía el “Lecho del caos” mi señor… ─ respondió el otro.​
Así es, intentemos no tardar mucho en llegar ─​
Su escudero no era un novato, Greysen olvidaba que había elegido a un personaje de élite para ser su secundario, ¿Quizá habría luchado en aquella guerra? En aquella batalla hace cincuenta y siete años atrás.​
Hace 57 años.
La guerra en contra de la bruja Izalith había ido de manera muy sencilla, su pueblo, su susodicha nación no era más que algunos bosques verdes y miles de hectáreas de planicies perfectas para la cosecha ; y aunque fuese rica en productos o materia, la bruja se escondía junto con sus seguidores, los llamados hijos de la bruja, aquellos expertos en magia de fuego o piromanía según comentaban en otras zonas del continente. La extensión de su territorio fue dada en las primeras guerras y es que la líder del gremio del fuego, aquella hechicera era conocida por muchas cosas además de su inmortalidad, una inmortalidad dada por sangre, una inmortalidad ganada por fuego. Sin embargo su inmortalidad no ganaba guerras y su magia no había sido rival para la plaga que atacó su territorio: Los llamados no-muertos y sus líderes, los vampiros.​
El ejército de Gastrel, comandado por la familia MacQuoid llegó para tomar lo que no era suyo, para arrebatar lo que no les pertenecía, para robar y destruir. Pero ese es el nombre del juego, se fuerte y domina, ten un ejército y úsalo. Conquista y gana, esas eran las órdenes que se le habían hecho a Greysen hace ya mucho tiempo.​
Señor Greysen, mi señor ─Dijo un hombre en armadura, detrás una combinación de muertos vivientes y soldados en armadura marchaban─Mis compañeros siguen preguntando…
La marcha era fuerte y sonora, ruda y firme que retumba y retumba en un eco que hace huir a los animales de un bosque tan verde cómo aquél. Los recuerdos de Greysen eran vividos, la imagen de los pastizales y que ahora eran lodos, las imágenes de los árboles vivos y abundantes y que ahora solo eran cadáveres, y además, los olores, la sensación de humedad y frescura que ahora solo se intercambiaba por una fetidez de muerte y vapores tóxicos.​
Hace cincuenta y siete años, había un bosque en vez de un pantano.​
Los escucho ─Recordó Grey, en esa ocasión tampoco traía una armadura, el calor del “Astora” siempre lo hacía vestir corto y sencillo. Esa vez sus pantalones eran azulados con un adorno negro en forma de serpiente que llegaba a sus caderas. Eso entonaba su piel blanca y, cuando sus tatuajes resaltan, brillaba cómo si de una estrella se tratase.​
Soldado, estamos en el territorio de Izalith ─Volvió a recordar Greysen que había dicho aquella vez─, Bajando la montaña nos encontraremos con su ciudad perdida, ¿Tienen listas sus armaduras?
Afirmativo, aunque mi señor ─El soldado que hablaba había muerto en esa batalla, Greysen aun podía recordar el tartamudeo en sus palabras─, ¿Realmente cree que estará bien sin armadura? Los hechiceros de fuego de la bruja Izalith son implacables.
Si usted tiene miedo de que me incendie, soldado… ─En ese momento el vampiro se detiene, Greysen recuerda que habían llegado─, Debes ser bastante nuevo, entonces.
Actualmente.​
Por aquí es la entrada a la ciudad perdida de Izalith ─ Exclamó Vordt al ver el acantilado frente a Grey─, ¿Cómo bajaremos?
Grey observó la oscuridad que había ante sus pies, la negrura y el vacío que succiona el viento sin control. Sin decir más, Greysen dijo…​



HAYAN HAYAN
SAMAEL SAMAEL
 
Reactions: HAYAN y SAMAEL

Fatman

Laugh and grow fat
Registrado
1 Abr 2019
Mensajes
383
Reacciones
714
Shibecoins
$36.776
  • Villanos Liberados Segundo Lugar
  • House of Higanbana
Zacarias Irvin Xavier
Zion
Ingredientes para la bomba indicada
Post Nro.5



Es increíble la cantidad de bombas que se pueden crear con magia o al menos con los ingredientes adecuados... incluso con la propia tinta de Kraken sirve para crear una bomba de tinta capaz de crear una densa nube negra para enceguecer y así muchas cosas más, en este caso era bastante peculiar el conjunto de ingredientes

Necesitábamos derretir el casco de hierro de un navío para ello se necesita mucho calor, pero muuuucho calor, en palabras más y palabras menos había que hacer una bomba de fuego líquido...mi maestro la hizo una vez y me enseñó como poder crearla, puede que le haya dicho a la capitana que necesitaríamos un ingrediente pero realmente necesito 3 para poder crearla

Tomen nota, para hacer una bomba de fuego líquido se necesita, baba de salamandra gigante es viscosa y en extremo ardiente, cristal solar pulverizado para que se haga la reacción y la baba de salamandra continúe ardiendo y por último un núcleo de slime, criaturas echas de viscosidad viviente combinar el núcleo con la mezcla hace que cuando la bomba estalle se esparsa sobre la superficie dónde caiga y siga produciendo la mezcla viscosa súper ardiente para que se expanda así que en teoría...cuando la bomba estalle lanzará una sustancia sobre el casco que comenzará a arder a gran magnitud y se esparcira continuamente por la superficie hasta que lo derrita creando un hoyo en este que lo haga hundirse...puntos extras si la sustancia llega al polvorín y vemos estallar la nave entera hehehehe...pero eso será para cuando llegue el momento por ahora solo hay que conseguir los ingredientes para crearla

Se que pueden pensar que estoy algo loco pero cuando se trata de explosivos de todo tipo pues...soy un genio...un loco genio...

-con permiso, voy pasando hahaha- Zix corría por las calles flotantes de Zion en busca del mercado, cualquiera se dislumbraria con la ciudadela entera, pero Zacarías era un hombre con una misión y nada lo hacía perder la concentración cuando se trataba de su trabajo -jaiba!!- saltaba con fuerza cayendo en otra plataforma flotante cuando en otra plataforma que se desplazaba hacía la que el se encontraba estaba el misterioso hombre conocido como Zeta

-tengo que admitir que tú energía es admirable pero...por qué la prisa? Nuestra ciudad tiene mucho que ofrecer y te lo pierdes- dijo el ensombrerado que veía a Zix

-la capitana deposito su confianza en mi, no puedo decepcionarla!- Zacarías saltaba con fuerza mientras apuntaba el brazo con su guantelete de exploenergia tras el y creaba un estallido pequeño que lo impulsaba pasando por encima de Zeta y caía en otra plataforma de la cual saltaba a un camino y se iba corriendo

-hmm...- "será mejor seguirlo" pensó Zeta mientras veía al joven alejarse

-ahh ahhh ahhh ahhahahaha!- jadeaba y reía mientras corría por aquel camino esquivando a los transeúntes desaforado basta que se detenía en una encrucijada -ahh ahhh eh? eh?- veía ambos caminos sin saber cuál elegir

-quizas yo pueda ayudarte a elegir- dijo Zeta apareciendo con un puff púrpura

-tu otra vez?- dijo Zix viendo al hombre del sombrero

-claro estoy aquí para guiar a los turistas- dijo con una risilla

Había algo que olía extraño en ese ser...

-bueno...a ver dime dónde está el mercado, necesito conseguir ingredientes!- dijo Zacarías aún frenético

-oh bueno si al mercado deseas ir pues entonces el camino de la izquierda es el que te voy a sugerir- dijo Zeta señalando el camino

-gracias!- como bala Zix salió disparado por el sendero indicado por el hombre ensombrerado

-este chico debería parpadear al menos- dijo Zeta cruzando los brazos para desaparecer con un puff

//En el mercado//

Había llegado al mercado era abundante con personas y criaturas que jamás había visto, todo era distinto en Zion

-bien! Ahora solo debo conseguir quien venda los ingredientes que necesitamos para crear la bomba- dijo Zix mientras caminaba por los tarantines de lado a lado en el mercado que ofrecían diversos productos y demás cosas

-que bueno ver que almenos te calmaste- dijo zeta apareciendo en un puff purpura a un lado del joven comenzando a caminar a su lado

-ahhh, eres tu, como es que das conmigo todo el tiempo?- dijo el joven de los goggles mientras volteaba a ver al ensombrerado mientras seguia caminando

-es simple, conozco zion como la palma de mi mano- dijo con una risilla -asi que dime viajero que has venido a hacer en Zion?-

-a comprar ingredientes para una bomba...- dijo encogiendose de hombros Zix

-una bomba?? no planearas usarla en Zion...o si?- dijo con una mirada sospechosa

-no te diria que la haria si asi fuese o si??- dijo zix encogiendose de hombros

-buen punto...entonces?-

-pues a diferencia de su pacifico hogar de vuelta en casa estamos en guerra y mi capitana necesita deshacerse del barco de alguien y me pidio ayuda asi que eso vengo a hacer-

-asi que supongo buscas ingredientes poderosos para tu bomba no es asi??- dijo llevandose una mano al menton

-asi es...oye no sabes si aceptaran krakens dorados??- dijo sacando una moneda de oro

-ohhh compañero, el oro es aceptado en todos lados por ello no te preocupes- dijo con una sonrisa

-mmmkay necesito baba de salamandra gigante, cristales solares pulverizados y un nucleo de slime- dijo enumerando los tres ingredientes con sus dedos

-ya veo...bueno creo que se en que tienda podras conseguirlo dejame indicarte el camino!- dijo entuciasmado

-una cosa mas!- dijo llamando la atencion de zeta

-hmm??- zeta volteaba a ver al joven

-porque finges??- preguntaba mientras echaba manos a los bolsillos

-f-fingir?- dijo algo nervioso

-si- dijo encogiendose de hombros -no eres un hombre, eres una chica

-q-que!?- se le salia la voz -mh-hm! c-creo que me confundes jovencito- dijo el hombre dando media vuelta

-soy un mono de la polvora, mi nariz es una de mis herramientas cuando fabrico polvora, y tu no hueles a hombre, hueles a chica-

-n-no se de que estas hablando...!- dijo aun nervioso o nerviosa?

-nahhhh si sabes no se para que lo escondes pero vamos a averiguarlo...- dijo mientras veia a todos a su alrededor -Oigan sabian que este tipo es en realidad una chica?- dijo llamando la atencion de varios que miraban curiosos la situacion

-esta bien ya callate!- y con un puff ambos desaparecian

//en un callejon vacio//

-mmmfff- y con otro puff aparecian en el pasillo esta vez el joven zix tenia la boca tapada por las manos de una chica que se encontraba frente a el

-shhhh no digas nada-

-...-

-Ewww!!- sentia la lengua del joven entre sus dedos -no seas asqueroso!- decia molesta mientras se limpiaba con la ropa de zix


-porque demonios te vistes como hombre? eres acaso una especie de pervertida inversa o que?- dijo el joven mientras se levantaba los goggles para mirar mejor -porque si es asi seria un desperdicio- se volvia a poner los goggles

-cierra la boca!- decia molesta no soy una pervertida, para tu informacion Yo! soy la princesa de todo Zion- decia la mujer golpeando el suelo con la punta del baston

-ah si??- decia picandose la nariz -y tu gente sabe que te vistes de principe en vez de princesa? princesa...-

-n-no es lo que crees...la vida de princesa es tediosa, me gusta recibir a los turistas y ver que hacen mientras estan aqui...pero debo disfrazarme porque sino mi guarda espaldas me encuentra y me devuelve al castillo- en eso se escuchaba un gruñido -oh-ho-

-eh??- zix veia que lo que parecia un lobo espiritual flotante de color verde gruñia mientras lo veia -que demonios?-

-e-es mi guarda espaldas...- decia la princesa -lo siento...- se diculpaba de antemano

-Oye tu!- dijo una mujer de piel morena y cabellos rojizos que se acercaba entrando en el callejon -alejate de la princesa...- dijo mientras tomaba una pose en guardia lista para pelear -o te partire en dos...- dijo la mujer mientras lo miraba y el lobo espiritual se posaba tras ella gruñendo hacia zix


[rol off]

SAMAEL SAMAEL
Kero_Zawaski Kero_Zawaski
Elias Ainsworth Elias Ainsworth
 
Reactions: SAMAEL

SAMAEL

Es un paraíso del corazón... Y puede ser mejor...
Registrado
4 Abr 2019
Mensajes
383
Reacciones
386
Shibecoins
$5.571
Asura no Vajirakumari
Ubicación desconocida


Avanzando por el sendero en un andar ligero y alegre se encontraba el demi oni de nombre asura, su complexión generaba una sombra ante la luz avasalladora del sol que brillaba con intensidad, el calor era tan denso que podría verse una ligera distorsión en el horizonte, pero para aquel hombre era un clima agradable que solo secaba su boca, para su fortuna siempre cargaba una deliciosa bebida para calmar su sed. Inundando su boca de licor mientras caminaba sosteniendo solo un bulto sobre su hombro el que contenía sus pertenencias haciéndolo parecer un viajero común, tal vez uno demasiado despreocupado ante los bandidos que moraban las tierras continentales o sin un ápice de preocupación por los soldados de ninguna armada.

Tras horas de avanzar sin rumbo su sonrisa se desdibujaba mientras su semblante alegre se tornaba por seriedad casi rayando en la paranoia, mirando a su alrededor bebiendo discretamente de su calabaza. El oni detuvo su andar de forma abrupta mirando hacia el frente, bebió un ultimo trago y dejo su calabaza de nuevo dentro de sus ropas, bajo el bulto de su hombro al cual luego introdujo su mano lentamente para de el sacar su kanabo, una sonrisa llena de placer se apoderaba de su rostro mientras el sonido de pisadas corriendo hacia el sonaban con mayor intensidad a cada segundo.

<No se si alabar su ferocidad o sentí lastima por su estupidez>

Girando su cuerpo violentamente se dio media vuelta con su arma frente a el golpeando aquella cosa que se abalanzo con violencia contra el, lanzándolo contra unas rocas cercanas dejándolo destrozado en ellas como un animal lanzado con una catapulta contra un muro. Recargando su arma en su hombro miro el cuerpo con su mano libre sobre sus ojos como si quisiera cubrirse del sol y mirar a la distancia dejo escapar un silbido burlón <fuiiiiiiiii Creo que se me paso la mano> Se encogió de hombros dejando caer la punta de su kanabo en el suelo apoyándose en el como si fuera un bastón con ambas manos sobre el <Bueno nunca controlo mi "fuerza" con el garrote y pasa mas de lo que quiero admitir> Dejando ver su sonrisa mientras reía animosamente miro un cumulo de siluetas rodeándolo como animales de cacería acorralando a su presa.

<No podían venir en mejor momento> sugería asura con tono burlón <Aunque no esperaba armaduras ocultas por telas> mirando a sus atacantes que mantenían la distancia esperando una orden o una apertura <Pero supongo que pretender ser bandidos son sus ordenes y no dirán nada> El oni se recargo de forma relajada mientras miraba a aquellos hombres con sus armas buscando asediarlo ante lo cual seguía mofándose con su risa <Solo espero que no traigan emblemas o distintivos o cuando termine con ustedes iré a por quien los envió y meteré mi arma por su recto hasta que salga por su boca>

Los agresores parecían molestarse no pudiendo contener sus emociones un par de ellos que corrieron contra el oni gritando "Por la gloria de su majestad" que aplasto sus cuerpos contra el suelo dejándolos muriendo agónicamente con los huesos rotos como si fueran moscas que volaban a su alrededor inmoladas con furia por su molesta presencia convirtiéndose en simples manchas en el suelo que chillaban de dolor <Espero que la reina o la princesa sean hermosas o ¿acaso morirán por un gordo y feo rey?>

Ninguno de los soldados se pudo contener, entre gritos y alaridos arremetieron contra el demonio con afán de tomar su cabeza <Me hacia falta algo con que usar mi garrote, pero me conformare con usar mi kanabo esta vez> deslizando su lengua por sus labios de forma lasciva <Pero para sus majestades tal ve use mi otra arma> Comenzando a vapulear a los soldados que eran lanzados por los aires del golpe después de el impacto que generaba un estruendo de metal aplastado y huesos rotos, de chillidos de agonía, gritos de dolor mientras su sangre salpicaba el camino de rojo mientras asura con alegría en el rostro y una sonrisa de satisfacción los seguía aplastando riendo a cada momento <¿Quién chillara mas? ¿Sus monarcas mientras las fornico hasta la muerte? o ¿sus soldados mientras aplasto sus cuerpos?> Asura se aproximo a uno de los hombres abatidos que trataba de escapar arrastrándose mientras vomitaba sangre <Bueno no lo sabré hasta que lo haga> dejando caer su pesada maza en la cabeza del soldado aplastando su cráneo mientras mostraba sus dientes en una sonrisa siniestra deleitado por sus acciones y el terror de sus palabras sobre los soldados que aun se aferraban inútilmente a sus vidas con sus cuerpos aplastados, sus huesos pulverizados y sus mentes colapsadas imaginando el terror que se desataría para su reino al fallar en su tarea.

Fatman Fatman
Kero_Zawaski Kero_Zawaski
Menciones a los masters...
Bueno algo de relleno en el camino hacia donde sea que tenga que llegar...